Innovaciones‎ > ‎Transportes‎ > ‎

Ferrocarril

 
Al principio el "ferrocarril" tan solo se utilizaba para llevar los minerales extraidos de las minas hacia los puertos pero tan eran unos vagones de cuatro ruedas sobre tablas de madera paralelas tiradas por bueyes y caballos. Fue en 1825 cuando comenzó todo el revuelo del ferrocarril, Georege Stephenson tras mejorar notablemente las características del ferrocarril creado por Richard Trevithick, introdujo en Gran Bretaña la primera línea ferroviaria entre Stockton y Darlington, capaz de transportar carbón. Pero no tardaría más de 5 años en crear la primera línea capaz de transportar tanto mercancías como pasajeros con una velocidad de 30 millas.
 
Al ver que todo esto era totalmente beneficioso y productivo se comenzaron a construir multitud de líneas ferroviarias, llegando a un total de 18452441 kilómetros a una velocidad de 70 millas.
 
Sin dejar de lado su coste, el Parlamento decidió que tanto las tasas como el precio por viaje fueran realmente bajas, hasta el punto de estar al alcance de toda persona, ya sean ricos o pobres.
 
Todo lo que el ferrocarril supuso fueron beneficios, ya que este permitía que las mercancías llegaran mucho antes a los puntos de destino, provocando así el ahorro de tiempo que este a su vez era utilizado en la industria para continuar fabricando y dar más ganancias a las empresas, es decir, todos salían ganando.
 
Por otra parte aparecieron muchos más puestos de trabajo ya que eran necesarias multitud de personas para elaborar los trenes, las largas trayectorias de los ferrocarriles e incluso hacía falta gente que supiera manejar los trenes.
 
Este también cambió completamente la vida de las personas de la época debido a que significaba el ahorro de mucho tiempo que podía ser invertido en otro tipo de tareas.