Nuestra propuesta


LA RUECA
es una propuesta para aprender de las imágenes que habitan nuestra vida, desde los recorridos que hacemos en el mundo, hasta el acercamiento de las voces que habitan nuestras emociones y sentidos. La imagen, como centro de la propuesta, es considerada una herramienta poderosa, la intuición convertida en forma y mensaje, va viajando por la esencia poética de metáforas. Algunas las hemos vivido silenciosamente hace mucho tiempo, otras, en cambio se han convertido en los pasos seguros, en los que confiamos. Ambas nos llaman, como ecos repetidos de lo que venimos siendo, y nos reclaman hacer caminos, cumplir las tareas del destino y tejer sobre ellas las otras imágenes que han sido desatendidas, y que también hemos venido siendo. 
 

CÓMO SE MATERIALIZA ESTA INTENCIÓN:

Para constituir el grupo, se requiere del valor y la disciplina de quienes acepten compartir su propio camino, deseen hacer el tejido en la compañía de otros y otras, quieran crear otras formas de contarse a sí mismos, quienes vienen siendo. Aún sin decidirse del todo, aún titubeando, con curiosidad apenas, quienes acuden al llamado se dan el regalo de participar en un encuentro. 

Cada encuentro es único, porque el alma del grupo va más allá de la suma de las intenciones e intereses. Se crea en el mismo momento en que se abre la oportunidad de tomar otras historias, como plato principal, de un ágape lleno de noticias sobre intentos fallidos y no tan fallidos, de ir siendo. 

Las imágenes propuestas conjuntan el tejido, como la labor de las tejedoras en la Rueca, los caminos olvidados, y llenos de maleza  que se nos presentan en los sueños, los sonidos de la noche que hacen aparecer animales fantásticos y sabios, a quienes nos dirigimos con reverencia, para ofrecer nuestra atención como alimento. Los encuentros están inspirados en tareas cotidianas y técnicas artísticas, que sirven de medio para la expresión del “alma de las mujeres”, entendida está desde el ir y venir sobre las historias, imágenes y personajes que nos habitan. 

La intención principal es el encuentro mismo, la posibilidad de conversar, comentar, seguir la pista de los personajes que acuden en las narraciones que se comparten, tratando con respeto y observancia su presencia entre quienes asisten. Abrirse al espíritu de la situación, dejarse conmover por si mismo y abrazar el universo infinito de historias que compartimos, que al relato parecen propias, pero a la lumbre de las voces que hacen coro, se convierten en reserva colectiva, en despensa creativa del mundo. 

Si te interesa, escribe al correo ruecatejiendosentidos@gmail.com, cuenta cómo te convoca esta invitación y que te inspira de esta posibilidad. Estaremos en contacto. 

 
Subpáginas (1): En qué estamos