Postres‎ > ‎

Bizcocho relleno de mermelada

Ingredientes para la mermelada:
  • 200gr de cerezas
  • 150gr de azucar

Ingredientes para el bizcocho:
  • 3 huevos
  • 1 yogur de limón
  • 2 medidas de yogur de azucar
  • 1 medida de yogur de aceite
  • 3 medidas de yogur de harina
  • 1 sobre de levadura química
  • 1 pellizco de sal
Ingredientes para la cobertura:
  • 150 - 200 gr de cobertura de chocolate blanco
 
 
Preparación de la mermelada

Preparamos las cerezas lavándolas, deshuesándolas y quitando los rabitos, las ponemos en un recipiente de loza y mezclamos con el azúcar. Removemos bien y dejamos macerar unas doce horas aproximadamente. Transcurrido el tiempo le damos un golpe de batidora para que no queden trozos demasiado grandes, vertemos la mezcla en un cazo, ponemos a fuego vivo y vamos removiendo con una cuchara o paleta de madera evitando así que se pegue al fondo. Para comprobar que esté en su punto ponemos un poco en un plato y si vemos que no se desliza ya estará lista.

Preparación del bizcocho

Mientras preparamos la masa el horno lo ponemos a precalentar a 180º. A continuación vertemos todos los ingredientes en un bol grande y batimos con unas varillas, echamos la mezcla en un molde que tendremos engrasado con un poco de mantequilla, lo metemos en el horno y lo tendremos unos 30 minutos aproximadamente.

Una vez realizado esto volcaremos el relleno preparado sobre el molde que habíamos reservado antes con la base de galletas. Dejaremos que repose y se atempere durante un tiempo antes de introducirlo en el frigorífico para que se enfríe el relleno.

Preparación de la cobertura

Para la preparación de la cobertura de chocolate, simplemente colocaremos las virutas de chocolate en un cazo lo ponemos a fuego suave hasta que se haya derretido casi por completo, momento en el cual lo retiraremos y dejaremos que se termine de derretir con el calor residual.

Finalmente
cortamos el bizcocho horizontalmente para obtener dos capas. La capa superior la podéis cortar de la misma forma, para que quede lo más lisa posible para que la cobertura de chocolate no se vaya hacia los lados. Echamos una capa de mermelada, un chorrito de leche condensada, tapamos con la otra mitad y cubrimos con la cobertura de chocolate. Si queréis podéis decorarlo con unas virutas de cocholate blanco rallado.
 
L&J