Convento de las Esclavas

    Fundado como Hospital de la Misericordia, perduró como tal hasta 1659, pasando a ser Hospital de la Orden de San Juan de Dios en diciembre de 1660.
     
    El edificio presenta dos elementos que le confieren su significado: la iglesia y el patio.
     
    El templo, de planta rectangular, es de tres naves y coro alto a los pies, con media naranja en el crucero sobre pechinas carentes de decoración.
     
    Las naves laterales están cubiertas con bóvedas de arista y la central con lunetos. Sobre ellas corre una tribuna con balcones hacia la nave central.
     
    A la iglesia se accede a través de una magnífica portada de cantería, en la que se siguen los cánones barrocos de las iglesias sevillanas del momento, como la del Santo Angel.

     

    El patio interior es de gran belleza. Posee una triple galería con arcos rebajados sobre columnas toscazas en el primer cuerpo.
     
    Todo el templo está recorrido por un alto zócalo de azulejos, realizados en 1923 en Triana.

     

    El edificio pasó a manos del Ayuntamiento el 28 de enero de 1847.
     
    Finalmente fue donado para el establecimiento en él de un Convento de las Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús, funcionando hoy como colegio.