Coca de higos, queso fresco y miel

(Para dos cocas medianas, para unas cuatro personas)


55gr leche entera

75gr agua fría

50gr aceite de oliva

9gr levadura fresca

5gr de sal

250gr harina panadera o de media fuerza

150gr queso fresco tipo burgos


-Primero de todo vamos a hacer la masa de la coca, juntamos el agua, la leche y el aceite, reservamos.

-En un cuenco mezclamos la harina con la levadura y la sal, mezclamos con la yema de los dedos, desmigando la levadura.

-Agregamos a la harina la mitad del líquido, mezclamos con las manos, agregamos el resto de líquido y amasamos hasta obtener una bola de masa mas o menos rugosa.

-Amasamos encima de nuestra superficie de trabajo unos diez minutos, si se nos pega no pasa nada, es normal, pero nunca agregamos mas harina ni mas aceite, aunque nos de la tentación, ya veremos que poco a poco se nos irá pegando menos. Si nos cuesta mucho amasar, dejamos reposar la masa cinco minutitos y continuamos amasando, veréis como mejora mucho. 

-Amasaremos hasta obtener una masa fina, lisa y blanda, que no se nos pega nada en las manos.

-Enharinamos un cuenco y colocamos la masa dentro, lo tapamos con papel film y lo dejaremos reposar unos veinte minutos, no tiene que doblar su tamaño pero si crecer un poco. Lo dejamos en un sitio cálido, pero jamás encima de una fuente directa de calor.

-Pasado ese tiempo, untamos con aceite una bandeja de horno, colocamos la masa encima y la extendemos con las manos mismo, no hace falta rodillo, si se nos contrae mucho la masa, la dejamos reposar un par de minutos y continuamos extendiendo.

-Cortamos la masa por la mitad, formando dos cocas.

-La dejamos reposar en un sitio cálido, tapada con papel film, una hora.

-Precalentamos el horno a 200ºC.

-Pasado ese tiempo, nos untamos la yema de los dedos con aceite y le hacemos unas marcas en la superficie de la masa, eso lo hacemos para ayudar a distribuir las burbujas de dentro de la masa que luego formarán la miga, y a que no suba mucho en el horno, ya que nos interesa que quede finita.

-Lo horneamos 20 minutos, calor arriba y abajo.

-Una vez fuera del horno, la dejamos enfriar en una reja.

-Al momento de servir, a mi lo que me gusta hacer es cuadricular la masa, con ayuda de un cuchillo de sierra, hasta que me queda un rectángulo perfecto. Primero le pongo el queso fresco, encima los higos cortados a cuartos, decoro con unas hojas de ruculla (o las espinacas también le quedan muy bien), y aliño con un buen chorro de miel, ya estará lista para comer.


Comments