Una de las cuestiones más confusas de nuestro mundo es la multiplicidad de las religiones que lo pueblan. Entre tantas religiones,
  • ¿cómo sabemos cuál es la verdadera?
  • Y si una es verdadera, ¿deberán considerarse herejes o por lo menos confundidos los creyentes de todas las demás?
La Fe Bahá'í enseña que Todas Las Religiones Reveladas Provienen de uOrigen Común. Todas ellas son partes de la misma verdad: la Palabra de Dios, revelada a través de sus Enviados (las Manifestaciones de Dios)
La cuestión inicial es entender que Dios es uno, pese a los diferentes nombres e imágenes que ha recibido en la múltiples religiones y tradiciones.

"Él es y ha sido desde la eternidad uno y solo, sin par o igual; único en Su esencia, único en Sus atributos, único en Sus obras"
Bahá'ú'lláh

Si Dios es uno, la Religión, que es Su Palabra revelada a los hombres por medio de Sus Manifestaciones (Moisés, Buda, Mahoma, Krisna, Jesucristo, Bahá'u'lláh ... ), es también una. Cada una de las religiones hoy existentes ha cumplido su papel educativo e histórico en un proceso de revelación progresiva.
 Por tanto, Bahá'u'lláh  nos enseña que las Manifestaciones de Dios (profetas) son como los maestros de una misma escuela divina:
En cada ciclo y edad, en conformidad con su trascendente sabiduría, Él, Dios, ha enviado a un Mensajero Divino para educar a los hombres...


La religión es una escuela espiritual en la que la humanidad recibe enseñanzas que le han ido conduciendo a etapas cada vez más elevadas de progreso y madurez colectiva. Los fundadores de las distintas religiones son, en realidad, los diferentes maestros de la misma escuela divina. La esencia de sus mensajes es la misma: todos ellos nos hablaron, fuese a través de parábolas, exhortaciones o ejemplos, del mismo horizonte luminoso en el que residía la verdadera libertad y felicidad humanas. La historia humana no ha sido más que una turbulenta búsqueda de esa visión sublime. Ellos, los Enviados de Dios, son los diferentes espejos que reflejan la luz del mismo Sol. Ser bahá'í es reconocer el valor intrínseco y la unidad esencial de todas las religiones. Ser bahá'í es ser creyente en todas las religiones. Por eso:
 Entre aquellos que han seguido las enseñanzas de Bahá'u'lláhnadie dice:
  • "Soy musulmán, defensor de la única religión verdadera"
  • "Soy cristiano, leal a mis creencias hereditarias y tradicionales"
  • "Soy judío, seguidor de las interpretaciones talmúdicas"
  • "Soy zoroastriano y opositor de todas las otras religiones"
Por el contrario, todos han sido rescatados de los prejuicios religiosos y ahora se asocian con camaradería y amor. Los antagonismos anteriores han desaparecido; los siglos de odio sectario han terminado; el período de aversión ha pasado; las condiciones de ignorancia medieval han dejado de existir.

Analiza los siguientes pasos en el cuadro de Revelación Progresiva
  1. cada ciertos años llega un nuevo profeta enviado por Dios.
  2. cada profeta trae un mensaje distinto que NUNCA SE CONTRAPONE con el resto de mensajes.
  3. al principio este mensaje se destina a Las Familias, luego a las Tribus, más tarde a los Estados y ahora a las Naciones
  4. Con cada Mensajero el Mensaje abarca a una mayor parte de la población.
  5. El mensaje de nuestra época va dirigido hacía "La Unidad Mundial, un solo jardín con flores de muchos colores"