VISITAS

La Danza Regional

 


http://www.metroflog.com/danzap


06/01/2009
 
LA DANZA REGIONAL

Es bueno hacer una aclaración en este punto; Luis Bruno Ruiz, fue un bailarín más teórico que práctico, y su línea de ejecución fue la Danza Moderna en los años 50's, lo que resulta muy loable que en su escrito haya tocado el tema tanto de la danza prehispánica como de la danza regional, por lo que relativamente es poco lo escrito de estos temas, los que se verán con posterioridad, tienen el enfoque de su especialidad. Por lo que resulta un escrito interesante.
Esperemos lo disfruten.


LAS DANZAS REGIONALES

Quien no baila desconoce el camino de la vida
[Himno gnóstico del Siglo II]

Bien merece señalarse la importancia de las danzas tradicionales de México.

Fuerte significado histórico tiene, por ejemplo, la danza de los Concheros que suele ejecutarse en las fiestas indígenas en los cuatro puntos cardinales de la ciudad de México: Los Remedios, La Villa de Guadalupe, Amecameca y, si se quiere, Chalma. Una danza que siempre nos ha conmovido por su gran fineza terrestre son las conocidas como Pascolas, en Sonora, en las que se imita los movimientos elásticos de animales como son el venado, la víbora y el tigre, al son de tamborcillos, bules y raspadores. Gran riqueza coreográfica se admira en esta clase de danzas. (Hace poco fue un éxito el Pascola que la bailarina Rosa Reyna hizo para el ballet La hija del Yori).

La danza del venado se vuelve sorprendente, maravillosa, pues este animal posee el don del movimiento elegante, elástico. Ya apuntamos en un poema:

Bajo una nube de pájaros
los elásticos venados,
en el espacio se suspenden
sobre lirios de nieve....

Con todo realismo Enrique Corona da impresión del ambiente de esta fiesta Sonorense: El baile favorito es la Pascola: hombres, mujeres y niños se congregan bajo una amplia enramada y sus alrededores, adornando el local con ramas verdes, farolitos y flores naturales de papel; los danzantes, hombres y mujeres en todo caso, se desnudan hasta la cintura, remangan el calzón hasta la rodilla y adornan esta prenda y su faja con listones de vivos colores y se ligan las pantorrillas con un largo rosario de cascabeles sordos (tenabaris), que no son otra cosa que el fruto seco de una planta que crece por ahí; al ritmo del arpa y violines, los bailadores ejecutan diversas figuras de la Pascola, cimbran los cuerpos, levantan los brazos, agitan vivamente los ojos, se estremecen locamente, y cantan en el idioma nativo. De vez en cuando, un danzante agudo refiere cuentecillos o chistes que tienden a afear los vicios, a ridiculizar a los yoris, o simplemente a distraer a los oyentes. Este baile pone a prueba la resistencia de los ejecutantes que bailan por muchas horas, hasta agotarse y caer rendidos por la fatiga o el vino.

Entre tanto tiene lugar un interminable banquete, cuyo platillo principal es el huacabaqui, rociado con tepache de maiz y vino de mezcal.

Tienen también la Danza del Venado que simula maravillosamente las distintas fases de una cacería en que un astuto coyote persigue al inocente animal cuyo nombre lleva la danza. Un danzante con el rostro cubierto con una máscara, en forma de cabeza de venado, se cuelga sonajas y ténabaris, ejecuta movimientos elegantes, ágiles y airosos para escaparse al son del arpa acompañada de un pseudo tambor, constituído por una jícara hueca , volteada sobre el agua, con la superficie convexa hacia arriba hasta que agotado cae en poder de su perseguidor el coyote, otro danzante que hace juego con el primero y lleva máscara de ese animal.

Así como la danza de los matachines es flama de gozo y respeto popular de la fiesta de San Marcos, en Aguascalientes, y se extiende en la zona Tarahumara de Chihuahua, en la Huasteca Potosina, Nayarit, Veracruz y Coahuila, las Jaranas florecen en Campeche, Yucatán, Quintana Roo y Tabasco.

Pero es indispensable tener en cuenta que del zapateado y las seguidillas españolas nacen el Huapango y el Jarabe.

El día de mañana, continuamos con "Los Jarabes y otras danzas".


REFERENCIA DOCUMENTAL:
"Breve Historia de la Danza en México"
Luis Bruno Ruiz
Ed. Jorge Porrua
1986

foto:
http://catarina.udlap.mx/u_dl_a/acervos/covarrubias/
images/danza_regional_mexico_dibujos_notas_y_recortes/ amc_32023.jpg





http://www.metroflog.com/danzap


07/01/2009
 
EL JARABE Y OTRAS DANZAS

Finalizando el escrito sobre Danza Regional que nos da Luis Bruno Ruiz en su "Breve Historia de la Danza en México"

LOS JARABES Y OTRAS DANZAS.

El Jarabe Tapatío se presentó por primera vez en el Coliseo de la Ciudad de México el 9 de Julio de 1790, pero dada la creciente afición del pueblo a esta bella danza, en 1802 el Virrey Félix Berenguer lo prohibió por no ser muy conveniente a la moral.
El Jarabe Tapatío que responde a los apasionados sentimientos del pueblo mexicano, por su virilidad y colorido, lo revivió para siempre la corte de Maximiliano y Carlota.
El musicólogo Gerónimo Baqueiro Foster, distingue tres tipos de jarabes, que se determinan por una combinación de sones o melodías populares: los derivados de seguidillas y boleros, los de bolero, y los de fandango y zapateado español. Las más auténticas formas de jarabes mexicanos son el jarabe tehuano, el veracruzano y los de Yucatán y Tabasco. Aunque el que se mira como un símbolo preponderante de nacionalidad es el Jarabe Tapatío. El traje de los bailarines de este jarabe, además de estar muy cargado de oro, plata, seda y avalorios, está cargado de leyenda. El traje de Charro es un signo inconfundible del mestizaje de América. El traje de la bailarina, o sea el de "China Poblana", lo ha creado la fantasía poderosa del oriental a través de la mente soñadora del mexicano.
Según el libro del desaparecido escritor poblano Carlos de Gante, (El verdadero nombre de las cosas viejas), escribe refiriéndose al traje de la "China Poblana": >.
Ya en nuestros días encontramos que el Escudo Nacional adorna la camisa bordada de la China Poblana.
Las vicisitudes históricas del vestuario de las danzas regionales, van muy unidas a los devenires coreográficos de ellas (¿Verdad maestro Amado López, que desde el punto de vista psicológico, el traje indica la libertad y estilo de los movimientos en el baile?).

LA ZANDUNGA

Una danza que tiene posibles raíces en aires Zapotecas y en el fandango español es la Zandunga, que nace en el istmo de Tehuantepec, en la parte correspondiente a Oaxaca.
Esta danza es de gran vistosidad y frescura; se acostumbra en las fiestas llamadas de > al son de las muy mexicanas marimbas. El nativo de esas regiones siente cierto respetuoso fervor al interpretar La Zandunga, siente que su cuerpo y su alma se estremece al impulso de los latidos del corazón de la honda tierra, siente lo que no sienten los hombres infectados de civilización.
Precisamente, la palabra Zandunga se deriva del Zapoteca Zaa, Ndu, Nga, que está muy lejos de la interpretación de francachela que se le da en las exhibiciones de cabaret citadino. No, Zandunga quiere decir >, rito espontáneo del alma a través de las paredes de la carne. Quizás muchos no estén de acuerdo con este juicio, pero lo hemos escrito, después de presenciar una verdadera Zandunga.

LOS VIEJITOS.

Donde la máscara se vuelve el punte principal para que los bailarines den un salto en el tiempo, es en la danza de los viejitos. Estos señores ejecutan los movimientos de las personas seniles al ritmo de una jarana, en el estado de Michoacán. Para Durán siempre fue un acto >; además el vestuario está fuera de complicaciones barrocas: el calzón y la camisa de manta blanca, dan la impresión de sana limpieza.
En gracia de la verdad, no nos permitimos seguir apuntando la gama maravillosa de otras danzas folklóricas regionales.

foto: http://fotos.subefotos.com/ab14be1a4fcb78757b806d8345b6cb24o.jpg