Pan de carne vegano.-

CON MUSHROOM GRAVY.

Receta inspirada en Healthy vegan de Marie Laforêt.

Ingredientes:

Para el "pan de carne"

- 200 gr de tofu.

- 200 gr de lentejas cocidas.

- 1 cebolla grande.

- 2 dientes de ajo.

- 1 cucharada de miso blanco (shiro miso).

- 50 gr de tomates secos en aceite de oliva.

- 85 gr de miga de pan del día anterior (pues

- 3 cucharadas de fécula de maíz.

- Hierbas frescas picadas. usé perejil y romero. Puede ser cebollino, también, en vez de romero.

- Sal rosa del Himalaya, pimienta negra recién molida, aceite de oliva.

- 1/2 taza de agua (divida en dos partes) para disolver el miso y la fécula de maíz.


Para la salsa de champiñones (Mushroom gravy)

- 100 gr de champiñones frescos.

- 1 cebolla pequeña.

- 1 cucharadita de miso blanco (shiro miso).

- 2 cucharadas de salsa de soja (tamari).

- 1 cucharada de fécula de maíz.

- 400 ml de agua.

- Sal y pimienta.

- Aceite de oliva.


Para la guarnición

- Verduras de guarnición a nuestra elección, asadas al horno, con sal, aceite de oliva y las especias que más os gusten.


Preparación:

Del pan de carne

  • Calentamos el aceite de oliva en una sartén grande y rehogamos la cebolla cortada muy pequeñita, junto con el ajo. Cuando estén blanditos y la cebolla transparente, agregamos el tofu rallado o desmenuzado en trocitos pequeños. Damos unas vueltas y agregamos las hiervas frescas picadas: romero y perejil.
  • Añadimos las lentejas enjuagas, escurridas y previamente machacadas con un tenedor. Pueden quedar algunas enteras así daremos textura al pan.
  • Ponemos, entonces el miso disuelto en la mitad del agua y la fécula de maíz disuelta en la otra mitad. Por último agregamos las migas de pan y el resto de los condimentos, demás de los tomates secos cortados a tiritas, más la sal, la pimienta, etc.
  • Damos vueltas con una cuchara de madera o con una espátula de silicona, aplastando la masa contra el fondo de la sartén, cuando veamos que todo comienza a integrarse y que comienza a dorarse, es hora de verter la masa en un molde rectángular (de unos 15 x 20 cm). Untado con aceite o forrado con papel vegetal. Aplastamos bien la masa para que no queden huecos en el molde y lo cubrimos con el papel vegetal restante, que nos ha quedado de los bordes; si no has usado papel, cubre el molde con film transparente y llévalo al frigorífico hasta el día siguiente.
  • Otra opción, que me gusta aún más, es una vez que lo tenemos en el molde, en vez de llevarlo al frigorífico, lo llevamos al horno, durante una media hora, hasta que lo veamos bien dorado. Dejamos entibiar y desmoldamos, y lo acompañamos con la salsa de champiñones.

Es mejor servirlo ya cortado en rebanadas. Se puede calentar, se puede dorar en la sartén, se puede utilizar para poner en sándwiches y también sirve como relleno; para poner en quiches, en pasteles o empanadas... Es conveniente servirlo con una salsa, por eso os enseño el gravy de champiñones.


De la salsa de champiñones

  • Rehogamos los champiñones y la cebolla finamente picados, con un poco de aceite de oliva, en una sartén. Cuando éstos estén bien blanditos y dorados, añadimos el miso y la salsa de soja. Removemos bien hasta integrarlos. 
  • Diluímos la fécula en el agua y la vertemos en la sartén. Mezclamos hasta que hierva y la salsa se espese. Agregamos sal, pimienta y condimentos al gusto.
  • Batimos con una batidora de mano y cocinamos hasta que la salsa se espese y quede una salsa cremosa. Servimos con nuestro pan de carne vegano, en rebanadas y las verduras de guarnición que hayamos elegido.