Torres de la Peña

“There are only two or three human stories, and they go on repeating themselves as fiercely as if they had never happended before.”
Willa Cather

Sólo hay dos o tres historias humanas, y se repiten con tanta pasión como si nunca antes hubieran ocurrido.
Willa Cather


Puerta de madera en Camarones

Torres de la Peña

Estudiar y escribir la historia tiene múltiples funciones culturales, prácticas, políticas y pedagógicas; por lo que últimamente ha aumentado el interés por la historia del hombre común, de los trabajadores o “subalternos”.

Al interesarnos en rastrear los orígenes de las familias Torres y de la Peña nos encontramos con que algunos de nuestros parientes bromistas afirman haberlo hecho ya, y que descubrieron que descendemos de uno de los Reyes Magos. No necesitamos tener algo en contra de los mitos, de los árabes o de los negros para darnos cuenta de que estos investigadores “nos están cuenteando”; pues cualquiera que sepa leer y quiera pensar fácilmente puede confirmar que a los colonos de lo que hoy es la región noreste de México, como “cristianos nuevos” que habían sido judíos o moriscos y huían de la Corona Española y de la Santa Inquisición, aparte de ser “gente común”, no les convenía ni les era posible hacer público su verdadero origen.

El sueño de Jacob