5.2.- Compartir y contrastar fuera del grupo

(Foto de Lumaxart bajo licencia CC)

En muchas ocasiones nos hemos apenado cuando un grupo de alumnos está exponiendo su trabajo y el resto de la clase se encuentra distraída y sin aportar nada, esperando que llegue su momento de exposición.  Cuando esto ocurre es que:

  • El profesor no ha explicado bien la importancia de esta fase de la investigación:  analizar, criticar, comparar, sugerir ideas a las personas que están exponiendo.  Es decir, la clave está en la interacción.  Y es esta interacción una parte de lo que se ha de evaluar.
  • No se ha preparado convenientemente el debate pensando que es algo que todos sabemos hacer.
  • El alumnado que expone no está sabiendo captar la atención del alumnado que escucha y, por lo tanto, no hay diálogo. 
El debate en un proceso de investigación es un momento importante porque en él vamos a escuchar opiniones externas al grupo y nos van a valorar el trabajo desde las opiniones de otras personas que van juzgar nuestro trabajo desde puntos de vista diverso.  Por ello es necesario que orientemos el debate para que la gente pueda participar mediante preguntas que les propongamos o actividades que les presentemos.

Los debates escolares (y menos para el proceso de investigación que nos ocupa) no pueden surgir como los que habitualmente vemos en la televisión.  Por lo tanto, es necesario prepararlos y que el alumnado sea consciente de qué se espera de él.  

La siguiente presentación nos puede ayudar a tener algunas líneas de partida para preparar los debates de nuestras investigaciones:





Comments