Biblioteca Nuevo Ser

Biblioteca Pública y Parlante: Nuevo Ser

Universos

Siempre me fascinó la idea de viajar  a otros mundos, a otras culturas. Me atrapa la experiencia de observar las distintas formas de percibir el mundo que tiene cada individuo. El universo de los que no pueden ver con los ojos, lejos de divertido, me parece un mundo inmenso, desolado y lleno de compañía. Gracias a Dios, mis ojos funcionan bien. Puedo leer el monitor de la computadora  y escribir esta nota, que después voy a volver a leer, una vez impresa. Pero, y si un día mis ojos no funcionan más? ¿Cómo haría? ¿Cómo es la vida para quienes no pueden ver? Para averiguarlo, mis herramientas son un grabador y una bicicleta.

La Biblioteca

Llego pedaleando a Ayacucho 2377, en San Martín. En el estacionamiento de la Mutual Universitaria, hay un pasillo que me conduce a la Biblioteca Pública y Parlante: Nuevo Ser. No solo una biblioteca para ciegos, sino para todo el público en general y en especial para personas, de baja visión, de la tercera edad, analfabetos, niños y para cualquier persona que no pueda mantener un libro en sus manos.

Lourdes Siman, es la presidenta de la biblioteca, quien junto con Dionisio Viyafañe,   luchó desde el año 2001 para lograr una biblioteca oral, para todos, no sólo para los ciegos. Recién ahora, (es lento el razonamiento de la burocracia a la hora de aceptar, o darse cuenta de las diferentes capacidades del ser humano) recién en enero de este año 2007, la Conabib los reconoció como Biblioteca Nacional.

Lourdes tiene una energía absoluta para lograr lo que quiere. Me acerca un libro parlante, que consiste en una prolija caja de cartón con tres casetes. Lourdes apenas ve sombras, bultos. Y Dionisio Viyafañe, quien falleció, pero aún nos acompaña como dice ella, también era no vidente. Es decir, dos ciegos fundaron una biblioteca, no solo para ciegos, sino para todos. Una respuesta original a una sociedad que discrimina, como arrojar un bumerang que vuelve cargado de flores.

Lourdes:- al encontrarnos sin nadie que nos lea, tuvimos la necesidad de recurrir a material grabado, buscabas en la radio o en la televisión, y raramente escuchabas algún programa que se lea literatura. Por eso trabajamos en una biblioteca, con material grabado y material impreso. Nosotros pensamos en una biblioteca para todos, con el libro gráfico, y con los distintos formatos del libro grabado para los que no puedan leer, y también con publicaciones en braile para los que están alfabetizados en braile (solo el 10% de la población de ciegos). Además de compartir libros, nuestro objetivo es formar lectores solidarios, personas que lean y graben las obras para que otras que no pueden acceder al libro en tinta puedan leer a través de otros ojos.

La pasión de Lourdes por la vida y su trabajo se percibe en todo su lenguaje especialmente en el no verbal. Creo que de la misma forma, ella también me conoce más allá de lo que digo, ella me observa en todo mi lenguaje. Así nos vamos conociendo.

Mandíbula de tiburón

Edgardo Gonzáles es el vicepresidente de la biblioteca. El tiene 57 años de edad, y hace 5 que es ciego. Se dedicó a no quedarse quieto dentro de la ceguera y buscar todos los métodos posibles para salir.

Gracias a su increíble talento para intentarlo, los encontró con facilidad, y hoy, se dedica a difundirlos. Entre esas herramientas que unen dos mundos totalmente diferentes, Edgardo me habla con entusiasmo del Jaws*,de cómo cambio su vida. Otra  paradoja: cuando se quedo ciego empezó a escribir literatura. Ganó premios. Su capacidad se huele en sus palabras, en la manera precisa de acomodarlas al hablar.

¿De dónde se sacan fuerzas

cuando te quedas ciego?

Mirá, para mi la cosa es sencilla: o te suicidas, o peleas por la vida. Yo decidí pelear por la vida. Yo sabía que me iba a suceder, ya que mi enfermedad es progresiva, me fui preparando para esto. Pero cuando sucedió, fue como la celebre frase de Maradona: me cortaron las piernas. Empecé a buscar ayuda, y encontré mucha gente maravillosa entre los ciegos, que me fue dando información, y así llegue entre otras cosas al taller de literatura, comencé a escribir: Yo jamás me hubiera imaginado.

¿Conoces otras bibliotecas

accesibles a no videntes?

La biblioteca digital de habla hispana más grande del mundo se llama Tiflo Libros, fue creada por una pareja de ciegos de la zona de Boedo. Ellos comenzaron a scanear libros para poder leerlos , e intercambiarlos con sus amigos. Hoy en día esta llegando a los 4.000 abonados en más de 40 países del mundo. Así como los no videntes tenemos derecho a leer en forma gratuita, también tenemos derecho a scanear los libros, (o transformarlos en cualquier formato que posibilite su lectura) y subir el libro a una biblioteca donde es clasificado y se encuentra disponible en estantería en forma gratuita. El acceso es exclusivo para los socios que son disminuidos visuales o ciegos. Pero para el resto no, ya que el acceso a los textos esta sujeto a las leyes de propiedad intelectual, sería ilegal. El mail es tifolibros@tifolibros.com.ar, ahí puede solicitar la suscripción.

La biblioteca pública popular y parlante Nuevo Ser, también brinda apuntes de estudio grabados, biblioteca gráfica, biblioteca braile, biblioteca digital, con letra ampliada y parlante. Y talleres de Braile, bio-danza, lectura y reflexión, expresión oral y escrita.

Contacto:

biblionuevoser@hotmail.com

*Jaws for Windows es el más completo lector de pantallas en cuanto a funcionamiento y compatibilidad. Es una aplicación de 32 bits que permite procesar textos y caracteres de los programas que se ejecuten en cualquier versión de Windows. La última versión es la Beta 4.01, compatible con WindowsXP, incluye nuevas opciones para navegar en la web. Disponibilidad: venta, pero se puede acceder a un demo funcional gratuito de 30 minutos.

Dirección: www.freedomscientific.com