Página principal

Cuenta la historia, que hace mucho tiempo, vivía un tal Jack, un tipo muy listo, astuto como un zorro y maestro haciendo trampas. Si no ganaba por sus habilidades, ganaba por las trampas que preparaba por si acaso.

El tal Jack,se enorgullecía de ser el mejor jugador de cartas de su pueblo e incluso un día, cuando la bebida le había tocado bastante, desafío al mismísimo Diablo a una partida de cartas.

De vuelta a su casa, por el camino se topo con un tipo todo vestido de negro que se cubría la cabeza con una capucha negra y andaba dando grandes zancadas. No le hizo mucho caso ,hasta que noto como el tipo dio media vuelta y le empezó a seguir hasta su propia casa.

Jack se pasó toda la noche despierto y cada vez que miraba por la ventana, allí estaba aquel tipo de negro.

A la mañana siguiente decidió abrir la puerta y perdido ya el miedo le preguntó a aquel personaje que quería. Este le confesó que era el Diablo y que le retaba a una partida de cartas. Jack acepto y cito al Diablo dos días después en su propia casa.

Dos días después, el Diablo se presentó en casa de Jack y comenzaron a jugar. Jack vio como el Diablo le ganaba mano tras mano y utilizo trampas que había preparado en esos dos días. El Diablo, maestro del engañado, no se dejo engatusar y descubrió a Jack. Por haber hecho trampas, el Diablo arranco la cabeza a Jack y la convirtió en una linterna como las que vemos hoy en Halloween.

Se dice, que muchas veces en Halloween, se puede ver por los caminos mas oscuros y perdidos, a un tipo todo vestido de negro, con una extraña calabaza-cabeza y una linterna.


Esta es mi preferida por que cuenta que a Jack le cortaron la cabeza, se convirtió en nomuerto por culta de un trato con el diablo, este le prometió que nuestro amigo nunca iría al infierno pero como Jack no se porto bien, tampoco podía ir al cielo. Jack quería una cabeza así que iba cortando cabezas para buscar una que le sentara bien, pero como no encontró ninguna que le gustara un día cogió una calabaza y se la puso a modo de cabeza. Como Jack sigue buscando cabezas, hay que poner una calabaza fuera para que se la lleve y no nuestra cabeza.

Aunque claro en realidad el "Jack O Lantern" es una costumbre Irlandesa, de origen celta. Originalmente, se tomaba un nabo, se le esculpía y se le encendía una vela dentro. La luz se ofrecía como sacrificio y también para iluminar el camino para que regresaran las ánimas a sus hogares terrenos.