Música Católica

Promocionando

Evangelio

 

Instrucciones de Jesús resucitado


«Después de que Jesús hubo resucitado, se manifestó a sus apóstoles dándoles numerosas pruebas de que vivía, y durante cuarenta días se les apareció y les habló del Reino de Dios» (Hechos 1,3).


En esos encuentros, Jesús fue preparando a los apóstoles para la Misión que debían llevar a cabo: Expandir a todo el mundo la Buena Noticia del Reino de Dios. Pero para esto debían esperar hasta que viniese a ellos el Espíritu Santo que Jesús les prometió enviar.  El Evangelista Lucas lo narra así: «En una ocasión, mientras estaba comiendo con ellos, les recomendó que no se alejaran de Jerusalén y esperaran la promesa del Padre: la promesa, les dijo, que yo les he anunciado. Porque Juan Bautizó con agua, pero ustedes serán bautizados en el Espíritu Santo dentro de pocos días... recibirán la fuerza del Espíritu Santo que descenderá sobre ustedes, y serán mis testigos, en toda Judea y Samaria, y hasta los confines de la tierra. Dicho esto, los apóstoles lo vieron elevarse, y una nube lo ocultó de la vista de ellos» (Hechos 1,4-5.8-9).


San Mateo, por su parte, nos cuenta y describe el acontecimiento de la siguiente manera: «Los once discípulos fueron a Galilea, a la montaña donde Jesús los había citado. Al verlo se postraron delante de Él, sin embargo, algunos todavía dudaron.  Acercándose, Jesús les dijo: "Yo he recibido todo poder en el cielo y en la tierra. Vayan, entonces, y hagan que todos los pueblos sean mis discípulos, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, y enseñándoles a cumplir lo que yo les he mandado. Y yo estoy con ustedes hasta el fin del mundo» (Mateo 28,16-20).


 la que él debía anunciar a los habitantes de la tierra, a toda nación, familia, lengua y pueblo» (Apocalipsis 14:6).






Subpáginas (1): Encarnación
Comments