Castellano

CRITERIOS DE SOSTENIBILIDAD, COMPRA VERDE Y BUENAS PRÁCTICAS AMBIENTALES PARA CENTROS EDUCATIVOS.

 

organización

papel

material de oficina

agua

recinto

zonas verdes

fiestas

movilidad

comedor

juegos y materiales didácticos

construcción

pintura

energia

aislamiento

Iluminación y electricidad

equipos informáticos

calefacción

ruido

residuos

tonner

 

 

fuentes

 

 

 

 

 

ORGANIZACIÓN

 

Las instituciones educativas deben esforzarse por ser organizaciones sostenibles y actuar como modelo, integrando la sostenibilidad en sus normas y prácticas educativas y cotidianas, ahorrando energía y trabajando con recursos naturales y usándolos con respeto y propiciando unos hábitos de compras y de consumo responsables, que requieren 5 pasos:

   1º Preguntarse por la necesidad de compra.

   2º Definir las características concretas y el número detallado de los productos que se necesitan comprar.

  3º Buscar en el mercado aquellos productos con menor impacto ambiental,  leyendo con atención las etiquetas.

  4º Utilizar los productos como se deben y siguiendo las instrucciones de uso más eficaz.

  5º Después del uso, reutilizarlos o disponer sus residuos de acuerdo a las normas de gestión más sostenibles.

 

En un contexto escolar, se precisa para esta gestión sostenible una organización eficaz y la participación de toda la comunidad educativa, principalmente de la dirección y para ello proponemos:

 

  • Asegurar, reafirmar y difundir una declaración medioambiental o un compromiso firmado por la Dirección con la educación para la sostenibilidad.

 

  • Comprometerse a reducir los impactos medioambientales negativos, impulsar la educación ambiental y su integración curricular y garantizar la participación activa de toda la comunidad educativa en la sostenibilidad del centro y de su entorno.

 

  • Designar en el equipo directivo una persona responsable que se encargue de llevar a efectos los compromisos medioambientales, marque los objetivos y las prioridades a corto, medio y largo plazo y asigne tareas y responsabilidades para la consecución de los mismos.

 

  • Asegurar que la información sobre los compromisos y los criterios de sostenibilidad llegue a toda la comunidad educativa, comunicar por los canales habituales el compromiso, la imagen positiva de “centro hacia la sostenibilidad” y  los logros y avances que se vayan consiguiendo.

 

  • Buscar asesoramiento adicional e información más detallada en los INGURUGELA o en ihobe.net o las guías que ambas instituciones publican.

 

  • Incluir como un asunto regular para tratar en los claustros y consejos escolares los compromisos de sostenibilidad, las medidas que se adoptan para cumplirlos, los progresos que se vayan alcanzando y las propuestas de avance..

 

  • Registrar y documentar la información que se vaya generando y ponerla a disposición de la comunidad,  la administración educativa y de los suministradores.

 

FUENTES:

FERNÁNDEZ, A. (1996).- Eco-auditoría escolar. Gobierno Vasco. Vitoria-Gasteiz

plan verde: todo lo que se puede ahorra para mejorar la vida. kutxa

 

 

PAPEL

 

El papel y la imprenta son símbolos de la difusión cultural y estos dos elementos son recursos básicos en los centros educativos. El papel se fabrica a partir de fibras de la madera extraída de los bosques. La producción y consumo de pasta de papel acarrea perjuicios a comunidades locales y al medio ambiente (pérdida de biodiversidad), hasta el extremo de llevar a algunos bosques naturales de determinadas zonas del planeta al borde de su desaparición. Las sugerencias enumeradas a continuación pretenden reducir la huella ecológica sobre los bosques.

 

·      Usar papel reciclado o ecológico fabricado con fibras con certificado FSC. El papel con etiqueta ambiental “Angel Azul” garantiza que no se atasquen fotocopiadoras e impresoras.

 

·      Conservar el papel en un sitio seco, al objeto de evitar posteriores problemas de atascos en equipos de impresión/fotocopiado.

 

·      Elegir un tamaño (por ejemplo, 10, 11 o 12) y una fuente de letra que ocupe poco espacio (por ejemplo, las fuentes “Times New Roman” ocupan menos espacio que la fuente “Arial”) cuando se preparan documentos para su impresión o fotocopiado.

 

·      Elegir el interlineado que ocupe menor espacio. Reducir al máximo el uso de “sangrías”,  “espaciados anteriores y posteriores” y márgenes.

 

·      Revisar la ortografía de los documentos en pantalla antes de su impresión.

 

·      Valorar la necesidad de imprimir los correos elecrónicos, el documento completo o parte.

 

·      Ajustar el número de copias (a imprimir o fotocopiar) al estrictamente necesario.

 

·      Priorizar la impresión/fotocopiado en blanco y negro, frente a la impresión /fotocopiado en color.

 

·      Priorizar la impresión/fotocopiado por dos caras frente impresión /fotocopiado por 1 cara.

 

·      Priorizar el uso de papel para reutilizar –usado únicamente por 1 cara- frente al uso de papel nuevo.

 

·      Reutilizar el papel usado sólo por una cara (tanto papel interno como papel recibido del exterior) para imprimir/fotocopiar los documentos que así lo permitan, escribir borradores, tomar notas en reuniones, llamadas telefónicas.

 

·      Considerar la posibilidad de reutilizar los sobres.

 

·      Habilitar e identificar adecuadamente los recipientes que permitan la reutilización de papel y de otros elementos de papel.

 

·      Colocar recipientes para la recogida selectiva del papel utilizado por las dos caras. Cabe mencionar que los siguientes tipos de papel no son susceptibles de ser reciclados y, por tanto, no deben depositarse en los recipientes específicos de recogida de papel residuo: papel de autocopiado, etiquetas adhesivas, papel encerado o parafinado, papel térmico para fax, papel higiénico/sanitario.

 

·      Priorizar la realización de comunicaciones vía correo electrónico frente a comunicaciones en soporte papel.

 

·      Colocar la información relevante en los Tablones Informativos existentes (ejemplar para consulta) evitando que cada persona edite su propio ejemplar en papel.

 

 

 

MATERIAL DE OFICINA

 

La compra para la oficina constituye un grupo muy heterogéneo. Suele ser material de coste reducido, pero que se adquiere en cantidades importantes (bolígrafos, lápices, clics, pegamentos, cello…) Casi siempre, el criterio utilizado es el económico, mientras que los aspectos medioambientales se dejan de lado. Entre sus componentes, pueden incluirse disolventes químicos sintéticos, compuestos orgánicos volátiles, metales pesados, etc.

 

Al igual que en otros capítulos de la compra, en éste también es fundamental decidir primero la necesidad de compra,  la calidad y cantidad de productos que se necesitan, considerar aspectos ambientales en la compra, y utilizar criterios medioambientales también durante el uso, su posible reutilización o  la disposición de los residuos generados y todo ello con una gestión adecuada en cada uno de los pasos. Estos son algunos criterios para una compra y un uso más sostenibles.

 

  • Dar prioridad a los productos fabricados con un solo material, frente a los polimateriales, pues los primeros presentan una mejor aptitud para su reciclaje.

 

  • Cuando hay elección, es preferible utilizar productos sólidos frente a los líquidos; por ejemplo, se realiza una mejor gestión ambiental de un corrector cuando se utiliza en forma de cinta que cuando se usa en base líquida.

 

  • Priorizar los productos de calidad (su vida suele ser más larga), los recargables y los fabricados con materiales reciclados.

 

  • Evitar los productos que se embalan individualmente, para reducir así la generación de residuos de envases y el consumo superfluo de materias primas.
  • En cuanto al cello, utilizar el de acetato de celulosa y evitar el de cinta plástica.

 

  • Al comprar carpetas, fundas, dossieres y productos similares, priorizar los fabricados en cartón reciclado sobre los de materiales plásticos o los polimateriales.

 

  • En el caso de los bolígrafos, rotuladores, lápices, subrayadores, deben evitarse los productos de uso único, los de PVC, los lacados y los que conllevan disolventes orgánicos; en su lugar, adquirir productos fabricados con materiales reciclados, los de madera, los recargables, objetos sin lacar, o los disueltos en base acuosa.

 

  • Optar por las calculadoras solares frente a las de pilas; si debe recurrirse a las pilas, elegir las que sean recargables.

 

  • Utilizar gomas de borrar de caucho en lugar de las de PVC.

 

  • Cuando se adquieran productos metálicos (grapadoras, taladradoras, clics…), rechazar los que conllevan metales pesados en su composición. Igualmente, los objetos fabricados sólo en metal son preferibles a los que reúnen materiales diversos (metal mezclado con plástico, madera, cartón…).

 

  • Cuando se adquieran productos de madera, elegir aquellos que se han fabricado con maderas certificadas.

 

 

 

 

 

 

maderas


 

El Forest Stewardship Council (FSC) o Consejo de Manejo Forestal es una organización internacional que tiene un sistema respetado y una etiqueta de producto reconocida para promover el manejo responsable de los bosques del mundo.

El FSC es una organización internacional de miembros, no lucrativa, que convoca a distintos grupos de gente para participar en la solución de los problemas creados por malas prácticas forestales y recompensar el buen manejo forestal.

http:www.fsc-spain.org

 


El Programme for the Endorsement of Forest Certificaron schemes (PEFC) o Programa de Reconoci­miento de Sistemas de Certificación Forestal, es una iniciativa voluntaria del sector privado forestal, basada en los criterios e indicadores emanados de las Conferencias Interministeriales de Helsinki (1993) y Lisboa (1998) para la protección de los bosques de Europa. PEFC ofrece un marco para el establecimiento de sistemas de certificación nacionales comparables y su mutuo reconocimiento pan-europeo. http://www.pefc.es

 

  

AGUA

 

En la Comunidad Autónoma Vasca el abastecimiento de agua depende casi en su totalidad de las precipitaciones por lo que en previsión de una potencial época de sequía la mejor manera de evitar fuertes restricciones es el ahorro. Por otro lado, para asegurar la salud de nuestros ecosistemas acuáticos, además de respetar el caudal ecológico, debemos evitar vertidos de dudosa limpieza. Podemos colaborar en garantizar el abastecimiento y la correcta depuración usando el agua de manera responsable.

 

En los centros educativos la mayor parte del consumo de agua suele realizarse en los servicios y en las duchas, pero en algunos casos  también se hace un gran gasto en la cocina, en la limpieza o en el riego de los espacios verdes. Debemos identificar con nuestro alumnado los puntos de consumo de agua, las cantidades y los usos, para poner en práctica las alternativas más adecuadas a nuestra situación. No debemos olvidar que calentar el agua también acarrea un alto costo ambiental, y como consecuencia, disminuir el consumo de agua en duchas y cocina supone además ahorro energético.

 

  • Conocer el consumo de agua y gestionarlo con moderación Según los usos a los que se destinen las instalaciones del centro escolar 6-10 litros por persona y día pueden ser suficiente. Para una gestión correcta habrá que delimitar objetivos, planificar acciones y nombrar  responsables del control

 

  • Insistir en hábitos de consumo correctos por medio de campañas, carteles y revisiones: cerrar completamente los grifos, duchas cortas, evitar descargar la cisterna sin necesidad, no echar restos de comida, aceite, pintura, etc. por el desagüe, precaución con los detergentes: usar la menor cantidad posible… teniendo en cuenta también a los equipos de cocina y limpieza.

 

  • Evitar fugas: comprobar visualmente si hay grifos que cierran mal o gotean y vigilar los inodoros. Una pequeñísima corriente de agua malgasta miles de litros al año. Se pueden detectar fugas en las cañerías haciendo lecturas de contador en ausencias de consumo.

 

  • Verificar el caudal de los grifos y su grado de eficiencia. Caudales eficientes: 6 litros por minuto en el lavabo y 10 litros por minuto en la ducha. Existen muchos reductores de caudal, adaptadores y griferías nuevas que permiten ahorrar agua, por ejemplo, grifos de retroceso automático.

 

  • Optimizar el tiempo de apertura en grifos y duchas colocando temporizadores

.

  • Instalar sistemas de descarga eficientes en los inodoros. Cuando haya que renovar los inodoros colocar cisternas de doble pulsador (3-6 litros, 4-5-9 litros) o sistemas de interrupción voluntaria de la descarga.

 

 

…además en la cocina y en la limpieza:

 

  • Evitar que el agua corra innecesariamente llenando la fregadera por ejemplo.

 

  • Cuidar de que los restos de comida, grasas y aceites no vayan por el desagüe.

 

  • Usar el lavavajillas en el programa adecuado y cuando llegue el momento de sustituirlo adquirir un aparato eficiente de bajo consumo de agua.

 

  • Evitar aerosoles, tóxicos e insecticidas químicos.

 

  • Utilizar productos naturales: vinagre, limón, etc.

 

  • Limitar el número de productos y que los que se utilicen sean biodegradables.

 

  • Adquirir detergentes ecológicos

 

 

 

6…En la huerta y en el jardín:

 

  • Instalar un sistema de riego eficiente, por goteo o por microaspersores, por ejemplo.

 

  • Practicar jardinería de bajo consumo de agua.

 

 

 

RECINTO ESCOLAR

 

El espacio está cargado de información y de afectividad y no hay centro educativo, con su patio y entorno, que a través de sus vallas, paredes, silencios o ruidos, olores, paisajes, luces, etc., no nos diga algo sobre las personas que conviven en él, su trabajo y su estilo de vida.

 

Mejorar el entorno del centro es mejorar el "continente" del proceso de enseñanza aprendizaje en todas sus dimensiones, personales, sociales, científicas y artísticas.

 

El patio, lugar de juego y esparcimiento, es un buen lugar para empezar esa transformación, tiene gran valor emocional y valor como paisaje escolar que nos impresiona y nos informa sobre el centro. Para que estas impresiones sean personal y ambientalmente ricas y respetuosas sugerimos.

 

 

  • Disminuir el asfaltado y las facilidades de aparcamiento para coches particulares.

 

  • Cubrir las rejas con trepadoras verdes, árboles o jardineras colgantes.

 

  • Crear espacios naturales en el patio (huertos, jardines, zonas de árboles, jardines de insectos y mariposas, muros, estanques, nidos y comederos de aves, setos...)

 

  • Crear espacios para la intimidad y las relaciones con bancos y otro tipo de mobiliario y con mayor diversidad de juegos.

 

  • Colocar jardineras en las ventanas y pintar con murales los muros para mejorar el aspecto exterior del centro.

 

  • Crear un espacio informativo bajo techo o protegido, que informe sobre los compromisos medioambientales del centro e invite a los visitantes a la colaboración.

 

  • Experimentar  y aplicar diversos conocimientos curriculares en los espacios del recinto (ciencias naturales, paisaje, orientación, etc.).

 

  • Hacer un inventario de los recursos naturales, culturales y paisajísticos del entorno del centro y de lo que se ve desde él.

 

  • Proponer peatonalizar el entorno de la escuela,  ampliar las aceras o construir carriles bicis, para incentivar que el recorrido al centro sea a pie o en bicicleta.

 

  • Asegurar que los espacios exteriores e interiores estén libres de basura o escombros, colocando papeleras y diversos contenedores con carteles informativos.

 

  • Construir barras de aparcamiento para bicicletas.

 

  • Comprobar y asegurar la calidad ambiental general (iluminación, ruido, residuos,…)  y la seguridad del entorno (pavimento en buen estado, vallado, pasos de peatones y bicis, accesibilidad,...)

 

  • Conocer el barrio y el entorno cercano, hacer itinerarios por el barrio, verlo con distintos puntos de vista (ambiental, social, político, económico, artístico,…) y visitar los parques y servicios culturales, etc.

 

  • Establecer contactos con asociaciones, otros centros educativos o grupos del entorno para colaborar en campañas (día sin coches, plantaciones, el camino escolar amigo, etc.).

 

  • Organizar exposiciones, jornadas de puertas abiertas, emisiones radiofónicas, etc., que sirvan para estrechar lazos y recuperar la cultura del barrio y fomentar el sentido de identidad y de pertenencia a la colectividad.

 

FUENTES:

·        FERNÁNDEZ, A. (1996).- Eco-auditoría escolar. Gobierno Vasco. Vitoria-Gasteiz

·        plan verde: todo lo que se puede ahorra para mejorar la vida. kutxa

·        serie escuela ecológica: Recinto escolar y huerto escolar

 

 

 

ZONAS  VERDES  ESCOLARES

                               

Las zonas verdes escolares constituyen hábitats para la biodiversidad y suavizan y descongestionan el paisaje urbano.  Asimismo contribuyen a la regulación climática y a la amortiguación de las emisiones sonoras y contaminantes.

También son importantes como espacios de recreo para el alumnado, donde relajarse e interactuar y aprender sobre el funcionamiento de la naturaleza y los seres vivos y sobre su cuidado.

 

Para que el cuidado y mantenimiento de las zonas verdes sea sostenible, es necesario tener en cuenta los siguientes criterios:

 

·  Diseñar las zonas verdes según las condiciones del entorno escolar, la función a la que serán destinadas así como la edad del alumnado: insolación, calidad del suelo, pendientes; juego, cuidado, experimentación, aprendizaje..…….

 

·  Priorizar las plantas y semillas de temporada y autóctonas y en caso de compra, hacedlo en aquellas empresas o semilleros que cumplan criterios ambientales. 

 

·   Limitar el uso de flor de temporada a zonas muy concretas:  como alternativa, se pueden usar plantas vivaces con flor y bulbáceas que no requieren sustitución

 

·  Riego: reducir la necesidad de regadío mediante la correcta selección de especies vegetales y su agrupación en función de las necesidades hídricas; el uso de técnicas como el mulching o acolchado para reducir las pérdidas de agua por evapotranspiración; la instalación de sistemas de riego eficientes; …….Y en caso de riego, utilizar agua freática, pluvial o de depuradora, evitando el uso de agua potable.

 

·   Promover el acolchado  del suelo (cobertura vegetal viva, materia vegetal verde cortada, compost, paja,…) para evitar la proliferación de malas hierbas, reducir la necesidad de riego y como forma de abonado. En caso de mayor necesidad de abono, utilizar abonos orgánicos y/o minerales naturales.

 

·   Reducir la poda de árboles y arbustos dejando que estos se desarrollen en sus formas naturales (siempre y cuando esto no genere riesgos innecesarios ni molestias a viviendas colindantes tanto de la copa como de las raíces).

 

·  Priorizar el uso de los productos recomendados por la agricultura y jardinería ecológicas contra las plagas y enfermedades.

 

·  Gestionar correctamente los residuos, recogiéndolos selectivamente y en el caso de los orgánicos, haciendo compost.

 

 

Fuentes: MANUAL PRÁCTICO DE COMPRA Y CONTRATACIÓN PÚBLICA  VERDE; Gobierno Vasco-  Departamento de Medio Ambiente, Planificación Territorial, Agricultura y Pesca

HUERTO  ESCOLAR; Ceida

VAMOS  A  HACER  UN  HUERTO; Jesús Mª Cantero Gonzalbo; Jose Manuel Gutierrez Bastida

 

 

 

Fiestas y celebraciones sostenibles en el centro

 

Cualquier fiesta en nuestro centro produce efectos medioambientales que se magnifican al concentrarse en un período y espacio reducido. Siempre existirá un consumo de bienes (agua, energía, papel) y generación de residuos (aguas residuales, emisiones, basura). Nuestro objetivo será generar el menor impacto medioambiental en nuestro entorno  durante esa actividad.

 

Planificación:

  • Informar y exponer claramente el objetivo de celebrar una fiesta sostenible, reduciendo el impacto ambiental.

 

  • Solicitar la colaboración de las familias, grupos de voluntariado, personas mayores del barrio, ONGs, etc.

 

  • Crear la comisión verde (alumnado, profesorado, familias, personal no docente) para la organización y realización de la fiesta sostenible

.

  • Realizar la convocatoria utilizando el correo electrónico, la Intranet o los blogs del centro, Si se precisan carteles, trípticos, folletos o elementos decorativos que sean hechos con material reciclado.

 

  • Elaborar carteles o indicadores para la selección correcta de residuos.

 

  • Preparar algún instrumento o mecanismo de: a) evaluación para conocer el grado de grado  de satisfacción y participación; b) control de la buena gestión de residuos.

 

  • Calcular y  comprar la cantidad necesaria para evitar el despilfarro.

 

  • Comprar ingredientes a granel, en el mercado del barrio, con productos de Comercio justo, productos ecológicos o de  elaboración casera. Comprar las bebidas en envases de vidrio retornable y/o a granel. Animar a los asistentes a que se traigan de casa el vaso.

 

  • Reservar espacio para personas con movilidad reducida y animar a acudir ese día al centro a pie, bicicleta o transporte público.

 

Desarrollo:

 

  • Programar un vídeo, narración, espectáculo con temática  medio ambiental. Aprovechar los trabajos del alumnado o sus familias, ONG, Asociaciones del barrio, etc.

 

  • Realizar talleres sobre: construcción de juguetes con objetos de desecho, juegos tradicionales o  de las diferentes culturas que viven en nuestro centro.

 

  • Organizar un trueque de libros, juguetes, productos de comida elaborados en casa, etc.

 

  • Plantear un pasa calles de instrumentos o disfraces hechos con residuos o con materiales reciclados y con mensajes de sensibilización ambiental, donde se combine la música y los personajes disfrazados.

 

  • Desarrollar talleres científicos de experimentos sobre nociones ambientales (uso de energías renovables, ahorro de recursos naturales,...).

 

 

  • Reducir al máximo la producción de residuos: a) sirviendo la comida en rebanadas de pan, pan de pita, pizzas, talos, empanadas; b)utilizando los vasos de cristal o vasos de plástico duro o “cada uno con su vaso”; c) utilizando vajilla reutilizable y mantelería de tela, o vajilla compostable que se recicla junto con la materia orgánica.

 

  • Recoger selectivamente los residuos  con señalización de los contenedores.

 

  • Reducid al máximo el consumo de agua y de energía, eligiendo lugares que estén bien iluminados de forma natural....).

 

  • Reducir el ruido, controlando la música y los altavoces sin superar la normativa municipal.

 

Final

 

  • Aprovechar la materia orgánica de comida para la realización de compost.

 

  • Repartir las tareas a los diferentes grupos para la recogida y limpieza del espacio utilizado.

 

  • Realizar una sencilla evaluación de la fiesta y dar a conocer sus resultados  a los integrantes de la comunidad escolar por los canales habituales.

 

 

 

 

 

TRANSPORTE - MOVILIDAD

 

 

El sector del transporte es responsable de más del 40% del consumo de energía primaria, situándose por encima del consumo industrial y del doméstico. También hay que considerar la contaminación o el gasto social difuso que ocasiona: emisiones nocivas de gases y partículas a la atmósfera (repercusión en la salud de la población), ocupación en las ciudades de un bien escaso y caro como es el suelo público, accidentes, ruido, etc.

 

Los centros escolares, como aglutinantes de colectivos (alumnado, profesorado, padres/madres, personal no docente) que se desplazan a diario tienen que procurar una "movilidad sostenible" y para ello sugerimos.

 

  • Plantear objetivos de movilidad sostenible, sensibilizar a toda la comunidad educativa y planificar acciones encaminadas a promover la movilidad sostenible y segura en el entorno del centro.

 

  • Aprovechar el “día sin coches, 22 de septiembre” para realizar actividades de movilidad sostenible en colaboración con el municipio: marchas en bicicletas, a la escuela a pie, el camino escolar amigo, etc., o actividades de cálculo de emisiones de gases de efecto invernadero asociadas a la movilidad personal o familiar.

 

  • Realizar desplazamientos cortos (hasta 1,5 Km.) y medios (hasta 3 Km.) a pie o en bicicleta.

 

  • Utilizar el transporte público y/o colectivo (tren, metro, tranvía, autobús).

 

  • Utilizar del vehículo privado de modo compartido.

 

  • Diseñar en el entorno escolar caminos seguros, infraestructuras para el paseo, espacios menos ocupados por vehículos, zonas de arbolado que aminore el ruido, etc.

 

  • Organizar salidas o excursiones que estén en el entorno cercano o no requieran grandes desplazamientos aunque sean en transporte público.

 

FUENTES:

·        FERNÁNDEZ, A. (1996).- Eco-auditoría escolar. Gobierno Vasco. Vitoria-Gasteiz

·        plan verde: todo lo que se puede ahorra para mejorar la vida. kutxa

·        serie escuela ecológica: Transporte

·        TRANSPORTE Y MEDIO AMBIENTE EN LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DEL PAÍS VASCO . INDICADORES TMA 2002. GOBIERNO VASCO.

 

 

 

 

COMEDOR ESCOLAR

 

La Declaración de los Derechos Humanos reconoce que todas las personas tienen derecho a una alimentación suficiente y sana. Hay normas alimentarias internacionales y sistemas de control para garantizar la seguridad, pero en un centro educativo conviene implantar sistemas adicionales de calidad, que tengan en cuenta el medio ambiente, porque la repercusión de la ganadería, agricultura y pesca en la sostenibilidad del planeta y de las culturas locales y regionales es innegable. Por lo tanto se sugiere:

 

·  No usar alimentos transgénicos.

 

·  Comprar productos frescos y de temporada, sin conservantes y de procedencia cercana, pues se reduce el gasto energético en el procesado y la distribución y el viaje.

 

·  Comprar más alimentos a granel, menos alimentos empaquetados y menos precocinados.

 

·  Utilizar más alimentos vegetales, menos animales.

 

·  Utilizar alimentos ecológicos (menos contaminación por abonos y pesticidas)

 

·  Comprar en tiendas cercanas (menos transporte) y de comercio justo.

 

·  Promover la utilización de papel reciclado en la cocina, pero a su vez en la limpieza de equipos evitar siempre el despilfarro de papel desechable.

 

·  No verter el aceite de cocina usado a los desagües ya que es altamente contaminante (1 litro de aceite puede contaminar 100.000 litros de agua).

 

·  Contactar con un gestor de residuos o empresa recicladora de aceites o usar los contenedores que poco a poco se están poniendo para ello.

 

·  Guardar los géneros sobrantes en recipientes adecuados evitando el empleo de papel de aluminio o plásticos.

 

·  Instalar huertos escolares con fines educativos y técnicas ecológicas y hacer compost con la materia orgánica

 

FRIGORÍFICO Y CONGELADOR

 

  • Si el alimento lo permite, descongelar el producto en el frigorífico, evitando inicialmente el consumo del congelador y posteriormente el del horno microondas.

 

  • Mantener tanto la parte trasera del frigorífico como la del congelador limpias y bien ventiladas.

 

  • Instalar el frigorífico y el congelador lo más alejados posible de focos de calor.

 

  • No abrir la puerta del congelador o frigorífico más tiempo del necesario.

 

  • Comprobar cada cierto tiempo la estanqueidad de la puerta.

 

  • Regular la temperatura del frigorífico y congelador según las instrucciones del fabricante.

 

  • Si aparece una capa de escarcha de unos 5 milímetros de espesor en el congelador, para que el equipo no trabaje en exceso y empeore su eficiencia, dejar que se descongele.

 

  • Evitar introducir alimentos calientes en el frigorífico.

LAVAVAJILLAS

 

  • Consultar el catálogo del fabricante con el fin de utilizar el programa de lavado que mejor se adapte a las necesidades. De esta forma empleará la cantidad de agua justa a la temperatura mínima necesaria, gastando lo justo de energía.

 

  • Procurar utilizar los programas denominados económicos.

 

  • Poner en marcha el lavavajillas cuando esté lleno, sin sobrecargarlo.

 

 

  • Colocar las piezas correctamente en el lavavajillas.

 

AGUA

 

  • No dejar el grifo abierto mientras se limpian los pescados, hortalizas, etc.

 

  • No descongelar en agua circulante.

 

  • Al enfriar géneros no hacerlo en agua circulante sino con hielos ya que el consumo de agua es muy inferior.

 

 

JUGUETES

 Y MATERIALES DIDÁCTICOS

El juego con objetos es la manera natural que tienen los niños/as de explorar y descubrir el mundo. La mayoría de los objetos que se manipulan en los centros educativos son de plástico y el material que más se usa el papel, pero las cualidades de unos y otros puede hacer que la actividad exploradora sea más rica, más cercana a la naturaleza y más acorde con la sostenibilidad del planeta.

 

·  Seleccionar juguetes y materiales que fomenten comportamientos cívicos y solidarios, sean instructivos, hagan pensar y no sean  sexistas o bélicos.

 

·  Seleccionar juguetes y materiales que no resulten tóxicos para la salud y el medio ambiente. Es decir evitar el PVC (si se compran objetos de plástico es más recomendable los de propileno), los productos blandos que tienen ftalatos, los de pilas, los muy empaquetados y los que no admiten reparación.

 

·  Seleccionar juguetes y materiales compuestos por materiales naturales y biodegradables (madera, corcho, papel y cartón reciclados o blanqueados sin cloro, tejidos de cultivo ecológico, etc.)

 

·  Seleccionar juguetes y materiales que fomenten actitudes medioambientales y competencias científicas, como juegos o paquetes para fabricar papel reciclado o experimentos con energía solar, semilleros de plantas para reforestar bosques,  así como juguetes o maquetas realizados a partir del reciclaje de materiales en desuso o de desecho que pueden crear el propio alumnado

 

·  Potenciar el juego con objetos (no juguetes) que activen lo sentidos, el gusto, el olfato, el oído, la vista y el movimiento del cuerpo. Objetos que difieran en superficie, textura, peso, temperatura, forma, color, sonido y consistencia. Objetos que sean naturales o provengan de la naturaleza, como frutos secos, piedras, cortezas, corchos, caracolas de mar, lana, madera, ramas, carretes, brochas, etc. Objetos metálicos o de vidrio y goma como cucharas y otros utensilios de cocina, cencerros, trompetas, llaveros, canicas, muelles, vasos, tarros de perfume, pelotas de golf o tenis, monederos de piel, collares, etc.

 

·  Seleccionar juegos de mesa u ordenador que fomenten la cooperación

 

·  Aprovechar libros, agendas, o el papel poco usado para su reutilización.

 

·  Construir instrumentos musicales con elementos de la naturaleza, por ejemplo chirlas para castañuelas, maracas con calabazas, chistus o flautas con cañas o varas de fresno u otros objetos o residuos (muelles, radiografías, placas, etc.)  para imitar los sonidos de la naturaleza (truenos, lluvia, etc.).

 

En los juegos o juguetes que utilicen maderas o telas reparar en el etiquetado y optar por aquellos que ofrecen garantías de sostenibilidad.

 

maderas



 

El Forest Stewardship Council (FSC) o Consejo de Manejo Forestal es una organización internacional que tiene un sistema respetado y una etiqueta de producto reconocida para promover el manejo responsable de los bosques del mundo.

El FSC es una organización internacional de miembros, no lucrativa, que convoca a distintos grupos de gente para participar en la solución de los problemas creados por malas prácticas forestales y recompensar el buen manejo forestal.

http:www.fsc-spain.org

 



El Programme for the Endorsement of Forest Certificaron schemes (PEFC) o Programa de Reconoci­miento de Sistemas de Certificación Forestal, es una iniciativa voluntaria del sector privado forestal, basada en los criterios e indicadores emanados de las Conferencias Interministeriales de Helsinki (1993) y Lisboa (1998) para la protección de los bosques de Europa. PEFC ofrece un marco para el establecimiento de sistemas de certificación nacionales comparables y su mutuo reconocimiento pan-europeo. http://www.pefc.es

telas



 

Es un distintivo de carácter europeo que garantiza la ausencia de sustancias nocivas en los produc­tos textiles durante todo su proceso de transformación, hasta llegar al consumidor final. La ecología textil abarca tres áreas diferentes: la ecología de producción, la ecología humana y la ecología de residuos. El distintivo Óko-Tex Standard 100 se encontraría en lo que se conoce como ecología humana.

http://www.oeko-tex.com




 

Certificación ecológica y social promovida por Aitex con carácter internacional, que pretende ser reconocida como el nuevo sello verde de producción textil a nivel mundial. Se basa y fundamente en tos tres pilares siguientes;

Producto: ausencia de sustancias nocivas para la salud en et artículo textil.

Medio ambiente: respeto al medio ambiente en la planta de producción del artículo.

Criterios sociales: respeto de los derechos humanos y los derechos universales según la OIT en la planta de producción del artículo.

http://www.madeingreen.com


 

 

 

Construcción

 

Los edificios en sí mismos y, los centros educativos en particular, y el entorno de la edificación sirven de identidad a la ciudadanía  y a la comunidad educativa. La edificación, además de influencia estética, ejerce una fuerte influencia sobre la calidad ambiental y la calidad de los procesos de enseñanza-aprendizaje. En el aspecto energético, el consumo energético asociado al uso residencial es responsable de la emisión de 3,6 millones de toneladas de CO2 en la Comunidad Autónoma del País Vasco. De este consumo solamente el 6% proviene de energías renovables.

 

Se deben integrar todas las consideraciones funcionales, económicas, educativas, ambientales y de calidad para construir y renovar los centros y su entorno de modo que estos sean:

 

·  Atractivos, durables, funcionales, accesibles, confortables y saludables para vivir en ellos, usarlos y promover el bien hacer educativo en todo aquello que este en contacto con los edificios, los muebles y los materiales.

 

·  Eficientes en relación al uso de recursos, en particular,  consumo de energía, materiales y agua, favoreciendo el uso de energías renovables, con poca energía exterior para su adecuado funcionamiento,  con un uso adecuado de la lluvia y de las aguas subterráneas y una gestión adecuada de  las aguas residuales. Con materiales amigables con el medio ambiente que puedan ser fácilmente reciclados o reutilizados y que no contengan productos peligrosos y que puedan ser depositados con seguridad.

 

·  Respetuosos con su vecindad, con la cultura local y el patrimonio.

 

·  Competitivos económicamente, especialmente cuando se toma en consideración el largo ciclo de vida asociado a los edificios, hecho que implica a aspectos tales como costes de mantenimiento y durabilidad.

 

·  Educativos en sí mismos, con espacios para la biodiversidad, las relaciones interpersonales, la autonomía, etc.

 

·  Confortables, saludables y sostenibles, con buen nivel de aire interior y nivel sonoro, poca generación de residuos y poco uso de transporte motorizado.

 

·  Seguros y accesibles, con señales auditivas, carteles Braille y sin obstáculos para la movilidad y al integración.

 

 

 

Pintura

 

Las pinturas y barnices deben usarse siguiendo las instrucciones al detalle. Conviene escoger pinturas adecuadas al objetivo: es decir, no usar barnices exteriores en el interior de viviendas (pueden contener fungicidas para maderas en contacto con la lluvia y la humedad), no emplear pinturas con metales pesados ni componentes peligrosos, escoger pinturas con látex y no con derivados del petróleo… Es importante exigir que todos los ingredientes aparezcan identificados en las etiquetas.

 

La ecoetiqueta europea asegura la reducción del pigmento blanco, el uso de pigmentos fabricados en procesos más ecológicos, garantiza una cobertura suficiente, el uso de disolventes que liberan menor cantidad de vapores (COV, Compuestos Orgánicos Volátiles, hidrocarburos aromáticos volátiles) y certifica que las pinturas no contienen metales pesados ni componentes peligrosos.

 

Las pinturas se consideran muy contaminantes en cuanto al procesamiento de residuos. Tanto es así que en algunos países existe una recogida especial de estos desechos que minimiza su peligrosidad para el entorno y la salud.

 

Un buen modo de reducir en los centros educativos la toxicidad de estas basuras es, sencillamente, comprando menos, y ajustándonos a la cantidad que realmente vamos a necesitar. Cuanta menos pintura sobre, mejor.

 

Algunos aspectos a tener en cuenta:

 

·        Una vez usados, cerrar bien los recipientes de pintura para evitar emisiones y un deterioro rápido del contenido.

 

·        No dejar nunca los botes de pintura al alcance de los niños.

 

·        Airear las habitaciones o los muebles recién pintados hasta su secado total.

 

·        Utilizar pinturas minerales y naturales. Identifique todos los ingredientes que figuran en la etiqueta.

 

·        Si se usan pinturas sintéticas, buscar las que dispongan de ecolabel o ecoetiqueta, que identifica a las que contienen menos sustancias tóxicas.

 

·        Limpiar los pinceles de forma segura. No hacerlo en el fregadero si las aguas residuales no se depuran.

 

·        No almacenar restos de pinturas. Deposítarlos en un Punto Verde o centros de reciclaje. Su abandono en las basuras domésticas está sancionado.

 

 

 

ENERGÍA

 

La energía es algo cotidiano, imprescindible para la vida, hasta tal punto, que como el respirar nos pasa desapercibido, pero su importancia es tal que condiciona gran parte de las relaciones políticas y económicas internacionales.

 

El excesivo consumo de energía tiene unos importantes costos ambientales, de hecho la producción, transformación y consumo de energía son las causas principales de la degradación ambiental del planeta por a) el aumento de los gases del efecto invernadero;  b) la lluvia ácida, c) catástrofes nucleares (Fukushima; Chernovil...); d) acumulación de residuos nucleares y otros residuos peligrosos y e) vertidos en el transporte de crudos y mareas negras

 

La energía que menos contamina es la que no se consume, y además se ahorran recursos. Conseguir la eficiencia energética del centro educativo es una práctica educativa interesante y posible de experimentar, para lo que sugerimos:

 

·        Asegurar una gestión y una persona o grupo responsable que evalúe el consumo energético del centro, verifique el estado de los aparatos eléctricos, proponga objetivos para reducir el consumo, planifique acciones, elabore un plan de actuación y busque colaboradores que le asesoren en la práctica (EVE;  Robotiker)

 

·        Poner en práctica medidas de control y corrección

 

·        Calcular el gasto eléctrico del centro y de los electrodomésticos, utilizando medidores de consumo.

 

·        Cuidar de que las instalaciones de energías renovables (placas fotovoltaicas y aerogeneradores) estén en buen uso, bien conectados y en funcionamiento los sistemas de monitoreo y se hace un buen aprovechamiento didáctico de ellos.

 

·        Llevar un libro de registro y mantenimiento en el que se apunten las incidencias y verificaciones efectuadas.

 

·        Efectuar un contrato de mantenimiento que revise y ajuste los quemadores, sistemas de iluminación, etc., e ir sustituyendo calderas y quemadores viejos.


Aislamiento

 

Aislar es tan importante como airear bien. El aislamiento térmico, y de paso acústico, de las viviendas es un buen sistema de ahorro energético y aumento del confort. Las normas españolas obligan, desde octubre de 2006, a incluir el aislamiento adecuado en todo proceso de rehabilitación que afecte al 25% de los cerramientos, siempre que la superficie útil sea superior a los 1.000 metros cuadrados. Cualquier reparación debe incluir en su planteamiento la mejora del aislamiento.

 

Aislar una vivienda o un edificio es evitar que pierda el calor o el frío acumulado en su interior. Existen incluso sistemas de fotografía térmica que permiten visualizar los puntos de pérdida de calor o frío. Se trata, en todo caso, de reducir la demanda energética y plantear algunas acciones de ahorro:

 

·  Aislar la fachada con una capa de 5 cm de material aislante y así reducir el 15% de demanda energética.

 

·  Cambiar cristales simples por dobles y mejorar marcos y bastidores

 

·  Aislar tejados y cubiertas

 

·  Lograr una  buena protección solar en todas las orientaciones

 

·  Escoger materiales naturales como madera, corcho, lana o celulosa reciclada, puesto que Implican menores consumos de energía en su proceso de fabricación que los materiales sintéticos, y busque alternativas a los materiales de PVC.

 

·  Exigir certificados energéticos acreditados.

 

·  Destinar al reciclaje los materiales retirados y sustituidos.

 

·  Informarse  sobre las ayudas públicas para mejorar el aislamiento

 

 

ILUMINACIÓN Y ELECTRICIDAD

La producción y el consumo de energía eléctrica provocan graves problemas ambientales y sanitarios entre los que hay que destacar un cambio climático de dimensiones desconocidas. Por otra parte, en Euskadi producimos una parte muy pequeña de la energía que consumimos y nuestra demanda y el despilfarro de energía son considerables. En las escuelas la iluminación, los equipos de oficina, las máquinas de trabajo, etc.,  demandan cantidades importantes de energía eléctrica. Para disminuir el consumo:

 

·  Utilizar la luz natural en la medida que puedas. Mantén limpias las ventanas y asegúrate que de día las persianas permanecen levantadas, salvo que sea necesario disminuir la claridad.

 

·  No olvidar apagar las luces, al salir de un recinto.

 

·  Poner en marcha campañas para “apagar las luces” y promover al “ahorro energético”.

 

·  Sustituir las bombillas incandescentes por lámparas de bajo consumo. Mantener, limpias dichas lámparas, pues si están sucias emiten menos luz. (http://www.eve.es/web/Eficiencia-Energetica/Productos/Infografias/Lamparas-de-bajo-consumo/Lamparas-de-bajo-consumo-A.aspx)

 

·  Analizar la etiqueta energética de las lámparas y elige las de clase energética A.

 

·  En instalaciones nuevas, asegurarse de que se dispone de varios circuitos independientes de modo que las luces de las zonas más oscuras se puedan encender de forma independiente de las de las zonas mejor iluminadas.

 

·  Instalar controles de detección de iluminación en lugares que no sean de uso constante

 

·  Ponerle nombre a  cada interruptor cuando las luces individuales se encienden o apagan desde  bancos de luces.

 

·  Elegir aparatos de alta eficiencia energética, puesto que ahorran energía. Pedir  información y comparar las opciones.

 

·  Cuando se compren equipos elegir aquellos que tengan “Energy Star” o sistemas que ahorren energía, es decir aquellos equipos que son capaces de pasar a estados de menor consumo energético, al no ser utilizados durante un periodo de tiempo determinado.


 ·  Apagar totalmente el ordenador cuando no se vaya a utilizar durante un periodo superior a 30 minutos. En períodos más breves apagar la pantalla, la pantalla es el elemento que más energía consume. Los protectores de pantalla no ahorran energía.

 

·  Desconectar totalmente los aparatos eléctricos que no se vayan a utilizar; los aparatos que quedan en “estado stand-by” siguen consumiendo energía.

 

·  Conectar algunos equipos a “ladrones” o bases de conexión múltiple con interruptor. Al desconectar el “ladrón” se apagan todos los aparatos y se consiguen ahorros de energía importantes

 

 

EQUIPOS INFORMÁTICOS

 

ORDENADORES, PANTALLAS O MONITORES, IMPRESORAS, FOTOCOPIADORAS, ESCÁNERES Y EQUIPOS MULTIFUNCIÓN

 

Realizar una compra y/o contratación de equipos TIC -ordenadores y/o monitores o pantallas, - con criterios ambientales exige adoptar algunas pautas generales de acción y prestar atención a los aspectos técnicos, a los ambientales y a ciertas certificaciones y etiquetas que garantizan su cumplimiento.

Una estrategia general a seguir  para reducir los impactos ambientales en la compra, uso y desecho de estos materiales sugiere las siguientes acciones:

 

·  Racionalizar la compra de equipos nuevos, haciendo previamente un estudio detallado de los recursos y de las necesidades reales.

 

·   Alargar al máximo la vida útil de los equipos.

 

·   Adquirir equipos eficientes energéticamente para reducir los impactos derivados del consumo de energía.

 

·   Contratar equipos con bajas emisiones de sustancias (polvo, ozono, estireno, etc.), ruidos y radiaciones electromagnéticas para mejorar la salud laboral.

 

·  Utilizar consumibles (papel y tonner o cartuchos de tinta) con bajo impacto ambiental.

 

·  Escoger productos que sean fáciles y seguros de reciclar para maximizar la revalorización de las partes recuperables y para reducir la exposición a sustancias nocivas.

 

·  Garantizar la correcta gestión de los equipos y consumibles al final de su vida útil.

 

Aspectos ambientales y técnicos a tener en cuenta

 

·  Garantizar que el consumo de energía en los diversos modos (preparado / reposo o ahorro de energía / apagado) sea el mínimo posible, para ello se aconseja comprar o alquilar equipos que cumplan con el estándar Energy Star.

 

·  Procurar el mínimo de emisiones acústicas, electromagnéticas y de sustancias, dados sus efectos nocivos demostrados, se procurará que los niveles de ruido, radiaciones electromagnéticas y sustancias como polvo u ozono sean los menores posibles. Muchas ecoetiquetas como la TCO, la Etiqueta Ecológica Europea, el Ángel Azul o el Cisne Nórdico establecen límites de emisión.

 

·   Ser cautelosos con la composición de los materiales de los equipos: además de la restricción del uso de ciertas sustancias peligrosas en aparatos eléctricos y electrónicos, ya regulada por la Directiva 2002/95/EC, podremos ser más exigentes para estos compuestos en algunas aplicaciones.

 

·  Asegurarse de que las fotocopiadoras y las impresoras dispongan de la función dúplex que permite imprimir a doble cara y varias páginas por página. Además, optaremos únicamente por equipos que funcionen correctamente con papel reciclado; y valoraremos que presenten garantía para el uso de tóneres o cartuchos remanufacturados.

 

·  Tener en cuenta que la ergonomía, manejo y diseño de los aparatos sea apto para personas con discapacidades: sobre todo aquellos equipos que centralicen funciones o puedan ser compartidos (por ejemplo impresoras) incluirán características de accesibilidad y usabilidad para todos los usos, incluidos aquellos con alguna discapacidad temporal o permanente.

 

·   Adquirir los de máxima durabilidad y buen diseño,  para garantizar su actualización y reciclaje, alargar al máximo su vida útil y facilitar su reciclaje. A la hora de adquirirlos nos fijaremos también en su diseño (para que, por un lado, de forma sencilla y con herramientas de uso común, sea posible su reparación y actualización; y por otro permita su reciclaje); además, es importante solicitar una garantía mínima y la disponibilidad de piezas de recambio durante un mínimo de años.

 

·  En lo referente a residuos y embalajes garantizar un mínimo contenido de material reciclado y su reutilización (si esta fuera posible) o correcta gestión. En cuanto a los equipos, primeramente se procurará su reutilización y si no fuera posible, se gestionarán de forma correcta a través de gestores autorizados.

 

·  Tener en cuenta las etiquetas y las declaraciones ambientales de los fabricantes y adquirir los equipos con ecoetiquetas o con declaraciones ambientales. Las principales etiquetas y símbolos para este grupo de productos son las siguientes:

 

 

ºAutodeclaraciones ambientales. Las autodeclaraciones ambientales son declaraciones efectuadas por el propio fabricante para dar a conocer ciertas características ambientales de alto valor. Están reguladas por la norma ISO 14021 bajo la denominación de Etiquetado Ecológico Tipo II.

 

   Nota: en las tablas hay que añadir en productos que cubren

En Ángel azul: impresoras, fotocopiadoras, faxes, escáneres y EMF

En Confederación sueca de profesionales: impresoras, fotocopiadoras y faxes

En Agencia de protección (EPA): impresoras, fotocopiadoras, faxes, escáneres y EMF

En expertos y fabricantes del sector: fotocopiadoras, faxes y EMF

 

 

 

SISTEMA DE CALEFACCIÓN (COMBUSTIBLES FÓSILES)

 

El  consumo de energía más importante que se da en un centro escolar es la calefacción, por lo que es el principal factor desde un punto de vista medioambiental, además dell gasto más importante.

 

Es totalmente paradójico; mientras una cantidad importante de calor se pierde por diversos agujeros (ventanas y puertas abiertas,..) el que permanece es causa frecuente de enfermedades (temperatura excesiva, frío-calor,..)

 

Por lo tanto puede tener un fuerte impacto a nivel; a)  medioambiental (aumento de la huella ecológica del centro, de sus emisiones de CO2, cambio climático…), b) de salud y c) económico.

 

Reducir el consumo es la clave para evitarlos,  esta reducción tiene dos aspectos principales, el técnico por una parte y los hábitos de utilización por otro, por lo tanto:

 

  • Poner especial cuidado con los hábitos de utilización; adecuar y ajustar los horarios de inicio y final, asegurar que las ventanas no se queden abiertas a la tarde,..

 

  • Hacer periódicas campañas de concienciación; poner cartelitos en pasillos y aulas animando a cerrar puertas y ventanas,…

 

  • Situar el termostato en 19 ó 20 grados. El bajar un grado supone un ahorro del 10% del gasto energético, sin que nadie lo aprecie.

 

  • Precintar correctamente todos las ventanas, puertas, agujeros y ranuras y utilizar medidas complementarias de aislamiento; burletes y cortinas en las ventanas etc ya que la tendencia del calor es fluir hacia fuera, escaparse, para igualar las temperaturas interior y exterior..

 

  • Asegurar el mantenimiento correcto de la caldera y demás aparatos, teniendo al día  escrupulosamente las revisiones y arreglos.

 

  • Realizar un diagnóstico técnico por parte de EVE o empresa similar y seguir su asesoramiento; tuberías de menor diámetro en función de la orientación, colocación de sondas para medir temperatura,..

 

  • En la medida de lo posible cambiar a un combustible energéticamente eficiente, gas natural por ejemplo, a pesar de suponer una inversión inicial el modificar caldera y demás.

 

 

 

 

 

RUIDO

 

El ruido es un tipo de contaminación, definido como el sonido no deseado, que no produce efectos nocivos en los ciclos naturales pero constituye un problema la salud humana. En los centros escolares hay que considerar dos tipos de ruidos: el interno, que se produce en el propio centro por las conversaciones, juegos, gritos, movimientos de sillas y mesas, etc. y el externo, que se produce en el entorno del centro escolar y puede ser debido al tráfico, al paso de aviones o a alguna industria. Aminorar los dos mejorará la atención, la comunicación y hará que el centro educativo sea más saludable:

 

 

·        Evaluar el nivel de ruido de los distintos espacios del centro escolar y hacer un mapa de ruido, tanto interno como externo.

 

·        Designar espacios del centro con diferente nivel sonoro. Zonas silenciosas, como aulas, secretaría, zona profesorado, etc., con niveles no superiores a 40dB;  intermedias como pasillos, entrada, comedor, no superiores a 60dB o zonas ruidosas como el patio.

 

·        Poner música suave por megafonía al comienzo de las jornadas de mañana y tarde y acostumbrar al alumnado a moverse, ir a clase, sentarse y prepararse para el trabajo en silencio mientras dure la música.

 

·        No hacer ruido en los pasillos y escaleras, no gritar en  el patio durante las horas de clase. hablar bajo, pensando en los demás y tener cuidado al mover las mesas y las sillas.

 

·        Colocar dobles ventana y colocar barreras acústicas en el entorno del centro (árboles en el patio, disminuir tráfico o velocidad de los vehículos del entorno,

·        Aislar los espacios más ruidosos, sala de máquinas, gimnasio, comedor, etC.

 

·        Reparar sillas y mesas defectuosas colocando aislantes.

 

·        Entelar las paredes y enmoquetar la sala de música.

 

Potenciar el acudir al centro escolar a pie, en bicicletas o transporte público

 

 

FUENTES:

·        FERNÁNDEZ, A. (1996).- Eco-auditoría escolar. Gobierno Vasco. Vitoria-Gasteiz

·        plan verde: todo lo que se puede ahorra para mejorar la vida. kutxa

·        serie escuela ecológica: Ruido

 

 

 

 

CLASIFICACIÓN SELECTIVA Y GESTIÓN DE RESIDUOS

 

La reducción de los residuos en origen optimizando las compras y mediante una mejor utilización de los materiales es la mejor manera de reducir el impacto de su centro escolar sobre el medio ambiente. Después de esto, debería tratar de reutilizar y posteriormente reciclar la mayor cantidad posible de los productos de su oficina. La eliminación de residuos mediante su deposición en vertedero debería ser el último recurso tras tener en cuenta todas las opciones anteriores.

 

  • Analizar la cantidad y tipo de residuos que se generan en el centro educativo, y posteriormente, elaborar un plan de acción para una correcta gestión y reducción de los residuos.

 

  • Colocar contenedores para la recogida selectiva de papel, envases, pilas, toners, CD/DVDs, aceite etc. en lugares estratégicos del centro (aulas, secretaría, administración, dirección, talleres, comedor, cocina, patio…).
  • Recoger todo el papel que únicamente se haya utilizado por una cara y volver a utilizarlo para imprimir borradores o como blocs de notas.

 

  • Disponer a mano en las salas de reuniones, papel utilizado únicamente por un lado.

 

  • Elegir aquellos productos con el envoltorio mínimo imprescindible Por ejemplo, paquetes de papel, saquitos de tela o latas de conserva sin caja de cartón añadida.

 

  • Fomentar el uso de tazas de cerámica en las máquinas de café, en lugar de vasos de plástico.

 

  • Realizar la compra de materiales en grandes cantidades y luego guardarlas en el almacén. Además de reducir el precio, se generan menos envases.

 

  • Utilizar aparatos que no necesiten pilas. En el caso de necesitar pilas priorizar las pilas recargables.

 

  • Elegir productos con embalajes mínimos o solicitar a los proveedores que entreguen los productos con embalaje reducido. Solicitar a los proveedores que retiren el exceso de embalaje cuando realicen las entregas.

 

  • No adquirir versiones desechables de productos habitualmente duraderos (papel de cocina, platos, vasos y cubiertos de plástico…).

 

  • Establecer un sistema de reutilización de libros de texto.

 

  • Organizar un mercado de trueque.

 

  • Establecer un sistema en el comedor, donde tanto los alumnos como los/as trabajadores/as puedan realizar la recogida selectiva: con diferentes contenedores, con un protocolo, con carteles, organizando turnos para que el alumnado se responsabilice de sacar los residuos…

 

  • Asegurar que todo el personal ha asumido el programa de reciclado y que consideran el vaciado de los contenedores de reciclado como parte de sus tareas.

 

  • Plegar o compactar los cartones y otros residuos voluminosos para realizar el uso más eficaz posible de las instalaciones de eliminación de residuos.

 

  • Establecer un sistema para compostar los residuos orgánicos generados en el centro (comida sobrada, restos de poda…).

 

  • Fomentar la recogida de ropa usada. Por ejemplo, realizando una campaña coordinada con alguna entidad relacionada con el reciclado de ropa (Cáritas, Recikleta…).

 

  • Impulsar la elaboración de juegos, adornos navideños, manualidades, etc. con material reciclado.

 

  • Devolver los cartuchos de toner usados para su reciclaje a través de una empresa especializada en su reciclado (consulte en el Catálogo de Reciclaje Industrial de la Comunidad Autónoma del País Vasco).

 

 

 

CARTUCHOS DE IMPRESORA DE TINTA Y TONNERS[s1] 

 

Los cartuchos de impresora de chorro de tinta  y los tonners de fotocopiadoras e impresoras láser son considerados residuos peligrosos  dentro de la familia de los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE).

Como tales están sujetos a normativas estrictas que emanan de las autoridades  y que tienen un compromiso de revisión bianual con la intención de adecuar la producción de los aparatos y fungibles a la mejor tecnología posible. Los centros educativos están obligados a su tratamiento selectivo y no debe ser considerado una práctica voluntaria sino obligatoria.

 

Como norma general hay que considerar que aquí también hay que tener en cuenta la necesidad de reducir, de reutilizar y de reciclar al finalizar el uso del producto.

 

El primer paso en la gestión de estos materiales tiene que ver con la reducción de su consumo y el control, es decir evitar imprimir sin necesidad y seguir los siguientes consejos:

 

  • Utilizar soportes digitales en las comunicaciones e informaciones y por principio, no imprimirlas.

 

  • No imprimir tampoco los correos electrónicos.

 

  • Aumentar la costumbre de leer y editar en pantalla.

 

  • Acostumbrarse a trabajar la documentación con las posibilidades de trabajo en común que ofrecen las suites ofimáticas…

 

  • Evitar imprimir sin haber asegurado las características del impreso en la vista de edición del editor de texto.

 

  • Tomar conciencia de la necesidad de evitar “errores” por no conocer las características de las diferentes opciones de edición y, por lo tanto,  tener a mano un manual de ayuda y consultarlo.

 

  • Llevar el registro de las impresiones efectuadas por cada usuario

 

  • Priorizar el uso de las  impresoras más eficaces, poniendo en red las fotocopiadoras centrales, normalmente láser,  en detrimento de los equipos autónomos de chorro de tinta.

 

  • Utilizar por defecto configuraciones borrador y en blanco y negro…

 

  • Dar  preferencia al uso de servicios de edición especializados en impresión de imágenes y fotografías sobre la posibilidad de auto impresión de las mismas.

 

 

El siguiente paso es la reutilización.  Es recomendable utilizar  cartuchos reciclados de tonner y de tinta pues con ello  se contribuye a disminuir las necesidades de producción y se evita incrementar el uso de materiales no reciclables que se usan en su fabricación. Hoy en día existen empresas muy  profesionales que elaboran cartuchos de gran calidad con el mismo rendimiento que los cartuchos nuevos. 

 

Estos pueden ser algunos consejos a tener en cuenta a la hora de efectuar la recarga de los cartuchos:

 

  • Es conveniente recargarlos antes de que se termine la tinta por completo. La tinta actúa como refrigerante en los circuitos del cabezal de impresión, que  trabaja a altas temperaturas, y si el cartucho se queda sin  tinta, se queman los circuitos del cabezal,  dejándolo inutilizable.

 

  • Los cartuchos recargados deben utilizarse inmediatamente.  Como pasa con todos los cartuchos,  deben mantenerse dentro de la impresora una vez que hayan sido abiertos de sus embalajes. Fuera de la impresora se seca la tinta en el cabezal, tapando los  inyectores y reduciendo la vida útil del cartucho.

 

  • Para su traslado al centro de recarga, no es conveniente proteger el cabezal con cinta adhesiva, porque puede dañarlo inutilizándolo.

 

  • Con los cartuchos tonner de impresoras láser es necesario poner cuidado en su manejo y transporte. Por ejemplo,  no se debe tocar el cilindro. Asimismo los recicladotes agradecen que se acompañe de una prueba de impresión antes de sacarlo de la impresora, puesto que permite detectar fallos en el momento en el que se recibe, ahorrando tiempo en la toma de decisiones de restauración y relleno.

 

El tercer paso es el depósito selectivo.  Cuando el cartucho llega al  final de su  vida útil, hemos de  asegurarnos de la correcta gestión de su retirada del ciclo productivo, de la separación de sus componentes  para valorizarlos o inertizarlos en el caso de los no degradables. Tanto el proveedor de tonner reciclado, como el proveedor de nuevo cartucho se pueden encargar de esta tarea, sin embargo, hay que embalarlos en su caja original para facilitar su  correcto transporte.

 

·         Directiva de Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (Waste Electrical and Electronic Equipment, WEEE), 2002/96/CE, http://europa.eu/legislation_summaries/environment/waste_management/l21210_es.htm

·         Ihobe  http://www.ihobe.net/Default.aspx?IdMenu=A2238BD0-3048-4D9D-AB8C-C91C6FDFD475

·         Catálogo productos peligrosos  http://www.ingurumena.ejgv.euskadi.net/r49-4892/es/contenidos/informacion/resid_peligrosos/es_1003/adjuntos/cer.pdf

·         Consejos para la reutilización: http://www.recikla.com/reciclar/recomendaciones.php

·         Buscador de puntos límpios  http://www.ocu.org/puntos-limpios/

 

 

FUENTES

 

FUENTES:

·        EUSKO JAURLARITZA-GOBIERNO VASCO, LURRALDE ANTOLAMENDUA ETA INGURUMEN SAILA-DPTO. DE ORDENACIÓN DEL TERRITORIO Y MEDIO AMBIENTE.  GESTIÓN DEL CONSUMO DEL PAPEL Y CONSUMIBLES DE IMPRESIÓN/FOTOCOPIADO.PAPER KONTSUMOAREN ETA IMPRIMITZEKO/FOTOKOPIATZEKO KONTSUMIGARRIEN KUDEAKETA: BUENAS PRÁCTICAS

·        FERNÁNDEZ, A. (1996).- Eco-auditoría escolar. Gobierno Vasco. Vitoria-Gasteiz

·        Plan Berdea: Bizimodua hobetzeko aurrez dezakezun guztia. Jordi Bigues. KUTXA

·        Guía práctica de la oficina verde. IHOBE

·        Guía de bolsillo para el ahorro de agua en el hogar. AMVISA

·         Guía de la eficiencia energética para administradores de fincas. Albert Cuchí y Gerardo Wadel. Fundación Gas Natural. Barcelona, 2007.

·         Directiva de Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (Waste Electrical and Electronic Equipment, WEEE), 2002/96/CE, http://europa.eu/legislation_summaries/environment/waste_management/l21210_es.htm

·         Catálogo productos peligrosos  http://www.ingurumena.ejgv.euskadi.net/r49-4892/es/contenidos/informacion/resid_peligrosos/es_1003/adjuntos/cer.pdf

·         Consejos para la reutilización: http://www.recikla.com/reciclar/recomendaciones.php

·         Buscador de puntos límpios  http://www.ocu.org/puntos-limpios/


 [s1]Revisado 28-III-2011  J.Ig.

Comments