Domingo 1
 

El domingo increíblemente vimos el  Sol  y  la  mañana  más  hermosas  en  mucho  tiempo.  Vino  la ginecóloga y revisó a Fabiana. Le dio de alta y quedamos esperando a la pediatra de turno. Llegó  y revisó a la pequeña. La pesaron y dio 180 grs. menos que al nacimiento. “-Bien, podría haber sido más, esto es normal”, dijo la pediatra.

           

                            

 

Luego nos dieron indicaciones sobre el estado  de  la  bebé en corto plazo y sus progresos. También le dio de alta. Llamamos a Elizabeth y Carlitos nos  pasó  a buscar. Llegamos sobre el mediodía a casa, al fin !!! Julietta conoció  el  apartamento.  Un  quilombo poner todo en su lugar otra vez. Las cosas  de  la  bebé  costó  bastante  organizarlas.  Por  suerte estaba la abuela Mabel para ayudar  en  todo.  Fuimos  a  buscar  unos  comestibles  para  almorzar mientras Carlitos se quedaba a hacer el aguante. Volvimos y Mabel hizo el almuerzo. La rutina de  la bebé no cambió nunca, teta, popó y dormir. Eso cada dos o tres horas. Cayó luego Miguel de visita. Almorzamos y pasamos a la siesta más reparadora en mucho tiempo. Lo demás, ya es parte de  otra historia.

Una santa, no ?