Página principal

¿Quién fue la primera mujer filósofa, occidental?


Si Thales de Mileto (624-546 a. C) es considerado el primer filósofo occidental y Pitágoras de Samos (580-500 a. C) quien utilizó el término filósofo por  primera vez, según cuenta Diógenes Laercio en Vida, opiniones y sentencias de filósofos ilustres¿quién fue la primera mujer filósofa occidental?

 

VIII. "En cuanto al nombre, Pitágoras fue el primero que se lo impuso llamándose filósofo, estando en conversación familiar en Sición con Leontes, tirano de los sicioneses o fliaseos, como refiere Heráclides Póntico en el libro que escribió De la intercepción de la respiración (11). «Ninguno de los hombres, dijo Pitágoras, es sabio: lo es sólo Dios». Antes la filosofía se llamaba sabiduría, y sabio el que la profesaba, habiendo llegado a lo sumo de su perfección; pero el que se dedicaba a ella se llamaba filósofo; aunque los sabios se llamaban también sofistas, y aun los poetas; pues Cratino en su Arquíloco, citando a Homero y a Hesíodo, así los llama. Sabios fueron juzgados Tales, Solón, Periandro, Cleóbulo, Quilón, Biante y Pítaco. A éstos se agregan Anacarsis Escita, Misón Queneo, Ferecides Siro y Epiménides Cretense. Algunos añaden a Pisístrato Tirano. Éstos fueron los sabios."

 Diógenes Laercio, Libro primero, Proemio[1].


Botticelli-El fresco procede de la Villa Lemmi florentina.


Que sepamos, una candidata a tal mención sería Themistoclea de Delfos (600 a. C.) Aunque pudiera chocar por tratarse de una sacerdotisa de Delphos, su influencia en la ética pitagórica ha quedado reseñada por Diógenes Laercio; y siendo Pitágoras el padre, al menos del término filósofo, a Themistoclea le quedaría, cuando menos, el grado de abuela, primera filósofa o maestra Pitagórica.

 

Quien no quede satisfecho con tal nominación podrá ver en la figura de Théano de Crotona, discípula y esposa de Pitágoras, a la primera filósofa junto a la primera mujer matemática de la historia occidental.

 

Otros ven en la figura de Aspasia de Mileto a la primera mujer filósofa, aunque fuese propiamente maestra de retórica; pensemos que la filosofía como actividad o profesión aun no existía, y que en este momento de su  nacimiento hay que considerarla como una actitud consistente en la descripción que Pitágoras  hace de ella:

 

5. "Sosícrates en las Sucesiones dice que habiéndole preguntado León, tirano de los fliasios, quién era, dijo: «Filósofo». Y que comparaba la vida humana a un concurso festivo de todas gentes; pues así como unos vienen a él a luchar, otros a comprar y vender, y otros, que son los mejores, a ver; también en la vida unos nacen esclavos de la gloria, otros cazadores de los haberes, y otros filósofos, amantes de la virtud. Hasta aquí Sosícrates."

  Diógenes Laercio Libro octavo, Pitágoras .

Y no faltará quien entienda que esta primera filósofa se corresponde con Diotima la platónica o la popular Hypatia de Alejandría.



Conocemos, por muchos años de estudio, la relevancia de los hombres en la elaboración de la filosofía, pero hemos desconocido qué papel han jugado las mujeres en tal elaboración.

 

Las causas han sido variadas, desde la dejadez y la consideración de la poca importancia de éstas como género, hasta toda una serie de complejos psíquicos o psicológicos; así como una actitud misógina que podemos encontrar disuelta en todos los ámbitos de la cultura, desde el refranero hasta la literatura, desde la mitología hasta la religión, desde la filosofía hasta la propia ciencia.

 

.

Al rastrear el pensamiento femenino en la Antigüedad nos encontramos con dos dificultades:

  • La primera es que no aparecen recogidas las mujeres filósofas en ningún manual prestigioso de consulta de Historia de la filosofía. Ni Guthrie ni Abagnano citan a una sola filósofa. Copleston no cita ni tan siquiera a Aspasia o a alguna de las 28 pitagóricas conocidas, a pesar de que tal escuela representa el mayor número de escritos femeninos conservados de la Antigüedad; en cambio, sí cita a Hiparquía, como esposa de..., a Hipatia y a Julia Domna. Tres filósofas para más de 1200 páginas dedicadas a la historia de la filosofía en la Antigüedad.

  • La segunda es que lo poco que conocemos ha sido gracias al papel que internet ha tenido en la difusión de la escasa información que sobre de ellas tenemos. Pero también es sabido que la democratización de la edición y del conocimiento hace que, al carecer de supervisión y verificación de la autencidad de la información, corran errores al respecto haciendo que se pueda dufundir cualquier blogcagada. 


Es curioso encontrar información acerca de filósofas que pertenecieron a una determinada escuela, pero no encontramos una clasificación que las agrupe a lo largo del periodo antiguo. Así pues, l
a presente web tiene como intención primera, que el autor se aclare y contemple la pléyade de filósofas que la historia ha silenciado, así como ordenarlas y darlas a conocer (visibilizar sería hoy el término epistémico al uso), recopilando toda aquella información que sea relevante y quede avalada y autentificada .

 


Desde siempre y por haber encontrado en algunas de las mujeres que han rodeado mi vida una sensatez y  madurez tanto intelectual como moral encomiables, he tenido inclinación a escucharlas y leerlas en serio. Recuerdo que cuando estudiante siempre pensé que aunque en los libros y grandes manuales no aparecieran, seguro que tendrían que haber existido. Así que me he puesto manos a la obra y esto es lo que ha ido apareciendo.


 


[1] Existe una copia del libro de Diógenes Laercio, en línea, que puede ser consultada y que es la misma, pero digitalizada, que la que nos ofrece el Instituto Virtual Cervantes. 

 


En esta tabla podrás ver en un plano general la situación de las MUJERES FILÓSOFAS EN LA ANTIGÜEDAD.



Además:


 Juan Antonio Montes