Quiche de kale & calabacín.-

Ingredientes:

Masa

- 50 ml de aceite de oliva virgen extra.

- 100 ml de agua.

- 1 cucharadita de sal rosa del Himalaya.

- 1 taza de copos de avena finos.

- La harina de trigo integral que admita.


Relleno

- Un manojo de kale  o col rizada ecológica de mi huerto.

- 1 calabacín ecológico de mi huerto.

- 1 puerro (solo la parte blanca.

- 1 huevo de gallinas felices (de la granja de mi padre).

- Un puñado de queso parmesano recién rallado.

- Sal, aceite de oliva, pimienta negra.


Preparación:


  • En un bol grande mezclamos el aceite, el agua y la sal de la masa y removemos bien con un tenedor. Después agregamos los copos de avena y seguimos mezclando y, por último, vamos agregando poco a poco la harina integral hasta obtener una masa suave, homogénea y que no se nos pegue a las manos. Usaremos al rededor de unos 250 a 300 gr de harina, pero yo siempre la agrego a ajo y poco a poco, comprobando con el tacto de las manos el punto de la masa. 
  • Ahora nos ponemos con el relleno, mientras dejamos descansar un ratito la masa tapada con un paño limpio, para que no se reseque. 
  • Para ello, picamos el puerro, y lo ponemos a sofreír en una olla con un poco de aceite hasta que comience a verse transparente. 
  • Después agregamos el calabacín, lavado y cortado en medias lunas. También pondremos la kale cortada en trocitos o tiras pequeñas, evitando de agregar, el máximo posible del tallo leñoso del centro, pues es muy duro y nos puede resultar indigesto. Sofreímos todo junto durante unos minutos y cuando las hojas de col se hayan marchitado, ya lo podemos retirar del fuego. 
  • Seguidamente, le agregamos sal y pimienta (opcional) a nuestro gusto. Batimos el huevo y lo mezclamos con el relleno. También podemos poner el puñado de queso parmesano recién rallado, o cualquier otro queso que tengáis en casa. 
  • Estiramos la masa con un rodillo y ayudándonos con un poco de harina sobre la encimera y la acomodamos en el molde que vayamos a utilizar. Retiramos de los bordes el exceso de masa, que podremos usar para hacer unos panecillos, por ejemplo, y vertemos el relleno dentro. 
  • Lo llevamos al horno, precalentado, a 180º C durante 30 o 35 minutos. Hasta que la masa se vea crujiente y dorada.