Los dientes



El diente es un órgano anatómico  duro, enclavado en los alvéolos de los huesos maxilares, está compuesto por calcio y fósforo, que le otorgan la dureza.

El diente realiza la primera etapa de la digestión y participa también en la comunicación oral.

Las funciones de los dientes son:

   Masticatoria
   Fonética
   Estética
   Expresión facial


Partes del diente:

Esmalte dental: Es el tejido más duro del cuerpo humano. En zonas donde el esmalte es más delgado o se ha desgastado, puede ser sumamente sensible. El esmalte es translúcido, insensible al dolor pues en el no existen terminaciones nerviosas. Con el flúor se forman cristales  que lo hacen más resistente  al ataque de la caries dental.

Dentina: tejido mineralizado, pero en menor proporción que el esmalte. Es el responsable del color de los dientes.  La dentina proporciona elasticidad al frágil pero duro esmalte.

Cemento dental: Es una capa dura, opaca y amarillenta que recubre la dentina a nivel de la raíz del diente. Se encarga de unir la pieza dental con el resto de la mandíbula o maxila.

Pulpa dentaria:  tejido suave que contiene vasos sanguíneos (arteria y vena) que conducen la sangre hacia el diente y por fibras nerviosas que otorgan sensibilidad al diente. Dichos nervios atraviesan la raíz (del diente) por medio de finos canales.



ACTIVIDAD

Observa con atención el archivo adjunto SONRISA SANA y confecciona un folleto con el fin de difundir en la comunidad escolar la importancia del cuidado de los dientes.



















"Dientes de leche":


Hasta los 6 ó 7 años de edad, la especie humana sólo posee 20 dientes, la llamada dentición temporal o dentición caduca, comúnmente denominada de leche, que será sustituida por un total de 32 dientes que constituyen la dentición definitiva o dentición permanente, existiendo cuatro grupos de dientes con funciones específicas.

La función de estos primeros dientes es:
  • preparar el alimento para su digestión y asimilación en etapas en las que el niño está en máximo crecimiento;
  •  sirven de guía
  • mantienen el espacio para la dentición permanente;
  •  estimulan el crecimiento de los maxilares con la masticación;
  • fonación: los dientes anteriores intervienen en la creación de ciertos sonidos.
Después de la dentición decidua los dientes de leche  son empujados por una segunda dentición. Estos primeros dientes caen de manera natural dejando surgir a los segundos.

 
Dientes definitivos:

Según la forma de la corona y por lo tanto su función, hay cuatro tipos de dientes:

   1. Incisivos (8 dientes): dientes anteriores con borde afilado. Su función principal es cortar los alimentos. Poseen una corona cónica y una raíz solamente. Los incisivos superiores son más grandes que los inferiores.

   2. Caninos (4 dientes): con forma de cúspide puntiaguda. Son llamados colmillos en los animales. Están situados al lado de los incisivos y su función es desgarrar los alimentos.

   3. Premolares (8 dientes): poseen dos cúspides puntiagudas. Facilitan la trituración de los alimentos.

   4. Molares (12 dientes): cúspides anchas. Tienen la misma función de los premolares. La corona de este tipo de dientes puede tener cuatro o cinco prominencias, al igual que dos, tres o cuatro raíces. Son los más grandes.

Č
ć
ď
SONRISASANA.ppsx
(1842k)
Griselda Torres,
25/7/2010 11:07