Tronco de Navidad

(Para dos troncos)


Primero de todo haremos la crema pastelera:


250gr leche entera

50gr azúcar

2 yemas de huevo (40gr)

1/2 vaina de vainilla

40gr maicena


-En un cazo, ponemos a calentar la leche con la vaina de vainilla partida por la mitad, no hace falta raspar la pulpa ni nada.

-Mientras, blanqueamos las yemas con el azúcar, es decir, batimos hasta que adquiera un tono clarito, con las varillas mismo, entonces agregamos la maicena y mezclamos bien.

-Cuando la leche arranque el hervor, retiramos del fuego y volcamos la mitad encima de las yemas, que enseguida batiremos bien para que no se coagulen.

-Volvemos a poner todo junto en el cazo donde quedaba la mitad de la leche y cocemos a fuego medio, sin parar de remover hasta que quede espesito.

-No hace falta colar la leche ni nada, pensar que cuando espese y estemos batiendo con las varillas, la vaina de vainilla quedará atrapada en la varilla y la podremos sacar perfectamente.

-Lo colocamos en un cuenco y lo filmamos por contacto, reservamos para mas tarde, no hace falta enfriar en nevera, a no ser que sea pleno verano a 30ºC, no le pasa nada.


A continuación hacemos el bizcocho:


100gr yemas de huevo (aproximadamente la yema de unos 5 huevos)

50gr de huevo (aproximadamente un huevo)

150gr claras de huevo (aproximadamente la clara de unos 5 huevos)

120gr de azúcar (60gr+60gr)

60gr de maicena

60gr harina de repostería

1 pizca de canela


-Para este bizcocho necesitaremos dos batidoras eléctricas, no es necesario que sean dos Kitchen Aid, pueden ser el accesorio de la minipimer y cualquier batidora eléctrica, ya que tanto las yemas como las claras, tienen que montar a la vez, para que estén listas a la vez, juntarlas enseguida y que nos quede un bizcocho súper esponjoso, como ya vimos en la Tarta Ópera. Esto es para perfeccionistas, también podríamos montar primero las yemas con el huevo, luego la clara y juntarlo, pero no quedaría tan esponjoso.

-Precalentamos el horno a 230ºC.

-Tamizamos la harina con la canela y la maicena, reservamos.

-Entonces, en una batidora eléctrica de varillas, ponemos a montar la clara.

-En otra batidora montamos las yemas con el huevo y 60gr de azúcar, a velocidad media.

-Los otros 60gr se los iremos agregando a las claras poco a poco, en forma de lluvia, cuando éstas empiecen a montar.

-Una vez las dos cosas bien montadas, incorporamos la clara a las yemas con movimientos envolventes, tiene que ser rápido pero con suavidad, ya que si batimos demasiado se nos podría bajar la mezcla.

-Una vez bien incorporado, agregamos la harina tamizada con la maicena y la canela, incorporamos con espátula, con suavidad pero rápido, hasta que quede una masa espumosa pero sin grumos.

-Dividimos la masa en dos, extendemos cada parte en una bandeja de horno con tapete de silicona o papel de horno, horneamos de una en una 4 minutos, calor arriba y abajo.

-Una vez horneada, sacamos inmediatamente la placa de la bandeja de horno y la dejamos enfriar, encima del papel de horno o tapete de silicona. A mi me gusta dejarla enfriar encima del mármol y boca abajo, es decir, que el tapete de silicona quede hacia arriba.


-Ahora haremos la mousse de chocolate:


2 yemas de huevo (40gr)

80gr de nata

125gr cobertura de chocolate al 70% de cacao

250gr de nata


-En un cazo, ponemos a calentar los 80gr de nata, cuando hierva, la volcamos encima del chocolate y removemos bien hasta que se funda y nos quede una mezcla bien cremosa.

-A continuación, agregamos las yemas y batimos bien hasta que queden bien incorporadas.

-En una batidora eléctrica montamos los 250gr de nata, no hace falta que esté muy montada, tiene que estar semi montada.

-Agregamos la nata semi montada a la mezcla anterior, con movimientos envolventes, con ayuda de una espátula, hasta que esté bien incorporada, ojo con batir demasiado o nos quedará demasiado liquida, tiene que tener una textura esponjosa.


Montage:


El bizcocho

la crema

la mousse


-Volcamos nuestra placa de bizcocho, encima de una bandeja con papel de horno, le retiramos el papel o tapete de silicona.

-Recortamos los dos laterales de la placa, para luego hacer unos mini tronquitos con los que decorar nuestro brazo.

-Ponemos una fina capa de crema por toda la base del bizcocho, ojo, tiene que ser una capa finita, para ello nos ayudaremos de una espátula.

-A continuación, en un extremo de la placa de bizcocho, ponemos un buen pegote de mousse, extendemos un poquito por toda la placa, pero dejamos un buen pegote en un extremo ( lo veremos mejor en el vídeo).

-Enrollamos la placa por encima del pegote de mousse y giramos hasta cubrir toda la placa de bizcocho, apretando bien para que quede bien prieto y redondito.

-Cubrimos nuestro brazo con una capa finita de mousse.

-Con los recortes de bizcocho que hemos sacado antes, los cubrimos con una capa fina de mousse y los enrollamos, formando así unos mini tronquitos.

-Lo guardamos 15 minutos en el congelador. En este punto lo podríamos dejar congelado varias semanas, por si queréis adelantar trabajo y no cargaros demasiado el día de Navidad.

-Cuando vayamos a sacarlo, hacemos la cobertura:


400gr de chocolate de cobertura con un 70% de cacao

100gr de mantequilla


-Fundimos el chocolate en el microondas, cada diez segundos lo sacamos y removemos para que no se nos queme. 

-Cuando esté bien fundido, agregamos la mantequilla y mezclamos bien.

-Ahora acabamos de montar el tronco, pegamos los dos tronquitos al tronco grande con un poco de cobertura, seguidamente cubrimos bien todo el tronco con la ayuda de una espátula, tranquilos no tiene que ser perfecto, pero tenemos que trabajar rápido o nos cuajará el chocolate y no le podremos dar forma.

-Una vez bien cubierto el brazo, con ayuda de un tenedor, le hacemos unas marcas, simulando las ramificaciones de un tronco y darle un toque mas realista.

-Acabamos de decorar al gusto.


Comments