Fabricas‎ > ‎

Cercs - Complejo Minero

    La colonia de Sant Corneli, como las vecinas de San José y la Consolación, fue el núcleo minero más importante de Cataluña y el centro con las minas más extensas, situadas en los términos municipales de Cercs , Fígols y Vallcebre . Estas minas fueron explotadas por la empresa "Carbones de Berga, SA" fundada en 1911, y activa hasta 1991.

En el año 1885 la empresa italiana Garaveti, Vallino, bovino & Cía., Explotaba la galería de San Romano, en San Cornelio, y construía los primeros edificios que, posteriormente, formaron la Colonia.  En 1895 el empresario José Enrique de Olano y Loyzaga compró la totalidad de las minas de la zona de Cercs, Fígols y Peguera y empezó la explotación moderna del lignito . Al tratarse de un lugar aislado, con falta de comunicaciones y con necesidad de tener mano de obra estable, Olano optó por crear una colonia con viviendas y servicios básicos para los mineros. Olano aplicó el modelo de las colonias textiles , las cuales ya funcionaban en la comarca del Berguedà y en otros lugares de Cataluña desde 1858. Se proporcionaron vivienda y servicios indispensables (panadería, cantina, escuela e iglesia) a los mineros ya sus familias. De este modo se redujo el absentismo laboral típico de estas zonas rurales donde los mineros eran también pastores, ganaderos y agricultores.

El punto de partida de la colonia fue el núcleo de Sant Corneli, a 960 m de altitud, donde estaban las primeras galerías y algunos edificios: una iglesia de origen románico dedicada a San Cornelio , un molino de harina, algunas viviendas de los mineros y una cantina (tienda de comestibles y productos de primera necesidad), así como un grupo de viviendas en el Serrat de los Toros , hoy llamado los "Tilos". A partir de este primer núcleo, Olano proyectó la colonia de San Cornelio, con la ayuda de su ingeniero jefe, el asturiano Suárez del Villar . De 1901 a 1904 construyó su residencia particular, alejada de la colonia pero al pie de las minas, cerca de la estación del tren "Fígols-Las Minas" y del Santuario de la Consolación . El edificio, una torre historicista similar a un castillo medieval, ha sido uno de los más emblemáticos de las explotaciones mineras. En 1908 el rey Alfonso XIII visitó la explotación minera de Olano en el Berguedà. El rey, Antonio Maura y sus acompañantes hicieron estancia en la torre de Olano.

El 1918 y el 1.920 se inauguraron los edificios de servicios: las oficinas, el economato, el teatro -posteriormente cine-, la escuela y la residencia de las monjas, hoy sede central del museo. Esta residencia, que acogía las aulas, los comedores de los alumnos y la residencia de las monjas, fue convertido en 1931 en el "Hogar del Minero" destinado a servicios (café, escuela, biblioteca, vivienda del directivo, barbería, cinematógrafo y sala de juegos y reuniones).