historia y filosofía suicidio. heráclito,séneca y lucrecio...

Historia de la psicopatología y filosofía del suicidio.

De Heráclito, Séneca, Lucrecio, hasta Montaigne, David Hume, Schopenhauer, Nietzsche, Durkheim, Freud y Karl Menninger, y .....

Tema. Psicopatología y fenomenología del suicidio.

Día 4 de febrero . Psicopatología y suicidio.

volver a página principal

"Mi única enfermedad es estar solo,

soy animal, soy monstruo,

no me gusta la luz, la compañía,

y en ello tengo la desgracia mía.

..........................

Mis alegrías son puras naderías,

pues nada es tan divino como la melancolía.

Trocaría mi estado por el del infeliz

que traigas de la cárcel o mazmorra;

no han remediado mis penas, infierno son.

Mi tormento vivir ya no me deja.

Aborrezco la vida, de tan desesperado:

Dejadme, pues, la soga o el cuchillo.

Todas mis penas son, ante esto, alegrías,

no hay maldición más grande que la melancolía".

De Robert Burton. “The anatomy of melancholy ». Editado por A.E.N.

Resumen de la melancolía según el autor.

Del libro:

-The Savage God. A estudy of suicide. A. Alvarez, 1971.

El Dios salvaje. El duro oficio de vivir. (en la edición española)

-La terapia del deseo. Teoría y práctica de la ética helenística. Autora: Martha C. Nussbaum Ed. Paidos 2003.

Repaso histórico a la filosofía y aproximación psicopatológica al suicidio.

-Los presocráticos y su aproximación a la muerte.

Aforismos y sentencias sobre la vida y la muerte.

-Heráclito de Éfeso (544 a.C.-484 a.C) «El Oscuro de Éfeso»

El « ser uno », en perpetuo movimiento, ese eterno viaje que es la vida y la muerte.

¡¡Todo en movimiento, contínuo hacerse, un devenir, el universo de viaje,¡¡

¿la muerte ?. Se pregunta Heráclito :

- “Lo mismo es en nosotros ser lo que es vivo, que ser lo que es muerto, estar despierto o dormido, ser joven o viejo; pues por el cambio esto es aquello; y por el cambio, aquello es, a su vez, esto”.

- « Muerte es cuantas cosas vemos al despertar, sueño cuantas vemos al dormir »

- « Muertes más grandes obtienen suertes más grandes »

- « A los hombres que mueren les aguardan cosas que no esperan ni se imaginan »

- “ Vivir sus deseos, agotarlos en la vida, es el destino de toda existencia."

- “Inmortales mortales, mortales inmortales, viviendo la muerte de aquéllos, muriendo la vida de éstos.

Ver : « Humanismo y naturaleza » . Teresa Kwiatkowska (Plaza y Valdés editores.)

Empédocles de Agrigento (495/490 - 435/430 a. C)

¿es cierto Empédocles, que te arrojaste al Etna para conseguir celebridad póstuma, un final digno de tu añorada divinidad ?. Si es así, lo has conseguido, porque hoy te nombramos.

Epicuro: (341 a.C. –Atenas-, 270 a.C). “gracias”

-¿la muerte?: "La muerte, temida como el más horrible de los males, no es, en realidad, nada, pues mientras nosotros somos, la muerte no es, y cuando ésta llega, nosotros no somos".

- Carta a Meneceo, 125. "¿Por qué temer a la muerte, si mientras existimos, ella no existe y cuando existe la muerte, entonces, no existimos nosotros?"

-¿Dioses? -se preguntaba Epicuro- “Tal vez los haya. Ni lo afirmo ni lo niego, porque no lo sé ni tengo medios para saberlo. Pero sé, porque esto me lo enseña diariamente la vida, que si existen ni se ocupan ni se preocupan de nosotros».

-¿el placer?. “El placer es el principio y el fin de una vida feliz”.

(Carta a Meneceo, 128)

¡El miedo a la muerte¡ (y la consiguiente aspiración a una prolongación indefinida de la vida) como poseedor de violento poder de turbación.

“En vano hace sufrir” (Epicuro en carta a Meneceo), La mayoría teme a la muerte como “el más estremecedor de todos los males”. El razonamiento filosófico, tiene como misión “ahuyentar las creencias de las que nacen la mayor parte de las turbaciones que se apoderan del alma” (terapia filosófica contra el temor a la muerte)

« El correcto conocimiento de que la muerte no es nada para nosotros hace placentera la mortalidad de la vida, no porque añada un tiempo ilimitado, sino porque elimina el ansia de inmortalidad »

Terapia epicúrea de Lucrecio.

Titus Lucretius Carus (99 a. C. - 55 a. C.? De rerum natura

La física atomista de Demócrito y la filosofía moral de Epicuro.

-¿En qué medida es malo el miedo a la muerte?

-Mortales, ¡¡eliminar las falsas creencias y los falsos deseos que dependen casualmente de aquellas¡¡

-La falsedad sólo se considera enfermedad si se puede demostrar que bloquea la “eudaimonía” (ver también euthymia o “eutimia”).

-El fin o bien último que persigue el hombre es la eudaimonía osea, felicidad, entendida como plenitud de ser.

Los orígenes de la buscada “eutimia”.

Basado en el corpus hipocráticus.

El thymos como “ sentirse uno mismo”, en Homero, el órgano de la emoción y la base del dolor. La athymia, la euthymia, la dysthymia,... aprehender su ser en el mundo, se siente ser, se siente vivir en la felicidad o en la angustia.

Hipócrates (Aforismos VI, 23)

- “Si el temor y la distimia (dysthymia) duran largo tiempo, este va ligado a la bilis negra”.

-“Si la tristeza (dysthymia) y el llanto, duran mucho tiempo, tal estado es melancólico” En Corpus hipocrático (en Epidemias VII, 89 (V L 446):

-“Parmenisco se hallaba afecto (....) de athymia y de un deseo de dejar la vida; y después, por el contrario de euthymia..

-Sobre la melancolía o locura (la ekstasis o manía) de Demócrito.

Se le consulta opinión a Hipócrates (Carta 17 a Damageto)

(ver Robert Burton –“Demócrito el joven” y su “Anatomía de la melancolía” ).


-“ El problema estriba en distinguir al sabio del loco. “A menudo les ocurren a los melancólicos cosas de este tipo: se muestran taciturnos, solitarios, buscan los lugares desiertos; se apartan de los hombres, miran a sus semejantes como a un ser extraño; pero también aquellos que se consagran a la sabiduría pierden todas las otras preocupaciones a causa del estado de la sabiduría”.

Dos casos clínicos de “Suicido por ahorcamiento” en el Corpus hipocrático.

-Como indicación terapéutica en Corpus: Lugares en el hombre 2, I:

“A las personas afligidas, a los enfermos, y a aquellos que tienen deseos de ahorcarse, hacedles tomar por la mañana una infusión de raíz de mandrágora”.

-“Enfermedad de las muchachas, donde se nos dice que “la enferma está loca a causa de una inflamación aguda. (...) temores y pavores causados por la oscuridad, deseo de estrangularse a causa de la presión en torno al corazón. El thymos afectado (...) sumido en la angustia (...) se pervierte a su vez. La enferma menciona cosas terribles que le ordenan saltar, arrojarse a los pozos, estrangularse, como si ello fuera lo mejor (...) Cuando no son los phantasmas es un cierto placer que hace anhelar la muerte como algo nuevo” . “Como consecuencia de visiones de este tipo, muchos se han estrangulado; pero más mujeres que hombres”. (la espada sería el instrumento de la muerte masculina, -véase la muerte de Ayax-)

Aristóteles (384-322 aC) y su Problemata XXX : “el hombre de genio y melancolía”.

Aristóteles. E hombre de genio y la melancolía. Problema XXX. (introducción de Jackie Pigeaud). Quaderns Creme, S.A. BCL. 1996.

¿”Por qué razón todos aquellos hombres que han sido hombres de excepción, bien en lo que respecta a la filosofía, o bien a la ciencia del Estado, la poesía, las artes, resultan ser claramente melancólicos,....”

Cita a Ayax y Belerofonte, y versos de Homero (Ilíada. Canto VI): “Pero cuando se atrajo el odio de todas las deidades, vagaba por los campos de Ale, royendo su ánimo, y apartándose de los hombres,..”

Ética a Nicómaco Libro I. La felicidad. Qué bien es el fin de todos los fines?

« El hombre alcanza la felicidad con riquezas; con honores y fama; otros creen obtenerla por placer… »

Titus Lucrecio Carus (99 aC-55 aC ?) ¡¡un seguidor de Epicuro ¡¡


Lucrecio (2003). La naturaleza. Madrid: Editorial Gredos.

La intención de Lucrecio es liberar al hombre del miedo a los dioses y a la muerte, causas según él de la infelicidad humana.

("Está bien ver al navegante lejano luchar contra la borrasca y naufragar, no porque nos alegremos del mal ajeno, sino porque es bueno hallarse libre de tormentos").

Representa el cosmos como un conjunto fortuito de átomos que se mueven en el vacío ("Nada nace de la nada, nada vuelve a la nada").

« Si existen los dioses, estos no intervienen en los asuntos de los mortales ».

El poema de Lucrecio nos ilustra sobre la conducta humana, el sufrimiento y el placer, la ausencia de prejuicios, la libertad y el suicidio.

De la naturaleza de las cosas” Poema en seis cantos – Lucrecio

«¿Por qué ¡oh mortal! te desesperas tanto?

¿Por qué te das a llanto desmedido?

¿Por qué gimes y lloras tú la muerte?

Si la pasada vida te fue grata,

Si como en vaso agujereado y roto

No fueron derramados tus placeres,

E ingrata pereció tu vida entera,

¿Por qué no te retiras de la vida

Cual de la mesa el convidado, ahíto;

¡Oh necio! y tomas el seguro puerto

Con ánimo tranquilo?

-Lucio Anneo Séneca (Córdoba 4aC - Roma 65 dC)

Escritos estoicos de Séneca. Exhortación al suicidio.

~ Hombre necio, ¿de qué te quejas y qué temes? Mires adonde mires hay un fin a los males.

¿Ves aquel precipicio que abre su boca? Con duce a la libertad. ¿Ves ese torrente, ese no, ese pozo? La libertad mora en ellos. ¿Ves ese árbol atrofiado, reseco y dolido? La libertad cuelga de cada una de sus ramas. Tu cuello, tu garganta, tu corazón son otras tantas maneras de escapar de la esclavitud ... ¿Preguntas por el camino a la libertad? Lo encontrarás en todas las venas de tu cuerpo.

Es una pieza retórica bella y cadenciosa. Pero si la retórica suele ser una protección contra la realidad, una armadura verbal que el escritor pone entre el mundo y él, Séneca llevó sus preceptos a la práctica: se clavó un puñal para evitar la venganza de Nerón, en otro tiempo discípulo suyo. No menos estoica, su mujer Paulina intentó morir con él de la misma forma.


Un solo ejemplo más basta para dar el tono de la época.

Consejo de Atalo, ascético amigo de Séneca, a cierto Marcelino que sufría de una enfermedad incurable y contemplaba la posibilidad del suicidio:

“No te atormentes, Marcelino , como si estuvieras deliberando sobre una gran cuestión. La vida es cosa sin dignidad ni importancia. Hasta tus esclavos y tus animales la poseen en común contigo: pero es cosa grande morir con honra, prudencia y valor. Piensa cuánto tiempo llevas comprometido en el mismo decurso opaco: comer, dormir y consentir tus apetitos. Tal ha sido el círculo. No sólo el hombre prudente, el valeroso o el desdichado pueden querer morir, sino aun el fastidioso »

Tampoco aquí hay brecha alguna entre la retórica y la realidad.

Marcelino adoptó el consejo de su amigo y se mató de hambre, respuesta “fastidiosa” a la salvaje complacencia de la Roma de Tiberio .

Cartas morales de Séneca a Lucilio. “del suicidio”.

“...sabes que no debemos aferrarnos a la vida, pues la buena cosa no es vivir, sino vivir bien. Por esto el sabio no vivirá tanto como pueda, sino tanto como deba; él considerará dónde tiene que vivir, con quién, y qué cosas debe realizar. Siempre piensa en la calidad, no en la cantidad de la vida; si le acontecen cosas molestas que enturbian su tranquilidad, es él quien sale de la vida sin dudar. (...) Morir más pronto o más tarde no tiene importancia; lo que si la tiene es morir bien o mal, y es ciertamente, morir bien huir del peligro de vivir mal”.

-Marco Aurelio (121-180).

Influido por el Estoicismo: La vida del hombre, compuesta de cuerpo, alma (aliento vital) e inteligencia (-noûs-) debe adecuarse a la naturaleza. El noûs o inteligencia desprecia al "soma" (carne y cuerpo), y al Pneumatikón (alma o aliento vital).

El hegemonikón, el principio rector, o “Daimon” (duende, o “Genio” de Sócrates,), el Demiurgo de Platón, controla la parte irracional o “impulso” (hormé; ímpetus en la terminología de Séneca) y a la “phantasia” (riesgo de representaciones nocivas e innecesarias).

Ver: Meditaciones. “Marco Aurelio” Alianza Editorial. Clásico de Grecia y Roma.

La obsesión por el paso del tiempo y de la muerte.

Capítulo III,

3...Heráclito, ..murió. A Demócrito los gusanos, a Sócrates otros gusanos dieron muerte. ¿A qué viene esto?. Embarcaste, navegaste, arribaste: desembarca. Si a otra vida, nada estará allí vacío de dioses. Si en la insensibilidad, cesarás de sufrir dolores y placeres, y de servir a un vaso (cuerpo),.....

34. Entrégate voluntariamente a Clotó (una de las tres Parcas, junto con Láquesis y Átropo), facilitándole que hile tu trama con los sucesos que quiera.

35. Todo es efímero, lo que recuerda y lo recordado.

41. Eres un alma que sostiene un cadáver, como decía Epicteto.

« Vivimos por un instante, sólo para caer en el completo olvido y el vacío infinito de tiempo de esta parte de nuestra existencia."

"Piensa en lo que han hecho, tras pasar una vida de implacable enemistad, sospecha, odio... ahora están muertos y reducidos a cenizas".10

"La vida del hombre es una simple duración, un punto en el tiempo, su contenido una corriente de distancia, la composición del cuerpo propensa a la descomposición, el alma un vórtice, la fortuna incalculable y la fama incierta. Las cosas del cuerpo son como un río y las cosas del alma como un sueño de vapor, la vida es una guerra y la fama después de la muerte, solo olvido."

"Todo lo existente se desintegra y todo lo creado por la naturaleza está destinado a morir." "La duración de la vida de cada uno es irrelevante, un paso para ver el enorme abismo de tiempo detrás de ti y antes de ti en otro infinito por venir. En esta eternidad de la vida de un bebé de tres días y la vida de un Néstor de tres siglos se funden como uno sólo."

"Los deseos conducen a la permanente preocupación y decepción, ya que todo lo que se desea de este mundo es miserable y corrupto."

Para Marco Aurelio la muerte es deseable, ya que pone fin a todos los deseos.12

Jonathan Dollimore, Death, Desire and Loss in Western Culture (London 1998) (12)

…………………..

Primer suicidio literario.

-Yocasta, madre de Edipo, como encomiable salida honrosa a situación insufrible. “se ahorca en su palacio de Tebas”, Edipo se arranca los ojos con los broches de Yacosta”. [Oráculo de Delfos, Layo y Yacosta.]

(Edipo Rey, de Sófocles. Complejo de Edipo de S. Freud.)

Para Homero, era cosa natural, y heroica.

-Egeo se arroja al mar, creyendo erróneamente que su hijo Teseo ha caído en la lucha contra el Minotauro: Al entrar el barco a medio trapo, el rey Egeo, convencido de la muerte de su amado hijo, se lanzó desesperado al mar,.. »

- Erigone se ahorca de pena al descubrir el cuerpo asesinado de su padre Ícaro desatando así entre las mujeres atenienses, dicho sea de paso, una epidemia de suicidios que durará hasta que la sangre de Erigone se lave con la institución del festival de Eora.

-Leuca se tira de una roca para impedir que Apolo la viole.

-El rey Codro, disfrazado, se deja matar en un reyerta para cumplir el Oráculo de Delfos (los lacedemonios tomarán Atenas).

-Carondas, legislador de Catania (Sicilia), se quita la vida al incumplir sus leyes.

“Por nobles razones, por pena, por patriotismo, para evitar la deshonra....”

« Los verdaderos filósofos se ejercitan para la muerte, y esta no les parece de ninguna manera terrible. Si desprecian su cuerpo y desean vivir con su alma sola »

El Fedón Platónico expone la doctrina órfica, “el hombre es propiedad de los dioses” (igual los Pitagóricos y Cristianos más tarde), y “propiedad del estado” (Aristóteles): “el suicidio un delito contra el estado”.


Antes de beber la cicuta Sócrates nos dice: http://www.filosofia.org/cla/pla/azc05019.htm


« ….Todo hombre, que durante su vida ha renunciado a los placeres y a los bienes del cuerpo y los ha mirado como extraños y maléficos, que sólo se ha entregado a los placeres que da la ciencia, y ha puesto en su alma, no adornos extraños, sino adornos que le son propios, como la templanza, la justicia, la fortaleza, la libertad, la verdad; semejante hombre debe esperar tranquilamente la hora de su partida para los infiernos, estando siempre dispuesto para este viaje cuando quiera que el destino le llame. Respecto a vosotros, Simmias y Cebes y los demás aquí presentes, haréis este viaje cuando os llegue vuestro turno. Con respecto a mí, la suerte me llama hoy, como diría un poeta trágico; y ya es tiempo de que me vaya al baño, porque me parece que es mejor no beber el veneno hasta después de haberme bañado, y ahorraré así a las mujeres el trabajo de lavar mi cadáver... »

El Fedón inspiró a Cleombroto a ahogarse, y Catón lo leyó dos veces antes de lanzarse sobre su espada.

(Plutarco en sus "Vidas de los hombres ilustres", se refiere a la muerte de Marco Porcio Catón)

-El deshonor de la derrota era importante y era una discusión común el dilucidar el momento oportuno del suicidio, pues lo mismo puede ser cobardía el suicidarse como el quedar con vida.

-Sófocles (Fragmenta incerta, 36) « El que sigue apegado a la vida en la desgracia, o es un cobarde, o un estúpido”.


Este apego a la vida se consideraba propio de la clase servil y de los esclavos.

- Pero Diógenes le espeta a uno que le aconsejaba el suicidio “ Para aquellos que saben cómo hay que obrar en la vida y qué es lo que hay que decir, es decoroso mantenerse en vida; en cambio, no lo es para los demás; tú, por ejemplo, podrías morirte perfectamente”

(Diog.Laer. VI,I, 10, 18 y s.)

Diógenes se suicidó finalmente con 90 años dejando simplemente de respirar,….

-Eurípides (Frenix, frag. 9) “Estos que ya de nada sirven en el mundo deben abandonarlo y dejar el camino libre a los jóvenes”

-Séneca (Epístolas 104,21) decía: Si con los griegos te agrada conversar, trata con Sócrates y con Zenón; el uno te enseñará a morir cuando sea necesario; el otro, antes de que lo sea.

Los estoicos, ideal más digno: vivir de acuerdo con la naturaleza.

-Zenón , se ahorcó con 98 años, por irritación a raíz de dislocarse un pulgar.

-Cleanto su sucesor, ayunó hasta morir, “tras haber avanzado tanto en el viaje a la muerte, ahora no quería retroceder” .-

En Atenas, y colonias griegas de Marsella y Ceos, los magistrados guardaban dosis de veneno –cicuta- para los que quisieran morir. (página 76)


Quien ya no desee vivir deberá manifestar sus razones al senado, y tras haber recibido permiso abandonará la vida. Si tu existencia te es odiosa, muere, si te abruma el destino, bebe cicuta. Si te doblega la pena, abandona la vida. Haga el infeliz el recuento de su desdicha, provéale el magistrado del remedio y que la miseria llegue a su fin. (cita) ,


-El estoicismo avanzado del Imperio Romano tardío, actualiza los postulados platónicos, e interioriza el suicidio: la cuestión ya no era matarse o no, sino cómo hacerlo con la mayor dignidad, valentía y estilo.

La forma personal de marcharse se convertía en prueba práctica de excelencia y virtud.

................


¿cómo entrar en compañía de los más distinguidos del mundo antiguo?:

Los ya mocionados Sócrates, Codro, Corondas, Licurgo, Cleombroto, Catón, Zenón, Cleanto, Séneca y Paulina.

Los oradores griegos Isócrates y Demóstenes, los poetas romanos Lucrecio, Lucano y Labieno, el dramaturgo Terencio, el crítico Aristarco, y también Petronio, el más fastidioso de todos; Anibal, Bodicea, Bruto, Casio, Marco Antionio y Cleopatra, Estacio, Nerón, Othón, el rey Tholomeo de Chipre, y el rey Sardanapalo de Persia.

Mitriades, quien se había inmunizado tragando durante años pequeñas dosis de veneno,....suicidas ilustres.

El suicidio no era observado con miedo ni repugnancia,. El ejemplo supremo, es el de Corelio Rufo. Según Fedden, “dejó de lado la idea de cometer suicidio bajo el reinado de Domiciano, alegando que no quería perecer en una tiranía. Una vez hubo muerto el emperador, se quitó la vida con ánimo dispuesto y como romano libre”. (cita)

La ley romana, no podía castigar el suicidio de un ciudadano particular si era producto de “impaciencia ante el dolor y la enfermedad u otra causa”, o bien “del cansancio de la vida,...locura, o miedo a la deshonra”.

El suicidio irracional, “sin causa”, era punible : quién no se perdona la vida, mucho menos se la perdonará a otros”.

Excepciones a la ley romana:

-los esclavos (eran una inversión de su amo) y los soldados, que al ser propiedad estatal, su suicidio equivalía a deserción.

-Que un criminal se quitará la vida, cuyo juicio y culpa supondría la confiscación de sus bienes.

-Se consideraba al suicida falto de herederos legales, y se permitía que la familia defendiera al acusado como si estuviera vivo, y si se consideraba inocente, recuperaban sus bienes.

¡El espectáculo y la banalidad de la muerte en la Roma Imperial¡

La superficialidad de la muerte en la Roma imperial, entretenimiento para la muchedumbre.

Ver Donne. “la muerte en los espectáculos de gladiadores”, las ejecuciones públicas como espectáculo, vida cruel, atroz, corrupta y despreciada por la roma sanguinaria, que los estoicos intentaron dignificar la muerte, con un suicidio digno.

El cristianismo, asumió el ideal estoico de la serenidad,...los romanos arrojaban a los cristianos a los leones para divertirse, pero no estaban preparados para que estos recibieran a los animales como instrumentos de gloria y salvación.

dejadme gozar de estas fieras(“desearía que fueran más fieras de lo que son, y si no me atacan las provocaré y atraeré con fuerza”.)

En el Antiguo Testamento relata cuatro suicidios -Sansón, Saúl, Abimelech y Achitofel- ninguno de los cuales merece comentario adverso.

El Nuevo Testamento, registra el suicidio de Judas Iscariote, acto que sumado a sus faltas, parece una culpa y arrepentimiento.

La muerte de Cristo, fue considerada por Tertuliano como una suerte de suicidio.

De allí, el comentario de John Donne, en su Biathanatos (primera defensa moral del suicidio escrita en Inglés) “Nuestro bendito Salvador...eligió sacrificar su vida por nuestra Redención, y verter su sangre”.

-La búsqueda del suicidio y el martirologio cristiano.

Lo cual culminó en la locura de los “donatistas” cuya locura martirológica (amor por el martirio) alcanzó tal extremo que la iglesia acabó declarándolos herejes.


Ver texto:

Inflamaba la furia de los donatistas un frenesí de la más extraordinaria especie. A muchos de estos fanáticos los poseían el horror a la vida y el deseo de martirio ;i su conducta era santificada por la intención de consagrarse a la gloria de la fe verdadera y la esperanza de la dicha eterna,…

En ocasiones perturbaban toscamente las fiestas y profanaban los templos de los paganos con el deseo de incitar a los idólatras más celosos a vengar el honor de sus dioses injuriados. A veces se abrían paso en los tribunales de justicia y obligaban a atemorizados jueces a ordenar que los ejecutaran.

Cuando fracasaban con todo otro recurso, anunciaban el día en que, en presencia de amigos y hermanos, se arrojarían de una roca empinada; y se sabe de muchos precipicios que adquirieron fama por el número de estos suicidios religiosos. (Gibbon)


“la manía suicida que, más que cualquier otra cosa, caracterizó a los cristianos primitivos”. (copiado de Al Alvarez, “el dios salvaje”)


Los donatistas florecieron en los siglos IV y V de nuestra era e inspiraron a su contemporáneo San Agustin el siguiente comentario:

«Su juego diario es matarse por respeto al martirio.»


La idea del suicidio como pecado llega a la doctrina cristiana tardíamente.

Fue en el siglo VI, la iglesia condena el suicidio, invocando la autoridad bíblica del sexto mandamiento “No matarás”.

Fue San Agustín quien instó a los obispos a actuar ; pero, como observaría Rousseau, no se basó en la Biblia, sino en uno de los diálogos platónicos, el Fedón.


-La autoridad de San Agustín contra el suicidio: Argumento platónico, la vida es un don de Dios. La ley canónica,...concilios de Orleans -533- “negó ritos funerarios a quién se matará tras acusación de un delito”; en el concilio de Braga -562- “negó los ritos funerarios a todos los suicidas”; y en el concilio de Toledo -693- “el intento de suicidio pasó a ser motivo de excomunión”


Relato de Mateo (Mateo 27:3-10). del suicidio de Judas Iscariote.

Entonces Judas, el que le había entregado, viendo que era condenado, devolvió arrepentido las treinta piezas de plata a los principales sacerdotes y a los ancianos, diciendo: Yo he pecado entregando sangre inocente. Mas ellos dijeron: ¿Qué nos importa a nosotros? ¡Allá tú! Y arrojando las piezas de plata en el templo, salió, y fue y se ahorcó

Condena de Judas más por haberse matado que por haber traicionado a Cristo”

-Siglo XI, San Bruno: llama a los suicidas: “mártires de Satán”.

-Siglo XIII, Santo Tomas de Aquino, el suicidio es un pecado mortal contra Dios, quien da la vida; también un pecado contra la justicia y la caridad”

“es totalmente ilícito matarse a uno mismo por tres razones: 1) todas las cosas naturales se mantienen a sí mismas en el ser (...).Por lo cual el suicidio (...) es contrario a la ley natural y a la caridad. (2) Porque (...) todo hombre es parte de la comunidad, y (...), al matarse a sí mismo, lesiona a la comunidad. (3) Porque la vida es un regalo de Dios al hombre, y está sujeta a su poder (...). De aquí que todo el que atenta contra su propia vida, peca contra Dios”. (La Summa theologica.)


Excepciones cristianas declaradas “herejes”: Los Cátaros -o Albigenses- del Languedoc (Ver Catarismo), del siglo XII-XIII, buscaron el martirio siguiendo el ejemplo de los primeros santos. (Gnósticos y Ascetas)

El renacimiento humanista : Michel de Montaigne y la libertad última.

El humanista francés Montaigne (1533-1592) Reflexiones sobre la muerte en sus Ensayos” Influenciado por el pensamiento del estoicismo, de Séneca y Sócrates. Coetáneo de Erasmo, Juan Luis Vives, Tomás Moro,


ver link a Cervantes virtual: El suicidio.


Ver Capítulo XXXII. « De cómo algunos buscaron la muerte por huir los placeres de la vida ». « La mayor parte de los antiguos filósofos convienen en que la muerte es preferible a la vida cuando de ésta se esperan más desdichas que bienandanzas; y afirman que poner ahínco en conservar la existencia para sufrir tormentos y trabajos es ir contra los preceptos mismos de la naturaleza »


Ver Capítulo XIX. « Que filosofar es prepararse a morir »

« Es, pues, una de las principales ventajas que la virtud proporciona el menosprecio de la muerte, el cual provee nuestra vida de una dulce tranquilidad y nos suministra un gusto puro y amigable, sin que ninguna otra voluptuosidad sea extinta. (…) La muerte puede ponerlas fin cuando nos plazca, y cortar el hilo de todas nuestras desdichas. Mas la muerte es inevitable ».

« No sabemos dónde la muerte nos espera; aguardémosla en todas partes »


-« La premeditación de la muerte es premeditación de libertad; quien ha aprendido a morir olvida la servidumbre; no hay mal posible en la vida para aquel que ha comprendido bien que la privación de la misma no es un mal: saber morir nos libra de toda sujeción y obligación »

- « Ahora en todo momento me encuentro preparado, y la llegada de la muerte no me sorprenderá, ni me enseñará nada nuevo »

-La libertad última : "La que enseña a los hombres a morir como se aprende a vivir".

-« Si habéis aprovechado la vida estáis saciados, iros satisfechos. Si no habéis sabido hacer uso de ella, si os era inútil, ¿qué se os va en haberla perdido? ¿Para qué la queréis todavía? No es la vida de por sí ni buena ni mala: el bien y el mal dependen del sitio que les hagáis…”

Como la conducta social ante el suicidio se hace represiva e inquisitorial:

-En la Inglaterra de 1601, escribe el abogado isabelino Fulbecke.

“se llevaron al suicida a caballo hasta el lugar de castigo y la vergüenza, donde es colgado de una horca, y nadie puede bajar el cuerpo salvo la autoridad de un magistrado”.

-Blackstone: “el entierro ha sido “en la encrucijada, en el camino, con una estaca clavada al cadaver”, “sobre la cara del muerto se ponía una piedra”.

-Inglaterra, año 1823: última degradación del cadáver de un suicida. “ Griffiths enterrado en la intersección de Grosvenor Place y King´s Road, en Chelsea.

(ver texto de Al Álvarez. “El duro oficio de vivir”.)

-El suicida era declarado felón (“ felo de se ) (criminal que comete una felonía)

Leyes Vigentes hasta 1870, y hasta 1961 el suicida frustrado aun podía ir a la cárcel.

Veredicto de felo de se: privación de entierro religioso, y de legado a los herederos.

“suicidio bajo alteración de equilibrio mental”.

“lo ahorcaron por suicida”.

“Ahorcaron a un hombre que se había cortado la garganta, pero a quien habían salvado de morir ».

« Lo ahorcaron por suicida ».

« El médico los había prevenido de que era imposible ahorcado pues se le abriría la garganta y respiraría por la abertura. No escucharon la advertencia y colgaron al hombre. De inmediato, la herida se abrió y el hombre volvió a la vida aunque lo habían ahorcado.

Convocar a los regidores para que decidieran cómo resolver la cuestión llevó su tiempo.

Por fin los regidores se reunieron y ajustaron el nudo por debajo de la herida hasta que el hombre murió. Oh, Mary mía, qué sociedad loca, qué civilización estúpida.

Esto le escribía Nicholas Ogarev a su amante Mary Sutherland, en torno a 1860, sobre las noticias de los periódicos londinenses.

(en Al Álvarez. « El dios salvaje ». Pág. 62)

-En Francia: 1670, código legal - Ley vigente hasta 1770- del Rey Sol (Luis XIV de Borbón) :

“la degradación del cadaver del suicida, añadiendo la difamación del nombre del reo ad perpetuam rei memoriam. Los nobles eran declarados plebeyos, se destruían sus blasones, se talaban sus bosques, demolían sus castillos, y las propiedades revertían a la corona.

(ver cita de Voltaire: sus bienes son donados al Rey, que casi siempre concede la mitad de ellos a la primera dama de la ópera, que los solicita por medio de uno de sus amantes; la otra mitad pertenece a por ley a la Dirección General de Hacienda).

A partir de 1789, cambios por la “revolución francesa” y “declaración de los derechos del hombre y del ciudadano (26 de agosto de 1789)

Justificación de estas idioteces. ¿miedos, prejuicios, intereses?. Se preguntaba Voltaire.

Voltaire, "De Caton et Du Suicide," Dictionnaire philosophique, II, dans les Oeuvres Completes de Voltaire, tome 38 (Paris, 1774), 394

....................................

El renacimiento del derecho individual, el resurgir del libre albedrío.

Nuevo resurgir de las libertades del hombre gracias a la Ilustración.

-David Hume (1711-1776). Su ensayo “sobre el suicidio”. (1757) (para Bertrand Rusell, el mejor filósofo inglés de todas épocas)

Definición de suicidio por D. Hume como: “La muerte voluntariamente perseguida y alcanzada, con un conocimiento claro de las consecuencias irreversibles de la acción, y en independencia de que el sujeto actúe por sí solo o de forma asistida.

(eutanasia voluntaria pasiva o activa)”.


-Immanuel Kant (1724-1804): filósofo ilustrado, defensor de la revolución francesa, y de una ética de la autonomía como valor central del hombre, repite los argumentos escolásticos para criticar el suicidio:

-“El suicidio es antinatural, perjudica a otros, y obedece a la ignorancia de que nuestra vida no nos pertenece, por que nos ha sido “dada”.

-Ver también la ética de Kant, en Crítica de la razón práctica y Metafísica de las costumbres («Obra de tal modo que uses la humanidad, tanto en tu persona como en la de cualquier otro, siempre como un fin y nunca meramente como un medio.")

-Al contrario de Kant, David Hume y Jeremy Bentham (1748-1832) arguyen a favor de la libertad del suicida, y de la libre conducta sexual. ( De los delitos contra uno mismo , de Bentham) Recordar la invención de “Panoptico” ( Panoptikoa ) de Bentham, y la crítica de Foucault en “Vigilar y castigar”. Michel Foucault en Vigilar y castigar.

Tesis de David Hume, en “sobre el suicidio”.

1) ...ya que las vidas de los hombres son siempre dependientes de las leyes generales de la materia y del movimiento. ¿es la disposición de la propia vida criminal porque en todos los casos resulta criminal incumplir estas leyes o estorbar su operación?. Todos los animales son confiados a su propia prudencia y habilidad para conducirse en el mundo, y tienen plena autoridad hasta donde se extienden sus poderes, para alterar todas las operaciones de la naturaleza. ¿Es porque la vida humana resulta de tanta importancia que constituye una presunción para la prudencia humana disponer de ella?. Pero la vida del hombre no es de mayor importancia para el universo que la de una ostras.,...."


2) ” Si la disposición de la vida humana estuviera tan reservada como dominio peculiar del todopoderoso, que fuera una vulneración de su derecho por parte de los hombres disponer de sus propias vidas, sería igualmente criminal actuar a favor de las perseveración de la vida como en aras de su destrucción. Si me aparto de una piedra que cae sobre mi cabeza, estoy alterando el curso de la naturaleza e invado el dominio especial del todopoderoso, al prolongar mi vida más allá del período que, por las leyes generales de la materia y el movimiento él me había asignado”.


3) ¡Contra la clásica apelación al interés público, social o colectivo como fundamento para la prohibición, castigo o reprobación de la muerte voluntaria.¡¡


Argumento hedonista y utilitarista:

-El hombre vive en sociedad porque ello le proporciona un placer y una felicidad más intensos y más ricos, entre ellos el placer de conservación de la propia vida; ahora bien, si un individuo se ve en una situación de enfermedad o degeneración que le impide obtener ningún placer de la sociedad ni reportar a esta ninguna satisfacción,...para dicho individuo es mucho más satisfactorio dejar de vivir que seguir viviendo.


-“Un hombre que abandona la vida no daña la sociedad. Solo deja de producir bien... Más, concediendo que nuestras obligaciones de hacer bien fueran perpetuas, ciertamente tienen algunos límites. No estoy obligado a hacer un pequeño bien a la sociedad al precio de un gran mal para mí. ¿Por qué debería, entonces, prolongar una existencia miserable a causa de alguna minúscula ventaja que el público pudiera, quizás obtener de mí?..


-Contra el paternalismo según la cual el individuo no es el que mejor puede juzgar, por regla general, respecto de su propio interés. En circunstancias normales, todos los individuos, como animales que somos, preferimos el “vivir” a “no vivir”; no obstante cuando esta vida deja objetivamente de merecer la pena, el único juez con poder para decidir si ha de seguir o no viviéndola es uno mismo, al que hay que reconocer y respetar ese derecho. Derecho para la construcción de nuestra propia personalidad moral, dentro de los esquemas sociales y colectivos, y derecho para nuestra propia destrucción, cuando ésta constituye la única salida racional y moral posible.

Los utilitaristas, y el alegato al libre albedrío, y al disponer de la vida de uno mismo, según su propio interés y beneficio.


-Texto de John Stuart Mill (1806-1873).

“Con respecto al daño (...) que una persona puede causar a la sociedad, sin violar ningún deber preciso hacia el público ni perjudicar especificamente a ningún otro individuo más que a sí mismo, la sociedad puede y debe soportar este inconveniente por amor de ese bien superior que se llama libertad humana.”.

“Que el suicidio puede a menudo ser consistente con nuestro interés y con el deber para con nosotros mismos, nadie puede ponerlo en cuestión, si se concede que la edad, la enfermedad o la desgracia pueden volver la vida una carga y convertirla en algo peor que la aniquilación. ...·”


-Carlos Mellizo . David Hume. Sobre el suicidio y otros ensayos, ed. Alianza, Madrid, 1988.

- J.S. Mill: “Sobre la libertad”, en Sobre la libertad. El utilitarismo, Barcelona. Ed. Orbis. 1989. Hemos reconocido que para el bienestar intelectual de la humanidad (del que depende todo otro bienestar), es necesaria la libertad de opinión,.. »

Algunos psiquiatras siguen las ideas de David Hume:

"El pleito contra la prevención del suicidio" Thomas Szasz, en Claves de razón práctica, 1991,

pags. 74-80. Szasz nos alerta contra la patologización del comportamiento, contra la explicación psicopatología del suicidio, como puerta abierta a la restricción de libertades, y del libre albedrio.

:::::::::::::://::::::::::::::

Bibliografía sobre el tema:

-The history of mental symptoms. Chapter 19: self-harm. G.Berrios. Cambridge University Press. 1996.


Influencia de los enciclopedistas para descriminalizar el suicidio.

-Madame de Staël (1766-1817) y su “Apology of suicide” 1796. “Reflexions sur le suicide: influence of passions”. (visita a Goethe y Schiller en Weimar)

-Cesare Beccaria (1738-1794): “Dei delitti e delle pene”. “De los delitos y de las penas” (1789). “Principió de legalidad”, “abolición de la pena de muerte”.

(“ el Suicidio como un crimen que no puede ser castigado, pues cuando la pena se ejecuta, recae o sobre un inocente o sobre un cadáver” )

-P. J. A. von Feuerbach : la máxima nullum crimen, nulla poena sine praevia lege, (Necesidad de definir legalmente el delito de « suicidio »)

La “accidia”, la “tristitia”, la “desperatio”, el “taedium vitae”, y la “frenesiason causas de suicidio.

-El modelo anatomo-clínico, de “total insanity” a “partial insanities”.

Las monomanías, los delirios parciales: La locura parcial puede explicar el Suicidio”.

Ver Monomanías impulsivas de Guislain y Giné Partagás, a propósito del impulso suicida, o la impulsión suicida.

-La non-intellectual insanities (desorden basado en las emociones y en la voluntad).

Estar o ser “Insano o alienado”, sin presentar delirios ni alucinaciones.


-Proteger a la familia del suicida de las persecuciones religiosas y legales.

French Encyclopedia: Denis Diderot (1713-1784). Jacobo el fatalista (Jacques le fataliste), análisis psicológico del libre albedrio.

-“La imputación del suicidio dependerá de la valoración del estado mental (situation d´esprit), siendo inimputables por enfermedad cerebral (cerveau derange), depresión (tombe dans une noire melancolie) , o delirium (Phrénesie)”.

-¡¡Al menos, algunos enfermos mentales, no deberían ser declarados felo de se.¡¡

- “Las enfermedades mentales llevan al suicidio”:

Estudiso de J.C. Schmitt sobre el suicidio en el medievo: la “accidia”, “tristitia”, “desperatio”, “taedium vitae”, y “frenesia” llevan al suicidio en el medievo.

(cita de G. Berrios en “self-harm » Chapter 19 de « The history of mental symptoms » Cambridge University Press. 1996. )

- Georges MINOIS, History of Suicide. Voluntary Death in Western Cultures, Baltimore (EE.

UU.), 1999, p. 1. (trad. de orig. Histoire du suicide: La société occidentale face à la mort

volontaire, París, 1995).

-Jean-Claude SCHMITT, Le suicide au Moyen Âge, “Annales E.S.C.”, XXXIV, 1 (1976),

-Alexander MURRAY, La grande mélancolie du Moyen Âge, “L’histoire”, 189 (1995), pp. 34-

35. Idem, Suicide in the Middle Ages. Volume I: The Violent against Themselves, Oxford-Nueva

York, 1998. Idem, Suicide in the Middle Ages. Volume II: The Curse on Self-Murder, Oxford-

Nueva York, 2000. Idem, Suicide in the Middle Ages. Volume III: The Mapping of Mental

Desolation, Oxford-Nueva York.

-History of Penal Methods: Criminals, Witches, Lunatics. Por George Ives. Kessinger Publishing, 2003

La filosofía del individuo, y la filosofía de la sospecha:

-Arthur Schopenhauer (1788-1860)

« el origen de todo mal se ha de buscar en la insaciable voluntad de vivir »

“ el suicidio, lejos de negar la voluntad de vivir, la afirma enérgicamente. Pues la negación no consiste en aborrecer el dolor, sino los goces de la vida. El suicida ama la vida; lo único que le pasa es que no acepta las condiciones en que se le ofrece. Al destruir su cuerpo no renuncia a la voluntad de vivir, sino a la vida. Quiere vivir, aceptaría una vida sin sufrimientos y la afirmación de su cuerpo, pero sufre indeciblemente porque las circunstancias no le permiten gozar de la vida. ” (PP cap.69, p.305)

Parerga y Paralipómena ("Sobre el dolor del mundo, el suicidio y la voluntad de vivir")

“es manifiesto que nada hay en el mundo sobre lo cual tenga cada uno un derecho tan indiscutible como su propia persona y vida”

“ el virulento celo de los sacerdotes de las religiones monoteístas, que no encuentra sin embargo apoyo alguno en la Biblia ni en argumentos convincentes, parece, pues descansar por fuerza en una razón huera”

-Friedrich Nietzsche (1844-1860)

En Así habló Zaratrustra : “La muerte libre”, una defensa estremecedora sobre la eutanasia y el suicidio:

“No quiero ser como los cordeleros, que estiran su hilo caminando para atrás. Mas de uno llega a tan viejo que ya no es edad la suya ni para sus verdades y sus victorias; la boca desdentada ya no tiene derecho a decir todas las verdades” (p.539)

.. » La muerte, elegida libremente, la muerte realizada a tiempo, con lucidez y alegría, entre hijos y testigos: de modo que aún resulte posible una despedida real, a la que asista todavía aquél que se despide, así como una tasación real de lo conseguido y querido, una suma de la vida –todo ello en antítesis a la lamentable y horrible comedia que el cristianismo ha hecho de la hora de la muerte. Se debería, por amor a la vida querer la muerte de otra manera…”

Vuelta a la opinión psiquiátrica y suicidio :

¿Existen las « Locuras lúcidas, las monomanías suicidas, las melancolías suicidas, las monomanías impulsivas, las locura parciales ?.»

A final del XVIII, abuso del punto de vista psiquiátrico, y nuevo ataque contra la libertad de elección personal sobre la vida, o la elección del suicidio.

-Jean Dumas, « Traite du Suicide ou du meurte volontaire de soi-meme » (Amsterdam, 1773). « c’est un crime de disposer de sa vie, sans en avoir reçu le droit de Dieu à qui seul elle appartient »

Jean Dumas, en 1773, ataca la defensa del suicidio en Montesquieu, en sus “Letras persas” ( LXXVI Letter persones) , y el materialismo del Baron d´Holbach, descrito en su “Système de la Nature” (escrito con Diderot, y ejemplo de determinismo físico y ateismo):

“ the mind is the same thing as the brain, there is no "soul" without a living body, .. » .

Moore C. (1790) A full injury into the subjet of suicide (2V) London: J.F.C. Rivingtgon. 1790

-Moore C en 1790. (Trinity college): Acepta que el suicida no padezca enajenación mental, y añade: “If a lunatic can be proved to have committed suicide during a lucid interval, he is adjudged in the eye of the law a felo de se.”

-Jean-Étienne Esquirol, "Mental Maladies" (1838) El suicidio casi siempre como un síntoma de « insanity » pero no una enfermedad per se.

-Esquirol 1821 : lista de causas de suicidio: “for the highest motives”, “for social delusions” (idées fausses, mais accréditées), impulsive emotion, organic delirium, mania, hypochondria, lypemania, y para-suicide (suicide simulé).

-E. Lisle negó la “monomanía suicida”, atacó la idea de Falret como inventor de la “melancolie suicide”.

(Citado en: Causes of Suicide, de M. Halbwachs, Taylor & Francis, 1978),

-M. Fodére (54) “el suicidio siempre como el resultado de la enfermedad mental”

“como el impulso al homicidio, la propensión al suicidio es simplemente una perversión moral”.

(M. Fodére : Hypochandrie et Suicide, Paris, 182)

-El italiano, Henry Morselli, author of Suicide: An Essay on Comparative Moral Statistics (1881) : el suicido como fruto de una fuerte lucha por la vida y los procesos evolutivos de la naturaleza, concluyó que el suicidio podía ser sólo reducido disminuyendo la población con un control de la nataldad. Morsellí culpó al protestantismo, al « libre pensamiento » y al individualismo del aumento de suicidios. La filosofía individualista concede al suicidio un carácter de libertad y espontaneidad, es preciso vincularlo al fenómeno social para prevenir el suicidio.

-Émile Durkheim (1858-1917). (sociología moderna junto con Max Weber y Karl Marx).

« El suicidio » (1897) . Establece la primera teoría comprensiva del suicidio basado en la sociología ; postula dos fuerzas sociales que iteractuan en todas las sociedades : regulación e integración. Las sociedades « caóticas y confusas » producen suicidios por « anomia », las coercitivas, que constriñen y reglamentan originan suicidios « fatalistas », en las que el individuo se siente separado y alienado, se dan los suicidas « egoistas », y en la sociedades con una hiperidenitifación con los valores y causas de las personas en la sociedad, el suicidio « altruista ».

-Blondel 1933; Ey, On Le suicide pahologique, 1950.

-Ey H. Le suicide pathologique. Etudes psychiatriques. Paris, 1950.

-Ey H. Melancolie. Etudes psychiatriques, Desclée de Brouwer, Paris, 1954.

(Blondel, -con G. Deny y Dejerine- seguidor de Durkheim, y Bergson)

Ver : Durkheim and French psychiatric views on suicide during the 19th century.

A conceptual history. Berrios and Mohanna The British Journal of Psychiatry. 1990; 156:

-Wilhelm Griesinger (1817-1868):

“la patología y etiología del sucidio no corresponde enteramente a la psiquiatría” ¡no podemos concluir que el suicidio es siempre un síntomas o un resultado de la enfermedad mental”.

Ver: Griesinger y sus 5 tipos de melancolía, y una melancolía suicida: “con tendencias destructivas”

1- M. Hipocondríaca: depresión masiva centrada en la idea de la enfermedad del cuerpo.

2- M. propiamente dicha : centrada en la idea de la ruina del yo.

3- M. con estupor catatónico. Estupor e inhibición del lenguaje y comunicación.

4- M. con tendencias destructivas: a) suicidio, b) asesinato, c) impulsiones destructivas

5- M. Agitada: con angustia y exaltación psicomotriz.

Bucknill and Tuke 1858 (En Berrios) ¿el suicidio es el resultado de una enfermdedad cerebral-mental (cerebro-mental disease)? . Debe ser contestada tanto afirmativa como negativamente. Que el acto suicida puede se cometido en una perfecto estado de salud mental, no puede por el momento, ser discutido”.

Defensor de las tesis psiquiátricas: caricaturizar a Durkheim,

Jean-Baptiste Cazauvieilh,

Du Suicide. de l'alienation mentale et des crimes contre les personnes, compares dans leur rapports reciproques (Paris, 1840)

Cazauvieilh “rural suicide·, Tres tipos de suicidios, y todos por desorden psiquiátrico. Por desorden del pensamiento, de los afectos, o de la volición. (délire de intelligence, affections, and actions). “real” suicidio, como acto acompañado de clara conciencia y voluntad determinada. Suicidio “accidental” todas las muertes en el “insane” sin una formal intención de moir.

Consideró suicidio y homicidio como actos emparejados, y aportó 16 estudios postmorten buscando el siège de l´organe dont les souffrances portent au meurtre de soi-même.

-Louis Bertrand, Traite du Suicide: considere dans ses rapports avec la philosophie, la theologie, la medecine, et la jurisprudence. (Paris, 1857).

-Forbes Winslow, The Anatomy of Suicide (London, 1840; reprint Boston, 1978)

« Suicide, gender, and the fear of modernity in nineteenth-century medical and social thought ».

Pilcz, Alexander (1871-1954) y Kraepelin. Sólo el 30% de los suicidios parecían asociados a una enfermedad mental. Trabajo de Serin. Un tercio de los suicidios eran concevidos y ejecutados en ausencia de psicopatología.

Serin, 'Une enquete medico-sociale sur le suicide a Paris', Annales medico- psychologiques. 1926, en : Emile Durkheim Escrito por Peter Hamilton

« la explicación social del suicidio ».

-Trabajo de Maurice de Fleury (1860-1931) .( l'affaire Dreyfus. Zola ). alumno de Charcot. L'Angoisse humaine (1924) L'Ame du criminel, les principes de psychiatrie et de science criminelle qui dirigeaient son action et ses recherches fondées sur l'idée que le criminel est un malade qu'il faut soigner sans haine et avec pitié. (75) .

-Trabajo de Maurice Halbwachs (1877-1945 –Buchenwald-) : « La memoria colectiva », « la clase obrera y los niveles de vida » « todos los suicidios tienen causa social, después de todo, la enfermedad mental también tiene causa social ».

-Trabajo de Charles Blondel (influido por Henri Bergson) « Mordid consciousness » (1914), « Collective psychology » (1921) y « Suicide » 1933 . En cette querelle les parties extrêmes semblend tous deux dans leur tort.

Le suicide relève-t-il de la psychiatrie ou de la sociologie? La controverse entre Charles Blondel et Maurice Halbwachs au début des années 30 [Abstract]

-Ver Trabajos de S. Freud (1856-1939)

-Freud. Obras completas. Ed. Biblioteca nueva. Tomo II. Duelo y melancolía. (1915), Consideraciones sobre la guerra y la muerte (1915), y Más allá del principio del placer (1920) en Tomo III. Pag 2507

“soportar la vida, es y será siempre el deber primero de todos los vivientes”.

Si quieres soportar la vida, prepárate para para la muerte: Si vis vitam, para morten”

-Karl Menninger (1893-1990) ver clínica Menninger en Topeka. En 1938, el libro « Man against Himself » extiende el concepto de instinto de muerte de Freud, e hipotetiza que tres elementos coexisten en constante intercambio en las conductas auto-destructivas : el deseo de matar al otro, el de ser aniquilado por el otro, y le deseo de morir. Ver también el texto : « The crime of punishmen » (1968).

And Dr. Szasz's response to Dr. Menninge http://www.szasz.com/menninger.html

Ver : Suicide: Theory, Practice, and Investigation. De Stephen T. Holmes. Publicado por SAGE, 2005

Ah¡ se me olvidaba, esto no está en el DSM-IV.

Bibliografía disponible a vuestra disposición.

-de los clásicos de psicopatología.

- The history of mental symptoms. Chapter 19: self-harm. G. Berrios. Cambridge University Press. 1996.

- Existencia psychotherapy. Capítulo 4: Death and psychopatology. De Irvin D. Yalom. Ed. BasicBooks. 1980.

- Freud. Obras completas. Ed. Biblioteca nueva. Tomo II. Duelo y melancolía. (1915), Consideraciones sobre la guerra y la muerte (1915), y Más allá del principio del placer (1920) en Tomo III. Pag 2507

“soportar la vida, es y será siempre el deber primero de todos los vivientes”.

Si quieres soportar la vida, prepárate para para la muerte: Si vis vitam, para morten”.

libros de literatura recomendados:

-”La tienda de los suicidas”. De Jean Teulé. Ed. Brugera,

- Las penas del joven Werther. De Goethe. Ed. Austral.

- La muerte de Ivan Ilich. De Tolstoi.

-Libros de ensayo que recomiendo sobre el suicidio.

- Henri Roorda. "Mi suicidio" (rad. de Miguel Rubio). Trama editorial, Madrid. 2004.

- Ayudar a morir, con prefacio de John Berger. Por Drª. Iona Heath. Katz Editores.

- Carta a D. Historia de un amor. Autor: André Gorz. Editorial Paidos. 2008.

- El dios salvaje. El duro oficio de vivir. De Al Alvarez. Editorial emcé 2003.

- Levantar la mano sobre uno mismo. Discurso sobre la muerte voluntaria. Jean Améry. Ed. Pre-textos.

- Historia de la muerte en occidente. De Philippe Aries. Ed. El Acantilado.

- Historia del suicidio en occidente. Ramón Andrés. Ediciones Península.

- El arte del suicidio. Ron M. Brown. Ed. Síntesis.

- Suicidio. De J.L. Fernandez Sastre,. F. Fuentenebro, A. Rojo Pantoja (eds.). Publicado por Sociedad de historia de la filosofia y psiquiatría. Año 2007.

- Biathanatos. De John Donne. Ed. Presses Universitaires de France. (ver edición AEN)

Ensayos filosóficos sobre el suicidio.

- Sobre el dolor del mundo, el suicidio y la voluntad de vivir. Autor: Arthur Schopenhauer. Editorial Tecnos. 2006.

- En las cimas de la desesperación. E. M. Cioran. Tusquets editores.

- El mito de Sisifo. Albert Camus. En. Obras completas. Ed. Alianza Tres.

el único problema filosófico verdaderamente importante, es decidir si vale la pena seguir viviendo, o afrontar la muerte”

- La terapia del deseo. Teoría y práctica de la ética helenística. Autora: Martha C. Nussbaum Ed. Paidos 2003.

- Escritos consolatorios. Cartas a Lucilio. Autor: Séneca. Alianza Editorial 2008.

- La consolación de la filosofía (De consolatione Philosophiae) De Boecio: (480-524). Alianza editorial. 2008.

- Los filósofos presocráticos. Editorial Gredos, Madrid 1978.

- Epicuro. Exhortaciones, y “sobre el placer y la felicidad”. (Varias ediciones)

“La muerte es una quimera, pues cuando yo estoy, ella no está; y cuando ella está, yo no."

Y los Textos poéticos sobre el suicidio.

- “Paradojas y devociones”. John Donne. Ediciones cuatro. 1997.

- La muerte. Juan Ramón Jiménez. Ed. Seix Barral.

- Ariel. Sylvia Plath. Ed. Poesía Hiperión.

- Poemas japoneses a la muerte. Antología y prólogo de Yoel Hoffmann. DVD

-“Ese maldito yo”. E. M. Cioran. Tusquets ediciones.

¡¡añadir alguna sugerencia, y referencia bibliográfica¡¡

Texto para estudio de psicopatología y fenomenología de la conducta suicida.

Docencia para médicos internos residentes de psiquiatría (MIR) y psicólogos clínicos (PIR)

Jornadas docente del 4 de febrero del 2009.

Lugar : Hospital Miguel Servet de Zaragoza.

“Seminario de Psicopatología descriptiva y fenomenología”

Hospital Universitario Miguel Servet. Servicio de Psiquiatría

Paseo Isabel La Católica 1-3. 5.009 Zaragoza.

Tf: 976 76 55 00. FAX: 976 76 56 12.

jldiasahun@gmail.com