APOCALIPSIS 17 (UNA PROFECÍA REESTRUCTURADA)

 

 Y vino uno de los siete ángeles que tenían las siete copas, y habló conmigo, diciéndome: Ven acá, y te mostraré la condenación de la grande ramera, la cual está sentada sobre muchas aguas: Con la cual han fornicado los reyes de la tierra, y los que moran en la tierra se han embriagado con el vino de su fornicación. Y me llevó en Espíritu al desierto; y vi una mujer sentada sobre una bestia bermeja llena de nombres de blasfemia y que tenía siete cabezas y diez cuernos. Y la mujer estaba vestida de púrpura y de escarlata, y dorada con oro, y adornada de piedras preciosas y de perlas, teniendo un cáliz de oro en su mano lleno de abominaciones y de la suciedad de su fornicación; Y en su frente un nombre escrito: MISTERIO, BABILONIA LA GRANDE, LA MADRE DE LAS FORNICACIONES Y DE LAS ABOMINACIONES DE LA TIERRA. Y vi la mujer embriagada de la sangre de los santos, y de la sangre de los mártires de Jesús: y cuando la vi, quedé maravillado de grande admiración. Y el ángel me dijo: ¿Por qué te maravillas? Yo te diré el misterio de la mujer, y de la bestia que la trae, la cual tiene siete cabezas y diez cuernos. La bestia que has visto, fue, y no es; y ha de subir del abismo, y ha de ir a perdición: y los moradores de la tierra, cuyos nombres no están escritos en el libro de la vida desde la fundación del mundo, se maravillarán viendo la bestia que era y no es, aunque es. Y aquí hay mente que tiene sabiduría. Las siete cabezas son siete montes, sobre los cuales se asienta la mujer. 10 Y son siete reyes. Los cinco son caídos; el uno es, el otro aun no es venido; y cuando viniere, es necesario que dure breve tiempo. 11 Y la bestia que era, y no es, es también el octavo, y es de los siete, y va á perdición. 12 Y los diez cuernos que has visto, son diez reyes, que aún no han recibido reino; mas tomarán potencia por una hora como reyes con la bestia. 13 Estos tienen un consejo, y darán su potencia y autoridad a la bestia. 14 Ellos pelearán contra el Cordero, y el Cordero los vencerá, porque es el Señor de los señores, y el Rey de los reyes: y los que están con él son llamados, y elegidos, y fieles. 15 Y él me dice: Las aguas que has visto donde la ramera se sienta, son pueblos y muchedumbres y naciones y lenguas. 16 Y los diez cuernos que viste en la bestia, éstos aborrecerán a la ramera, y la harán desolada y desnuda: y comerán sus carnes, y la quemarán con fuego: 17 Porque Dios ha puesto en sus corazones ejecutar lo que le plugo, y el ponerse de acuerdo, y dar su reino a la bestia, hasta que sean cumplidas las palabras de Dios. 18 Y la mujer que has visto, es la grande ciudad que tiene reino sobre los reyes de la tierra.” Apocalipsis 17: 1-18 (Reina Valera 1909)

UNA BREVE EXPLICACIÓN DE TODO LO ANTERIOR

En resumen, a Juan se le muestra el juicio final de la gran ramera debido a la consecuencia de sus actos. Esta gran ramera, referida como la Gran Babilonia, fue revelada a Juan en el desierto (v. 3). Este es un importante contexto, como lo veremos más adelante.

La descripción de la ramera es paralela a la primera Apocalipsis 13 que también tiene las siete cabezas y diez cuernos (v. 7) indicando que ambos símbolos representan la misma entidad (el sistema papal de la Iglesia Católica romana). Además, la ramera se describe como sentada sobre siete colinas (v. 9). Roma frecuentemente ha sido identificada como la Ciudad de las Siete Colinas, desde tiempos clásicos hasta el día de hoy. 

Mientras que en Apocalipsis 13 la unión de la iglesia con el estado fue mezclada en un sólo símbolo, en Apocalipsis 17 Dios nos la ha mostrado separadamente. Una mujer que simboliza una iglesia en la Biblia, en este caso la ramera – una iglesia impura, y, una bestia que siempre ha significado un reino o nación que persigue a los escogidos de Dios; una mujer impura que está sentada (controlando) sobre una bestia (nación) de púrpura y escarlata (sangrienta). Esto nuevamente refuerza la realidad del sistema Católico de ser el único sistema que es una iglesia y un reino terrenal al mismo tiempo. Esta ramera se describe como eminentemente rica, orgullosa y lo más importante, bien corrupta (v. 4, 5). Definitivamente, representa para Satanás el último instrumento supremo del engaño.

Los siguientes versículos son claves: “Y son siete reyes. Los cinco son caídos; el uno es, el otro aun no es venido; y cuando viniere, es necesario que dure breve tiempo. Y la bestia que era, y no es, es también el octavo, y es de los siete, y va á perdición.” Apocalipsis 17:10-11. Dios elabora sobre las siete cabezas de la bestia, las cuales son identificadas como siete reyes. Significativamente, la visión a Juan fue manifestada durante el gobierno del sexto rey, el cual será precedido por el séptimo rey, quien reinará por poco tiempo. Sin embargo, el octavo rey será uno de los siete anteriores, pero cuando este aparezca del abismo (v. 8), no solamente será rey (con poder para gobernar) pero también será una bestia (con poder para perseguir); finalmente, irá rumbo a la destrucción.

Cuando uno de los siete reyes reaparezca del abismo como el octavo rey pero en forma de bestia, los diez reyes de la tierra (v. 12) (diez es un todo incluido, número universal indicando que incluye todos los gobernantes de la tierra; semejante a la parábola de las diez vírgenes) se asombrarán por la bestia y estarán dispuestos a rendirse al poder de ella por un corto tiempo. (v. 12, 13). Ambas, la bestia y los diez reyes gobernarán y harán guerra contra la iglesia de Cristo por un poco de tiempo, pero no los vencerán (v. 14). 

Justo antes del fin de los tiempos, los diez reyes descubrirán que fueron cordiales con la bestia y que fueron engañados por ella (el octavo rey que vino del abismo) y tomarán venganza en contra del sistema de la bestia y la destruirán (v. 16). Para este tiempo, aunque tardío, estarán haciendo la voluntad de Dios (v. 17).



EL DESIERTO EN CONTEXTO 

Gran Ramera montada sobre la bestia fue revelada en el desierto (Ap. 17:3)

Esto es importante y no es por coincidencia que la “mujer sentada sobre una bestia escarlata” fue revelada en el desierto. En Apocalipsis 17, Dios nos está indicando el período de tiempo en el cuál la Iglesia Católica romana se encontraba al momento de la revelación. Para entender que le pasará al mundo cuando la Iglesia Católica salga de su experiencia en el desierto, tenemos que entender cómo esta entró en ese período desértico.

¿Qué significa el desierto en la profecía Bíblica? 

“Fueron dadas a la mujer dos alas de grande águila, para que de la presencia de la serpiente volase al desierto, a su lugar, donde es mantenida por un tiempo, y tiempos, y la mitad de un tiempo.” 

En el libro de Apocalipsis tenemos una referencia de otra iglesia que fue al desierto. Fue la verdadera iglesia de Dios durante la Edad Media, cuando la Iglesia sufrió las persecuciones papales: “Y la mujer huyó al desierto, donde tiene lugar aparejado de Dios, para que allí la mantengan mil doscientos y sesenta días.” Apocalipsis 12:6.Nosotros sabemos que esta Iglesia fue pura, ya que fue Dios que la llevó al desierto, lejos de la persecución papal que rigió durante 1260 años desde al año 538 D.C. hasta el 1798 D.C. El dragón (Satanás) estuvo batallando en contra de la iglesia durante este periodo, usando su instrumento terrenal, la Iglesia Católica romana: “Fueron dadas a la mujer dos alas de grande águila, para que de la presencia de la serpiente volase al desierto, a su lugar, donde es mantenida por un tiempo, y tiempos, y la mitad de un tiempo.” Apocalipsis 12:14. El desierto entonces, proféticamente, es una explicación figurativa de las duras condiciones que enfrentaba la iglesia en un período particular de su historia. 

¿Cuándo salió la verdadera iglesia del Señor de la experiencia desértica? 

La respuesta lógica a dicha pregunta sería cuando concluyó la persecución papal. Esto oficialmente pasó en el año 1798, cuando Napoleón Bonaparte, enviado a Roma, exilió al papa Pío VI a Valence en Francia. Al mismo tiempo, Berthier declaraba el fin del poderío (temporal) que la Iglesia Católica mantenía sobre Europa en ese tiempo. Fue el más humillante y abrupto fin para un largo período de poder que se mantuvo por 1260 años. Después de esto, las Sociedades Bíblicas Cristianas (Christian Bible Societies) se esparcieron por todo el mundo, sin restricciones o amenazas a censuras por parte de los papas. Así, el año 1798 marca la fecha en la cual la iglesia de Dios termina su experiencia en el desierto. Ocurrido lo anterior, la iglesia de Dios estaba totalmente libre para enfocar toda su energía en traducir e imprimir la Biblia a todos los idiomas posibles y de conducir actividades misioneras por todo el mundo.

¿Entonces la Iglesia Católica entró a la experiencia desértica mientras la verdadera iglesia de Dios salía de tal?

Esto fue exactamente lo que pasó. En 1798, la Iglesia Católica no solamente perdía su poder temporal sobre los reyes, duques y príncipes de la mayor parte de Europa, sino que también fue un hecho que ya no era libre para llevar sus propios privilegios eclesiásticos, tal como seleccionar al papa que reemplazaría a Pío VI. Sus representantes necesitaron el permiso de Napoleón Bonaparte antes de poder nombrar a Pío VII, en 1800, como sucesor del papa que murió en el exilio, un año antes.

Agregado a lo anterior, la experiencia desértica trajo a la Iglesia Católica un sufrimiento profundo desde una dirección inesperada – desde su propia casa, Italia. Aquí está el trasfondo de la cruel y árida realidad que enfrentó la Iglesia Católica en Italia en el siglo diecinueve:

Después de la segunda y última derrota de Napoleón en el año de 1815, los italianos hallaron a la península dividida en estados, ducados y territorios papales. Metternich, un líder austriaco de la época, se refería siempre a Italia como una mera ‘expresión geográfica’, reflejando la ausencia de un país unido. Esta situación anormal dio cabida al levantamiento de intentos nacionalistas para unificar a Italia en un solo país. Sin embargo, estos conatos fueron vistos con gran sospecha y resistencia de parte de la Iglesia Católica. Con el tiempo, la convicción creció en la mente de los líderes nacionalistas que la Iglesia Católica era definitivamente un obstáculo serio para cumplir con sus aspiraciones nacionales.

Sin embargo, el movimiento de unificar a Italia y de formar una sola nación logró un importante objetivo cuando por la fuerza arrebataron los territorios papales en el año de 1860. Todavía había un mayor obstáculo para la creación de Italia como nación. Los italianos querían a Roma, la silla sobre la cual se sentaba la Iglesia Católica romana y la última propiedad de dicha Iglesia, para servirles como la capital de su país unificado. Este sueño italiano se hizo realidad cuando las tropas del ejército ocuparon Roma el 20 de septiembre de 1870, durante el reinado del papa Pío IX. En corto tiempo, se declaró a Italia como reino.

Así como se esperaba, el papa rechazó a reconocer al nuevo reino y entró en cautiverio voluntario en protesta por dicha declaración. Esta situación sin precedentes se conoció históricamente como la Pregunta Romana (Roman Question), y estuvo sin resolverse por 59 años. Durante ese tiempo, todos los papas en sucesión se confinaron a estar dentro de los pocos edificios del Vaticano, rehusando abandonar Roma. En efecto, la Iglesia Católica en el siglo diecinueve fue agobiada en un hostil contexto desértico.

En resumen, hemos visto que desde 1798 (cuando el papa Pío VI fue exiliado a Valence, Francia por el general francés) hasta 1870 (cuando Roma fue recuperada por el ejército italiano), la Iglesia Católica romana fue obligada a pasar a una experiencia desértica – lejos de ser la bestia dominante que fue durante 1260 años, cuando tenía poder global para perseguir, o cuando influía sobre los gobernantes europeos. La Iglesia Católica causó la muerte de cerca de cien millones de fieles seguidores de Dios.

¿Cómo fue contestada la Pregunta Romana entre Italia y la Iglesia Católica romana en 1929?

Era incomprensible para el Pontífice romano ser la cabeza de los católicos alrededor del mundo y estar sujeto a otro gobernante. La Iglesia Católica creyó que, en virtud de su llamado, el Papa tenía un derecho inalienable a una soberanía temporal. Sólo así podía conducir plena y libremente sus funciones como cabeza de la Iglesia universal, la católica. Pero esta demanda del papa hacía conflicto con el deseo natural de los italianos de ser una nación, siendo Roma su capital. Los italianos, después de 1870, se encontraron divididos entre la lealtad a la Iglesia Católica, siendo católicos, y su lealtad a su recién conformado país. Esta tensa situación sin resolver entre las partes socavaba internacional y localmente al país. ¡La solución a la Pregunta Romana tenía que ser encontrada!

Ambas partes del conflicto estaban ansiosas para poner fin a este largo problema. En 1922, Benito Mussolini, el Duque, y el papa Pío XI llegaban ambos al poder. Y para 1929 encontraban al fin una solución a la pregunta sinuosa que había perdurado durante 59 años. El 11 de febrero de 1929, tres juegos de documentos, conocidos colectivamente como los “Acuerdos Lateranos” (Lateran Accords), fueron firmados en Roma en el palacio Laterano por el Cardenal Gasparri, en representación del papa Pío XI, y por Mussolini, representando al Rey Víctor Emmanuel III.



Resumen de las partes más importantes del tratado Laterano entre Italia y la Iglesia Católica de Roma.

1. El estado italiano reconoció la soberanía de la Iglesia Católica y consideró a la Iglesia como miembro independiente de la comunidad internacional.

2. El estado italiano reconoció a la Iglesia Católica romana como la religión oficial del estado, y la Iglesia Católica reconoció al reino de Italia como un reino independiente.

3. Todas las leyes en contra del clérigo, aprobadas por el parlamento italiano desde 1870, fueron anuladas y abolidas.

4. Se llegó a un acuerdo económico con la Iglesia Católica romana para compensarla al renunciar a todo reclamo legal a la ciudad de Roma y a los antiguos estados papales.

5. El papa prometió neutralidad perpetua en las relaciones internacionales y en abstenerse de mediar en cualquier controversia a menos que las partes pertinentes lo hubiesen solicitado

¿Cuál es el significado de este tratado Laterano de 1929 respecto a la experiencia desértica en la cual estuvo la Iglesia Católica desde 1798? 

Lo que obtuvo la Iglesia Católica romana en 1929 fue su independencia y soberanía. La independencia política significaba ahora que tenían una monarquía, aunque en un área bastante reducida, a dónde el papa era el gobernante absoluto. El papa no solamente era la cabeza de la Iglesia Católica universal, sino también el rey indiscutible sobre el estado - ciudad del Vaticano. Ya no era más prisionero de la cautividad.

En 1929, y por valor agregado del Tratado Laterano, los papas son ahora reconocidos universalmente como reyes soberanos. El tratado estipulaba no obstante que los papas debían prometer neutralidad perpetua en asuntos internacionales. Esta condición restrictiva nunca se la pudieron haber imaginado ni nunca estar de acuerdo ningún de los papas antes de 1798. La Iglesia Católica siempre ha creído que Cristo es el Señor de todo el mundo, y que a Su partida El dejó Su dominio a Su representante, Pedro, y a los sucesores de Pedro, los papas. Por lo tanto, es la posición estatal de la Iglesia Católica que el poder verdadero, genuino y de dominio descansa exclusivamente en las manos de los Papas.

EN RESUMEN

Veamos en síntesis la historia del sistema Papal:

La bestia que has visto, era, y no es; y está para subir del abismo e ir a perdición; y los moradores de la tierra, aquellos cuyos nombres no están escritos desde la fundación del mundo en el libro de la vida, se asombrarán viendo la bestia que era y no es, y será. Apocalipsis 17:8

Desde que surgió el sistema Papal hasta que cayó:

La bestia ERA.-----------538 -1798

Desde que cayó hasta que volvió a surgir.

La bestia NO ES.--------1798 -1929

Desde que surgió hasta el día de hoy.

La bestia (SERÁ).-------1929 – El Vaticano hasta el presente



SIETE REYES

¿Qué pasa con los siete reyes de la Iglesia Católica romana durante su período en el desierto?

Ahora hemos llegado a la parte más importante del capítulo. Dios profetizó que solamente habrían siete reyes: “Y son siete reyes. Los cinco son caídos; el uno es, el otro aun no es venido; y cuando viniere, es necesario que dure breve tiempo.” Apocalipsis 17:10. De este versículo, los siguientes hechos pueden ser agrupados así:

1. Siete reyes en total.

2. Juan fue llevado en visión al tiempo del sexto rey“los cinco son caídos; el uno es.” Este viene después de la caída de los primeros cinco. Otra vez, no por coincidencia, que cuando Juan es llevado en visión, fue llevado al tiempo del sexto rey. Es una indicación divina por medio de la cual Dios nos está guiando en los eventos finales.

 

3. El séptimo rey “y cuando viniere, es necesario que dure breve tiempo...”

 

¿Entonces quiénes son los siete reyes o papas?

 

Pío XI fue el primer papa Católico romano (desde el 6 de febrero de 1922) que se convirtió en rey también el 11 de febrero de 1929. Juntamente con Mussolini, idearon el Tratado Laterano.

Si contamos los papas que han gobernado desde el 1929 (La bestia es), fecha en que fue entregado el Vaticano al sistema papal.  Desde entonces, cinco han caído,

5 Caídos (Apoc 17:10)

Rey # 1 - Pio XI------------------1922 - 1939

Rey # 2 - Pio XII-----------------1939 - 1958

Rey # 3 – Juan XXIII-------------1958 - 1963

Rey # 4 - Pablo VI---------------1963 - 1978

Rey # 5 - Juan Pablo I----------1978 - (asesinado por la mafia del Vaticano)

El uno es (Apoc 17:10)

Rey # 6 - Juan Pablo II----------1978 - 2005 – (El uno es) Llevo al Papado a su máximo esplendor, por eso se dice que “Es”

El otro aun no es venido (2005 año en que llegó)

Rey # 7- Benedicto XVI--------Hasta el 28 de febrero del 2013


¿Qué estaba destinado después del reinado de Benedicto XVI?

“Y la bestia que era, y no es, es también el octavo, y es de los siete, y va á perdición.” Apocalipsis 17:11. 

Sobre este versículo aprenderemos lo siguiente:

1. La Iglesia Católica romana fue una vez una bestia (hasta 1798), pero ahora no lo es (ha permanecido en el desierto desde 1798); sin embargo, retomará el estatus de bestia (lo que significa que saldrá de su desierto) después de la caída del séptimo rey, Benedicto XVI.

2. El siguiente en reinar después de Benedicto XVI será un Papa reinando con él (que es de entre los siete, es el único de los siete que cumple con esta codición), ya sabemos que hoy tenemos dos papas Benedicto XVI y Francisco (el Jesuita). La Iglesia Católica romana ganará nuevamente su poder para perseguir a sus enemigos. Interesante el titulo establecido a Joseph Ratzinger, se va a quedar con su nombre Papal o título Papal "Benedicto XVI" y se seguirá llamando su santidad (al haberse escogido el otro Papa, Francisco, ya hay dos títulos papales y dos llamados su santidad).

3. El octavo rey, cuando venga, será el último; ya que “va a perdición.”

EL OCTAVO REY


¿Quién será el octavo rey que restaurará el estatus de bestia nuevamente a la Iglesia Católica romana?

Para contestar esta pregunta necesitamos primeramente hacer notar el origen del octavo: “La bestia que era [la Iglesia Católica fue bestia hasta 1798] y no es [durante la estadía desértica], y está para subir [después de la Renuncia de Benedicto XVI] del abismo e ir a perdición. Apocalipsis 17:8.

Sobre este versículo podemos concluir lo siguiente:

1. Sólo un rey más vendrá después de Benedicto XVI, y será el octavo. Y este rey restaurará el estatus de bestia a la Iglesia Católica romana, durante el reinado de este octavo rey, se reiniciará nuevamente la persecución al pueblo de Dios, como fue en la Edad Media. El Octavo es nada menos que el Papa Francisco que por cierto es Jesuita, miembro de la institución más perseguidora en la historia del pueblo de Dios, sirviendo (recordemos el juramento Jesuita de fidelidad al Papa) a Benedicto XVI, "Papa Emérito", unidos en contra del pueblo de Dios.

2. El octavo rey ascenderá desde el “abismo” y llevará rumbo a la “perdición”.

 

¿Qué es el abismo del cuál ascenderá el octavo rey?

 

Una vez más, nos iremos a la Biblia únicamente para contestar esta pregunta válida. La palabra griega de la traducción abismo es abussos. El siguiente verso nos mostrará que es abussos.

 

“…de la ciudad un hombre que tenía demonios ya de mucho tiempo… 30 Y le preguntó Jesús, diciendo: ¿Qué nombre tienes? Y él dijo: Legión. Porque muchos demonios habían entrado en él. 31Y le rogaban que no les mandase ir al abismo… 33 Y salidos los demonios del hombre, entraron en los puercos; y el hato se arrojó de un despeñadero en el lago, y ahogase…” Lucas 8: 27, 30, 31, 33.

 

Del anterior pasaje bíblico aprendemos que del griego abussos (traducida en la Biblia como abismo) es un lugar (desconocido por el hombre) a donde los ángeles caídos son confinados. No a todos los demonios se les permite abandonar el abismo, lugar que no es nada placentero para estar, ni para los ángeles caídos. Uno se puede imaginar el pandemónium y el constante hostigamiento que existe en el abismo entre los rebeldes ángeles caídos. La legión de demonios que atormentaban al hombre del pasaje anterior, temían que Cristo los mandara al abussos y le rogaban no hacerlo. Eran mucho más felices atormentando a las personas y los animales que estar en compañía de otros de su mismo tipo. Para resumir, el abismo es un lugar que sirve de habitación confinada o claustro.

 

El abismo es un lugar que sirve de habitación, confinada o claustro.

 

 ¿Cómo es que el octavo rey viene del abussos Abismo?

 

Lo que hemos estado leyendo nos hará más sentido cuando nos enfoquemos en el siguiente versículo “Y la bestia que era, y no es, es también el octavo, y es de los siete, y va a perdición.” Apocalipsis 17:11. Dios nos está explicando que el octavo rey es realmente uno de los siete reyes anteriores Confinado a una habitación o claustro. Benedicto VI en un convento a 100 metros del Papa Francisco y este (Francisco); representan muy bien el octavo reino. Dos Papas uno confinado, enclaustrado y el otro Jesuita, unidos en contra del pueblo de Dios.




EL TIEMPO FINAL DE LA BESTIA

La Biblia profetiza que habrá en el mundo cambios dramáticos y llenos de acontecimientos, una vez que la Iglesia Católica retome su estatus de bestia cuando salga del desierto con el siguiente Papa, el octavo. Abajo está una lista de los cambios más prominentes que sucederán, predichos por nuestro amado Padre celestial en Su Palabra:

 

  1. Satanás usará al Papado (la bestia con poder) y los Estados Unidos de América (la imagen de la bestia) para imponer sus leyes religiosas universales para exaltar el domingo. La violación a dichas leyes irá privar a los ciudadanos de su derecho fundamental de comprar y vender “Y hacía que a todos, a los pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y siervos, se pusiese una marca en su mano derecha, ó en sus frentes: Y que ninguno pudiese comprar ó vender, sino el que tuviera la señal, ó el nombre de la bestia, ó el número de su nombre". Apocalipsis 13:16-17.
    1.  

  2.  Los escogidos de Dios, quienes rehusarán honrar a la bestia y aceptar el falso día de descanso, serán perseguidos y asesinados: “Y le fue dado que diese espíritu a la imagen de la bestia, para que la imagen de la bestia hable; y hará que cualesquiera que no adoraren la imagen de la bestia sean muertos.” Apocalipsis 13:15

  3. La Iglesia Católica romana será capaz de ejercer este poder sin precedentes en la era moderna haciendo falsos milagros los cuales serán realizados en su entorno, hasta culminar con la personificación de Jesucristo por Satanás mismo. Estos milagros sin paralelo llevarán a los líderes mundiales a rendir su poder y autoridad al papado, pensando que haciendo lo anterior estarán agradando a Dios y cumpliendo con Su propósito: “Y los diez cuernos que has visto, son diez reyes, que aún no han recibido reino; mas tomarán potencia por una hora como reyes con la bestia. Estos tienen un consejo, y darán su potencia y autoridad a la bestia.” Apocalipsis 17:12-13. La misión de los milagros en unificar a los líderes mundiales y llevar el plan de Satanás es predicha: “Y vi salir de la boca del dragón, y de la boca de la bestia, y de la boca del falso profeta, tres espíritus inmundos a manera de ranas: Porque son espíritus de demonios, que hacen señales, para ir a los reyes de la tierra y de todo el mundo, para congregarlos para la batalla de aquel gran día del Dios Todopoderoso.” Apocalipsis 16:13,14.

  4. Habrá un aumento dramático en calamidades y desastres naturales acompañados de conflictos políticos mundiales sin igual, los cuales Satanás y sus agentes lo atribuirán a señales de Dios debido a la ira por los que están honrando el sábado por lo tanto, será declarado que los hombres estarán ofendiendo a Dios por la violación de no santificar el domingo (falso sábado); dirán que este pecado será el causante de las calamidades las cuales no cederán hasta que se obligue a guardar el domingo; aquellos que guarden al cuarto mandamiento, destruyendo la reverencia por el domingo, serán considerados personas problemáticas, previniendo la restauración del favor divino y la prosperidad temporal.

    1. La marca de la bestia será aplicada durante este crítico periodo de la historia de la humanidad. El sábado será la gran prueba de lealtad, el punto de la verdad contradicho. Cuando la prueba final sea traída ante los hombres, entonces la línea de distinción será dibujada entre aquellos que sirven a Dios y aquellos quien no Le sirven. Mientras que el cumplimiento al falso sábado (domingo), en conformidad a las leyes del estado, será la confirmación a la alineación a un poder opuesto a Dios, el guardar el verdadero sábado, en obediencia a la ley de Dios, será una evidencia a la lealtad al Creador. Así una parte, al aceptar la señal de sumisión a los poderes terrenales, recibirá la marca de la bestia; la otra parte, escogiendo el alineamiento a la autoridad divina, recibirán el sello de Dios. Como en todas las edades, el sábado será la prueba a la lealtad de Dios, la señal entre Él y Sus hijos. Aquellos que, después de conocer la verdad acerca de la ley de Dios, continúan en desobediencia y exaltan las leyes humanas antes que la ley de Dios durante la gran crisis que está delante de nosotros, recibirán la marca de la bestia.

  5. En medio de todo lo que estará pasando, desde calamidades naturales hasta guerras y rumores de guerras, habrán manifestaciones visibles de hambre espiritual entre las personas, un tipo de hambre que no será saciado, ya que no estará basado en un genuino deseo para obedecer. Más bien, será basado en iniciativas humanas de aquietar la conciencia sin plena rendición del corazón a la influencia santificadora de Dios. En otras palabras, cuando la bestia venga armada con falsos milagros y señales habrá en el mundo religioso manifestaciones palpables de un falso avivamiento religioso. Esta condición fue profetizada apropiadamente por Amos, el profeta: “He aquí vienen días, dice el Señor Jehová, en los cuales enviaré hambre á la tierra, no hambre de pan, ni sed de agua, sino de oír palabra de Jehová. E irán errantes de mar á mar: desde el norte hasta el oriente discurrirán buscando palabra de Jehová, y no la hallarán. Amós 8: 11-12.

¿QUE PUEDO HACER?

En un futuro cercano encontraremos que nuestra única seguridad la hallaremos en la Biblia: ¡A la ley y al testimonio! Si no dijeren conforme a esto, es porque no les ha amanecido” Isaías 8:20. Es por eso que ahora la Biblia tiene que ser nuestra guía y regla infalible. La Palabra de Dios es nuestra única ayuda en contra de las influencias de falsos maestros y del poder engañoso de espíritus de la oscuridad que cubren con una túnica el mundo de hoy. Satanás puede controlar fácilmente la mayoría de las mentes de los que son inconscientes a su influencia. Es por eso que la Palabra de Dios nos da tantas muestras de su malvado plan, revelando ante nosotros sus fuerzas secretas y poniéndonos en alerta ante sus asaltos. Y es por eso que Satanás emplea cada herramienta posible para prevenir al hombre de obtener el verdadero conocimiento de la Biblia, ya que sus expresiones simples revelan sus engaños. En cada avivamiento de la obra de Dios, el príncipe de la maldad se levanta con mayor intensidad; él ahora arroja sus esfuerzos supremos para una lucha final contra Cristo y Sus seguidores. La última y final desilusión está a punto de abrirse ante nosotros. El anticristo estará por hacer su maravilloso trabajo ante nuestra vista. Tan semejante será la falsificación de la verdad que será imposible hacer la distinción excepto por las Sagradas Escrituras. Por su testimonio, cada palabra y cada milagro deberán ser examinados.

Aquellos que se atrevan a obedecer todos los mandamientos de Dios serán opuestos y ridiculizados. Para poder soportar la prueba delante de ellos, deberán entender la voluntad de Dios revelada en Su Palabra; lo podrán honrar a Él solamente si tienen una concepción correcta de Su carácter, gobierno y propósitos, y caminar de acuerdo a estos. Solamente aquellos que han fortalecido la mente con las verdades bíblicas se mantendrán firmes a través del último gran conflicto. Cada alma será confrontada: ¿obedeceré a Dios y no a los hombres? La hora decisiva inclusive está en juego en estos días. ¿Están nuestros pies plantados en la roca de la Palabra inmutable de Dios? ¿Estamos preparados defender los mandamientos de Dios y la fe en Jesús?

Dios le muestra su amor al revelar claramente el futuro y alertarle para estar preparado. La gracia de Cristo es más que suficiente para limpiarlo de todo pecado y para hacerlo resistir al inminente conflicto y ser encontrado justo cuando Él aparezca por segunda vez. El tiempo para este glorioso y esperado fin es contado, hoy día, en años más bien que en décadas: “Y esto, conociendo el tiempo, que es ya hora de levantarnos del sueño; porque ahora nos está más cerca nuestra salud que cuando creímos. La noche ha pasado, y ha llegado el día echemos, pues, las obras de las tinieblas, y vistámonos las armas de luz. Andemos como de día, honestamente: no en glotonerías y borracheras, no en lechos y disoluciones, no en pendencias y envidia: más vestíos del Señor Jesucristo, y no hagáis caso de la carne en sus deseos. Romanos 13:11-14.

 

Dios Los Bendiga
Jair Ochoa


Descargar el estudio en la parte de abajo
Ċ
Jair Ochoa,
Oct 28, 2013, 9:10 AM
Comments