1904: Un sainete donde no hizo falta calzarse los botines


FECHA
CAMPO CIUDAD
26 de marzo de 1904 Tiro de Pichón
(400 esp.)

Madrid

ARBITRO:

EQUIPOS GOLES ALINEACIONES
ATHLETIC
CLUB

( ----- )
Campeón por incomparencia del rival.
CLUB ESPAÑOL DE MADRID

( ----- )



ATHLETIC CLUB (1904)

CLUB ESPAÑOL DE MADRID (1904)
El Athletic conquistó su tercera Copa por incomparecencia del Español de Madrid y tras el lío que montó el presidente del Español de Madrid. Tras sopesar los jugadores que les quedaba a desmano el campo de Lamiako para ir a entrenar y arrastrando el club una difícil situación económica porque los socios no acababan de ingresar sus cuotas -los del Bilbao FC se pasaron al Athletic-, un baile de cargos en la Junta General de la entidad sirvió de prólogo a la preparación de la Copa 1904, tutelada por vez primera por la Federación Madrileña. Su organización fue un caos de principio a fin que concluyó sin disputarse un solo partido y con el trofeo en las vitrinas bilbainas por ser el vigente campeón.

Según las bases, únicamente podía competir un equipo de cada territorio, representando el Español a Catalunya y con la duda de Madrid, porque varios conjuntos aspiraban a ese honor y era necesario un torneo previo. El reglamento fijaba las fechas claramente: esta eliminatoria tenía que jugarse antes del 23 de marzo, ya que las citas del triangular copero se dilucidarían desde el día 26. Al mencionado play-off pujaron el Español de Madrid y el Madrid-Moderno, si bien a última hora se inscribieron el Moncloa y el Iberia, enfrentándose entre sí el 13 de marzo con triunfo de los primeros por 4-0. El 19 de marzo les tocó a los dos anteriores, expirando el choque con empate a cinco y los futbolistas extenuados, sin aire para la disputa de una prórroga.

La repetición del envite no tuvo acuerdo al querer el Español jugar 24 horas después, mientras que el Madrid-Moderno solicitó hacerlo con un descanso de por lo menos 48 horas, como señalaba la normativa. Sin entente posible, el Español se presentó y su rival no lo hizo, irrumpiendo en el jaleo Ceferino Avecilla, presidente del primero de ellos y de la Federación Madrileña, declarando vencedor sin siquiera ruborizarse a su Español capitalino. Debido a que todo se retrasó una semana, estaba servido el embrollo.

JALEO DE FECHAS. El Athletic se presentó en Madrid el día 25 para jugar el 26 pero nadie salió a recibirle ni a la estación ni al hotel de alojamiento porque Moncloa y Español tenían que medir sus fuerzas el 27, mientras que el otro Español, el de Barcelona, se negó a concurrir por un desafecto con el ente federativo. Cuando los jugadores bilbainos se plantaron en el campo de Tiro a Pichón, se encontraron sin el concurso del rival, limitándose a jugar un amistoso ante estudiantes de Ingeniería que militaban en aquel filial creado, el futuro Atlético. Cockram, un jugador de la plantilla vizcaina, lo explicaba así en la prensa de entonces: "Ninguna sociedad se dispuso a disputarnos el campeonato. Nosotros lo hicimos sin variar un ápice las bases del football". Fieles a la ley.

Curiosamente, mientras el Athletic regresaba a casa en tren, el Español tumbaba al Moncloa (1-0) con polémica porque el árbitro dio por finiquitado el duelo cuando un jugador del equipo vencedor, un tal Hermúa, se fracturó