Cristo es una realidad en mi vida, siento que está a mi lado en todo instante. Por lo que cada aspecto de ella tiene ese toque de la presencia divina.

No son apartes diferenciados sino un todo infinito en el que la humanidad se mezcla con lo Eterno. Así pienso a Jesús; un hombre divino, la divinidad hecha hombre.

Todos los actos que realizaron sus manos y todas las palabras que profirieron sus labios tenían como fin último honrar a su Padre. Por esto, Jesús, no hizo separación de su conducta; era el mismo doquiera iba. Igual pernoctaba en una pradera o visitaba algún amigo y dormía bajo techo o aceptaba la invitación del mundano cuestionado por su conducta.

A diferencia de muchos religiosos de hoy día, sus palabras venían después de sus actos de bondad y misericordia por esto hay trascendencia en ellas.

Algunos pueden pensar que pensar y actuar de forma caritativa denigra a las personas con discapacidad, pero la condición de casi todas ellas es tan desesperada que solamente una mano amiga puede ayudarlas a salir de la oscuridad para restaurarlas y devolverles su dignidad, sólo entonces se podrá hablar de vida independiente, cuya filosofía comparto, apoyo y difundo, pero que no es viable para la gran mayoría.

Quiero imitar al Gran Maestro y emular su conducta reconociendo que a las palabras hay que darles acción. Siendo que la forma en que recibí el llamado a este ministerio fue cruenta me permite comprender mejor que nadie las necesidades de las personas con limitaciones especiales y trabajar de manera comprometida a favor de ellas.

Dicho trabajo lo realizo de diferentes maneras; a travésde mi arte y escritos, por medio de la Asociación ütil y Victorioso, de la cual soy fundador y del Ministerio del Buen Samaritano.

Además, no escatimo tiempo ni esfuerzo para comunicar este mensaje a través de todos los medios de comunicación posibles.

La obra social y misionera está reflejada en los siguientes enlaces:

ASOCIACIÓN ÚTIL Y VICTORIOSO

MBS VENEZUELA