Castillo Tagamanent

    El castillo fue documentado por los cronistas medievales por primera vez en el año 945, y marcaba el límite del condado de Osona y de su arzobispado del cual siempre formó parte. El emblema de Tagamanent es el losanjado de oro y de sable son las armas de los Tagamanent, señores del castillo del pueblo desde el 1082. Se sabe que los Condes de Barcelona alrededor del año 1009 disponían de una habitación-residencia en el castillo.

El castillo era un centro de vigilancia del Valle del Congost, ruta que unía el Vallés y Osona; en el siglo XV el castillo pasó por casamiento a la familia Montbui y después a los Rocaberti, vizcondes de Rocabertí-Perelada aunque con jurisdicción real desde el siglo XVI