Orientación de la Oración

TU CIUDAD

 
 Conversión al Islám
 الدعوة إلى الإسلام
 

 

    El Islám es un estado natural del ser humano, que infiere a la actuación voluntaria, intuitiva y lógica de aceptar la absoluta unicidad de Dios, sus mensajeros y libros sagrados, en especial el Sagrado Corán y el Profeta Muhammad (P), los Chamanistas, Animistas, Místicos, Judíos, o Cristianos, quienes acepten el Islám no reniegan de sus creencias anteriores, más bien las corrigen, profundizan, y entienden.

 

El Islám germina cuando internamente derribamos los ídolos, estos no son estrictamente de carácter totémico o estatuas, los ídolos representan todo aquel conjunto de distracciones que nos aíslan del verdadero propósito de la vida que es adorar y obedecer a Dios en un sano contexto social, esto a través de su última y legitima revelación “El Corán”; la religión islámica tiene sus atributos en lo espiritual, filosófico, ideológico, político, y cultural.

 

    Los actuales dioses además de las ídolos son el dinero, el poder, la fama, la lujuria, la ostentación, etc; mas sin embargo el miedo al fracaso, la tirria a la pobreza económica, la incertidumbre ante la muerte, la ansiedad por las frustraciones, y el ego descontrolado, reprimen al ser humano y lo conllevan al sufrimiento perpetuo; el peor mal de este sistema es la abstracción, que infiere a vivir la vida sin valores, y sin fundamentos, actuar por imitación a falsos estereotipos, dejándose conducir como borregos en masas al despeñadero; Esas idolatrías hacen sentir a los seres humanos dependientes, originando angustias ante las fluctuaciones de no conocernos y encontrarnos a nosotros mismos, por sustituir  lo inmediato por lo eterno, por escoger lo superficial ante lo profundo, por buscar lo falso ante lo verdadero, y lo aparente por lo evidente, El Islám limpia al ser humano del miedo y trata de encaminar su ego para controlarlo y llevarlo a la plenitud.

 

   En el Islám hay actos obligatorios, aconsejables, desaconsejable, y prohibidos, pero jamás se impondrá supervisión alguna de correligionarios sobre el nuevo creyente, todo musulmán acata la religión según su disposición, condición, y circunstancia.

La decisión de adoptar una identidad religiosa musulmana es tremendamente significativa y compleja, la elección afecta a muchas áreas de la vida, desde el concepto de uno mismo,  las relaciones familiares y sociales, hábitos de higienes y alimentación.

   
La conversión al Islám es un proceso sencillo, profundo, y significativo, esta transición no se produce de la noche a la mañana, de hecho un aspecto importante del proceso será identificar y discutir tus sentimientos, interrogantes y actitudes sobre el Islám, el proceso requiere que examines aspectos de tú identidad espiritual, cultural y social, de tal manera que pueda haber una comparación y valoración.
 
Aunque el Islám es una religión universal, el patriotismo y el amor por la familia son parte de la fe, y los principios más elevados que enarbola son la devoción, la paz, y la búsqueda de la justicia social; El Islám no exime a los musulmanes de la participación política, ni desvincula al individuo de su ambiente familiar, social, etnográfico, e histórico, todo lo contrario, El Islám se erige como un aporte cultural de civilización en un ambiente nacionalista y de fraternidad multicultural.
 
 
Es recomendable que la persona que desee convertirse al Islám, se acerque a una Mezquita, Centro Islámico, o Mussala (Sala de Oración), donde pueda acceder a literaturas y eliminar las dudas, si esto no es posible puede acercarse a cualquier musulmán para pedir información, y también puedes acceder a “Páginas Confiables de Internet”.
 
 
Una vez disipadas las dudas, la conversión al Islám es un acto estrictamente espiritual, que puede ser escenificado solo ante Dios como testigo o en compañía de hermanos musulmanes, la persona debe Atestiguar a través de sus labios y con certeza desde su corazón, lo siguiente:
 
  
 
أشهد أن لا إله إلا الله
أشهد أن محمدا رسول الله
أشهد أن عيسى ابن مريم رسول الله
 

Ash-sh-hadu an lá ilaha il-lal láh.

(Atestiguo que no hay deidades solo Alláh).

Ash-sh-hadu an-na muhammadan rasul-lul láh.

(Atestiguo que Muhammad es Mensajero de Alláh).

Y es Recomendable Agregar:

Ash-sh-hadu an isa ibn mariam rasul-lul láh.

(Atestiguo que Jesús hijo de María es Mensajero de Alláh).

 

   Las personas conversas al Islám deben cambiar algunos hábitos higiénicos y alimenticios, es recomendable que los hombres se hagan la circuncisión, las mujeres deben vestirse con decencia y evitar contactos físicos con hombres fuera de su ámbito familiar cercano, ambos deben abandonar la ingesta de alcohol, el consumo de cerdo, y carnes ilícitas, y se comprometen en evitar conductas inmorales que perjudiquen su reputación, su honor, y mal ponga a la religión.
 
 
El Corán en estado original se encuentra en idioma árabe clásico, aunque existen muchas versiones en dos idiomas, en árabe y en las lenguas locales, la recitación debe ser en árabe para preservar su pureza, al igual que la oración, sin embargo esto no es limitante para los musulmanes ya que 5 de cada 6 musulmanes no habla árabe, pero estos memorizan el Corán en su idioma original para fines litúrgicos.
 

Hay personas que suelen confundir el Islamismo con el Arabismo, y son dos cosas diferentes, el Islamismo es la religión nacida en la península arábiga, el Judaísmo nació en Egipto y el cristianismo en Grecia, y los árabes representan apenas un 12% de los musulmanes a escala global.

 

 En síntesis, podemos concluir que la conversión al islám es un proceso trascendental, parte de la curiosidad que conlleva al descubrir, luego a Atestiguar, para posteriormente practicar; todo esto inmerso en un continuo proceso educativo de formación y devoción.

............................................................................
 
 
 
 
 



































 
 
 
 
 
 
 
Contáctenos a nuestro email: islambarq@gmail.com / Tlf: 0412 - 522 01 99 / 0058- 412 - 52 20 199.
 
.::Página en Construcíón::.
Barquisimeto - Edo. Lara - Venezuela.
.:::2009:::.