• Evolución de la religión
  • Dos clases de enseñanza de cada religión
  • La misma luz en diferentes lámparas
  • Siempre ha habido y habrá portadores de Dios
  • Religión y Verdad
  • Resistencia al cambio
  • Razones por las que el hombre ha negado a las nuevas Manifestaciones de Dios

· Evolución de la religión

Bahá'u'lláh enseñó que la evolución existe en la religión así como existe en el desarrollo de la humanidad y que Dios, el Todopoderoso Creador Único, quien es Infinito, Incognoscible y Sapientísimo, educa progresivamente a la raza humana por medio de sucesivas Manifestaciones Divinas que aparecen, a través de la historia, aproximadamente cada mil años. Así han venido, de tiempo en tiempo, Krishna, Abraham, Moisés, Zoroastro, Buda, Jesús, Muhammad y, en esta época, el Báb y Bahá'u'lláh. Cada uno ha enseñado de acuerdo con las necesidades de la época en que apareció. Otros vendrán periódicamente en el futuro para continuar guiando a la humanidad conforme a su estado de evolución. La base de las religiones de los diferentes Mensajeros Divinos es una sola. Se complementan y se expanden progresivamente y están relacionadas en la misma forma que los grados de una escuela, los capítulos de un libro o los eslabones de una cadena.

· Dos clases de enseñanza de cada religión

Las enseñanzas de los mensajeros de Dios tienen dos partes: la parte espiritual y la parte social y ritual. la parte espiritual, que se relaciona con las virtudes del alma, nunca cambia; es eterna y parecida en todas las religiones. La parte social, sin embargo, cambia de época en época y de religión en religión debido a que éstas fueron dadas en distintos períodos de la historia, de acuerdo con los requisitos del tiempo (cada época tiene diferentes problemas, y necesidades sociales)
· La misma luz en diferentes lámparas

Todos los Mensajeros han sido los Portavoces y los vehículos de la Invisible Divinidad. Todos reflejan la misma luz de Dios. Ellos no están en pugna, compitiendo los unos con los otros, sino que han venido con una misión común, la de adelantar cada vez más, en forma progresiva, la culturización del género humano y la espiritualización del alma y conducir a toda la humanidad hacia un glorioso destino común, que es el logro de la unidad mundial, la concordia y la paz universal. Ellos son como diferentes lámparas en las cuales brilla la misma luz Divina. En otras palabras, siendo Dios uno, su religión es una y todos sus Mensajeros la han enseñado en diferentes etapas evolutivas.

· Siempre habrá portadores de Dios

Dios ha enviado sus Portavoces Divinos en el pasado, aun en épocas muy antiguas cuya historia no conocemos pues el mundo tiene muchos millones de años y seguirá enviándonos de tiempo en tiempo en el futuro, más o menos cada milenio. El Nuevo Testamento afirma esta misma verdad en Los Hechos 3:21: "... Habló Dios por boca de sus santos profetas que han sido desde el principio de los siglos".
· Religión y Verdad

Todas las Religiones contienen verdad, si no lo fuera así ¿Cómo pueden transformar la vida de sus seguidores? ¿Por qué los individuos dedican su vida a soportar sacrificios por ellas? Las religiones no son caminos alternativos de Dios, son el mensaje de Dios enviado en diferente tiempo a diferentes lugares, con ello Dios le a dado la oportunidad a todos los pueblos en todos los tiempos a conocerlo y adorarlo.

· Resistencia al cambio

Una de las principales razones como natural resistencia a aceptar a otros Seres como mensajeros de Dios es nuestro egocentrismo. La falta de humildad nos hace pensar que lo sabemos todo.
Las humanidad va madurando y evolucionando con el conocimiento adquirido por razonamientos lógicos y cuando se ponen unos al servicio del otro.

En la historia podrás encontrar cientos de casos en que los lideres religiosos y políticos han provocado guerras con pretextos religiosos por ambición de poder, miedo al cambio o a perder su estatus social o de mando.
Aprendamos de la historia y prestemos atención para evitar la manipulación.

Veamos por nuestros propios ojos y no por los de los demás.


La segunda de las dos obras fundamentales compuestas por Bahá'u'lláh es el Libro de la Certeza, una amplia exposición de la naturaleza y propósito de la religión. En pasajes que extraen significados no sólo del Corán, sino con igual facilidad y penetración del Antiguo y Nuevo Testamento, se describe a los Mensajeros de Dios como agentes de un proceso único y continuo: el despertar de la raza humana a sus potencialidades espirituales y morales.
  Una humanidad que ha llegado a la madurez puede responder ante una presentación directa de las enseñanzas que va más allá del lenguaje de la parábola o la alegoría; la fe es una cuestión no ya de creencia ciega, sino de conocimiento consciente. Ya no se requiere la guía de una élite eclesiástica: el don de la razón confiere a cada individuo en esta nueva era de iluminación y educación la capacidad de responder a las instrucciones divinas.


· Algunas razones por las que el hombre ha negado a las nuevas Manifestaciones de Dios

A medida que el advenimiento de una nueva Manifestación de Dios se aproxima, la gente empieza a esperarlo y hasta ora por su llegada. Sin embargo, cuando El aparece, esta misma gente y el mundo en general lo rechaza, lo persigue, y algunas veces hasta lo mata. Esto parece muy extraño, ¿cuál es la razón?
  1. La mayoría de las gente no piensa por sí mismas. Obtiene sus ideas de los padres y de las escuelas, de tradiciones y de las circunstancias en las cuales vive. Acepta estas ideas como verdaderas sin siquiera pensar en ellas y cree que cualquier cosa diferente es falsa.
  2. Los líderes de las religiones (Ministros y Curas) se piensa que son verdaderas autoridades en cualquier cosa relacionada a la religión y a Dios. 
  3. Los líderes religiosos tienen una gran influencia y autoridad. La gente los considera en una posición superior y los sigue.
  4. Las Enseñanzas y Leyes que trae la nueva Manifestación de Dios generalmente son contrarias a los deseos de la gente, ancladas en las tradiciones del pasado.
  5. A través de Su Mensajero, Dios nos envía leyes que mejorarán la vida social y a las personas las elevarán a una vida más espiritual.
  6. Las enseñanzas de las religiones del pasado se han mezclado con ideas e interpretaciones humanas. Las profecías relacionadas al advenimiento de un nuevo Mensajero se toman literalmente, creando confusión.
  7. Las religiones del pasado ya establecidas tienen un sin número de beneficios materiales que se ofrecen a sus miembros y sacerdotes. Poseen gran riqueza y poder. Los primeros creyentes de una nueva Manifestación de Dios, en su vida espiritual encuentran la felicidad con una más grande y nueva comprensión de la verdad, en servicio, sacrificio y amor por la humanidad. Una gran parte de la humanidad prefiere las recompensas materiales.
  8. La falta de entendimiento de que una religión es algo personal de uno mismo con Dios, sin temor a que pensarán otros, familia, amigos...
  9. La creencia de que la obtención de bienes materiales y ser buena persona es suficiente.
  10. Toda la religión que proviene de Dios es evolución y progreso para la humanidad, en ocasiones el miedo al cambio frena ese conocimiento de la nueva Manifestación.