1. Introducción

Lo que vemos y lo que no vemos:
La Descripción en el Proceso Comunicativo
En el siguiente ejercicio nos vamos a enfocar en las competencias visuales “Lo que vemos y lo que no vemos”, es decir, la descripción objetiva y la descripción subjetiva.

 

¿Qué es descripción?

“Técnica escritural que nos permite expresar con detalle lo que observamos: un objeto, una persona, un animal, un suceso, una acción o un complejo procedimiento dentro de las innumerables cosas que existen en el universo que nos rodea. Es representar la realidad mediante palabras. Muchas veces se ha definido como pintura verbal y para lograrlo es necesario observar detenidamente las características de lo que se quiere describir ocupando el mayor número de sentidos.

El desarrollo de la percepción sensorial es el mejor camino para la organización mental. Se puede codificar lingüísticamente solo aquello que previamente se ha conocido y pensado. Hay que estimular a las personas para que a través de la observación capten todos los mensajes y puedan expresarlos con palabras.

El aprendizaje de la técnica de la descripción incluye tres fases:

  • Observación: la atención debe estar orientada para percibir: color, forma, tamaño, grosor, textura, temperatura, contextura, peso, olor, sabor, otros.
  • Plan de descripción: Luego se seleccionan los datos y se lleva a primer plano lo que interesa destacar. Se vinculan los elementos en un todo con sentido (disposición).
  • Exposición de lo observado: Se busca una forma de expresar lo visto que dé al que lo lea una idea o imagen representativa de lo descrito.

¿Cómo se clasifica la descripción?

Descripción objetiva: Es aquella en la que quien describe intenta dar cuenta de los objetos, lugares o personas, dejando de lado sus propias impresiones; es el caso de las descripciones científicas, en las cuales sobresale el rigor metodológico para dar cuenta de la naturaleza, el aspecto, los componentes, la disposición y otras características de un mecanismo, fenómeno, reacción u objeto.En la que el yo está distante del objeto, sólo capta lo que ve como una cámara fotográfica.

Descripción subjetiva: Quien describe lo hace a partir de su propia valoración, se destacan los elementos connotativos, estéticos y afectivos que suscita lo descrito. Es el caso de las descripciones literarias. En la que el yo se aproxima al objeto, lo interpreta lo hace propio, lo matiza desde uno o varios puntos de vista.

Descripción pictórica: Se describe de manera estática. En forma global se dice lo que hay en el cuadro sin mayor detalle, posteriormente se da la observación analítica en la cual se ven los aspectos técnicos: armonía, equilibrio, color, volumen, técnica utilizada y contrastes; para posteriormente describir lo no visual: escuela y tendencia del pintor, contexto histórico e influencia.”

 

Monroy Mejía, María de los Ángeles y Nelisahuel Nava Sánchezllanes (2010) Comprensión Lectora y Redacción II. México, Exodo: pp. 46-50