Bizcocho rústico de espelta con nueces pecanas.-

Ingredientes:

- 2 tazas de harina de espelta (300 gr.).

- Un sobre de levadura para repostería ecológica (la mía de Conasi).

- 1/2 taza de aceite de girasol ecológico (primera prensada en frío, 120 ml.).

- 1 taza de azúcar de coco (200 gr.).

- 1 huevo ecológico o de gallinas felices, criadas en libertad.

- Ralladura o trocitos de naranja seca (opcional).

- 1 taza de leche de soja sin azúcares añadidos (250 ml.).

- 1 taza de nueces pecanas troceadas (120 gr.).


Preparación:

  • Precalentamos el horno a 180ºC; y engrasamos con margarina y espolvoreamos con harina un molde rectangular (tipo cake inglés) de unos 22x10 cm. Mi molde era de silicona, así que no tuve que hacer este paso.
  • Mezclamos la harina de espelta con la levadura de pastelería en un recipiente grande.
  • A parte, mezclamos el aceite, con la leche de soja y con el azúcar de coco. Añadimos el huevo y la ralladura o trocitos de naranja.
  • Poco a poco agregamos la mezcla de ingredientes líquidos a la harina, que teníamos reservada en otro bol, y mezclamos suavemente con una espátula de silicona hasta integrar todos los ingredientes. Por último, cuando tengamos la masa, ponemos las nueces picadas a cuchillo y volvemos a remover para que se integren bien.
  • Vertemos en el molde reservado y llevamos al horno durante 45 a 55 minutos. Hay que ir vigilando y hacer la famosa prueba del palillito de madera; a media cocción si veis que se os está tostando demasiado, cubrid el pastel con papel de aluminio y seguir horneando. Aún así, este es un bizcocho más morenito de lo que estamos acostumbrados, pues el azúcar de coco le aportará ese bonito color dorado a la masa.