CURIOSIDADES del ESTADIO "SAN MAMES"

AÑO
1913
1925
19531982
1997
AFORO
7.000
9.500
 48.00046.233
40.000

EL PRIMER PARTIDO
que se disputó en la Catedral fue un Athletic - Racing de Irun el 21 de agosto de 1913. Pichichi fue el autor del primer gol que ningún jugador lograra en San Mamés. Los irundarras, eso sí, igualaron luego el tanto de Rafael Moreno y se llevaron un empate a uno para empezar. Patricio Arabolaza tuvo el honor de ser el primer jugador visitante que conseguía hacer un gol en San Mamés.

LA PRIMERA PIEDRA del estadio de San Mamés se colocó el 20 de enero de 1913. Ese mismo día, además, se procedió a la bendición del terreno sobre el que se iba a levantar el estadio. El encargado de “echar” tal bendición fue el padre Manuel Ortuzar.

EL COSTO DEL CAMPO fueron 89.061,92 pesetas, lo que viene a ser, al cambio, aproximadamente 535 euros

A PUNTO DE DESAPARECER `LA CATEDRAL'. En 1927, la Directiva pensó en revitalizar el equipo, sumido en una crisis de resultados, trasladando su campo de San Mamés a Deusto. La operación se avanzó tanto que incluso la Caja de Ahorros Vizcaína se hizo con 43.291 m² de terreno en Torre-Madariaga, por 1.200.000 ptas. de la época para "beneficiar a nuestro Athletic de Bilbao", ofreciéndoselo luego al equipo en régimen de arrendamiento con opción a compra tras veinte años. El proyecto, finalmente no llegó a cuajar.

NO SE SABE QUIEN SE REFIRIO POR PRIMERA VEZ A SAN MAMES COMO "LA CATEDRAL". Es curioso, porque sucede eso mismo con el apodo de “leones” que tienen nuestros jugadores. Hay quien dice que es porque lleva el nombre de un santo, pero la mayoría pensamos que lo de la Catedral vino por un cúmulo de circunstancias empíricamente verificables: que es el campo del equipo más grande, que su público es el más entendido y el más fiel, que es una gozada para cualquiera jugar en él, que es un templo del fútbol mundial… 

LAS PORTERIAS DE SAN MAMES TIENEN NOMBRE PROPIO. La del Fondo Sur es la Portería de Ingenieros (la Escuela de Ingenieros de la UPV está tras ella), o la de Capuchinos, y la del Fondo Norte es la Portería de Misericordia, porque la Santa Casa de la Misericordia se ubica justó detrás de esa grada.

EL ATHLETIC ATACA SIEMPRE PRIMERO CONTRA LA PORTERIA DE INGENIEROS Y LUEGO CONTRA LA DE MISERICORDIA. Tradicionalmente, los leones prefieren hacerlo así: atacar, en el primer tiempo, contra el Fondo Sur, y guardarse los minutos decisivos del segundo tiempo para el Fondo Norte, para la Portería de Misericordia. "Hoy hay cambio de campo”, comentan los buenos aficionados cada vez que el capitán del rival obliga a modificar esta costumbre.

EL ARCO DE SAN MAMES SE CONSTRUYO EN 1953. Y no es ningún elemento decorativo: el arco sirve de soporte para el techo de la Tribuna Principal, que, en consecuencia, no tiene columnas que impidan la visibilidad del terreno de juego. Para muestra, un botón: la Tribuna Este de San Mamés no tiene arco, pero sí columnas en sus gradas.

EL AMBIENTE DE SAN MAMES es conocido, temido y respetado a nivel internacional, y decenas de jugadores y entrenadores rivales han mostrado su admiración por la manera de vivir el fútbol que tenemos la hinchada de la Catedral. No vamos a irnos muy lejos: el mismísimo Mourinho, la última vez que nos visitó, destacó que el nuestro es un estadio que le encanta visitar. El elogio del contrario, que es el que más vale…

Piru Gainza marcó, el 1 de mayo de 1949, el que es, de manera comúnmente aceptada, EL MEJOR GOL QUE SE HA VISTO EN LA HISTORIA DE SAN MAMES. Es imposible determinar cuál es, por supuesto, porque los hemos celebrado a miles y llevamos festejándolos desde hace 99 años, pero es seguro que este al que aludimos debió ser impresionante. En la Historia del Athletic que el propio club editó en 1985 se refieren a él como “El Gol de la Misericordia”, explican que Gainza se lo metió al Tarragona en cuartos de final de Copa de la temporada 1948-49 (fuimos subcampeones) y lo cuentan así: “Piru recibió el balón en la banda de Tribuna (la de Tribuna Principal, la izquierda del ataque del Athletic) y empezó la carrera histórica. Un contrario que queda atrás, burlado, y otro y otro; ¿hasta dónde llegará? Se le van cerrando los caminos al de Basauri, que sigue sin soltar el balón, ahora ya corriendo en paralelo a la línea de fondo. Al remate, Zarra y los demás. Está junto al palo, y el portero tarraconense trata de cortar el probable centro, ¡no queda sitio! Y entonces, Piru se cuela por un hueco, se agarra al poste de la portería, y se mete en ella con balón cosido a la punta de su bota izquierda. ¿Es posible? La larga e inverosímil jugada culmina en gol y en un estallido imponente de los graderíos de San Mamés, que se blanquean de pañuelos en salutación a la genialidad de Piru Gainza“.

Igualmente de forma comúnmente consensuada, se considera que EL MEJOR PARTIDO DE LA HISTORIA DE "LA CATEDRAL" fue el Athletic - Manchester United de la Copa de Europa de 1957. Les metimos 5-3 al campeón de Inglaterra, un equipo que estaba catalogado como invencible, aunque en la vuelta nos remontaron con un 3-0 que nos dejó eliminados, en cuartos de final. 55 años después nos hemos vengado y les hemos ganado en Bilbao… y en Manchester .

Cuco Ziganda es, por lo que tenemos constancia, el autor del GOL MAS RAPIDO DE LA HISTORIA DE "LA CATEDRAL". Lo hizo en noviembre de 1997 y se lo marcó al Real Madrid. En quince segundos, el Athletic sacó de centro, Larrazabal avanzó y lanzó un balón largo al que llegó Joseba Etxeberria en posición de extremo derecho, Etxebe centró y Cuco remató a gol.

UNO DE LOS MAYORES ALTERCADOS de la historia de San Mamés tuvo lugar en 1954, en el transcurso de un partido amistoso Athletic - Independiente de Avellaneda. Enrique Terrachet, en su “Historia del Athletic. Caso único en el fútbol mundial” (editada por La Gran Enciclopedia Vasca) alude años después, con cierto asombro, a este episodio: “Solo en una ocasión -dice, refiriéndose al público de San Mamés- le recordamos fuera de sus casillas. Y fue, precisamente, en un partido amistoso. El día en que la entonces ‘vedette’ argentina Grillo, jugador del Independiente, agredió al árbitro del partido, señor Mazagatos. El público de San Mamés, indignado por la alevosa agresión, saltó al terreno de juego… ¡para defender al árbitro!“, expone.

LA PRIMERA VEZ QUE SAN MAMES FUE CLAUSURADO, por incidentes, fue en abril de 1986. Seguro que muchos lo recordaréis: la semifinal de Copa de aquel año, disputada ante el Barcelona, finalizó con triunfo azulgrana y graves disturbios en las gradas y en el césped de San Mamés. La tensión se desbordó y cientos de aficionados accedieron al terreno de juego, al término del partido, para tomar parte en una auténtica batalla campal con la Policía Nacional, que, ante lo que estaba sucediendo, se vio obligada a recluirse en el túnel de los vestuarios. El castigo fue de un partido de cierre.

EN SAN MAMES SE DISPUTO EL MUNDIAL DE 1982, con los partidos Inglaterra - Francia, Inglaterra - Checoslovaquia e Inglaterra - Kuwait. Sí señor, y Bryan Robson, un sobresaliente centrocampista inglés de los ochenta, marcó en el primero de los encuentros que citamos el que era, hasta entonces, el gol más rápido de la historia de los Mundiales. 23 segundos solo necesitó el tío.

ENTRE 1977 Y 1998 HUBO VALLAS METALICAS en los fondos y en las tribunas de la Catedral. Se estrenaron con motivo de la final de la Copa de la UEFA ante la Juventus y se eliminaron cuando Luciano Pavarotti ofreció un concierto en plena celebración del Centenario del Athletic. Al siguiente domingo, venía el Oviedo; la directiva de entonces solicitó el permiso para no volverlas a colocar… y hasta hoy.

EN SAN MAMES HEMOS GANADO LIGAS (la última, en 1984), UNA COPA (la de 1921, porque la final se jugó en Bilbao) y hemos logrado el billete a decenas de finales (hace unos meses, sin ir más lejos, a dos).

Fuente: Jesus Elordui (Blogs eitb)