La Reina de Mármol

He vuelto

He vuelto.

Hace unas semanas, me retiré para dar paso a la Niña de Caramelo, pero en vista de que simplemente le has dado un mordisco que la ha deformado y luego la has abandonado, he decidido que volveré a esconderla y daré la cara por ella. Sólo tenías que lamerla suavemente, no hacía falta comportarse de una manera tan indigna y desconsiderada... Tardaré días, semanas, incluso meses en lograr recomponerla. Y no pienso dejar que veas sus lágrimas de azúcar.

Ahora tienes frente a tí a la Reina de Mármol. Mi semblante no se altera ante tu presencia o ante tu ausencia, mi voz no tiembla con tus palabras, mis manos no ansían tocarte... Te miro desde mi pedestal, ya no hay nada que puedas hacer para llegar hasta mí porque estoy llena de desconfianza y de rencor. Pocas cosas me importan ya en esta vida y desde luego tú ya no eres una de ellas, porque has hecho daño a mi Niña y ella no se lo merece.

Atrévete conmigo. Soy fría y dura.

Leer más
Comments