Tarta crudivegana de plátano y chocolate.-

Ingredientes


Para la base 

- 1 y 1/2 tazas de nueces (remojadas y secas).

- 1 taza de dátiles, eran 8 o 9 unidades (remojados).

- 2 cucharadas soperas de cacao crudo desgrasado.

- pizca de sal de mar o Himalaya.

- 1 cucharadita de esencia de  vainilla.


Para el relleno

- 1 aguacate (palta).

- 1 plátano grande maduro.

- 3 cucharadas soperas de cacao crudo desgrasado.

- 2 cucharadas de  miel orgánica y si sois veganos 2 cucharadas de sirope de ágave o de arce. Yo usé este último.

- 2 cucharadas de  aceite de coco (liquido).


Para el topping (salsa de mantequilla de cacahuetes)

- 1/2 plátano maduro.

- 3 cucharadas soperas de mantequilla de cacahuetes.

- 2 cucharadas de aceite de coco (liquido).

- 1 cucharada de miel orgánica o de sirope de ágave o de sirope de arce, si sois veganos.


Para la mantequilla de cacahuetes

- 250 gr de cacahuetes crudos.


Preparación:

  • Lo primero que vamos a hacer es preparar la mantequilla de cacahuetes casera o manteca de maní. Yo preferí hacerla casera, pues es mucho más sana que la envasada (ya que no lleva azúcar añadida) y más económica, además de ser 100% cruda. Para eso solo tenemos que poner los cacahuetes en la picadora o procesadora de alimentos y triturarlos hasta que vayan convirtiéndose en una crema y al final tenga aspecto de mantequilla. En esto tardaremos unos 10 minutos y habremos de hacer varias pausas para limpiar los bordes de la batidora hacia abajo y así dejar, también, descansar la máquina y no quemar el motor.
  • Unas horas antes, ponemos a remojar las nueces y los dátiles sin hueso. Después los escurrimos y secamos las nueces con papel de cocina. Ahora ponemos todos los ingredientes de la base en la procesadora y a moler hasta obtener un masa que se pueda moldear con las manos, si queda algún trocito pequeño de nuez no os preocupéis que dará a la base un toque especial y crujiente. 
  • Una vez terminada la mezcla la ponemos en el molde que hayamos elegido (previamente forrado con papel vegetal) y lo acomodamos bien para formar la base de la tarta.
  • Después hacemos el relleno: plátano, aguacate, cacao, sirope y aceite de coco. Moler de nuevo hasta obtener una crema con textura de mousse y listo! Extendemos sobra la base de la tarta y llevamos al frigorífico por unas horas. 1 ó 2 horas va bien. 
  • Por último hacemos el topping para adornar nuestra creación crudivegana. Batimos todos los ingredientes y metemos la crema en una bolsa pequeña de congelación, por ejemplo. Cortamos un trocito muy pequeño de unos de los extremos de la bolsa y adornamos nuestra tarta como si de una manga pastelera se tratara... Dejad volar vuestra imagina... Por último, podemos añadir unos cacahuetes para encontrarnos unos trocitos crujientes al morder esta delicia.