Ensalada templada de invierno con tubérculos asados al horno.-

Ingredientes:

- 5 patatas rojas de tamaño mediano.

- 10 o 12 zanahorias de tamaño pequeño.

- 4 remolachas medianas.

- Un puñado de piñones.

- Un puñado de granada fresca.

- Un puñado de brotes tiernos.

- Pegotitos de queso Mató (puede ser queso de cabra, ricotta o mozzarella frescas, también).


Aliño para la ensalada

- Zumo de 1 naranja recién exprimida, 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra, 1 cucharadita de mostaza a la Antigua, 1 cucharadita de miel, Sal.


Aderezo para las zanahorias al horno

- 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.

- 1 cucharada de vinagre de manzana ecológico.

- 4 o 5 dientes de ajo machacados con el dorso del cuchillo.

- Sal, pimienta negra recién molida, eneldo y perejil secos.


Aderezo para las remolachas al horno

- 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra.

- 1 cucharada de vinagre Balsámico de Módena.

- Sal, pimienta negra recién molida, cilantro y perejil secos.


Aderezo para las patatas al horno

- 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.

- zumo de 1 limón pequeño.

- 1 cucharadita de cúrcuma.

- Sal, pimienta negra recién molida, perejil, tomillo, cilantro y albahaca secos.


Preparación:

  • En primer lugar tenemos que preparar nuestros tubérculos, por separado, para llevarlos al horno.
  • Zanahorias: las lavamos y les cortamos el pedúnculo superior. También les hacemos un corte a lo largo, para que queden más bonitas en la presentación. 
  • A continuación, las ponemos en un bol grande, junto con los ajos sin pelar y machacados con el dorso del cuchillo, las hierbas, las especias, el vinagre de manzana y el aceite. Removemos bien para integrar y las colocamos extendidas en una rustidera para horno.
  • Remolachas: lavamos las remolachas, las cortamos a la mitad, sin pelar, en cuartos y hacemos lo mismo que con las zanahorias: las condimentamos en un bol grande y las colocamos en una rustidera para horno.
  • Patatas: Igualmente que con los otros tubérculos; lavamos las patatas, sin pelar, las cortamos en cuartos y las condimentamos en un bol grande. A continuación las colocamos extendidas en una rustidera para horno. 
  • Llevamos todas nuestras verduras al horno, precalentado a 180º C, durante 40 o 45 minutos, hasta que al pincharlas con un cuchillo se sientan blandas, pero no desechas,  deben quedar con cuerpo.
  • Para hacer las ensalada, solo tenemos que dejar que los tubérculos se atemperen un poco, tras sacarlos del horno. y colocarlos en una fuente de servir con el resto de los ingredientes de manera bonita. Poner el aliño a parte, para que cada comensal se sirva en su plato.