1910: Extasis en el primer gran derbi en rojo y blanco


FECHA
CAMPO CIUDAD
20 de marzo de 1910 Ondarreta Donostia

ARBITRO: Sr. Lavat

EQUIPOS GOLES ALINEACIONES
ATHLETIC CLUB

( ----- )
1

Iza (56')
L.Astorquia, Arzuaga, J.M.Amann, J.M.Belauste, Cameron, Grapham, Hurtado, Iza, Burns, Veitch, Iceta
VASCONIA SPORTING CLUB

( ----- )
0


Bea, Arrillaga, Pérez, Airreveche, Goitisolo, Irureta, M.Prast, Simmons, McGuinnes, Lacort, Saura

ATHLETIC CLUB (1910)

VASCONIA SPORTING CLUB (1910)
El Athletic se alzó con su cuarta Copa el año en que se jugaron dos torneos paralelos, desatando la ira entre la afición del Vasconia tras el gol de Iza.

Tras un lustro entero sin un título y el desánimo ocasionado por la escasez de partidos y los reveses en las finales de 1905 (0-1), 1906 (1-4) y 1907 (0-1), todas ellas frente al Madrid, el Athletic se adentró en un 1910 en el que viraría la historia del club: primero, porque el 9 de enero, contra el Sporting de Irun, jugó por vez primera con la camiseta rojiblanca que Juan Elorduy, estudiante bilbaino que jugaba en el Athletic de Madrid, compró en su viaje a Londres; después, porque las vitrinas volvieron a poblarse con la cuarta Copa tras vengarse en semifinales del imperial Madrid (2-0) y luego derrotar al Vasconia (1-0) , o lo que es igual, el Ciclista de San Sebastián que había fundado una nueva entidad, la Real Sociedad, pero que no podía competir con esta denominación debido a que no tenía aún el año de antigüedad al que obligaba el reglamento.

Fruto de la discordia imperante que aludía a ciertos favoritismos porque los clubes consideraban una desventaja jugar siempre en la capital del Estado, en este curso se disputaron dos torneos paralelos: uno, este, conquistado por los vizcainos; y otro, el que dirimieron Barcelona, Deportivo de la Coruña y Español de Madrid, con el triunfo de los primeros. Narran las crónicas que para el compromiso definitivo "nunca se había visto tanto interés. Los ánimos se apasionaron de tal modo que se esperaba que ocurriera algún desagradable suceso. La impaciencia crecía por momentos en el público, que aguardaba con ansia el inicio" de la finalísima. Palabras que reflejan el efervescente ambiente, los albores de la popularización del fútbol, hoy en día convertido en todo un movimiento de masas.

El Athletic puso en liza un equipo de garantías con gente importante como José Mari Belauste, Iza, Zuazo o Iceta, además de los refuerzos con denominación de origen británica como Grapham, Veitch, Cameron y Burns. Un gol del gallartino Remigio Iza decantó la balanza en la segunda parte, ventaja que los ya rojiblancos aguantaron con casta y garra, con el consiguiente enfado de la hinchada local, que hasta llegó a apedrear a los bilbainos cuando regresaron victoriosos a la caseta. Así se narró el gol en la prensa: "De pronto, el joven Iza, que durante toda la tarde había sido la admiración de los aficionados, mete con extraordinaria limpieza el primer gol a favor del team vizcaino. Una estruendosa ovación premia así su labor. Los bilbainos que presencian el partido agitan el pañuelo para saludar a sus camaradas". Un cartel les rindió tributo a su regreso a la Villa: "¡Bravo por nuestros paisanos!".

3.000 HINCHAS EN ATXURI. Fue el primer recibimiento con tintes multitudinarios, el prólogo de la contemporánea gabarra. Además de la tradicional banda de música de Garellano y la pólvora en el aire, a las 7.40 de la tarde de aquel 21 de marzo unas 3.000 personas