J-BALVIN

 
Una gran capacidad para hacer vibrar el escenario llevó a J-Balvin a ser lo que es hoy: un ejemplo para muchos.

Sencillo, libre, sin los cientos de complicaciones de los grandes artistas, este joven exponente del reggaeton en Colombia presenta hoy sus proyectos con la convicción de que va por buen camino.

Se llama José Álvaro Osorio Balvin. Tiene 23 años. Por la calle pasa por un joven que va camino a la universidad, tiene un tatuaje en el brazo y se siente real. Y es que recuerda que cuando comenzó quiso probar suerte de otra manera y se encontró con otro que no era él.

Soñó con empezar por los Estados Unidos. Creyó que era posible arrancar desde lo más alto y saltarse ese camino largo y lento de triunfar primero en su ciudad. J-Balvin recuerda cómo pintaba casas en el día y en la noche era una súper estrella con escolta y limosina. “No había manera de ser real. Cómo te explicas que debas aguantar hambre en el día y eructar caviar en la noche. Ese no era yo”, dice.

Se devolvió para Colombia con las esperanzas puestas en un trabajo que poco a poco veía madurar. Atrás quedaron los sueños de empezar por lo más alto. Hoy está convencido (la experiencia se lo enseñó) de que ser profeta en tierra propia sí es posible. Y más que eso: es la mejor ruta.

Muy joven publicó su primer trabajo discográfico. Aún por cuenta propia, fue el comienzo de un exitoso camino. “Éxtasis”, “Noche de pasión”, “La Monalisa”, “Fantasía”, “Ella me cautivó”, todas canciones de su inspiración y su oído, empezaron a sonar en las emisoras locales. Pronto vio los frutos de su trabajo: conciertos, presentaciones allí y acá, compartir escenario con artistas de su género como Wisin y Yandel, Ñejo y Dalmata, Jowel y Randy, Tego Calderón, Calle 13, Plan B, y en noviembre de 2008, con un grande: el rapero neoyorquino 50 Cent.

Lo nuevo

Hoy le apuesta a una nueva recarga: Real Special Edition, un trabajo en el que demuestra su madurez musical y en el que reitera que su cuento es la realidad. “Todos se enamoran, a todos les duele cuando se acaba el amor, todos salen a una discoteca y que no me digan que no han mirado a la mujer más sexy de la noche. A eso le escribo yo: a lo que me pasa a mí y a todos”, agrega. Incluye, además, temas con detalles muy electrónicos e incluso vallenato. Eso sí, comenta, “sin perder la esencia”.

Para “Dime tú”, la principal canción de ese trabajo, J-Balvin contó con Eliot Feliciano, productor puertorriqueño que viajó hasta Medellín para acompañar su proceso.

Igualmente, está listo para lanzar el video de “Ella me cautivó”, una de sus canciones más pedidas en la radio.

Son las novedades de este cantante que cada vez se muestra más fuerte, y que por lo pronto no tocará en Medellín buscando darse tiempo para sus proyectos. En lo que sí seguirá es en la composición y en la promoción de su música e imagen por todo el país.
 
Comments