Macarrones de Conejitos de Pascua

Adaptado de “French Macarons Basic Recipe” de Martha Stewart


70 gramos (más o menos 2/3 taza) harina de almendras (almendras blanqueadas muy molidas)

115 gramos (más o menos 1 taza) azúcar en polvo

2 claras de huevo grande

50 gramos azúcar granulado (más o menos 1/4 taza)

Colorante alimentario de color rosa

1/2 barra de chocolate oscuro

Glaseado o mermelada para rellenar los macarrones

Palillos para decorar



Tamiza la harina de almendras y el azúcar granulado en un recipiente. Déjalo al lado.


Combina el azúcar granulado y las claras de huevo en el bol de una batidora de base y bátelos a punto de nieve. Usa una espátula para ligeramente incorporar la mezcla de almendras en la mezcla de huevos. Agrega 1 a 4 gotitas de colorante alimentario a la mezcla, revolviéndolo bien para distribuir el colorante de una forma uniforme.


Precalienta el horno a 350 grados Fahrenheit o 175 grados centígrados. Cubre dos bandejas de horno con papel de pergamino. Déjalos al lado.


Llena una bolsa de plástico con la masa de macarrones y corta un poquito de la esquina de la bolsa para utilizarla como una manga pastelera. Dibuja la forma de una cabeza de conejito, manteniendo la masa en una capa uniforme. Repite eso hasta que has usado toda la masa. Pega las bandejas de horno contra el mostrador o mesa unas veces para eliminar cualquier burbujas en la masa. Deja los macarrones a reposar a temperatura ambiente por 30 minutos antes de hornearlos.


Pon los macarrones en el horno and hornéalos por 12 a 14 minutos, hasta que los macarrones se hayan crecido un poco de la bandeja de horno y son ligeros y crujientes. Déjalos enfriar completamente antes de rellenar.


Ya que los macarrones estén enfriados, llena una bolsa de plástico con tu glaseado o mermelada preferido y corta un poquito de la esquina de la bolsa. Voltea un macarrón y dibuja el relleno en una capa uniforme. Pon otro macarrón por encima. Repite este proceso con todos los macarrones.


Para añadir las caras de conejito, rompe la media barra de chocolate en pedacitos, ponlo en un recipiente, y caliéntalo en el microondas a intervalos de 30 segundos, revolviéndolo entre cada intervalo, hasta que esté derretido. Moja el final de un palillo en el chocolate derretido y úsalo para dibujar los ojos y la boca del conejito.


Deja que el chocolate se enfrie un momento y sirve.