HISTORIA



 Noticias DeportesTurismo  EventosUbicacion

 LA TRINCA FRESERA DEL IRAPUATO

El Club Deportivo Irapuato es un equipo de futbol mexicanode la ciudad de Irapuato. Fue fundado en 1948 pero otros datos apuntan que fue en 1911 y en la actualidad juega en la Liga de Ascenso de México.

El club ejerce de local en el Esta dio Sergio Leon Chavez, inmueble ubicado en la zona centro de Irapuato, Guanajuato con capacidad para 26,000 espectadores.

El Equipo fresero ha participado durante 4 etapas en la primera división (de 1954 a 1971; 1985 a 1991; 2000 a 2001 y 2003 a 2004); en ninguna llego a protagonizar seriamente; sus mayores logros lo ha conseguido en las divisiones de plata con 2 titulos en segunda división (1953-54; 1984-85 al derrotar a Pachuca) mientras perdio 4 finales ante Ciudad Madero en 1972-73; U A de G (1973-74; Zacatepec 1977-78; Tampico Madero 1993-94). 4 titulos de primera división A; (invierno 1999 derrotando a Zacatepec, verano 2000 derrotando a Cruz Azul Hidalgo, invierno 2002 derrotando a La Piedad, clausura 2011 derrotando a Tijuana) mientras a protagonizado 2 series por el ascenso ganando una a León en verano 2003; y cayendo recientemente en la otra contra el club Tijuana (clausura 2011).

COMPROBADO: el futbol de Irapuato se inicio el 15 de febrero del ano de 1911 tal como lo dijo Panchito López, expuso varias razones y hay fundamentos validos, ya que ese día era aniversario de la fundación de Irapuato. Después, en una charla que tuvimos con el propio señor López y con Mauro Esparza, los dos haciendo recuerdos, llegaron a la conclusión y estuvieron de acuerdo que se publicara esa fecha para un reconocimiento general.

Hemos comprobado por platicas que el primer campo que existió fue enfrente de la estación de los ferrocarriles, hubo otro por la Calzada Insurgentes, muy cercano al Puente de Guadalupe, uno mas por la calle Guanajuato donde ahora esta una Gasolinera, lo siguieron el campo Águila, el estadio Álvaro Obregón, el estadio Revolución, el estadio Irapuato ahora llamado Sergio León y todos esos campos llaneros en donde han surgido muchísimas figuras.

Fecha del campo Águila: 1929, la misma fecha del estadio Álvaro Obregón, aunque hubo ya la aclaración que oficialmente fue inaugurado en el ano de 1931, el estadio Revolución en 1942 y por lo que respecta al estadio Irapuato en 1969.

El día de la inauguración del campo Águila, vino el San Francisco Angamacutiro y aunque en el Álvaro Obregón vino el Sabaria de Hungría en la inauguración oficial estuvo presente el Guerra y Marina, el estadio Revolución, tuvo la visita del San Lorenzo de Almagro y en el Estadio Irapuato la selección nacional que participo en el mundial de 1970, aunque hubo una preinauguración con la selección Olímpica de España en el ano de 1968.

Hablemos de los dos últimos, porque han sido los más importantes en cuanto al funcionamiento y capacidad, porque con ellos resplandeció el profesionalismo. Existe entre uno y otro estadio una diferencia de veintisiete anos, si nos atenemos a sus inauguraciones oficiales ya dadas a conocer.

1942, todavía esbozaba la sonrisa del futbol limpio, del deporte por el deporte mismo y trajeron para la inauguración a un equipo profesional, de polendas: el San Lorenzo de Almagro, trayendo en sus filas a Luis Heredia, Díaz, Greco, Arnoldo, Zubieta, Martino, Fernando García, Langara, Nicolau y otros más. Jugaron contra una selección llamada Guanajuato, reforzada con el ”Ranchero” Totres, Terile Sánchez, otros jugadores profesionales, jugadores de León, de Irapuato, entre estos a “los Curas’ García, Pablo “Chancharras” Pérez, Antonio “Conrado” Muñiz, “Borrao” Laguna y otros mas, se perdió 12 a 0.

1968, se cambiaron los papeles para la preinauguración, se trajo a la selección Olímpica Española, que vino a competir en la Olimpiada de México 68. Se cambiaron los papeles, ahora el equipo profesional de Irapuato, jugaba con unos amateurs y se perdió. ¿Qué Paso? , una pregunta que se quedara en el aire, porque no queremos profundizar, ni contestarla. ¿Retrocede nuestro futbol?, esto merece un capitulo aparte, no en el renglón de estadios.

Cuando el 12 a 0, hubo criticas, disculpas, en el sentido de que los nuestros eran amateurs y los otros auténticos profesionales y oímos un comentario que con el tiempo se haría famoso: “..Necesitamos una restructuración…”, En 1968 se perdió con amateurs y alguien repitió: “…Necesitamos una restructuración…”

Isidro Langara, quien jugara mucho tiempo en México, y viviera muchos anos en nuestro país (ahora ya muerto) anoto el primer gol en el Estadio Revolución, es decir un hispano lo hizo. Otro hispano, Asensi, anoto el primer gol en el estadio Irapuato. Ha pasado tiempo, los recuerdos golpean la mente. Ha cambiado todo, la idea, el fundamento. En el mundo todo evoluciona, el medio ambiente hace estragos y tenemos que vivir de acuerdo con la época. Sin embargo sigue el pensamiento firme: “…Necesitamos una restructuración…”

Jamás negaremos que los directivos que han estado frente a este compromiso con el equipo Irapuato, han tenido muy buena voluntad, han expuesto y han perdido dinero. Todos ellos con diferente medida en cuanto a lo que es el futbol: un espectáculo y es porque nunca se han rodeado de gente que sepa de futbol.

Directivos con voluntad que han hecho las cosas a medias y a otros que a nuestro juicio han laborado bien, pero con una verdad muy patente, han hecho poco caso a las fuerzas inferiores, no han sabido manejar al equipo en este plano, la niñez de Irapuato, han tenido muy poca ayuda en este aspecto.

La mayoría de los entrenadores que han venido (salvo raras excepciones) siempre tienen la mirada puesta en el presente, porque a ellos les exigen triunfos, son presionados por directivos y aficionados. No pueden y en algunos casos no quieren hacer una labor positiva para un futuro, viven y vegetan en el presente obligados por las circunstancias.

Vamos a mencionar primeramente a los directivos, en primer lugar Oscar Bonfiglio y viene una larga lista: José Tome, Manuel Garmendia, Sergio León Chávez, Estrada Campuzano, Fernando Barba, Raúl León Chávez, Lic. Juan José López Garibay, Dr. Jesús Castro Arredondo, quien siendo el mandamás, bajo por primera vez el Irapuato y perdón si nos ha faltado alguno.

Ya en la segunda división: Lic. Eugenio Albo Moreno, Juan José Eliceche, Pepin Vanzinni, con este presidente, se retorno a la primera división, Leonel de la Rocha, Antonio Munoz Téllez, Domingo Méndez, el Doctor Enrique Aguilera, el Dr. Marrufo, el arquitecto Tejeda, pero estos tres últimos cuando se volvió a descender, que de ellos hablaremos a su debido tiempo.

Platicaremos en su debida oportunidad con los directivos, ya que estos se quejaban de que no aportábamos ideas, que nadie los orienta y que casi todo lo que hacen los medios de comunicación es destructivo, Nosotros les diríamos que mienten y lo demostramos fácilmente con hechos y con testigos. Hemos externado opiniones, presentado proyectos y han sido anulados, sencillamente porque se trata de un Irapuatense, si eso hubiera sido idea de un extranjero, quizá se le hubiera.

Dos cosas nos quedaron grabadas: Diego Mercado entrenaba a la selección nacional amateur quienes se preparaban para ir a Canadá y venían desempeñando un brillante papel, los nombres de Toribio, Cossio, Tapia, Caballero, López Malo, Rergis, Víctor Rangel, Hugo Sánchez y otros, resonaban con fuerza. Una vez en forma accidental, nos encontramos con Diego Mercado, y en plena charla le dijimos: ¿Diego te gustaría que este grupo de jóvenes que tú diriges entraran juntos al profesionalismo? Se quedo pensando y dijo: “…Seria mi sueno dorado, ya que podrían apreciarse los alcances reales, podían, todos juntos llegar muy lejos. Definitivamente es una gran idea y estaría dispuesto a cooperar y trabajar, convencería a casi todos, quizá el único que fallara fuera Víctor Rangel que esta comprometido con el equipo Guadalajara…” Y le contestamos, Diego, el club Irapuato se interesa. Bien, respondió, ponme en contacto con los directivos para platicar y poder llegar a un acuerdo, pero te repito la idea me parece muy buena y hay que aprovecharla.

Platique con los directivos, los convencí y para arreglar ese asunto, partimos a la Capital de la Republica: el licenciado José Luis Hernández y el arquitecto Ernesto Alfaro acompañándome. Les presente a Diego Mercado, cambiaron impresiones, llegaron a un acuerdo y salimos encantados con el trato recibido y las esperanzas de todo poder arreglarse, para que ese sueno se convirtiera en realidad. Al regreso, lanzamos nuestros pensamientos al aire: la selección mexicana enfundada en la camiseta de la Trinca Fresera, la afición respondería, la segunda división se beneficiaria, serian llenos absolutos, el pago y la taquilla asegurados, además como decía Diego, estos elementos tienen las puertas abiertas en el extranjero.

Todo quedaba entonces sujeto a que Diego desde Canadá, hablara por la vía telefónica a los directivos para ver si habían aceptado los jugadores la proposición que se les hacia. Diego Mercado hablo desde Canadá tal como lo había prometido, no hubo contestación, le cerraron las puertas. Posteriormente, Diego se quejaba y decía que había sido una verdadera lastima que la directiva del Irapuato no hubiera aceptado, el, había convencido a la mayoría de los jugadores. No se iban a comprar las cartas, era un plan de trabajo, inclusive, visto con buenos ojos.

Posteriormente, dimos otra idea: que se trajeran a las reservas del America completas, este equipo había hecho una buena campana y estaba a punto de conseguir el titulo, su entrenador era Edelmiro “El Picao” Arnadua. Platique con el, le expuse mis planes y estuvo completamente de acuerdo y me acuerdo de sus palabras: “…Mira, la semana entrante disputamos el titulo ya es el juego final, me gustaría que vinieran las gentes de Irapuato y los vieran en acción y si les gusta, pues entonces adelante, por mi no hay inconveniente…”

Expusimos nuestra idea al presidente del Irapuato ingeniero Juan José Eliceche, pareció gustarle la idea y prometió que iba a mandar al técnico del Irapuato, el argentino Roberto López, a que viera en acción al Ceni Padrón, los hermanos Manzo, Bravo, Cabalceta, Aguirre, Martínez, Soto y otros mas. El reporte escueto que trajo Roberto López fue negativo, al señor no le había gustado ninguno. ¡Que Bárbaro! La mayoría de ellos fueron seleccionados y todos llegaron a primera división. Tiempo después de lo que acabamos de platicar encontramos a Edelmiro Arnauda y nos dijo que a la mayoría de las reservas del America se las llevo el equipo de Morelos y lograron entrar a la liguilla, mientras que aquí el equipo Irapuato sufría desesperadamente e inclusive bajo hasta la segunda división, porque ese señor no pudo con el paquete y dejo tirado su trabajo, fue cuando se contrato a Cisneros, pero ya no pudo hacer nada, “La Trinca”, había descendido un peldaño mas.

Nada más que esta es otra historia de la que hablaremos en su debida oportunidad. Mencione solamente estos dos hechos, aunque tuve otras ideas que como siempre fueron desechadas, por ese motivo, preferimos guardar hermetismo y ya no meternos en asuntos que en realidad.

Copyright © 2013 Irapuato Ciudad de Progreso
Comments