Rekordos de mi chikez “Va ande la tia Rebeka, dile ke te de un poko de alikobeni” - David Benbassat-Benby

David Benbassat-Benby nous propose un joli conte qui nous ramène à son enfance.

 

Nous rappelons à nos lecteurs la graphie adoptée ici, celle de Aki Yerushalayim, la seule revue au monde à être intégralement publiée en judéo-espagnol :
ch : chikez dj : djudio j : konseja 
h : henoza k : kaza ks : aksion ny : anyo u : menudo sh : keshar


Entre los rekordos de la vida de una persona dizen ke los de la chikez son los ke se enfinkan kon mas muncha fuersa en la memoria i kon los detalyos los mas menudos.

Puede ser ke para siertas personas ke se lo areselan de envejeser, pensar de este modo es siman1 
de deskayimiento en la chikez. Lores al Dio, yo no me siento de toparme en este desventurado kamino, por esto lo ke vengo a kontarvos oy no es una konseja enventada para englenearvos sinon ke un akontesimiento verdadero de mi chikez, dandovos tambien un enshemplo de la bivez de muestras kerensyozas i keridas madres de un tiempo, kuando eyas se topavan en estrechura kon todo lo ke tenian de azer kada dia en sus kazas.

Imajinavos una famiya de siete personas : marido i mujer, tres kriaturas donde la mas gra
nde de ocho anyos, el papu i la vava. Esta era la kompozisyon de mi famiya de akel tiempo en Gresia, en la chika sivdad de Xanthi, famosa por sus tutunes2 blondos (en grego, xanthos = blondo) ke mezmo los Amerikanos (American Tobacco Company) venian de tan leshos para merkarlos.

Yo tenia apenas siete anyos. Era el segundo anyo ke frekuentava la eskola de la komunita djudia onde las dos fraguas - la eskola i el kal - se topavan, entornadas de una alta pared, en los bodres de un grande kurtijo ke mos serviya para las rekreasyones. Me akodro komo si fuera ayer : kada tadre despues de las lisyones pasavamos de las klasas al kal para meldar la minha 3, parte del enseniamyento relijyozo.

En este
punto de mis rekordos de chikez, dezeo avrir una parantez : en el banko de mi klasa, asentado al lado de mi, Edmond Shimshon Allaluf era mi mijor amigo. Kada dia a la salida del kal mos ivamos endjuntos una vez a mi kaza i una vez a su kaza para tomar la merenda 4 : una grande revanada de pan kon dulse de narandjikas5 , de vishna6 o de otra fruta. La amistad atada en la chikez es la mas sana i la ke tura lo mas, ma de mi kerido amigo Edmond la vida me espartyo presto kuando, por muestro mazal, mi famiya desho la Gresia para establirse en Estambol. Despues vino la segunda gerra mundiala kon todas sus desgrasyas... Ma dizen ke a los amigos ke se keren de alma i de korason el goral7 ke los desparte les da mas tadre la okazyon de enkontrarsen un dia... Ansina fue ke mas de 50 anyos despues de muestra espartisyon, en el korso de un viyaje en la Evropa yo tuve la sorpreza i la djoya de toparme kara kon kara kon Edmond. Ke manziya ke despues de muy poko tiempo su muerte mos espartyo de muevo, esta vez para siempre...

Torno de muevo a mis rekordos de Xanthi.
Era el empesijo del enverano. A la madrugada muestro bilbiliko8 enserrado en el kafes9 enkolgado en la kamareta onde durmiamos los dos ermanikos kon muestra ermana, mos espertava kon kantes alegres, i la noche la kukuvaya10 ke tenia su nido en el tejado de muestra kaza, de vez en kuando se metia a maulyar, no saviamos si era de ambre, 
de tristez o de ravia.

La eskola ya estava serrada a kavza de las vakansas. No se puedia dizir ke mi ermana Henriette (o Malka11 : era una reyna de nombre i de korason), yo mezmo i mi ermaniko Salvator aziamos tantas negriguras sinon ke, k
on todo lo ke tenia de azer en la kaza i en la kozina, mi madre Rashel (morenika i savrozika) se iva keshando diziendo : “kuando las vakanzas vienen para las kriaturas, las vengansas empesan para las madres!”.

Un dia ke mi madre en djuntos kon mi vava tenian de aparejar una kaldera de dulse de vishna12, komo se uzava azer akel tiempo para toda la envyernada, despues del dezayuno la mama le disho a mi ermana : “Henrietika, tomalo a Salvatoriko, yevatelo a vuestra kamareta i mira ver de englenearlo bueno kon los djugetes”. I aboltando la kara de mi parte, me disho :
- “
Davichon, chon, chon (ansina me yamava eya para tomarme kon las buenas), keres azerme un grande plazer ?”
- “
Si mama, kualo keres ?”
-“
Va ande la tia Rebeka i dile : la mama disho ke me des un poko de 
alikobeni.
- “
Si mama, ma kualo es alikobeni “ ?
- “
Ya vas a ver lo ke te va dar la tia Rebeka”.
- “
Bueno mama, ya me esto indo pishin”.
La tia Rebeka ke morava serka de muestra kaza, era la ermana grande de mi padre Nissim. Eya tenia unos dyez anyos de mas de su kuniada. Era una mujer linda i muy henoza, kon un solo ijo regalado13, mi primo Aron, un barragan de tan grande boy14 ke todos los mansevikos de su edad paresiyan nanikos al lado de el !

Alegre i kontente me meti en la kaye gozandome en toda libertad de los primeros dias de vakansas. Kuando yegi a su kaza, la tia Rebeka estava gizando en la kozina, bien peynada, kon un ermozo devantal kolorado. Me diyo dos bezos, dos modriskos, kaje ke ya me iva arrankar las karas :
- “
Vengas en la buena ora, Daviko, ya me eskarinyi de ti, ay munchos dias ke no te veygo”.
- “Tia Rebeka, es la mama ke me mando, disho ke me des un poko de alikobeni”.
- “
Bashustune15 kerido, deshame ke eskape el gizado ke tengo en la mano”.
Avriyendo despues el kaniye16 la tia Rebeka me disho :
- “
Na, pashayiko, toma estas borekitas de alhashu, asentate en la siya del koridor i no te meneyes de tu lugar sin ke te lo diga yo”.

Ovedesyente komo un kodreriko (ke no era siempre...) me asenti en el koridor i me meti a modrer las borekitas kon tanto plazer ke solo los ke tuvieron el mazal de aver gostado akeyas borekitas yenas de almendra i de kozikas dulses, serian kapaches de imajinarsen.

Paso 
tiempo, yo ya aviya eskapado de savorear las borekitas de alhashu, kedando asentadiko sin tener la ozadia de menearme de mi asiento... Una ora, dos oras, no puedo dizir kuanto tiempo paso, kayades grande en la kaza entera, se puedia sintir mezmo bolar una moshka. De mi tia Rebeka, ni una boz, ni sus pasos... Pasando por la puerta de la kozina ke dava al salon, eya se aviya bolado komo una holundrina17 fuyendose por la ventana avierta... No se por ande torno, en supeto me la vide delantre de mi. Dandome otros dos grandes bezos me disho :
- “
Hayde Daviko pasha, vate a kaza ke tu madre va kedar en kudiado...”

Aleshandome kon los mokos enkolgando, yo no tuve el tiempo de ver el sonrizo de la tia Rebeka...

Kuando entri en la eda
d de embezarmelo, supe ke el biervo 
alikobeni era un mandado falso ke mi madre Rashel - morenika i savrozika - de akordo kon todos los parientes, empleyava kuando keriya kitarme de sus pachas ! Si me lo demandash, keridos lektores, no vos puedo dizir kuantos anyos teniya yo kuando eskapi en fin por entender ke en su formulasyon kompleta en turko : alikoy beni, tut beni”, este mesaje majiko keriya dizir tekstualmente : “Detyeneme kon ti, no me deshes ir”...

Entonses supe ke ya me avia pasado la boveda...

David Benbassat-Benby
Comments