Concentrado



De forma análoga al legendario mito del funcionamiento del cerebro, 

en la parte izquierda reposarán las cuestiones lógicas, verbales, 

cálculos y análisis fríos y objetivos. 

La parte derecha reflejará la imaginación, las emociones, 

la consciencia del espacio, del deseo, de las emociones y del afecto. 

Por razones que ignoro, los temas tratados de cada lado 

no coinciden todo el tiempo.


 Echen paja (o caídas en ascenso)

 Un instante después de dejar el avión el viento se vuelve como un dragón del que puedes esperar cualquier Él sólo espera un descuido tuyo para convertirte en su juguete. La simetría se vuelve esencial cuando el aire desfila a casi 300 kilometros por hora por la superficie expuesta de tu cuerpo. Un brazo o una pierna fuera de su lugar y la autorotación no se hace esperar; esta última puede adquirir un grado de violencia que podría impedir al paracaidista de controlar el movimiento centrífugo que se acelera. Las sensaciones mas fuertes se consiguen en posiciones verticales, en particular cabeza abajo. 

(continúa en la sección aerodinámica...)

Allons enfants de la patrie...

El rechazo al CPE (contrato de primer empleo) da una oportunidad a la juventud francesa de revivir mayo de 1968. El contrato, dedicado a los menores de 26 años, autoriza al empleador a extender el periodo de prueba hasta 2 años, y le permite despedir sin justificación alguna al trabajador durante ese lapso. El gobierno de derecha, convencido que la propuesta de reforma a los derechos laborales de los jovenes contribuirá a disminuir la tasa de desempleo que caracteriza al Estado francés, no parece tener la intención de ceder frente a las multitudinarias y por momentos violentas manifestaciones de las últimas semanas... (continua en la sección política dominguera)

 

Born into this

Charles Bukowski se presenta como un perdedor más. En cada miserable empleo que se consiguió a lo largo de su vida fue tratado con desprecio por sus superiores, explotado físicamente, estafado en la paga, y desalojado al primer comportamiento rebelde. Su paga, que hasta pasados sus 50 años nunca fue más allá de 100 dólares mensuales, fue consumida sistemáticamente en alcohol (cerveza, por lo general) y en prostitutas (de preferencia con algún defecto visible). Casi sin querer, sus narraciones se convirtieron en la voz que habla en nombre de los olvidados del sueño americano... (continua en la sección criticón)

 

 imagenes que hablan (aquí)


 Claridad

 Un proverbio español decía: tu empieza a hablar, las buenas ideas llegarán sobre la marcha. En medio del sindrome de la página blanca me obligo a escribir para observar cómo la capacidad productiva sigue ahí, lista para ser orientada. Quién me va a leer y por qué? (sigue en metafísica corporal) 

Vuelvo al sur  

Es una cuestión de indentidad. El sur de lejos se vuelve imágenes de luz, tierra digna, gente llena de esperanza, caras que sonrien espontáneamente. Eso somos en el fondo: gente simple que espera la oportunidad de demostrar todo lo que somos capaces de hacer con nuestras vidas, y por supuesto por nuestro planeta que tanto respetamos desde épocas ancestrales. En cuanto al norte, no sabemos con certeza si es más fuente de soluciones que de problemas para el resto de la humanidad. Un buen día la oportunidad está ahí; se cierran las maletas, y se vuelven a abrir para instalarnos en alguna gran ciudad de algún país rico...  (sigue en la sección cuentos torzidos)

Sed creativa

 Seguramente empieza en alguna parte del cuerpo. Es dificil recordarlo porque en muy poco tiempo se siente hasta en los cabellos; las manos se ven más afectadas que los ojos. La lengua y la nariz no se libran del efecto que previamente había pasado por toda la piel, pero sobre todo por el estómago y los pulmones. Sería sencillo decir que algo que comimos, o que vimos, o que soñamos, o la maldormida, o simplemente alguna idea fija sobre algo que queríamos hacer o comprar o evitar nos dejó frustrados... (continua en la sección metafísica corporal)

 Influencia

Cada libro que pasa por nuestras manos, cada idea que da más de dos vueltas por nuestra autopista de neuronas, cada impresión que se vuelve realidad, cada sonrisa compartida con un autor que revive al ser releido. Todo paso de la inspiración ajena por nuestro cerebro lo tranforma tanto en su contenido como en su forma de contener. (continua en extractos)