Música Católica

Promocionando

El Reino de los Cielos

VÍDEO: El Reino de los Cielos está aquí.

La idea del Reino de Dios es tema predominante en los escritos sagrados del Nuevo Testamento y se refiere al reinado o soberanía de Jesús Cristo reconocido como Dios1 a quien el Padre le ha dado poder2 sobre todas las cosas y es opuesto al reinado de los poderes terrenales
["Mi realeza no procede de este mundo" (Jn 18:36)].  Los escritores del Evangelio Marcos, Lucas y Juan dan a conocer este concepto de soberanía de Cristo con la expresión "Reino de Dios", porque su mensaje va extensivo a una audiencia general fuera del judaismo, donde no conocían al Dios de los hebreos, al Dios de Abraham, al Dios de Jacob, al verdadero y único Dios;  mientras que Mateo, en su versión del Evangelio, utiliza la expresión "Reino de los Cielos", ya que su mensaje va dirigido a los judíos quienes supuestamente sí conocían al Dios verdadero y que por un profundo respeto (temor de Dios) preferían evitar nombrarlo; es una explicación que tradicinalmente se ha dado.

VÍDEO: El Reino de los Cielos está en la Iglesia

El Reino de Dios o Reino de los Cielos es el tema central de la predicación precursora de Juan el bautista3, luego en la predicación de Jesús4 y posteriormente es la predicación enfatizante de los apóstoles5.  Dice el Señor, "El cielo es mi trono, y la Tierra la tarima de mis pies" (Hch 7:49;  Cf .Is 66:1).  A Jesucristo, Dios el Padre "... puso todas las cosas bajo sus pies y lo constituyó, por encima de todo, cabeza de la Iglesia, que es su Cuerpo y la Plenitud de aquel que llena completamente todas las cosas" (Ef 1:22-23). Con esto se da a entender que el Reino de los Cielos está implícito en la Iglesia.

Referencias

  1. "Señor mío y Dios mío" (Jn 20:28)
  2. "Jesús volvió a Galilea con el poder del Espíritu Santo y su fama se extendió en toda la región" (Lc 4:14)  "...verán al Hijo del Hombre viniendo sobre la nubes del cielo con el poder divino y la plenitud de la gloria" (Mt 24:30)   "Me ha sido dada toda autoridad en el Cielo y en la Tierra" (Mt 28:18) 
  3. "Renuncien a su mal camino, porque el Reino de los Cielos está cerca"  (Mt 3:2)
  4. "Decía: «el tiempo se ha cumplido, el Reino de Dios está cerca.»" (Mc 1:15)
  5. "Pero cuando creyeron en Felipe, que les anunciaba la Buena Noticia del Reino de Dios y el nombre de Jesucristo, todos, hombres y mujeres, se hicieron bautizar." (Mc 1:15).   Buena Noticia del Reino de Dios es lo mismo que Evangelio del Reino de Dios

Iglesia y Reino de los Cielos

Jesús empieza su vida publica anunciando la Buena Noticia (Evangelio) del Reino de Dios o Reino de los Cielos, invitando a la gente a entrar en él.  "Jesús se dirigió a Galilea. Allí proclamaba la Buena Noticia de Dios, diciendo: «El tiempo se ha cumplido: el Reino de Dios está cerca. Conviértanse y crean en la Buena Noticia» (Marcos 1:15).   El evangelista Mateo nos cuenta el mismo relato diciendo que "Jesús comenzó a proclamar: «Conviértanse, porque el Reino de los Cielos está cerca". (Mateo 4:17)"Les aseguro que algunos de los que están aquí presentes no morirán antes de ver el Reino de Dios" (Lucas 9:27). Al decir Jesús estas palabras da a entender que el Reino de los Cielos se establecerá aquí en la tierra entre los que le sigan y acaten su Buena Noticia.  Los que se decidan a entrar y formar parte del Reino tendrán que nacer de nuevo en el agua y el Espíritu, es decir, tendrán que bautizarse; es la respuesta que Jesús da a Nicodemo cuando le manifiesta querer entrar a formar parte del Reino: "...el que no nace del agua y del Espíritu  no puede entrar en el Reino de Dios" (Juan 3:5).

Por otra parte, Jesús no solo es elocuente sobre el concepto del Reino de los Cielos, sino que instituye a la Iglesia sobre la piedra sólida de la fe del apóstol Simón.  "Y Jesús le dijo: «Feliz de ti, Simón, hijo de Jonás, porque esto no te lo ha revelado ni la carne ni la sangre, sino mi Padre que está en el cielo.  Y yo te digo: Tú eres piedra (Pedro), y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y el poder de la Muerte no prevalecerá contra ella.  Yo te daré las llaves del Reino de los Cielos. Todo lo que ates en la tierra, quedará atado en el cielo, y todo lo que desates en la tierra, quedará desatado en el cielo" (Mateo 16:17-19)Entonces la Iglesia que se funda en cabeza de Simón (Pedro) recibe las llaves del Reino de los Cielos, es decir, Pedro recibe la potestad, el poder de decidir los destinos de la Iglesia conforme debe ser esta, constituyente del Reino de los Cielos.  "Los fariseos le preguntaron cuándo llegaría el Reino de Dios. Él les respondió: «El Reino de Dios no viene ostensiblemente,  y no se podrá decir: “Está aquí” o “Está allí”. Porque el Reino de Dios está entre ustedes" (Mateo 16:17-19)Con esto queda sobreentendido que el Reino de los Cielos o Reino de Dios está en la Iglesia.  Y la Iglesia debe expandirse a todo el mundo, es decir, debe ejercer su catolicidad:   "Vayan, entonces, y hagan que todos los pueblos sean mis discípulos, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo" (Mateo 28:19).  Ahora bien, nótese que es el mismo requisito para entrar al Reino de Dios que para hacerse miembro de la Iglesia, bautizarse [Mateo 28:19 = Juan 3:5]

Se nos defina a la Iglesia como el conjunto de bautizados y creyentes en el mensaje de la Buena Noticia del Reino de los Cielos (Evangelio).  Pero, la Iglesia no es solo la organización temporal de los fieles bajo la dirección de sus pastores aquí en la tierra, sino que trasciende más allá de los esjatológico, es decir, más allá de los misterios de la muerte del ser natural.  Se distingue entonces tres dimensiones o etapas de la Iglesia. Estas son la "Iglesia militante", la "Iglesia purgante" y la "Iglesia triunfante". Estas tres dimensiones de la Iglesia, en mi visión y percepción personal, se asocian con el "primer cielo", "segundo cielo" y "tercer cielo"


«Al final, después de haber destruido todo Principado, Dominación y Potestad, Cristo entregará a Dios Padre el Reino. Porque debe él reinar hasta que ponga a todos sus enemigos bajo sus pies. El último enemigo en ser destruido sera la Muerte (...) Cuando hayan sido sometidas a él todas las cosas, entonces también el Hijo se someterá a Aquel que ha sometido a él todas las cosas, para que Dios sea todo en todo» (I Cor 15, 24-28; cfr. Ap 20, 4ss.).


**

Ya sabemos que Evangelio significa "La Buena Noticia", por ello cuando leemos en Marcos 1:15 que Felipe anunciaba "la Buena Noticia del Reino de Dios" es lo mismo que decir "el Evangelio del Reino de Dios"


"Porque donde hay dos o tres reunidos en mi Nombre,
  yo estoy presente en medio de ellos.
"        (Mateo 18:20)


Subpáginas (3): L M N
Comments