turrón de yema quemada

(Para dos barras de turrón)

 

500gr almendra marcona en polvo

La ralladura de un limón

250gr de azúcar

80gr de agua

5 yemas de huevo

1gr de canela en polvo

 

-En un cuenco juntamos la canela y el limón, añadimos la yema y reservamos.

-En un cazo ponemos el agua junto al azúcar, lo ponemos al fuego fuerte y lo cocemos a 114ºC, cuando alcance esta temperatura lo retiramos.

-Rápidamente, batimos con las barillas las yemas con la canela y el limón, y le vamos agregando el almíbar poco a poco y sin parar de batir.

-Vamos rebañando las paredes del cuenco de vez en cuando con una espátula.

-Subimos la velocidad y batimos hasta que entibie, unos cinco minutos aproximadamente.

-Ahora cambiamos las barillas por la pala, añadimos la almendra y mezclamos a velocidad lenta.

-Recordar de ir rebañando las paredes del cuenco de vez en cuando.

-No debemos mezclar en exceso o la almendra soltaría aceite y no nos quedaría bien.

-Ponemos la masa entre dos papeles de horno y estiramos formando un rectángulo, mirar que quede grueso, no hace falta que nos quede muy perfecto ya que luego lo recortaremos.

-Lo dejamos reposar 12 horas fuera de la nevera, tapado con papel film.

-Pasado ese tiempo hacemos una yema con:

 

100gr de leche

150gr azúcar

2 huevos

20gr maizena

 

-Diluimos la maizena con un tercio de la leche.

-Calentamos la leche con el azúcar.

-Mientras se calienta la leche, agregamos los huevos a la maizena y batimos bien.

-Cuando la leche arranque el hervor, la agregamos poco a poco al huevo, sin parar de batir.

-Lo volvemos a poner todo junto en el fuego, sin parar de remover, hasta que quede muy espeso.

-Lo extendemos en una bandeja cubierta con papel film y lo dejamos enfriar, tapado con papel film.

 

-Con un cuchillo, cuadriculamos el turrón, que nos quede perfectamente cuadrado, y lo dividimos en dos barras.

-Espolvoreamos con azúcar glace y lo quemamos, podemos usar un quemador tipo los de crema catalana, o un soplete.

-Giramos las dos barras, ahora cubrimos con la yema, alisándola bien con una espátula, y espolvoreamos con azúcar normal. Volvemos a quemar.

-¡Listo para consumir!
Comments