El cronómetro

 
 

Para determinar en los laboratorios la duración de los fenómenos se emplea el cronómetro. Este es un reloj muy preciso que puede ser activado y desactivado a voluntad por medio de dos botones.

El funcionamiento usual de un cronómetro, consiste en empezar a contar desde cero al pulsarse el mismo botón que lo detiene. Además habitualmente puedan medirse varios tiempos con el mismo comienzo y distinto final. Para ello se congela los sucesivos tiempos con un botón distinto, normalmente con el de reinicio, mientras sigue contando en segundo plano hasta que se pulsa el botón de comienzo.
Para mostrar el segundo tiempo o el tiempo acumulado, se pulsa reset o reinicio.
Los cronómetros pueden activarse con métodos automáticos, con menor margen de error y sin necesidad de un actor.
 

Comments