EL ESCUDO DEL ATHLETIC CLUB

El primer escudo oficial ya se encuentra documentado en el año 1902. El periodista José María Mateos refiriéndose a él cita textualmente: "en el centro en azul y blanco un balón en cuyo centro van entrelazadas las letras A y C".

Es de suponer que este escudo se mantuviese hasta el año 1910, fecha en la que se cambió la primera camiseta azul y blanca por la definitiva a rayas rojiblanca.

Será en la temporada 1912-13, cuando aparezca por primera vez el color rojo en el emblema del Athletic. A partir de ahora en las tarjetas de socio, los pases de prensa y demás papeles oficiales, el rojo y blanco se convertirá en parte distintiva del Club. Como elemento nuevo se incluirá la bandera y se mantendrán las letras AC, Athletic Club, de antaño.

Por entonces, y de manera coetánea aparece un «nuevo escudo». En él sigue estando presente la citada bandera rojiblanca con las letras A y C, pero además se le añade un balón. Se trata de un escudo de transición que reúne el pasado de un club jóven y la innovación que suponía la incorporación de los nuevos colores de honda tradición bilbaína. Esta conjunción acertada ha venido avalada por la larga trayectoria que este escudo ha tenido prolongándose hasta el día de hoy.


Parece que eran años de incertidumbre en lo referente al distintivo que simbolizase mejor que ninguno al Athletic. A los dos ya señalados debemos sumar el que lució el equipo en la inauguración del campo de San Mamés el 21 de Agosto de 1913. Para tan histórico día el Athletic se presentó con un novedoso escudo, conservado en la actualidad por la familia de quien fuera el guardamenta rojiblanco de aquel encuentro, el entrañable Cecilio Ibarreche, y consistente en las clásicas A y C entrelazadas de principios de siglo adornadas por las divisas de Bilbao y de Bizkaia.

Esta evolución en lo que al escudo se refiere dio un nuevo paso a finales de la década de los diez convirtiéndose su diseño en el antecedente inmediato del escudo oficial de hoy día. En él, se mantiene tanto el azul como la A y C del año 1902. También del que lucieron en la inauguración del campo, incorpora los elementos característicos de la Villa y provincia que le vio nacer, puente de San Antón y los lobos de la casa de López de Haro con el árbol de Gernika. Como principal novedad, se añade por vez primera las bandas verticales de la camiseta. Destacar que este escudo es prácticamente el mismo que el actual del Atlético de Madrid, antes llamado Athletic Club de Madrid y filial del equipo bilbaíno en aquella época.

El siguiente escudo que adoptó el Athletic es el actualmente vigente, cuya primera constancia documental data de 1922. A este escudo, por todos conocido, se le añade el nombre del club y de la ciudad y se cambia someramente su forma ensanchándola por sus costados.

Este escudo ha estado vigente desde, al menos, 1922 hasta 1941, y desde 1972 hasta hoy. Durante el periodo que va de 1941 a 1972, el correspondiente al régimen de Franco, tras el edicto de castellanización de nombres, por norma federativa y "obligado acuerdo" en Junta, la denominación de la entidad pasó de ser Athletic Club a Atlético de Bilbao. Con ello el escudo también sufrió una pequeña variación, suprimiendo de éste el nombre original por la denominación gubernamental de Atlético. El nombre de Atlético de Bilbao se mantuvo en vigor desde el 1º de Febrero de 1941 al 26 de Julio de 1972.


Con la restitución del título Athletic Club, el escudo recupera de nuevo el mismo formato de los años 20.

El escudo actual está compuesto por dos cuarteles: el primero al igual que el escudo heráldico de Bilbao, en campo de plata la Iglesia de San Antón, el puente, el roble de Gernika (del escudo de Bizkaia), con los dos lobos negros de sable andantes del escudo de armas de los señores de Vizcaya, los Lopez de Haro; en el segundo las barras de rojas y blancas. Todo ello rodeado por "x" que son las aspas de San Andrés que también figuran en el escudo de Bizkaia.