PROGRAMA JUTIA EN NAGUAKE

 
                             
 
Programa  de Educación y Sensibilización Sobre la Fauna Autóctona de Boriken
 
  
 
 
 
SOBRE  EL PROGRAMA - JUTIA  EN NAGUAKE
 
 
 
 
Nombre:   Nacan Guara Guakia  ke - Centro de Nuestra  Taina
 
Director:   del Programa: Gerardo  Vicens
 
Lugar:  Yabucoa y Humacao 
 
 Asesores: Biólogos  y  Manejadores  de  Vida  Silvestre  Puerto  Rico,  Republica  
                    Dominicana   y  Estados  Unidos.
                 
                    Planificadora  Ambiental-Social: Carlalynne Melendez  
    
                    Architecto Paisajista: Jorge Ortiz Colom
                           
 

Objetivos: Establecer el  Programa  Jutia  en  Naguake para  propósitos  educativos. El  programa se  llevara a  cabo  con el  asesoramiento  de expertos  biólogos  y  manejadores  de  vida  silvestre.  Las  jutias se criarán en  cautiverio. Con el nacimiento  de  la  segunda  cría los animales serán  esterilizados  para  evitar  la procreacion sin control.  

 
 
 
 
Habitat  Artificial
 
 
Habitat  Exterior
 
 
 Habitat Interior 
 
 
 
Mama  jutia  con su  cria
 
 
 
La Jutia  de  Boriken
Jutia es  el  nombre  que  los  tainos  le   dieron  a los  roedores  de  Boriken y las otras  Antillas. Clasificamos la  jutia  y  el isolobodon bajo el  termino  jutia.   
 
 Isolobodon portoricensis
 

 

 
 
 
 
 
Jutía Gigante Puertorriqueña (Elasmodontomys obliquus)
 
 
Es muy probable que los indigenas que habitaban Borinquen hace miles de años sí se toparan con una jutía gigante puertorriqueña (Elasmodontomys obliquus).

“Las jutías gigantes fueron un grupo distintivo de roedores que ha sido encontrado sólo en los registros fósiles de La Española, Jamaica, Puerto Rico, Anguila y San Martín”, explica el libro “Biodiversidad de Puerto Rico”, editado por el biólogo Rafael L. Joglar, que las describe como animales de cuerpo grande y rabo corto. Se estima que la jutía gigante puertorriqueña vivió hace 5,000 años, así que probablemente se encontró con los primeros humanos que arribaron a la Isla. Un roedor que tuvo una relación más estrecha con los amerindios es la jutía de La Española (Isolobodon portoricensis), que pesaba de seis a siete libras y era parecida a un conejillo de indias grande, según datos del Museo Americano de Historia Natural en Nueva York.

Se le llamó portoricencis porque se le creía original de Borinquen, pero investigaciones posteriores revelaron que era nativa de La Española. Sus restos han sido encontrados donde los indios tiraban sobrantes de la comida, por lo que se deduce que estas jutías eran consumidas por los pobladores. De hecho, muchos científicos coinciden en que los aborígenes mantenían la especie en cautiverio y la llevaban de una isla a otra.

Un espécimen que sí es endémico de Borinquen es el descubierto en el 2005. Se trata de la grácil jutía gigante (Tainotherium valei), como la llama un estudio publicado en el 2006 por la revista Journal of Zoology, de la Sociedad Zoológica de Londres.

Lo que se conoce de este roedor es poco, ya que sólo se halló un fémur incompleto que data del periodo Cuaternario (desde hace 1.8 millones de años hasta hoy). El hueso fue encontrado por investigadores de Inglaterra, Estados Unidos y Puerto Rico en unas cuevas de Morovis, informó Abel Vale, líder de la Fundación de Investigaciones Espeleológicas del Karso Puertorriqueño, entidad que colaboró con el estudio.

Las características que presenta el fémur, según los autores de la investigación (Samuel Thomas Turvey, Frederick VonHofe Grady y Philip James Rye), apuntan a que esta jutía era un cuadrúpedo arbóreo que pesaba aproximadamente 10 libras.

Sin embargo, hacen falta más fósiles y estudios para conocer mejor a esta jutía y verificar que, efectivamente, es un nuevo espécimen, pues estos organismos pueden exhibir variaciones dentro de una misma especie, afirmó el paleontólogo Vélez-Juarbe.

Acerca del origen de estos roedores, el paleontólogo informó que, según la teoría más popular, “hace como 30 millones de años llegaron ratas espinosas de Suramérica, poblaron lo que en ese tiempo era Cuba, La Española y Puerto Rico... y luego, de estas ratas espinosas evolucionaron las jutías”.

Esa evolución, que se estima que ocurrió hace 20 millones de años, no hizo que las ratas espinosas se extinguieran, sino que éstas convivieron con las jutías en las Antillas. Se sabe que las jutías no emigraron de tierras continentales, sino que nacieron en las Antillas, ya que “nunca se encontraron fuera del Caribe”, afirmó Vélez-Juarbe.

El paleontólogo explicó que la extinción de los tres tipos de jutía que hubo en la Isla pudo deberse a una mezcla de factores como cambios climáticos, la llegada de los indios, la competencia por alimento y hábitat con las ratas traídas por los conquistadores europeos o los cambios que ambas civilizaciones le hicieron al medio ambiente.

Otro factor que probablemente influyó en su desaparición, apuntó Vélez-Juarbe, es que estos roedores, “al ser grandes, su periodo de gestación es más largo”, por lo que tardaban más en reproducirse y recuperarse de un descenso en su población.
Sobre la jutía de La Española, el libro “Biodiversidad de Puerto Rico” señala que se extinguió “junto a la cultura indígena que la sustentaba, después de la colonización española”.
 
 

 

 
VIAJE  INVESTIGATIVO  A  CUBA
Visita a  Criadero  de  Jutias  en  Matanzas,  Cuba  2009 
 
  
 
Mariel,  Gerardo y  Pedro   
 
La  mansa jutia  en  los  brazos  de  Gerardo.
 
 
 Pedro  May  con la  Jutia  Conga  "GO HUTIA!"
 
Gerardo y  Carlos Mimando  la  Jutia.
 
La Jutia  Cuqui.  Gerardo  con  Tica en  Palpite.
 
 Criadora  de  Jutias
 
 
 
Criadero  de  jutias  en  Cuba.
 
 
 Las Jutias  son  excelente  mascotas.
 
 
 Vendedores  de  jutias.
 
 
 
En  Cuba se  consume la  carne  de  jutia.
 
 
 
Director  del  Programa  Jutia  en  Naguake disfrutando
un  rico  plato de fricase  de  jutia  en  Cuba.
 
 
 
 
 
SOBRE  LA  JUTIA ANTILLANA
 
La Jutia MAMÍFERO (Roedor)
Fácil de domesticar, la jutía conga puede encontrarse en cualquier lugar de Cuba.

  
 
  El cráneo que es alargado y aplomado, cambia de estructura según la  edad,  
  siendo   la forma de la fosa prenasal una de las características  diferenciales entre 
  las subespecies.

 

 Los pesos corporales oscilan entre 2,6 y 4,5 Kg., siendo algo mayores en
los machos, al igual que el largo del cuerpo y de las extremidades.
  

La jutía conga  es el mamífero terrestre de mayor tamaño de la fauna autóctona de Cuba.

 

 Las crías recién nacidas tienen los ojos y el pabellón de las orejas abiertas, son capaces de una locomoción normal al cabo de una hora de nacidas
y son expulsadas del grupo familiar al producirse un nuevo parto.
 
 
 
 
Jutia  de  Republica  Dominicana  y  Haiti
 
 
 

 

 

YouTube Video