COACHING

Hoy en día se encuentran numerosos textos que habla del “coaching” en las empresas y en los deportes y de los beneficios que éste aporta a la consecución de los objetivos en población no-clínica. Así, por ejemplo, los participantes de un estudio de Pecina (2009) realizado en unos colegios del distrito de California, que trataba de describir las experiencias de los principales efectos del “coaching” en el proceso de toma de decisiones. Este autor concluyó en que la experiencia en “coaching” ayudó a los estudiantes en la toma de decisiones para su futuro académico.

Además de los beneficios en el área académica el Coaching, provoca cambios, a nivel cognitivo, emocional y conductual, y ayuda a las personas en el auto-aprendizaje y el crecimiento personal.

El “coach” es el profesional que nos ayuda a encontrar el camino, a eliminar obstáculos y a sacar el mejor partido a nuestras capacidades, y el “coachee” es la persona que recibe el “coaching” y es el que cuenta con la mejor información para resolver las situaciones a la que se enfrenta, siendo el coach el que asista al “coachee” para que aprenda de sí mismo.

Este modelo de intervención presupone ser más relevante para las personas con las que se interviene, porque se desarrolla en los ambientes propios de la persona, siendo más beneficioso para su mejora.

A quién va dirigido el coaching?

Personas que quieran mejorar en algún área de su vida.
Que estén pasando por algún acontecimiento vital.
Dificultades académicas en los estudiantes.
Personas que se encuentren con dificultades dentro de su desempeño laboral.
Personas que quieran conseguir unos objetivos y no sepan como.
Etc.