INSTITUCION

PROYECTOS COLABORATIVOS

La Sexualidad

 

 

PROYECTO DE EDUCACIÓN SEXUAL

“DESARROLLO SICOSEXUAL DE LA NIÑEZ A LA ADOLESCENCIA”

 

  

RESPONSABLES

DARY SUGEILLY DAZA ACEVEDO

JACKELIN RAMÍREZ PALENCIA

CARMEN ROSA FIGUEREDO BOTELLO

 

 

INTRODUCCIÓN

 

 

La sexualidad hace parte de la vida de todos los seres humanos y está relacionada con la capacidad de sentir placer. La sexualidad se manifiesta en las personas desde que nace hasta que mueren, se manifiesta de diferentes formas, situaciones, acciones, sensaciones y sentimientos. Por lo tanto la sexualidad no es una cosa que aparece de pronto en los adolescentes, jóvenes o adultos.

 

Durante la infancia los niños y niñas sienten placer al tocar algunas partes de sus cuerpos, lo cual también hace parte del reconocimiento de su cuerpo, propio de su edad. 

 

Es frecuente que el concepto de sexualidad suela confundirse y mezclarse con los conceptos de sexo y relaciones sexuales, limitando así la vivencia de la sexualidad solamente al contacto genital.

 

La sexualidad involucra desde el aspecto físico hasta los sentimientos y emociones. La crianza y la educación, así como la edad, la cultura, la región geográfica, la familia y la época histórica, inciden directamente en la forma en que cada persona vive su sexualidad.

 

Retomando del ministerio de educación nacional los lineamientos para la educación sexual, se desarrolla el presente proyecto ajustándose a las necesidades manifestadas en LA INSTITUCIÓN EDUCATIVA COLEGIO JAIME CÁRDENAS, teniendo en cuenta que el proyecto de educación sexual debe girar sobre los supuestos básicos de autoestima, autonomía, convivencia y salud integral. Como procesos transversales en toda la formación de los niños a la adolescencia.

 

Dichos énfasis permitirán un reconocimiento placentero del ser sexuado con capacidades de tomar decisiones responsables en la formación de pareja y familia, hacer de la sexualidad un componente siempre gratificante que no deteriora el crecimiento, la realización y la salud de cada persona.

 

Para optimizar éstos énfasis y elementos es necesario hacer participes a toda la comunidad educativa, para ello se inicia el trabajo con el educando quien se encarga de llevar este mensaje a sus hogares y al resto de la comunidad. Las estrategias para el desarrollo de este proyecto son a través de talleres pedagógicos, lúdicos y reflexivos, que invitan a la participación activa del estudiante y al desarrollo del aprendizaje de manera significativa, dando ejemplos o a través de videos de educación sexual.  

 

 JUSTIFICACIÓN

 

 

Vivimos en un mundo muy sexualizado. Hay mensajes a todo nuestro alrededor en la radio y televisión, en las películas las revistas y la música, el sexo se usa para vender todo, desde el jabón hasta los carros.

 

De allí nace la necesidad de crear un proyecto que aclare las dudas con respecto a los mitos que existen alrededor de la sexualidad, sirva de guía acerca de cómo se debe llevar una sexualidad sana y que contribuya al crecimiento integral de los niños, niñas y adolescentes de la Institución educativa Colegio Jaime Cárdenas Moncada.

 

La estrategia pedagógica de analizar retomando la problemática sociocultural del sexo y los medios de comunicación conlleva a que los seres humanos  se detengan antes de actuar, que fortalezcan su autoestima y así sean verdaderos seres comprometidos con la autonomía, la libertad, la salud integral y la vida.

 

En sexualidad lo que es bueno para uno puede no serlo para otros, por eso es  importante implementar la estrategia de análisis y conciencia crítica en los adolescentes como una forma de vivir una sexualidad humanizante.

  

OBJETIVOS

 

OBJETIVO GENERAL

 

Fomentar la salud sexual tanto física como mental de los educandos.

 

 

 

OBJETIVOS ESPECÍFICOS

 

Realización de talleres que conlleven al análisis de los diferentes tópicos de la sexualidad como una estrategia en la construcción para el proyecto de vida de cada joven.

 

Replantear los roles sexuales tradicionales, buscando una mejor relación hombre mujer que permita la desaparición del sometimiento del uno por el otro, basados en los principios de igualdad social, jurídica y económica de ambos sexos.

 

Propiciar cambios en los conocimientos, actitudes y comportamientos relativos a la sexualidad.

 

 

  

MARCO LEGAL

 

 

En 1991 la presidencia de la república a través de la consejería para la juventud, la mujer y la familia, inició la elaboración de un plan nacional de educación sexual. Es la resolución No. 03353 del 2 de julio de 1993, la cual establece el desarrollo de programas y proyectos institucionales de educación sexual en país. La ley 115 de febrero 8 de 1994, ley general de la educación en su art. 14 establece la obligatoriedad de cumplir con la educación sexual impartida en cada caso de acuerdo con las necesidades psíquicas, físicas y afectivas de los educandos según su edad y se ratifica en el decreto reglamentario 1860 de agosto 3 de 1994, art. 36, la enseñanza prevista en el art. 14 se cumplirá bajo la modalidad de proyectos pedagógicos

 

 

 TALLERES PEDAGÓGICOS DEL DESARROLLO PSICOSEXUAL DE LA NIÑEZ A LA ADOLESCENCIA

 

PRIMARIA

1.      Autoestima

2.      Introducción a la sexualidad

3.      Conociendo mi cuerpo y mi interior

4.      Yo  soy capaz de expresar mis sentimientos

5.      Prevención del abuso sexual

6.      Si alguien quiere hacerme daño yo se como reaccionar

7.      Hay secretos que no pueden guardarse

8.      Autoprotección a través de la palabra NO

                                                                                               

GRADO SEXTO Y SEPTIMO

1.      Autoestima

2.      Introducción a la sexualidad

3.      Que implica ser adolecente

4.      La comunicación y los derechos sexuales

5.      Manejo de emociones

6.      El noviazgo

7.      El cuerpo en los medios de comunicación

8.      prevención del abuso sexual

 

GRADO OCTAVO, NOVENO, DECIMO Y ONCE

1.      Autoestima

2.      Introducción a la sexualidad

3.      El noviazgo

4.      ¿Me siento preparado para ser padre o madre?

5.      El aborto

6.      Enfermedades de transmisión sexual

7.      Métodos anticonceptivos

8.      Prevención del abuso sexual

 

 TALLERES PEDAGÓGICOS  PARA PRIMARIA

 

AUTOESTIMA

La autoestima es el sentimiento valorativo de nuestro ser, de nuestra manera de ser, de quienes somos nosotros, del conjunto de rasgos corporales, mentales y espirituales que configuran nuestra personalidad. Esta se aprende, cambia y la podemos mejorar. Es a partir de los 5-6 años cuando empezamos a formarnos un concepto de cómo nos ven nuestros mayores (padres, maestros), compañeros, amigos, etcétera y las experiencias que vamos adquiriendo. Según como se encuentre nuestra autoestima, ésta es responsable de muchos fracasos y éxitos, ya que una autoestima adecuada, vinculada a un concepto positivo de mí mismo, potenciara la capacidad de las personas para desarrollar sus habilidades y aumentará el nivel de seguridad personal, mientras que una autoestima baja enfocará a la persona hacia la derrota y el fracaso.

Formación de la Autoestima: Siguiendo a Campos y Muños, (1992) podemos explicar la formación de la autoestima a partir de los siguientes elementos.

Elementos Forjadores de una autoestima alta

El niños y la niña desde

  • Pequeño es tratado con amor
  • Se le da seguridad,
  • Se le aplican normas conductuales firmes, no violentas
  • Se le enseña a respetar a las personas
  • Se le enseña que puede soñar
  • Que logrará todo lo que se proponga
  • Se le llama la atención con amor
  • Se le cuida su salud, en forma normal
  • Se le ayuda a ser independiente

Existen elementos que ayudan a mejorar la autoestima

•  Sentido de Pertenencia: Necesitamos experimentar que somos parte de algo., Somos parte de una familia, Una comunidad, en la cual nos quieren y nos respetan, Miembros de una nación, somos cultos, con nuestras costumbres, historia, lengua y otros

•  Sentir que somos amados por, Familia, nos aman nos cuidan, y si no es así, buscamos una familia sustituta; Amigos, con quienes compartimos nuestros mementos agradables; Vecinos, que nos respetan. Ser reconocidos en nuestras cualidades, capacidades, habilidades, destrezas y dones.

Auto-concepto o Sentido de Identidad

•  Se refiere a la imagen que el niño se forma de sí mismo, o dicho de otra forma, a las asociaciones metales que adquiere el niño cuando se refiere a sí mismo. Estas asociaciones derivan en gran parte de la forma en que el niño ha sido tratado en el pasado. Sus reacciones emocionales y sus conclusiones sobre sí mismo dependen de su interpretación de sus vivencias y de sus situaciones desde la primera infancia. Desde los primeros años, el niño pone las bases de sus estrategias vivenciales que le acompañarán posiblemente durante toda su vida. Los padres, con su actuación hacia sus hijos, son la primera motivación importante de cómo estas estrategias se van formando y reforzando. El niño, frente a la actuación de sus padres construye un sistema de comportamiento, de defensa y supervivencia, que le permite superar el sufrimiento o la incomodidad de las situaciones negativas a las que tenga que enfrentarse.

•  Si el niño ha sido tratado con afecto y como alguien importante, si se le ha respetado, si se le ha ayudado a darse cuenta de sus habilidades y si los padres le han dedicado la necesaria atención, su auto-concepto será básicamente positivo. Se sentirá importante en el ámbito familiar y escolar primero y en la vida después, y sus estrategias vivenciales se fundarán sobre estas bases. Una suficiente autoestima constituye una especie de vacuna contra el impacto de las adversidades. Habrá momentos altos y bajos en nuestra vida, pero estaremos siempre en disposición de asumir los altos y desactivar los bajos, cuando sea necesario.

El niño que ha sido considerado como una persona en crecimiento y aprendizaje, en lugar de una persona en potencia, que hay que formar desde el punto de vista de los padres, tenderá a tener un auto-concepto positivo.

El niño que no ha tenido esa oportunidad tenderá a basar su auto-concepto en la opinión de los demás durante toda su vida, y tendrá mucha dificultad para aceptarse a sí mismo como es y a mejorar de forma constante sin presiones externas. Su vida y su crecimiento dependerán de su decisión de atreverse a mejorar.

FINALIDAD DEL TALLER

Con este taller básicamente lo que se busca es que el estudiante aprenda a conocerse un poco más, que identifique el mismo que tanto se ama y se respeta.

MATERIALES

-         Video educativo

-         Hojas de block

-         Marcadores o colores

 

PASOS A SEGUIR

Durante los primeros 10 minutos de la clase se debe pasar un video educativo a los estudiantes que concierne a la autoestima. Luego de esto se procede a que el docente de una explicación acerca de lo que es el tema. Posteriormente el estudiante debe sacar una hoja de block y dibujar un niño con autoestima y uno sin autoestima debajo de cada dibujo debe colocar las características de cada uno.

 

CONVERSACIÓN EN CLASE

Es importante que el estudie y prepare el temas, dado que debe responder cada una de las inquietudes que los estudiantes tengan.

 

 

 

INTRODUCCIÓN A LA SEXUALIDAD

La sexualidad tiene siempre que involucrar  el cuerpo: lo biológico, lo fisiológico y lo afectivo, dado que  son base para que la naturaleza traduzca una sensación, una percepción o un sentimiento. Y es el ser humano el que siente y ama a través del cuerpo. Somos seres sexuales porque disfrutamos de las sensaciones corporales que experimentamos, somos los únicos seres portadores de la afectividad y del lenguaje y mientras no existan otros planetas con seres que hablen y se comuniquen afectivamente, seremos los únicos representantes de la sexualidad en el universo, hasta hoy conocido.

La infancia

Durante la infancia la sexualidad está poco definida si se compara con la del adulto. Las sensaciones en los primeros años de vida no tienen una connotación estrictamente sexual y genital, percibiéndose de forma más ambigua y dispersa.

La sexualidad en esta etapa destaca por tratarse de una percepción sensorio-motora, en la que durante los primeros meses de vida se dan respuestas de placer/displacer, que se manifiestan a través de la risa o el llanto, garantizando su supervivencia en una fase de mayor fragilidad, emprendida para el aprendizaje.

Otra fuente que garantiza la supervivencia es la aparición de la figura de apego, los padres y/o personas con las que mantiene un mayor contacto, serán parte imprescindible de su salud física y psíquica.

El apoyo incondicional de la o las figuras de apego, será determinante en el desarrollo de la afectividad del niño a lo largo de su vida. Bajo su tutela el niño recibirá la estimulación necesaria para el aprendizaje, recibirá el afecto necesario para adquirir la confianza de ser querido y valorado, además de poder explorar su entorno sin demasiados riesgos.

De esta manera se dará su desarrollo social, bajo la influencia de unas bases sólidas y sanas, a través de las cuales adquirirá las herramientas para establecer una comunicación con los demás, primero de forma íntima, en la relación con sus padres, con un contacto más corporal y gestual, tocando, acariciando, siendo abrazado..., y posteriormente con un lenguaje, a través del cual empezará a conocer y asumir las normas sociales de una forma más directa.

Déficits en estas primeras relaciones afectivas traen consigo déficits en la sexualidad durante la vida adulta.

De Tres a Cinco Años:

Cuando llegan a los tres años, los niños ya saben que las mujeres y los hombres tienen diferentes órganos sexuales. Hay que hablar sobre ellos de la misma forma que se habla de la nariz, los codos y los dedos. Siempre use los nombres correctos de los órganos sexuales. Debe usar “vulva,” “pene,” y “senos” en vez de palabras de familia o de la calle. De lo contrario puede ser que los niños se formen una idea que estas partes del cuerpo tienen algo de “malo.”

Los niños pequeños tienen curiosidad sobre los cuerpos de sus padres y de otros niños. Pueden jugar de “doctor” para mirarse los órganos sexuales. Esto es una forma muy normal para que los niños averigüen las diferencias y aprendan sobre su sexualidad. Usted puede decidir si quiere permitirlo o no. Pero no ayuda castigarlos por ser normales.

Los niños de tres años también desarrollan curiosidad en cuanto a “¿De dónde vienen los bebes?” No tiene que describir lo que es la relación sexual en este momento. La respuesta debe ser sencilla en esta etapa. Puede decir algo como, “Los bebes crecen en un lugar especial adentro de la mamá.” A medida que van pasando los años puede agregar detalles cuando su niño(a) pueda entenderlos.

Los niños de cuatro años se apegan mucho a su padre o madre — aun si uno de ellos está ausente. Es más, pueda que el niño(a) sienta celos de la madre, el padre o la pareja de su madre o padre. Ellos pueden encariñarse con padres u otras personas que los cuidan sin importar el sexo de la persona. Ninguna de estas relaciones quiere decir que la niña o el niño sean homosexuales o heterosexuales. Debemos dejar que los niños se sientan cómodos con cualquier relación que formen. No debemos burlarnos de ellos si tienen “novio” o “novia.”

Los niños de cuatro años puedan que quieran estar en la cama con sus padres u otras personas que los cuidan. Es posible que también quieran verlos sin ropa. Debemos de establecer límites que son cómodos para nuestras familias. Pero no debemos castigar a los niños por tener estos deseos.

De Cinco a Siete Años: Los niños normalmente son menos apegados con los padres o con las personas que los cuidan a esta edad. Ellos están empezando a descubrir su propia feminidad o masculinidad. Y puede ser que solo quieren estar con personas de su mismo sexo. Por eso es muy común que digan que odian a los niños del sexo opuesto. Otra vez, es mejor no burlarse de ellos por esto.

Es posible que los niños en la escuela primaria tengan pena de hacer preguntas. Pero, eso no quiere decir que no tienen preguntas. La mayoría han oído acerca de cosas como el SIDA, la violación, y el abuso de niños. Así que siga hablando con ellos.

Las fantasías sexuales sobre miembros de la familia de los dos sexos también son comunes. Puede ser que los niños se sienten preocupados por estos pensamientos. Hay que asegurarles que el solo pensar o soñar en algo no hace que se vuelva realidad.

Los Pre-adolescentes (ocho a 12 años) necesitan toda la información acerca de la menstruación, los sueños mojados y otras señales de la madurez. Los pre-adolescentes se preocupan mucho si son “normales.” Los varones se preocupan por el tamaño de su pene. Las niñas se preocupan por el tamaño de sus senos. Asegúreles que no hay dos personas iguales. Debemos dejar que los jóvenes encajen con los niños de su edad. Pero también debemos animarlos a que piensen por si mismos. La mayoría de los niños tocan sus órganos sexuales para sentir placer. La masturbación es muy común durante esta etapa. Es importante que les aseguremos a los niños que la masturbación es normal — pero que se debe hacer en privado. Los niños están fascinados en la forma que cambian sus cuerpos. Es común que miren y toquen sus órganos sexuales. Esto es una de las formas en que aprenden que son normales. Esto lo hacen con amigos de los dos sexos. Esta clase de juego sexual no hace que un niño(a) sea homosexual o heterosexual.

FINALIDAD DEL TALLER

Se pretende orientar a los estudiantes del colegio JAIME CARDENAS MONCADA con respecto a lo que concierne a la sexualidad, aclarando que la sexualidad involucra una serie de sentimientos que van más allá de las diferencias físicas.

MATERIALES

-         Hojas de block

-         Lapicero

PASOS A SEGUIR

Se deben organizar en grupos de cuatro, en lo posible que el grupo sea mixto, seguidamente se debe sacar una hoja por grupo en donde se escriben las diferencias entre los hombres y las mujeres. También deben responder si se sienten a gusto con el sexo que tiene cada uno.

 

CONVERSACIÓN EN CLASE: el docente hará una retroalimentación acerca del tema que se trabajo.

 

 

CONOCIENDO MI CUERPO Y MI INTERIOR

De los dos a los cinco años

Es el período global del aprendizaje y del uso de sí. Siguen siendo válidas las mismas leyes del desarrollo y de manera especial las leyes psicofisiológicas de la maduración nerviosa. A través de la acción y gracias a ella, la prensión va haciéndose cada vez más precisa, asociándose a los gestos y a una locomoción cada vez también más coordenada. La motilidad y la cinestesia, que van íntimamente asociadas, permiten al niño una utilización crecientemente diferenciada y precisa de su cuerpo entero.     A partir de los cinco años pasa el niño del estadio global y sincrético al de la diferenciación y análisis, es decir, de la actuación del cuerpo a la representación. Y esta elaboración del esquema corporal prosigue hasta los once u doce años, siguiendo siempre las mismas leyes.

Por último, hay que decir que en la construcción del YO corporal que permite al niño despegarse del mundo exterior y, por ende, reconocerlo en tanto que tal, se halla implicado el ser por entero, "cada sensación tiene su motilidad, la sensación lleva en sí una respuesta motriz", dice P. SCHILDER. No se puede, por tanto, disociar la motricidad del psiquismo, ya que son los dos aspectos indisociables del funcionamiento de una misma organización.


La noción de cuerpo a través del dibujo

Para el niño, el dibujo es un medio de expresión privilegiado. Es a la vez una actividad sensoriomotriz y lúdica ligada a las posibilidades de expresión gráfica (prensión, coordinación, etc.) y un idioma más fácil de someter a su fantasía que la palabra. Por otra parte, el dibujo deja una huella afirmándose como un resultado, mientras que las palabras se desvanecen inmediatamente. LAFON nos decía que gracias al dibujo el niño "se hace con los objetos, las personas o situaciones llevándolas tranquilamente a su medida de creador omnipotente".

En este sentido, todos los observadores están de acuerdo en reconocer que la función gráfica es una función natural íntimamente relacionada con toda la personalidad del niño, es decir, nivel de desarrollo general, conocimiento de sí mismo, afectividad, etc., y así se han diseñado métodos para utilizar el dibujo para explorar la personalidad infantil. El más interesante y conocido es el test de Fl. Goodenough, el cual es una prueba simple que interesa al niño y tiene una satisfactoria correlación con los demás test de inteligencia. Si bien es utilizada comúnmente como un test de desarrollo mental, hay que decir que presenta otros aspectos muy interesantes, pues el dibujo de la figura humana se relaciona con el conocimiento que el niño posee de su propio cuerpo, afirmando diversos autores que es la expresión del esquema corporal.

Así, podemos decir que, en realidad, existen unos nexos entre la evolución del esquema corporal: consciencia y control del cuerpo propio, independencia segmentaria, independencia izquierda -derecha, etc., y ciertas manifestaciones de la inteligencia, tales como la expresión verbal y gráfica, capacidades de atención perceptiva, orientación y organización en el espacio, etc. Además, aunque es cierto que cuando el niño dibuja una figura humana lo hace relacionándola consigo mismo; lo que se le solicita representa, de todas maneras, algo del exterior. Con más razón aún, cuando se le pide al niño un hombre y se le guía -lo que es un hecho corriente-, el resultado no puede ser nunca una educación del esquema corporal, puesto que parte del exterior, mientras que la educación debe partir de vivencias.

Lo que sí parece cierto es que hasta la edad de 5-6 años, si no ha habido una educación metódica, el niño dibuja la figura del hombre basándose en el conocimiento que tiene de su propio cuerpo. A partir de los 5-6 años es probable que intervengan otros factores, tales como la observación, memoria, afición y entrenamiento del dibujo, estereotipos, etc. En cuanto al dibujo que los niños y niñas realizan de sí mismos, podemos decir, en primer lugar, que el dibujo del cuerpo humano es la fiel traducción gráfica de una vivencia corporal, lo cual se ha comprobado muchísimas veces en diferentes casos y situaciones. Recordando palabras de P. SCHILDER refiriéndose a la imagen corporal, podemos afirmar que "los dibujos que los niños hacen les satisfacen plenamente, lo que hace pensar que la manera en que ellos representan la figura humana refleja el conocimiento y experiencia sensorial que ellos tienen de la imagen del cuerpo. Expresan así, al menos la imagen mental que ellos tienen del cuerpo humano y la imagen del cuerpo humano es imagen mental al mismo tiempo que percepción".

Otro hecho que demostraría que el dibujo del cuerpo es un dibujo de sí mismo, sería el que los niños nacidos ya enfermos trazan unos dibujos en los que siempre se observan rasgos de su enfermedad. En definitiva, podemos decir, de acuerdo con VAYER, que el dibujo de la figura humana es un test de nivel mental, pero afectado de algunos defectos (estereotipias en particular). Por el contrario, el dibujo de sí mismo hace intervenir los factores personales a través de la integración de la imagen del cuerpo, resultando por ello la expresión gráfica de esta imagen del cuerpo.


La distorsión de la imagen corporal

Inseparablemente ligada al concepto de esquema corporal se encuentra la noción de imagen corporal. Seguramente, con frecuencia utilizamos estos dos términos como sinónimos y pensamos que el esquema corporal es como una especie de "muñeco en miniatura" igual a nosotros mismos que existe en nuestro pensamiento y sobre el que podemos identificar y situar a cada uno de sus elementos. Esto es la imagen corporal, que ha sido ampliamente estudiada a través de la representación gráfica en el dibujo de la figura humana. El esquema corporal sobrepasa la noción de imagen y se asienta en la conciencia de sí mismo. No se trata de un concepto de unidad como integración de partes corporales, es el eje de la organización de la propia personalidad, lo que mantiene la conciencia, la relación entre los diferentes aspectos de uno mismo (Berruezo, del Barrio, García Núñez; 1993).

 

 

FINALIDAD DEL TALLER

El siguiente taller tiene como objetivo el autoconocimiento del cuerpo y la aceptación de sus rasgos corporales  (color, estatura, defectos, cualidades…). Este taller también es un espacio para que cada niño o niña tenga la oportunidad de revisar un cuerpo pintado parecido al suyo sobre un papel, pero que no es exactamente el o ella.

MATERIALES

-         Papel periódico o bond

-         Marcadores gruesos

-         Cinta pegante

PASOS A SEGUIR

Forme varios grupos de 4  mixtos. Unos van a dibujar la niña y otros el niño. Uno a uno de cada grupo se acuesta sobre el papel y dibuja su silueta. Sobre esa silueta pintada van a completar el dibujo. Cada uno inventa una historia acerca de ese niño o esa niña dibujados (como se llama, que le gusta, que le molesta, como se porta en casa…). Terminada la actividad en cada grupo se colocan todos los dibujos al frente del tablero. Luego los participantes deben responder las preguntas que el docente haga. 

 

CONVERSACION EN CLASE

¿En qué se parece el dibujo y la historia  a la persona que la creo?

¿Qué tienen de diferentes?        

 

 

 

YO SOY CAPAZ DE EXPRESAR MIS SENTIMIENTOS

 

Las palabras exactas de los sentimientos contribuyen a que el niño expresa exactamente sus emociones y sea reconocido en sus emociones. Los sentimientos no siempre son positivos. Los sentimientos negativos también tienen un valor profundo en la vida del niño. Las formas de expresarse que tiene un niño son muy variadas, ya que desde el día de su nacimiento la forma de actuar que tiene un niño y otro son muy distintas. Ya sea sonriendo en la mayoría de ocasiones o por el contrario llorando. De esta forma podríamos decir, que están demostrándonos temperamentos totalmente diferentes.

La actitud que demuestre un niño pequeño, queramos o no, va a influir en la forma en que los padres se relacionen con él. Así por ejemplo nos resultará más difícil comportarnos de forma cariñosa con un niño que se muestre arisco a los abrazos y que llore constantemente, que con uno contento que se muestre receptivo a nuestras caricias y atenciones. El estilo temperamental que demuestre un niño, tenderá a influir en él y su entorno el resto de su vida, tanto en su relación con otras personas como en el trabajo etc.

La única manera que tenemos para reconocer lo que le pasa a un niño en el período pre-verbal, es fijándonos en sus propias expresiones y conductas, es decir, si llora, ríe o sonríe. Aunque también es verdad que la interpretación de estos gestos no resulta siempre tan sencilla. También hay que tener en cuenta que los niños no solamente ríen o lloran, sino que su riqueza de expresión es mucho mayor, tanto el miedo como el interés o la tristeza resultan identificables en la cara de un niño (esto se pudo comprobar gracias a un grupo de voluntarios que estudiaron las reacciones faciales de varios niños ante diversos estímulos que les eran presentados sucesivamente a cada uno de ellos).

De todas maneras las emociones más comunes y mejor reconocidas por cualquiera de nosotros son las que se refieren a la sonrisa ( en la primera semana de vida ya son capaces de reírse, pero no es hasta el tercer mes de vida cuando lo hacen como respuesta a la aparición de una cara conocida para ellos), a la risa (alrededor de los tres meses de vida los bebes son capaces de emitir una risa ruidosa, ya sea por que escuchan un sonido que llama su atención, porque son acariciados o besados en el estómago etc.) y al llanto (que puede ser causado por que sienten dolor en alguna parte de su cuerpo, miedo por algo que les resulta ajeno o extraño, o simplemente porque se sienten hambrientos). En definitiva podríamos decir que relativamente es posible una comunicación o interpretación entre el bebe y los adultos. Al mismo tiempo que el temperamento que un niño muestre influye en la manera en la que los demás reaccionarán ante él. Son capaces de captar las respuestas que los de su alrededor dan, lo que influirá claramente en su futuro desarrollo emocional.

 

 

FINALIDAD DEL TALLER

Aprender las palabras y el significado que expresan los sentimientos.

 

MATERIALES

-         Fotocopias de las imágenes de cada gesto

-         Una caja

 

PASOS A SEGUIR

El docente describe algunas de las reacciones emocionales que pueden tenerse frente a las situaciones diversas de la vida real, explicando que tales sentimientos pueden expresarse con palabras exactas, para que los demás comprendamos lo que les pasa  y podamos estar cerca de ellos y ellas. Poner las tarjetas en una caja dejando la cara  blanca hacia arriba. Los niños y las niñas se ubican alrededor de la caja con sus sillas. Cada cual toma una tarjeta y evita que los demás vean su contenido. Uno a uno dramatiza el sentido de la tarjeta (si no s capaz, la educadora puede ayudarle) los demás deben adivinarle cual es el sentimiento que esta dramatizando.

 

CONVERSACIÓN EN CLASE

Después  de que se haya adivinado un sentimiento, el docente inmediatamente pregunta

¿Quien ha a tenido ese sentimiento?

¿Cómo te sentías interpretando ese gesto?

¿Cómo puedes también comunicar esa emoción?

 

 

PREVENCIÓN DEL ABUSO SEXUAL

Se define abuso sexual a la participación de un menor en actividades sexuales, (desde caricias, el tocar genitales hasta la violación, incluida la penetración) sin su consentimiento por no estar física ni emocionalmente preparado para ello.


 ¿Cuáles son los factores predisponentes para el abuso sexual?

Existe por lo general alteración en la dinámica familiar como es una familia incompleta en donde un tercero es el agresor y la niña o niño reemplaza a la madre o al padre, respectivamente como compañero sexual, el agresor presenta variable de las personalidad como inmadurez, baja autoestima, sentimiento de inutilidad, en términos generales es portador de una enfermedad psíquica.


¿Quiénes son los más afectados?

No existen estadísticas que nos den una información precisa, sin embargo podemos decir que las niñas son más susceptibles en relación a los niños y que el pico de mayor incidencia en cuanto a edad, uno de cada 5 tiene menos de 12 años y no importa el nivel socioeconómico al que pertenecen. Y hasta en el 90 por ciento de los casos el agresor es un familiar cercano del menor.

 

¿Cómo sospechar de agresiones?

El cambio de conducta, ante situaciones en donde intervenga el contacto físico, como no aceptar que lo bañen o el aseo en genitales, aislamiento, depresión, baja autoestima, terrores inexplicables ante situaciones cotidianas como el quedarse solo con el agresor. En el adolescente intento de suicidio, apego a conductas delictivas y al llegar a la edad adulta dificultad para establecer una relación sexual sana. Y físicamente con la presencia de infecciones de transmisiones sexual, lesiones en genitales, pérdida del control de esfínteres (anal y vesical).


¿Qué hacer con un niño agredido?

El tratamiento del menor deber ser multidisciplinario empezando por el familiar a quien el niño haya tenido la confianza de contárselo, ofreciéndole seguridad y apoyo incondicional y nunca dudar ante la menor sospecha o subestimar lo que el niño nos diga, acudir al hospital en donde deber ser atendido como una urgencia, interrogar y explorar en forma integral, así como tomar exámenes de laboratorio con la finalidad de descartar la adquisición de enfermedades de transmisión sexual como gonorrea, sífilis, condilomas acuminados, candidiasis y sida, entre toros. Iniciar al mismo tiempo terapia psicológica, solicitar el apoyo de trabajo social así como reporte del Ministerio Público.

¿Qué debo hacer para evitarlo?

Lo ideal siempre será prevención, como el cuidado de los niños, por una persona de entera confianza, y aun así hablarles de los peligros de los que pueden ser víctimas, recomendar no dejar tocar su cuerpo y mantener una relación en donde el menor nos tenga toda la confianza.

 

FINALIDAD DEL TALLER

Prevenir el abuso sexual en todas sus formas

 

MATERIALES

-         Cuento

-         Hojas de block

-         Lápiz

 

PASOS A SEGUIR

Se inicia la clase dando una explicación breve a cerca de lo que es el abuso sexual, quien es el abusador y que medios utiliza. Seguido de esto el docente procederá a leer el siguiente cuento a los estudiantes, finalizada la lectura del cuento se pide a los estudiantes que dibujen una figura humana en la hoja y que en la parte posterior de la hoja dibujen la figura opuesta a la que hicieron, es decir si en la primera parte dibujaron un hombre, en la otra dibujaran una mujer.

 

“CARLITOS Y SU PROBLEMA”.

 

Carlitos es un niño de ocho años que acude a una escuela en la que cursa tercero de primaria. Hasta hace poco, era alegre y extrovertido, mostrándose bien integrado en el grupo escolar. Su nivel de lectura y escritura era bueno, y en los juegos se comportaba activamente y con un alto grado de participación. De regreso de las vacaciones de Navidad, empezó a mostrarse huraño con los demás niños y niñas. Su trabajo fue perdiendo calidad. Cuando la maestra se ausentaba de la clase, aunque fuese por unos instantes, Carlitos salía disparado tras ella y sólo aceptaba reintegrarse al grupo cuando lo hacía la maestra. Luego, pidió ser trasladado a una mesa en la que pudiese estar solo, y cuando algún compañero lo requería se negaba a cualquier actividad compartida. Al no comprender un cambio tan repentino, la maestra llamó a la madre, quién le informó de que se había separado de su pareja al descubrir que estaba abusando sexualmente de Carlitos y que, en los últimos meses, la vida familiar se había degradado mucho por culpa de su pareja. También le dijo a la maestra, que ella no tenía constancia de la situación hasta que lo vio con sus propios ojos ya que Carlitos no le había dicho nada. La madre comenzó a notárselo porque Carlitos comenzó a orinarse en la cama y apenas salía de su habitación. En unas de las comidas, concretamente el día de Navidad, vio como su pareja le hizo un gesto con la cara. Automáticamente Carlitos se levantó y se dirigió a su cuarto. Unos minutos después, se levantó él y entró en el cuarto de Carlitos. La madre, esperó unos segundos y fue a averiguar qué es lo que estaba ocurriendo con su hijo. Sus sospechas se confirmaron. Cuando entró en la habitación de Carlitos, vio como su pareja abusaba de él, como le tocaba sus partes íntimas, como le acariciaba,…. La madre paró la situación y lo echó de casa. Carlitos se echó a llorar y su madre le dijo que ya pasó todo y que no tenía que preocuparse por nada que ella estaba allí con él. Con esta información, la maestra pudo calibrar el alcance del malestar del niño, tratando de comprender sus estados de ansiedad. También, pudo comunicarle que sabía lo que le estaba ocurriendo, y que podía recurrir a ella siempre que lo necesitase. Poco a poco, Carlitos se fue reintegrando al grupo y se mostraba menos huraño. El sentimiento de vergüenza y de rechazo hacia sus compañeros fue sustituido por el de franqueza: comenzó a exponer sus propias dificultades y ayudar a los demás. De esta forma, el sentimiento de culpa fue dejando paso a un estado depresivo que él pudo ir elaborando, al experimentar que su malestar era “tolerado” por quienes le rodeaban.

 

CONVERSACION EN CLASE

Después de que se haya leído el cuento se le pide a los estudiantes que contesten las siguientes preguntas y evalúa el cuento según tu opinión:

 

1. ¿Quién es el protagonista de la historia?

2. ¿Cuántos años tiene?

3. ¿Cuándo comenzó Carlitos a sentirse huraño y a rechazar a los demás?

4. ¿Sabía la mamá de Carlitos lo que le estaba sucediendo? ¿Cómo lo descubrió?

5. ¿Cuál es el motivo de que Carlitos tuviera esa actitud?

6. ¿Por qué crees que la pareja de su madre le hizo eso a Carlitos?

7. ¿Cuál fue la actitud de la madre en el momento de averiguar todo?

8. ¿Crees que se olvidará Carlitos algún día de lo que le sucedió?

  

 

SI ALGUIEN QUIERE HACERME DAÑO YO SE COMO REACCIONAR

 

Los niños están acostumbrados a obedecer y se someten sumisos ante las órdenes de sus mayores. Hay que ENFATIZARLE al niño que no todas las personas mayores  

FINALIDAD DEL TALLER

Incrementar la autoconfianza y auto protección para que el niño reaccione con claridad y firmeza frente a los posibles abusadores o agresores

 MATERIALES

Cartulinas en donde se escribirá los siguientes problemas:

-         Otros niños me humillan y me haces llorar

-         Mis hermanos están peleándose en la casa

-         Un perro va a morderme

-         Una persona desconocida me invita a su casa

-         Me pierdo en una calle desconocida

-         Un familiar me ofrece regalitos y me acaricia y me invita a su casa a ver tv a mi solo con el.

-         Estando solo en mi casa, un adulto que no conozco me pide que le abra la puerta

-         Un muchacho de la tienda me toca las nalgas. 

 

PASOS A SEGUIR

Después que cada grupo a recibido una cartulina con una situación problema, deben analizarla en grupo y darle una respectiva solución a dicho problema, el cual posteriormente será evaluado por el resto del salón y serán ellos quienes decidirán si es la mejor solución o no.

 

CONVERSACIÓN EN CLASE

El docente preguntara si alguno de los estudiantes ha pasado por una situación similar y cuál fue la forma como reacciono ante dicha situación.

 

 

HAY SECRETOS QUE NO PUEDEN GUARDARSE

 
Los secretos no siempre son buenos, por esto algunos son apropiados y otros inapropiados. SECRETOS APROPIADOS: son los que dan alegría y sorpresa, tanto para los adultos como para los niños y las niñas. SECRETOS INAPROPIADOS: es cuando los niños son sometidos por parte de los adultos (aun familiares cercanos) que los amenazan, sobornan, engañan o traman para que no cuenten algo  inapropiado o malo que le propusieron. Esto ocurre especialmente con el abuso sexual o con otras situaciones incomodas.

 

FINALIDAD DEL TALLER

Promover en los niños el hábito de comentar a sus padres y maestros aquellos secretos inapropiados.

 

MATERIALES

Tarjetas y dibujos que representan secretos

 

PASOS A SEGUIR

Explicación a las niñas y niños del ejercicio hay secretos que no se pueden guardar. Divido el grupo en pequeños subgrupos y reparto a cada grupo una ficha con los dibujos que representan los secretos inapropiados.

 

CONVERSACION EN CLASE

Cada subgrupo debe explicar para todo el salón el significado de su ficha. Debe expresar la intención que tiene el dibujo y la solución para cada caso.

 

  

AUTOPROTECCION A TRAVES DE LA PALABRA “NO”

Dentro de nuestra cultura, la dependencia de los niños hacia los adultos, los convierte en personitas que deben aceptar y decir SI a todas las ordenes que reciban, así venga de sus padres o amiguitos (para ser aceptados), se sienten inseguros al decir NO. Se pretende que nosotros los adultos al ser asertivos (expresar lo que sentimos de una manera sana) podamos contagiar a los niños para que adquieran ese buen habito que les fortalece su yo y pueden auto-defenderse cuando los adultos traten de exigirle comportamientos inadecuados que conduzcan a abusos sexuales o a faltas de comportamiento. 

 

FINALIDAD DEL TALLER

Este taller pretende internalizar en los niños y las niñas el poder decir NO a invitaciones de los demás a comportarse mal porque ellos deben tener auto-respeto y auto-protección, porque se quieren y porque tienen quien los proteja.

 

NO GUARDES SECRETOS INAPROPIADOS,     NO ACEPTES REGALOS DE EXTRAÑOS

NO SALGAS DE LA CASA SIN AVISAR A TUS PADRES,     NO ENTRES A LA CASA DE UNA PERSONA EXTRAÑA

NO ANDES SOLO POR LAS NOCHES,     NO RECIBAS DINERO DE UN EXTRAÑO

NO VAYAS SOLO A UN BAÑO PUBLICO

 

MATERIALES

-         Hojas

-         Marcadores o colores

 

PASOS A SEGUIR

Después que el docente da la explicación referente al tema de la auto-protección, se prosigue a que los estudiantes se organicen en subgrupos y saquen hojas, marcadores o colores y escriban cada uno  un mensaje alusivo al rechazo que se siente frente a las situaciones que generan temor. Luego de esto cada uno debe pasar al frente y explicar su trabajo.  

 

CONVERSACION EN CLASE

Se debe preguntar  si alguna vez alguno de los estudiantes a pasado por una situación similar.

Cada uno debe dar un ejemplo de un secreto apropiado e inapropiado.

 

 

  

TALLERES PEDAGOGICOS PARA SECUNDARIA

 

AUTOESTIMA

 

Es la percepción evaluativa de uno mismo. Nadie puede dejar de pensar en sí mismo y de evaluarse. Todos desarrollamos una autoestima suficiente o deficiente, positiva o negativa, alta o baja, aunque no nos demos cuenta. Importa desarrollarla de la manera más REALISTA y POSITIVA posible y que nos permita descubrir nuestros recursos personales, para apreciarlos y utilizarlos debidamente, así como nuestras deficiencias, para aceptarlas y superarlas en la medida de nuestras posibilidades.

 

BASES DE LA AUTOESTIMA

a) El auto-concepto (imagen que una persona tiene acerca de sí misma y de su mundo personal) en dos áreas: como una persona hábil (capaz de valerse por sí misma) y como una persona sexual (capaz de relacionarse sexualmente con otras

Personas).

 

b) La auto-aceptación (sentimiento de poseer un yo del que uno no tiene que avergonzarse ni ocultarse; implica una disposición a rechazar la negación o desestimación sistemática de cualquier aspecto del sí-mismo).

 

EFECTO PYGMALIÓN

Es un modelo de relaciones interpersonales según el cual las expectativas, positivas o negativas, de una persona influyen realmente en otra persona con la que aquella se relaciona. La clave del efecto es la autoestima, pues las expectativas positivas o negativas del pygmalión emisor se comunican al receptor, el cual, si las acepta, puede y suele experimentar un refuerzo positivo o negativo de su auto-concepto o autoestima, que, a su vez, constituye una poderosa fuerza en el desarrollo de la persona.

 

CÓMO INFLUYE LA AUTOESTIMA EN LA VIDA COTIDIANA

1. En todos los pensamientos, sentimientos y actos que llevamos a cabo.

2. Sobre el comportamiento.

3. En el aprendizaje.

4. En las relaciones y recibe también la influencia de éstas.

5. En la creación y la experimentación.

SÍNTOMAS DE BAJA AUTOESTIMA

La persona con baja autoestima:

1. Aprende con dificultad, ya que piensa que no puede o que es demasiado difícil.

2. Se siente inadecuado ante situaciones vivenciales y de aprendizaje que considera que están fuera de su control.

3. Adquiere hábitos de crítica a los demás, de envidia y descontento desde un espacio de victimismo.

4. Cuando surgen problemas echa la culpa a las circunstancias y a los demás y encuentra siempre excusas para sí mismo.

5. Se acobarda ante la posibilidad de crítica de los demás.

6. Autocrítica rigorista, tendente a crear un estado habitual de insatisfacción consigo mismo.

7. Hipersensibilidad a la crítica, que le hace sentirse fácilmente atacado y experimentar sentimientos pertinaces contra sus críticos.

8. Indecisión crónica, no tanto por falta de información, sino por miedo exagerado

a equivocarse.

9. Deseo excesivo de complacer; no se atreve a decir "no" por temor a desagradar

y perder la benevolencia del peticionario.

10. Perfeccionismo, o auto-exigencia de hacer "perfectamente", sin un fallo, casi todo cuanto intenta, lo cual puede llevarle a sentirse muy mal cuando las cosas no salen con la perfección exigida.

11. Culpabilidad neurótica: se condena por conductas que no siempre son objetivamente malas, exagera la magnitud de sus errores y delitos y / o los lamenta indefinidamente, sin llegar a perdonarse por completo.

12. Hostilidad flotante, irritabilidad a flor de piel, que le hace estallar fácilmente por cosas de poca monta.

13. Actitud súper-crítica: casi todo le sienta mal, le disgusta, le decepciona, le deja insatisfecho.

14. Tendencias depresivas: tiende a verlo todo negro, su vida, su futuro y, sobre todo, a sí mismo; y es proclive a sentir una inapetencia generalizada del gozo de vivir y aun de la vida misma.

 

 

FINALIDAD DEL TALLER

Conocer el grado de aceptación de la figura corporal y de sus partes. Reflexionar sobre cómo favorecer la aceptación de la figura corporal.

 

 

MATERIALES

 

Fotocopias

Espejo

PASOS A SEGUIR

 

Aceptación de la figura corporal

 

Se deja como actividad para la casa resolver las siguientes preguntas. Los estudiantes deben hacer la respectiva actividad para que puedan resolver con satisfacción todo el trabajo.

 

Tras observación y autoexploración táctil ante el espejo del cuerpo desnudo:

1) Contesto a las siguientes preguntas:

– ¿Soy alto/a, bajo/a? ¿Soy gordo/a, flaco/a?

– ¿Cómo es mi cuerpo de espaldas, de perfil?

– ¿Cómo es mi pelo?

– ¿Cómo es mi cara: ojos, nariz, orejas, boca?

– ¿Cómo es mi cuello?

– ¿Cómo son mis hombros, mis pechos?

– ¿Cómo es mi abdomen?

– ¿Cómo son mis genitales: pene, testículos, clítoris, vagina,...?

– ¿Cómo son mis nalgas, mi ano?

– ¿Cómo son mis brazos, mis manos?

– ¿Cómo son mis caderas?

– ¿Cómo son mis muslos, mis piernas, mis pies?

– ¿Qué partes, al acariciarlas, he sentido placer?

 

 

2) Valoro de 1 a 10 el grado de aceptación de cada una de las partes de la propia figura corporal:

 

Altura

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

 

Volumen

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

 

Cabeza

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

 

Pelo

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

 

Ojos

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

 

Nariz

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

 

Orejas

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

 

Boca (labios y dientes)

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

 

Cuello

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

 

 

Hombros

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

 

Pechos

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

 

Abdomen

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

 

Pene/clítoris

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

 

Testículo

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

 

Vagina

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

 

Nalgas

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

 

Ano

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

 

Brazos

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

 

Manos

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

 

Caderas

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

 

Muslos

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

 

Piernas

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

 

Pies

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

 

Ejercicio de aceptación de la figura corporal: reflexiones finales

 

Reflexión 1: Las personas que cuidan el cuerpo tienen una mejor imagen de sí mismas. Se sienten con más energías, más vivas, más atractivas y más saludables. Y de una mejor imagen corporal surge mayor respeto por uno mismo y una más sana autoestima. Todos los días haz cuando menos una cosa que sea buena para tu cuerpo. Camina o corre un poco, come verduras frescas o fruta, dúchate, lávate el cabello, limpia tus dientes con hilo dental y cepillo, contémplate desnudo frente al espejo y gratifícate disfrutando de ti mismo, ponte en contacto con tu propio cuerpo, explórate y acaricia tu piel, encuentra tu atractivo, relájate y libera tensiones.

 

Reflexión 2: En los medios de comunicación nos intentan vender un determinado modelo de figura corporal. Al no poseer esa figura, muchas personas se angustian. No caigas en la trampa. Recuerda que los gustos de las personas son diferentes, por lo que siempre podemos encontrar a alguien que le guste nuestro cuerpo. Todos podemos ser atractivos para los demás y ser queridos.

 

Reflexión 3: Recuerda que la figura corporal es importante cuando no se conoce a las personas, pero no lo es tanto cuando se convive con ellas.

 

Reflexión 4: Lo importante no es la mera figura corporal, sino la gracia que se le ponga. Haz que tu cuerpo sea expresivo.

 

Reflexión 5: Saber acariciar y ser acariciado, saber dar y recibir placer, se aprende. ¡Practica! No tengas miedo a tocar, abrazar a otras personas, ni a dejarte tocar, ser abrazado. Pero, ¡ojo! nadie tiene derecho a forzarte a ello ni tú a obligar a otros.

 

Reflexión 6: Aprecia tu cuerpo, siéntete bien. ¿Por qué? Porque te lo mereces. Y aprecia el de los demás, con sus diferentes formas. ¡Porque también se lo merecen!

 

CONVERSACION EN CLASE

Cada estudiante debe dar su opinión acerca de la experiencia, se debe evaluar cada aspecto de la actividad.

 

 

  

 AUTOESTIMA

FINALIDAD DEL TALLER

Se pretende orientar a los estudiantes del colegio JAIME CARDENAS MONCADA con respecto a lo que concierne a la sexualidad, aclarando cada uno de los mitos y realidades que la rodean y teniendo como base que la sexualidad va más a ya de la palabra coito.

 

MATERIALES

-         Video educativo PROFAMILIA

-         Hojas de block

-         Lapicero

 

PASOS A SEGUIR

Con base en lo que se observo del video educativo PROFAMILIA, cada estudiante debe escribir en una hoja de block (que no será macada con el nombre), las inquietudes o preguntas que tenga con respecto al tema de la sexualidad. Después de esto se debe elegir un secretario(a) el cual se encargara de coordinar la actividad junto con el docente llamada GRUPOS FOCALES. El grupo se debe organizar en mesa redonda, el docente que es el moderador y un estudiante que representara a un secretario(a) se ubicaran en la parte norte del salón. El secretario tendrá en sus manos las hojas con todas las preguntas que los estudiantes realizaGran, el docente indicara cuales preguntas se deben leer para su respectiva socialización.  Los estudiantes también tendrán su espacio para compartir su opinión con respecto a las preguntas.

 

CONVERSACION EN CLASE: Cinco minutos antes de finalizar la clase el docente hará una retroalimentación acerca del tema que se trabajo hoy.

 

 

 

INTRODUCCION A LA SEXUALIDAD

La sexualidad es el más delicado de los comportamientos humanos. Exige cualidades de inteligencia, equilibrio, desprendimiento interior y generosidad. La sexualidad es el único terreno en el cual resulta imposible hacer trampas".
La masturbación solitaria es probablemente la actividad sexual más difundida durante este período. A esta práctica sexual solitaria se le han atribuido a lo largo de la historia cantidad de males imaginarios, entre los cuales destacamos: la pérdida de memoria, la parálisis, la imposibilidad de tener hijos y montón más de creencias estúpidas que han provocado el temor en muchos de los que la practicamos. La masturbación es necesaria como conocimiento de nuestro propio cuerpo, algo realmente útil en la adolescencia. Con esta técnica tratamos que nuestro cuerpo responda a los estímulos erógenos que le enviamos, nos satisfacemos y a la vez nos conocemos. Este es el primer paso para una sexualidad positiva en la etapa adulta. Bajo una forma más compleja, la masturbación en el adolescente puede indicar una tensión psíquica al margen completamente de la sexualidad, representando para muchos una manera de consolarse frente a un entorno nocivo, un modo de evadirse del hecho de sentirse desgraciados, etc... Aquí la masturbación actúa de alivio corporal ante una tensión emotiva, en otras palabras, de relax.

Cuando a la masturbación siempre añadimos las mismas imágenes mentales para alcanzar el placer podemos caer en lo que llamamos fijaciones sin las cuales en placer sería inalcanzable. A menudo se inician en la adolescencia y pueden mantenerse fijas durante toda la existencia del individuo. Evidentemente este tipo de masturbación no logrará una posterior sexualidad positiva sino todo lo contrario haciendo que esa persona sea incapaz de obtener placer a través de otros medios más adultos como el acto sexual.

La clave a menudo que determina la adecuada sexualidad del adolescente y futuro adulto está en la educación sexual recibida. La educación sexual es algo muy hermoso pero quien haga de educador no debe tener represiones sexuales en su subconsciente ni miedos ni complejos porque de este modo la imagen de la sexualidad transmitida será errónea y llena de tabúes. Reflexiones comúnmente oídas como "Mi madre me ha puesto al corriente del acto sexual pero estaba tan violenta al hablarme que hubiera preferido que callara" demuestran lo corriente que es convertir la sexualidad en una cuestión mezquina. La sexualidad bien comprendida es sencilla, porque procede de una persona natural y liberada de sus problemas internos. Debe estar compuesta de altruismo y respeto. No existe verdadera sexualidad con miedo interno. La sexualidad es una donación de sí mismo. Para llegar a ella es necesario que el individuo esté completo en su ser y que la sexualidad no sea una maniobra destinada a compensar sus debilidades y sus miedos.

La sexualidad del adolescente y del joven

Comprende de los 12 a los 19 años, es una época de rápidos cambios y difíciles empresas. El desarrollo físico es sólo una parte de este proceso, porque los adolescentes afrontan una amplia gama de requerimientos psicosociales: independización de los padres, consolidación de las cualidades necesarias para relacionarse con los compañeros de la misma edad, incorporación de una serie de principios éticos aplicables a la realidad práctica, fomento de las capacidades intelectuales y adquisición de una responsabilidad social e individual básica, por nombrar sólo algunos. Pero a la vez que el adolescente se encara con tan compleja sucesión de dificultades concernientes a su evolución conjunta como ser humano, debe dirimir su sexualidad aprendiendo el modo de adaptarse a los cambiantes sentimientos sexuales, escogiendo cómo participar en las diversas clases de actividad sexual, descubriendo la manera de identificar el amor y asimilando los necesarios conocimientos para impedir que se produzca un embarazo no deseado. No es extraño que en ocasiones el adolescente sea víctima de conflictos, sufrimiento y desconcierto. Por otro lado, la adolescencia también es una etapa de hallazgo y eclosión; una época en que la maduración intelectual y emocional corre paralela con el desarrollo físico y genera una libertad y un creciente apasionamiento vital. La adolescencia no es únicamente un periodo de turbulencia y agitación, como quieren las concepciones tradicionales, sino que, a la vez, suele ser una fase de goce y felicidad que marca el tránsito agitado y tumultuoso al estado adulto (Offer y Offer, 1975). La naturaleza paradójica de la adolescencia se patentiza sobre todo en la esfera de la sexualidad.

3. Aspectos psicosexuales de la adolescencia

Fantasías sexuales: Los sueños y las fantasías sexuales se tornan más frecuentes y explícitos en la adolescencia, muchas veces como elemento auxiliar de la masturbación. Parece ser que la fantasía, en el marco de la adolescencia, cumple varios cometidos: realza por lo general el placer de la actividad sexual; puede sustituir a una experiencia real (pero inasequible); origina excitación o provoca el orgasmo; constituye una especie de plataforma de ensayo mental de cara a ulteriores situaciones sexuales (aumentando la tranquilidad y anticipándose a posibles problemas, igual que ocurre con el ensayo de cualquier otra actividad) y, en fin, supone un medio de experimentación sexual sin riesgos, controlable y nada conmocionante. La experiencia del adolescente, en cuanto a la exploración del alcance y aplicabilidad de las fantasías, repercute decididamente en su actividad sexual y en la propia seguridad a la hora de desempeñarse sexualmente en fases posteriores.

Independencia: A medida que el adolescente pugna por consolidar un sentido de identidad e independencia personal con respecto a sus padres y a otras figuras autoritarias, adquieren gran importancia las relaciones recíprocas con los compañeros y compañeras de la misma o parecida edad. Así, por ejemplo, la necesidad de libertad que experimenta el adolescente se acompaña normalmente del imperativo de ser como sus amigos, por más que en ocasiones ambas exigencias sean contrapuestas o antagónicas. Las presiones del grupo de edad a que pertenece el adolescente varían según las colectividades sociales.
En su ansia por liberarse de la supervisión de los padres y de los adultos, algunos adolescentes ven en el sexo un medio de demostrar su aptitud para tomar decisiones propias y de presentar cara a la escala de valores de la otra generación. Pero la conquista de esa libertad no es tarea fácil, ya que los adolescentes adquieren de un modo y otro un considerable legado sexual de sus mayores y de la generación correspondiente en el que se incluyen pautas discriminatorias hacia el sexo femenino y un intenso sentimiento de culpabilidad sexual. Han cambiado antes las actitudes que la conducta, puesto que hoy está muy extendida la idea de igualdad entre ambos sexos No obstante, perdura en ciertos aspectos el criterio de la superioridad del varón. Aún se espera que sea éste el que tome la iniciativa sexual, y si es la mujer la que lo hace, lo más probable es que se la tache de "atrevida" o "calentorra". Los adolescentes no se han desembarazado de todo vestigio de problemas sexuales, mala información y desconcierto en materia de sexualidad; más bien parece que hayan sustituido determinados problemas por otro contingente de dificultades.

Reacciones paternas: Muchos adultos dan la impresión de sentirse amenazados por las pautas del adolescente en esta materia y tratan de regularlas de manera ilógica, como lo demuestra el hecho de que se pretenda a veces suprimir la educación sexual en las escuelas ("les llenaría la cabeza de malas ideas"), restringir la información sobre métodos anticonceptivos ("que sigan teniendo miedo a quedar embarazadas"), censurar libros y películas o, sencillamente, fingir que la sexualidad del adolescente no existe en absoluto. Por fortuna, no todos los padres adoptan una visión tan negativa de la sexualidad juvenil y en algunos casos asumen posturas más liberales. También es importante constatar que la conducta sexual del adolescente puede crear inquietud en los progenitores. A muchos padres les preocupa que sus hijos adolescentes se vean atrapados en un embarazo involuntario, conscientes de que, aun cuando él o ella dispongan de medios anticonceptivos, quizá no los sepan utilizar eficazmente en el momento preciso. Los padres también se inquietan, y no sin motivo, de que sus hijos adolescentes puedan contraer una enfermedad venérea.

Pautas de conducta: La masturbación Kinsey y colaboradores (1953) detectaron una marcada diferencia en cuanto a la incidencia de la masturbación en los varones y en las mujeres. No obstante, la tendencia actual indica un aumento de la masturbación en las muchachas adolescentes. La masturbación cumple en los adolescentes varias funciones de importancia, como son el alivio de la tensión sexual, el constituir una forma inocua de experimentación sexual, la mejora de la autoconfianza en el desempeño sexual, el dominio de los impulsos sexuales, la mitigación de la soledad y una válvula de escape de la tensión y el estrés generales.

Las caricias (petting) : Kinsey y colaboradores lo definen como el contacto físico entre varones y mujeres con miras a lograr la excitación erótica sin realizar el coito. Recientemente, un estudio basado en entrevistas con estudiantes de ambos sexos de primer año de universidad, a los que se preguntó sobre sus experiencias sexuales en el instituto de secundaria, puso de manifiesto que el 82 % tuvo estimulación genital con su pareja, y que el 40% de las muchachas y el 50% de los chicos habían tenido orgasmos durante el petting (Kolodny, 1980).
El petting debe contemplarse a la luz de los cambios de actitud que hoy se observan en la conducta sexual del adolescente. Además de practicar buen número de actividades sexuales a edad más temprana que otras generaciones, muchos de los adolescentes de nuestros días han prescindido de la costumbre de "salir" o darse cita con compañeros o compañeras y de "entablar un noviazgo" formal, y se atienen a pautas de interacción social menos estructuradas.

El coito: La primera experiencia coital puede constituir un episodio de dicha, goce, intimidad y satisfacción o, por el contrario, originar inquietud, desengaño y culpa. Es un error deducir que los chicos y chicas que tienen su primera relación coital a edad más temprana son por ello mismo promiscuos, ya que muchos adolescentes jóvenes se limitan a realizar la experiencia con una misma compañera en cada ocasión. También debe tenerse en cuenta que no pocos adolescentes que ya no son vírgenes realizan el acto sexual con escasa frecuencia. En el caso de algunos muchachos, sobre todo los que "probaron" efectuar la cópula por el afán de experimentar, desvelado el misterio hallan menos intrigante y apetecible la relación sexual y pasan largos periodos sin hacer el amor o copulando de tarde en tarde, impulsados a veces por el deseo de encontrar "la persona adecuada". Los adolescentes que mantienen una relación amorosa que permanece desde hace tiempo, suelen realizar el coito con bastante regularidad. En los últimos años se ha puesto de manifiesto que entre los adolescentes con experiencia sexual está emergiendo un contingente que se muestra desengañado, insatisfecho o turbado en lo que atañe a su vida sexual. En ocasiones se trata de muchachos o muchachas que esperaban tanto de esa primera experiencia que luego se sienten poco menos que frustados o estafados si la situación no resulta conmocionante. Otros padecen trastornos sexuales que les han impedido gozar del contacto íntimo. Un tercer contingente está constituido por adolescentes que en un principio gozan con la experiencia sexual, pero que pierden interés por ella cuando se dan cuenta de que la relación con el compañero o compañera tiene tan sólo una motivación sexual, o cuando se rompe el vínculo y una parte se siente utilizada o manipulada. Buena parte de esos optan por la continencia para salir del paso, en la confianza de que cuando sean mayores- o cuando den con la pareja adecuada- las cosas serán de otro modo. Por último están los que, siendo sexualmente activos, hallan escaso o nulo el placer en las relaciones íntimas.

Experiencia homosexual: Los estudios de Kinsey pusieron de manifiesto que muy frecuentemente los adolescentes varones habían tenido al menos una experiencia homosexual, en tanto que el porcentaje de experiencias lésbicas entre muchachas era muy inferior. Conviene tener presente que un encuentro aislado entre dos adolescentes del mismo sexo o una pauta efímera de actividad homosexual no basta para afirmar que el individuo tenga una inclinación de este tipo. La mayor parte de los adolescentes que han tenido experiencias homosexuales no se ven como tales y, ya adultos, su conducta es heterosexual. Aun así, hay adolescentes que albergan sentimientos de culpa y se muestran ambivalentes respecto a su orientación sexual como consecuencia de un solo episodio de ese género, lo que les turba emocionalmente. El adolescente que se inquieta ante la idea de ser homosexual reacciona de muy diversas formas. Los hay que evitan toda relación con individuos del mismo sexo a la vez que tratan de reforzar su identidad heterosexual saliendo con chicas y entregándose a contactos amorosos heterosexuales. Otros optan por evitar todo tipo de situaciones sexuales. Además, están los que se tienen por bisexuales, los que estiman que la excitación homosexual es una etapa transitoria que dejarán atrás, y, en fin, los adolescentes que recaban la ayuda de un profesional para salir de apuros.
Algunos adolescentes "sienten" de manera intuitiva que son homosexuales, o bien superan el desconcierto inicial acerca de su identidad sexual y asumen de forma positiva la homosexualidad. Estos últimos suelen consultar libros sobre el tema, buscan la compañía de otros homosexuales y aspiran a introducirse socialmente en la subcultura homosexual. Estas personas se enfrentan con algunas dificultades en virtud del concepto hoy vigente sobre la homosexualidad y no confiesan sus preferencias sexuales a la familia o a los amigos (lo que se conoce como coming out, es decir, "salir a la superficie") hasta más tarde, y eso suponiendo que decidan hacerlo.

 

 

FINALIDAD DEL TALLER

El siguiente taller tiene como objetivo conocer las diferentes etapas que tiene la sexualidad, haciendo énfasis en el estadio de la adolescencia. Conocimiento que le permitirá al estudiante discernir lo que sucede con su cuerpo y su mente.

MATERIALES

Hojas de block

Lapicero

 

PASOS A SEGUIR

Los estudiantes se deben organizar en parejas, después de esto se procede a que cada uno le cuente a su compañero como fue la experiencia de su desarrollo. Deben escribir las preguntas que cada uno tenía antes de su desarrollo, cuales eran los mitos y realidades.

 

CONVERSACION EN CLASE:

Se deben aclarar todos los mitos que hacen parte dela sexualidad en los adolescentes, se debe hacer la respectiva retroalimentación de cada tema.

 

 

 

 

 

QUE IMPLICA SER ADOLESCENTE

La raíz de la palabra adolescencia viene de adolecer (carecer o no tener suficiente).  En esta etapa se adolece de experiencias, madurez y otras facultades para pensar y actuar de la manera responsable que lo haría un adulto con experiencia.  Al enfrentarse a los retos de la vida, carece en esta etapa de: seguridad, serenidad, estabilidad, claridad, autocontrol, madurez  y objetividad.  En la adolescencia los hijos dependen menos de los padres en el aspecto socio-emocional.  Es aquí donde inician su camino a la vida adulta.

 

Cambios en la adolescencia:

  • Físicos

-         crecimiento acelerado

-         aumento de peso

-         cambio de voz, entre otros…

  • Desarrollo sexual

-         cambios en el cuerpo

-         sensaciones que no conocen

-         interés por conocer su cuerpo y el del sexo opuesto

  • Sico-emocionales

-         ocurre una crisis de identidad (según el psicoanalista alemán Eric Erikson)

-         búsqueda para definir su identidad y personalidad

-         están centrados en sí mismos

-         piensan que todo el mundo los está mirando y hablando de ellos

-         cambios continuos de estados de ánimo; se vuelven irritables,  tensos, ansiosos y sensibles

-         su comportamiento es difícil de entender

  • Sociales

-         los padres dejan de ser los personajes principales en sus vidas

-         buscan la aprobación de sus pares

-         se esfuerzan por ser atractivos para el sexo opuesto

-         los amigos se convierten en las personas más importantes

  • Intelectuales

-         comienzan a pensar de forma más  abstracta y reflexiva

-         decae el rendimiento académico, pues hay reducción en el interés   por el aprendizaje y aumento por las actividades sociales

  • Otras características

-         son impulsivos

-         temen “hacer el ridículo”, por lo que evitan sobresalir frente a los demás, (principalmente frente a los adultos)

-         son desordenados

-         les gustan las experiencias excitantes y peligrosas (son temerarios)

-         les gusta llamar la atención frente a sus amigos

 

 

 

 

 

Necesidades de los adolescentes

 

Necesidades del adolescente

Recomendaciones para los adultos

Sentirse amado y apreciado

Muéstrele respeto, afecto e interés en sus cosas.

Sentirse seguro y libre de amenazas

Viva de acuerdo a los valores que predica y evite amenazas de castigos que no se cumplirán.  Asegúrele que siempre lo amará no importa lo que pase.

Sentirse aceptado y competente

Respete sus sentimientos, emociones y percepciones; refuércele sus cualidades.

Sentirse importante y que pertenece a un núcleo familiar

Ayúdelo a sentirse importante y que tiene un lugar en la familia y en la sociedad.

Sentirse autónomo

Enséñele a ser responsable y a tomar buenas decisiones.  Respete sus ideas.

 

FINALIDAD DEL TALLER

El objetivo de este taller es brindar información acerca de lo que implica ser adolescente, dado que es un estadio tan confuso en el ser humano, y tan importante que es donde se define la inclinación del sexo.

 

MATERIALES

-fotocopia

- lapicero o lápiz

 

PASOS A SEGUIR

El estudiante debe resolver a conciencia el test que se le proporcionara, después de ello se llevara a cabo la socialización del tema.

 

CONVERSACION EN CLASE

El docente debe propiciar la introspección para que el estudiante se motive y reflexione acerca del tema trabajado.

 

LA COMUNICACIÓN Y LOS DERECHOS SEXUALES

La comunicación sexual, basada en el diálogo y el mutuo interés en las necesidades de la pareja, es uno de los elementos más importantes para lograr la plenitud sexual. No son pocos los problemas de compatibilidad sexual, que surgen de la carencia de comunicación, de las necesidades y gustos en el momento de compartir la intimidad. Muchas parejas viven juntos durante décadas sin detenerse nunca a dialogar sobre la vida sexual, les parece incluso vergonzoso interesarse sobre las necesidades del otro en ese campo.

Cosas como que tipo de caricias o besos estimulan más a la pareja, que posición les causa mayor placer, de que forma estimular las zonas erógenas o si llega o no a lograr el orgasmo no son temas en sus encuentros para el diálogo, cuando estos momentos existen. Normalmente una mala comunicación sexual es signo de una mala comunicación en general, en todos los aspectos de la vida. Todo esto tiende a complicarse más, cuando la relación sexual es usada como forma de reconciliación, para ocultar crisis, desavenencias, incompatibilidades y no surge como expresión de el afecto que la pareja a venido creando en los distintos momentos de su vida de relación. A las dificultades naturales para el diálogo, debe agregarse una escasa, nula o deficiente educación sexual. En este campo es de destacar la influencia del machismo como sistema social que determina el comportamiento de hombres y mujeres, perpetuando conductas que cercenan principalmente en el varón, sus capacidades potenciales de dar y recibir afecto.

Dentro de este contexto no podemos olvidar la crisis de identidad que vive el varón, crisis que surgió del cambio que se va dando en la sociedad, respecto a los roles otorgados por la misma a los personas de acuerdo a su sexo. Crisis que es causa incluso de problemas sexuales como impotencia, disfunción del deseo y eyaculación precoz. Es de destacar que la comunicación humana tiene un fuerte componente no verbal, la vista es en el ser humano, luego de adoptar la posición bípeda, la primer forma de acercamiento. Esto aplicado a la sexualidad nos hace tomar conciencia de la importancia que tiene en el cortejo humano las miradas, el vestir, las poses, los mini espectáculos de desnudo, todo aquello que se hace para ser visto y atraer a la otra persona; y no estamos hablando de espectáculos públicos sino en la intimidad del hogar.

Creatividad, dar rienda suelta al espíritu lúdico, ( muy estimulado en la niñez, pero reprimido en la edad adulta ) apertura, espíritu aventurero y la convicción que en el ámbito de la pareja y en mutuo acuerdo, todo es válido para el goce de la sexualidad, dentro del marco del respeto a las opciones personales y sin dañar la dignidad del ser humano, son los mejores elementos para destrabar el diálogo y avanzar al goce pleno de la sexualidad y la comunicación en toda la vida de relación.

LOS DERECHOS SEXUALES EN COLOMBIA

Hombres y mujeres tienen los mismos derechos sexuales y reproductivos, que son:

Derecho a la vida

Derecho a la libertad y seguridad

Derecho a la igualdad y a estar libre de toda discriminación

Derecho a la intimidad

Derecho a la educación y la información

Derecho a pensar y opinar libremente

Derecho de optar por contraer o no matrimonio y formar o no una familia

Derecho a decidir tener hijos o no y cuándo tenerlos

Derecho a la Atención y protección de la salud

Derecho a los beneficios del progreso científico

Derecho a la reunión y participación política

Derecho a una vida libre de violencia

 

FINALIDAD DEL TALLER

El siguiente taller tiene como finalidad informar a los estudiantes acerca de los derechos sexuales que cada uno tiene para el libre desarrollo de la personalidad.

MATERIALES

-         Papel bond

-         Marcadores

-         Revistas o periódicos.

PASOS A SEGUIR

La clase se inicia dando una explicación acerca del tema central, es decir el docente debe estar bien informado con respecto al tema, para que pueda aclarar todas las dudas. Después de esto se procede a que los estudiantes realicen carteleras alusivas a los derechos sexuales. Después cada estudiante socializara en grupo su trabajo y lo publicara para todo el colegio.

 

CONVERSACION EN CLASE

Se debe preguntar al estudiante si tiene conocimiento acerca de los derechos sexuales, si sabe cuales son, y si el siente que se le haya violado alguno de estos derechos.

 

 

 

MANEJO DE EMOCIONES

Actualmente podemos afirmar que se está dando en la sociedad occidental un crecien­te interés por la vida afectiva y su educación. Por un lado, están surgiendo voces de alar­ma y de perplejidad ante las contradicciones de nuestra cultura. Mientras que la prosperi­dad económica, el nivel educativo y técnico van aumentando, crecen ciertas disfunciones sociales y se extiende la insatisfacción y el sentimiento de fracaso (MARINA, 1997). La demanda de una vida más satisfactoria y la especificación concreta del contenido de ese grado de calidad vital están poniendo de relieve las dificultades que tenemos para resolver problemas que inciden seriamente en nuestra afectividad, nuestra vida de convivencia y nues­tro bienestar personal.

Por otro, lado; en los últimos años desde di­ferentes enfoques se están llevando a cabo diversas investigaciones de la dimensión emo­cional y están apareciendo publicaciones divulgativas de muy desigual valor científico y edu­cativo. A principios de los años noventa, el psicólogo de Vale, Peter Salovey, y su colega John Mayer, de la Universidad de New Hampshire, acuñaron el término inteligencia emocional para referirse a la inteligencia interpersonal e intrapersonal, es decir, al conocimiento y comprensión de las propias emociones y de las ajenas, al mismo tiempo que al hecho de saber conducir las emociones de forma que mejore la calidad de vida y la adaptación a la realidad.

El tema de estas investigaciones despertó la atención mundial gracias al psicólogo de Harvard, Daniel Goleman, que con su libro Inteligencia Emocional (1997) consigue convertirse en un betseller en el mundo occidental, precedido en nuestras latitudes por otro ensayo, sobre la misma temática, del profesor Marina (1996). Ahora bien la adolescencia (12-19 años) es una etapa de transición vital en la que el sujeto ve afectado el sentido del yo, en relación a sí mismo y a los demás; una etapa de desarrollo que demanda un esfuerzo por parte del individuo -fundamentalmente de reestructuración vital- y una etapa de reajuste emocional en la que puede intervenirse con el objetivo de aminorar el grado de estrés y de vulnerabilidad.

Una revisión de la literatura especializada en el desarrollo afectivo y emocional del adolescente destaca la importante influencia de la emoción, así como de la experiencia y expresión afectiva sobre la capacidad de razona­miento, la conducta y en definitiva el desarrollo adolescente ( PETERSEN Y LEFERT, 1995). El adolescente dispone de un conjunto de recursos personales con los que se enfrenta a los acontecimientos, entre los que Serra (1997) destaca los recursos psicológicos, tales como las habilidades cognitivas y emocionales para recibir, codificar, elaborar y emitir información y la socialización anticipadora del suceso, es decir, el aprendizaje previo de conductas, actitudes, valores, etc., que conlleva el afrontamiento de la nueva situación. Sin embargo, muchos de estos recursos psicológicos y sociales, necesarios para afrontar una transición vital, como la de la adolescencia, no forman parte de la educación que recibe el individuo. Diversos autores (GADNER, 1995; GOLEMAN, 1997) aseguran que como mucho el CI (Coeficiente de Inteligencia) predice en un 20% el éxito relativo en la vida El 80% restante está en manos de otros factores, entre los que des­tacan las capacidades de la inteligencia emocional, tales como: la motivación personal, la persistencia en las dificultades, el control impulsivo y la demora de la gratificación, la empatía, la capacidad de mantener la esperanza y la habilidad en mantener un buen control emocional.

Múltiples y desiguales propuestas están emer­giendo en el mundo educativo, sobre todo a niveles infantiles, por llevar a cabo una educación afectiva de los alumnos y alumnas. Pero en la fase de la adolescencia y de la juventud está faltando una aproximación teórica que fundamente propuestas educativas que enriquezcan la inter­vención de tantos educadores y educadoras. Con la presente aportación pretendo contribuir a mantener encendida la antorcha de la reflexión y proseguir bregando en el trabajo cotidiano ante el reto de una educación emocional de nuestros jóvenes.

Las emociones y los sentimientos en la vida afectiva: E1 nivel afectivo de la personalidad huma­na comprende ese mundo de experiencias íntimas y subjetivas en el cual nos dejamos afec­tar por las experiencias -internas o externas­ que estamos viviendo.

Los sentimientos y emociones: Sentimientos y emociones surgen de un fondo vital que escapa en buena parte a nuestra libre elección racional. Clásicamente, los fenómenos propios de esta dimensión afectiva se han diferenciado entre sí por su intensidad, persistencia y por la mayor o menor implicación de aspectos somáticos o cognitivos. Así las emociones consisten en experiencias afectivas intensas, pasajeras, bruscas y agudas, con un fuerte componente corporal. Las emociones se relacionan muy directamente con las motivaciones y constituyen una fuerza energética psicofísica que nos impulsa hacia unos determinados comportamientos. También emoción y pensamiento se relacionan e interfieren mutuamente (ELLIS,1981), aunque no se puede taxativamente afirmar que exista una relación de causalidad fija entre ellos. En realidad los ni­eles somático, afectivo y cognitivo interaccionan entre sí en forma compleja.Los sentimientos son estados afectivos más estructurados, complejos y estables que las emociones, pero menos intensos y con menor implicación fisiológica. Mientras la emoción es un modo de sentirse afectado por el mundo exterior, el sentimiento es el modo en que nos proyectamos sobre él desde nuestra afectividad. Y, por último, las pasiones constituyen fenómenos afectivos que manifiestan la estabilidad del sentimiento y la intensidad de la emoción con una fuerte presencia del nivel cognitivo.
Cada persona tiene una peculiar organización de su mundo afectivo. Esta originalidad depende en parte de su especificidad fisiológica y en parte de las experiencias vividas, que le hacen interpretar la realidad descodificando los mensajes en forma peculiar. Sin pretender profundizar en los orígenes de la experiencia emocional, la psicología cognitiva contemporánea asume que la raíz inmediata de cada sentimiento concreto se encuentra en el significado específico que cada persona atribuye a sus propias experiencias. De este modo se resalta el papel de cada cual en la génesis de sus personales emociones.En los últimos años la tendencia dentro del campo psicológico operativo ha sido la de no establecer diferencias entre emoción y sentimiento. De modo que también nosotros utilizaremos el término emoción o sentimiento como sinónimos en el presente artículo.

Sentimientos y emociones: Fundamentalmente son experiencias personales e íntimas que reflejan nuestro mundo interior, nos ayudan a tomar decisiones y a formar valores. Son indicadores que nos infaman de cómo estamos viviendo, qué nos está pasando ante las diversas situaciones. Estos fenómenos afectivos permiten conocemos mejor. Nos hablan de lo que ocurre, lo que queremos, lo que es importante para nosotros: nos hablan de nuestras necesidades básicas, de nuestros deseos, de nuestros valores, de nuestro grado de bienestar o malestar.

Los sentimientos y emociones no sólo ayudan a conocerse, sino también a decidir qué hacer, decir, probar, gustar... Los sentimientos están en el fondo de nuestras actuaciones y de nuestras reacciones. Prestar atención a nuestros sentimientos y emociones nos lleva a saber actuar de una manera más adecuada. Mostrar y expresar adecuadamente estas experiencias afectivas es algo natural y sano. Tanto las emociones agradables como las desagradables.

Además, compartir con franqueza los sentimientos con otras personas, permite darse a conocer, ser comprendido y establecer unas relaciones adecuadas. De lo contrario, los demás tendrán que recurrir a suposiciones para saber realmente lo que le suceda a uno. Ahora bien, hay que aprender a saber elegir expresar o no un sentimiento, en qué momento, cómo y a qué persona. "Estoy resentido y enfadado. No me siento, escuchado cuando te hablo". Es mejor hablar de mí, de como me siento y me percibo: de modo directo y personalizado en mí. Los sentimientos y emociones ni son buenos ni malos. Son naturales. Están ahí, dentro de cada cual. Son experiencias personales. Es natural, útil y aceptable sentir una emoción, cualquiera que sea: agradable o desagradable. Todos los sentimientos y emociones son válidos. Sólo lo que cada cual hace con ellos -las conductas- puede ser considerado aceptable o no.

Los sentimientos son personales. Cada persona es responsable de sus sentimientos y de los comportamientos que pueden acompañarlos. Las emociones son propias del sujeto. Nadie puede obligar o imponer estar animado o enojado. Como tampoco reprobar que pueda sentirse triste o alegre. Pero sucede que lo que dicen o lo que hacen otras personas puede alterar nues­ros sentimientos, siempre que nosotros lo permitamos. También podemos impedir esa incidencia y decidir cómo queremos sentirnos.

Conceptualización de la inteligencia emocional: Salovey y Mayer en el año 1990, (SALOVEY y MAYER, 1990) acuñan el término de inteligencia emocional definiéndola como un tipo de inteligencia social (GADNER, 1995) que involucra la habilidad de manejar los sentimientos y emociones propias de uno mismo y de los otros, de discriminar entre ellas y de utilizar esta información para dirigir nuestros pensamientos y ac­ciones. La inteligencia emocional según estos mismos autores (1993) puede distinguirse fácilmente de la inteligencia general ya que incluye la manipulación de las emociones y del contenido emocional, y, como resultado, tener una mejor validez discriminante. Los procesos mentales involucrados en la información emocional incluyen la evaluación y expresión de las emocionales propias y ajenas, la regulación de la emoción personal y la utilización de las emociones en direcciones adaptativas.

Salovey y Mayer concretaron la competen­cia emocional, que influye en todos los ámbi­os claves de la vida, en el desarrollo de cinco capacidades (MARTÍN Y BOECK, 1997):

• Reconocer las propias emociones

Poder hacer una apreciación y dar nombre a las propias emociones es uno de los sillares de la inteligencia emocional, en el que se fundamentan la mayoría de las otras cualidades emocionales. Sólo quien sabe por qué se siente co­mo se siente, puede manejar sus emociones, moderarlas y ordenarlas de manera consciente.

• Saber manejar las propias emociones

Emociones como el miedo, la ira o la tristeza son mecanismos de supervivencia que for­man parte de nuestro bagaje emocional básico. No podemos elegir nuestras emociones. No se pueden simplemente desconectar o evitar. Pero está en nuestro poder conducir nuestras reacciones emocionales y completar o sustituir el programa de comportamiento congénito primario, como el deseo o la lucha, por formas de comportamiento aprendidas y so­ializadas como la ironía. Lo que hagamos con nuestras emociones, el hecho de manejarlas de forma inteligente, depende de la inteligencia emocional.

• Utilizar el potencial existente

Los sujetos emocionalmente inteligentes sa­ben solucionar los problemas de forma adaptada, ya que focalizan mejor su atención en las tareas vitales más prioritarias; son capaces de enmarcar correctamente los problemas y son más creativos y flexibles en sus posibles alternativas de respuestas en las que integran las consideraciones emocionales.


• Saber ponerse en lugar de los demás

La empatía ante otras personas requiere la predisposición a admitir sus emociones, escuchar con atención y ser capaz de comprender pensamientos y sentimientos que incluso no se hayan expresado verbalmente.


• Crear relaciones sociales

El trato satisfactorio con las demás personas depende, entre otros factores, de nuestra capacidad de crear y cultivar relaciones, de reconocer los conflictos y solucionarlos, de encontrar el tono adecuado y de percibir los estados de ánimo de los demás.

Más recientemente Goleman (1997) ha defi­nido la inteligencia emocional como la capacidad de motivarnos a nosotros mismos, perseverar en el empeño a pesar de las posibles frustraciones, controlar los impulsos, diferir las gratificaciones, regular nuestros propios. estados de ánimo, evitar que la angustia interfiera nuestras facultades racionales y la capacidad de empatizar y confiar en los demás. Para este autor la inteligencia emocional abarca cinco competencias: el conocimiento de las propias emociones, la capacidad de controlar las emociones, la capacidad de motivarse a uno mismo, el reconocimiento de las emociones ajenas y el control de las relaciones.

Para este autor, la inteligencia emocional puede resultar tan decisiva, y en ocasiones incluso más que el cociente intelectual de la persona, para predecir la satisfacción personal a lo largo de la vida. Saber que un joven ha logrado superar con gran éxito sus estudios, equivale a saber que es sumamente bueno en las pruebas de evaluación académica, pero no nos dice nada de cómo reaccionará ante las vicisitudes que se le presenten en la vida. Sin embargo las personas que han desarrollado adecuadamente las habilidades emocionales suelen sentirse más satisfechas, son más eficaces y más capaces de manejar los hábitos mentales que determinan el rendimiento.

También destaca que habilidades tales como la capacidad de tener conciencia o de reconocer los sentimientos propios, la empatía, la persistencia, la destreza social, el optimis­mo, la comprensión de los sentimientos propios y ajenos, el autocontrol, el entusiasmo, la conciencia de las necesidades de los demás, la capacidad de desembarazarse de senti­mientos negativos, la capacidad de diferir las gratificaciones y sofocar los impulsos, el saber tranquilizarse a sí mismo, saber relacionarse positivamente con los demás y comunicarse adecuadamente con ellos, etc., son fundamentales para conseguir una vida satisfactoria. Estos factores destacan la importancia e influencia de la dimensión emocional en el desarrollo evolutivo, así como en la superación óptima de las transiciones propias del ciclo vital como es el caso de la adolescencia.

                                                                                                  

Cómo podemos educar en la madurez emocional a los adolescentes

En estos últimos años estamos asistiendo a un incremento del interés por la dimensión afectiva del adolescente. Incluso los programas de la Enseñanza Secundaria Obligatoria (ESO) dan un particular relieve a las variables de naturaleza emocional que entran en juego en el proceso educativo. Cualquier programa de educación socioafectiva parte del presupuesto de que es posible enseñar al adolescente cómo afrontar constructivamente la dificultad que puede encontrar en la vida cotidiana.

Sería un error grave considerar la educación socioafectiva como un proceso enfocado a modelar las emociones del adolescente según esquemas impuestos por el adulto. Se trata más bien de un proceso de aprendizaje que lleva a la autorregulación de las propias emociones. El adolescente mantendrá su emotividad; en lugar de ser sometido, aprenderá a dominarla y así podrá optimizar el propio bienestar psíquico incluso en las circunstancias menos favorables. Cada ser humano, ya desde muy pequeño, desarrolla un aprendizaje emocional: aprende qué clase de expresiones son toleradas, premiadas, prohibidas o ignoradas en su entorno familiar. Cada familia tiene su cultura emocional propia, a partir de la cual el sujeto construye la suya personal. También en el ámbito edu­cativo de la escuela y de los grupos de iguales o de pertenencia se reconstruirá esa urdimbre emocional personal en un camino sinuoso de socialización que debería alcanzar un cierto grado de madurez emotiva.


Distorsiones afectivas

En nuestra experiencia profesional nos hemos encontrado con algunas distorsiones emocionales que los sujetos han ido adquiriendo en su proceso de socialización:

- Una falta de conciencia de las propias sensaciones y emociones o de alguna de ellas. Son jóvenes y adultos con dificultad de conexión con su mundo afectivo. Es como si hubiera desconectado, por aprendizajes restrictivos y dolorosos, de su dimensión emotiva y se hubieran refugiado en el mundo mental. Como diría A. Lowen (1976), sólo tienen cabeza; han cortado por el cuello con el resto del cuerpo.

- Una dificultad de saber expresar emociones, aunque tengan conciencia de ellas. El miedo al rechazo o a ser dañados o cómo medio de manipulación inconsciente, llevan al joven a ocultar o disfrazar vivenciales importantes en sus relaciones interpersonales.

- El descontrol emocional en el comportamiento que resulta inadecuado, desproporcionado o destructivo. Normalmente carecen del sentido del límite y la responsabilidad de sus sentimientos.


- El manejo manipulativo de emociones para conseguir la atención o compasión de la persona cercana o permitirse la persistencia de un resentimiento personal hacia quien se sintió agredido.

- La existencia de unas creencias o pensamientos irracionales así como la apreciación o evaluación poco realista de sí mismo o de situaciones vividas.


En qué consiste la madurez emocional:
La psicóloga y psicoterapeuta Gimeno­-Bayón en una reciente publicación (1997) sostiene que la madurez emocional implica los siguientes componentes:

- La conciencia de las propias emociones y la aceptación de todas ellas como positivas en sí mismas, cuando son respuesta a un estímulo adecuado.

- Una amplitud de experiencia emocional que contempla una rica gama de emociones y sentimientos.


- La expresión y actuación matizadas y adecuadas de las emociones y sentimientos sentidos.


- La permisión de la vivencia íntima de las emociones y las respuestas instintuales en un contexto adecuado, y el aprendizaje de las socializadas como contribuyentes al bienes­tar propio y de los demás.

Líneas fundamentales de una educación emocional: En convergencia con estas formulaciones, tanto en la práctica de los talleres de crecimiento personal como en el trabajo terapéutico, venimos desarrollando una línea de trabajo común que formulamos a continuación como líneas fundamentales de una educación sentimental de nuestros adolescentes y jóvenes.

1/ Fomentar la capacidad de estar en contacto con la propia urdimbre emocional: escuchar nuestras sensaciones, sentimientos y emociones, prestar atención a lo que sentimos en el aquí y ahora. Es fundamental la actitud de atención continua a la vivencia en el presente, al propio yo. El joven aprenderá a descubrirse y a conocer sus necesidades, sus deseos, sus expectati­as, sus mecanismos de funcionamiento y sus modalidades de comportamiento contactando con sus emociones y sus sentimientos. "¿Cómo me estoy sintiendo?" es una pregunta que ha de hacerse refleja en la cotidianidad de la vida, en medio de la actividad o de la relación interpersonal. Pregunta y respuesta lejos de separar del entorno o del momento, ayudan a adecuarse mejor al mismo y a lograr una mayor integración personal.

2/ Favorecer saber identificar y diferenciar nuestros sentimientos y emociones: la amplitud y riqueza de experiencia emocional nos habla de la densidad del ser humano, de la creativa forma de vivenciar la realidad y de los múltiples modos de comportamiento a adoptar. Saber qué vivo y siento es percatarme de la propia interioridad y cimentar una autoestima que irá creciendo y, a su vez, energetizando al propio yo.


3/ Posibilitar la aceptación de modos los sentimientos como naturales y válidos. La critica propia o ajena por sentir tal emoción o sentimiento, lleva frecuentemente a distorsiones afectivas. Todas las emociones y sentimientos que podemos experimentar, por el hecho de ser humanos y propios de uno mismo, son aceptables. Cada persona tiene derecho a sentir miedo, amor, odio o alegría. Los sentimientos no son discutibles. Son y pertenecen a cada cual que los siente.

4/ Propiciar la «responsabilización» de los propios sentimientos. Como fenómenos personales que vivimos y sentirnos nos pertenecen, por ello son responsabilidad nuestra. Aprender a responsabilizarse de las emociones y sentimientos propios confiere poder al propio yo. Dicha responsabilidad abarca también las conductas que se actúan a partir de esos sentimientos y emociones. Responsabilizándose de los propios sentimientos y de los comportamientos derivados, el joven asume el poder de elegir sus conductas y la construcción de su propio bienestar personal.

5/ Ayudar a afirmarse en el propio yo: derecho a ser y a expresarse uno mismo, respetando adecuadamente a los demás. Además, es fundamental distinguir entre «sentir» una emoción y «expresarla o actuarla». Una cosa es sentir una emoción, sea la que sea, y no podemos imponérnosla, y otra saber elegir cómo y cuándo expresarla y actuarla, entonces podremos elegir la conducta más adecuada al contexto. De aquí la importancia de aprender y manejar un registro amplio de alternativas y de matices graduales en la expresión de los propios sentimientos y emociones.

6/ Permitirse vivir y expresar sentimientos y emociones diversas: crecer y desarrollar una vida satisfactoria.

Es necesario asumir e integrar programas de educación racional-emotiva en el trabajo con adolescentes y jóvenes, que por sus características se adaptan a los rasgos evolutivos de esta etapa y propician una labor preventiva de salud mental en la adolescencia. La terapia racional-emotiva es un enfoque terapéutico ideado por A. Ellis (1981) hacia finales de la década de los cincuenta. Parte del principio fundamental de que nuestras emo­iones se derivan no tanto dé lo que nos sucede cuanto del modo con que interpretamos o evaluamos lo que experimentamos. De este modo, las emociones adecuadas -agradables o desagradables- provienen de una evalua­ión realista de nuestras circunstancias personales y de los acontecimientos que nos suceden y nos permiten acceder a los objetivos deseados. Mientras que las inadecuadas -también agradables o desagradables- derivan de una interpretación distorsionada, irracional, de la realidad, y bloquean o paralizan la consecución de las metas deseadas.

El mismo Ellis señaló la existencia en la persona de unas creencias irracionales, es decir, de unos pensamientos introyectados acriticamente en los primeros años de socialización que juegan un papel fundamental en la interpretación de las experiencias personales vividas. Desde el momento que nuestras emociones se derivan en gran parte, según este enfoque, de nuestro modo de pensar, somos de algún modo generadores de nuestro estado emocional y, en consecuencia, aprendiendo a pensar correctamente, de un modo realista y racional, podremos también cambiar el modo como sentimos, podremos superar las dificul­tades de naturaleza emotiva.  Así surge, de algunos colaboradores de Ellis (1981), la llamada educación racional emotiva que tiene por finalidad enseñar a los adolescentes a comprender racional y emotivamente cómo se desarrollan sus sentimientos, cómo distinguir entre suposiciones válidas e inválidas y cómo pensar racionalmente a través del aprendizaje de habilidades y  técnicas de resolución de problemas y de reestructuración cognitiva. Existen ya publicaciones de esta índole que ofrecen valiosos recursos a los educadores y educadoras.

 

FINALIDAD DEL TALLER

Enseñar a los estudiantes acerca del manejo adecuado de las emociones. También se les enseñara que hay emociones positivas y negativas. Los muchachos pueden tomar conciencia de las emociones que experimentan cotidianamente y de su actitud ante ellas. Aprenden además a utilizar un lenguaje capaz de expresar emociones y sentimientos.

 

MATERIALES

-         Papel

-         Lapicero

 

PASOS A SEGUIR

Hoy quiero que hablemos de los estados de ánimo y de los sentimientos que experimentamos a lo largo de una jornada cualquiera. Tomen una hoja y escriban, en tres minutos todas las emociones que recuerden. Díganme qué han sentido usando les he dado esta tarea. Pueden decir por ejemplo: "estaba un poco inquieto... tenía curiosidad... notaba que me sudaban las manos... me sentía cansado" Ahora cada uno de ustedes nos podrá leer su hoja. Recogeremos todos estos datos en el tablero y los confrontaremos entre ellos. ¿Qué les parece: por qué unos han numerado más sentimientos que otros? (5 minutos de discusión) Miren ahora cuántos de los estados de ánimo que han enumerado están relacionados con la felicidad y el amor, y cuántos están más cercanos a la tristeza y a la ira. ¿Qué tipo de sentimientos prevalece en su lista? ¿De qué puede venir que alguno de los chicos ha enumerado sobre todo sentimientos alegres y otros, en cambio, sentimientos tristes? (5 minutos de discusión) Ahora quiero ver qué sentimientos dominan en nuestro grupo. Pondremos en la pizarra todos los sentimientos que han nombrado ¿Cuáles son los más repetidos? ¿A qué puede ser debido? (5 minutos de discusión) Vean ahora ¿cuáles sentimientos más repetidos figuran también en la lista que cada uno ha hecho? ¿Están todos o sólo algunos? ¿Cuáles faltan? ¿Por qué? Hablemos todo eso juntos ¿Qué sentimientos (cólera, ira, amor, miedo, ansiedad, ternura) experimento más frecuentemente? ¿Cómo los reconozco? ¿Qué sentimientos expreso sobre todo con palabras? ¿Cuáles con mi cuerpo? ¿Por qué es importante que me dé cuenta de lo que experimento? ¿Qué sucede cuando una persona no manifiesta nunca sus sentimientos? ¿Conozco alguna? Y yo ¿hablo a menudo de mis sentimientos? ¿Hablo en este grupo de lo que siento? Se trata de un juego relativamente fácil que permite un contacto, prevalentemente conceptual, con el mundo de los sentimientos. En un segundo momento se puede explicar a los muchachos que los sentimientos se pueden reconocer también por el cuerpo. Por ejemplo, modifican la tensión muscular, la temperatura corporal, nos hacen enrojecer, palidecer, etc.

 

CONVERSACION EN CLASE

Todos los estudiantes deben participar, se debe procurar que el estudiante este motivado y haga el ejercicio por interés propio y no por la valoración numérica que va a recibir. Se de preguntar al estudiante si le gusto la actividad, que le gustaría que se modificara. La actividad se debe evaluar en general. El docente debe culminar con una retroalimentación.

 

 

 

   EL NOVIAZGO

Según el Diccionario de la Real Academia, novio/a es aquel o aquella que «mantiene relaciones amorosas en expectativa a futuro matrimonio». Se trata, pues, de una situación de tránsito en las relaciones entre un hombre y una mujer antes de casarse. Situación no institucionalizada, que ha tenido a lo largo de la historia formas diversas (recuérdense los esponsales, la petición de mano, etc.), que pese a todo se mantiene de manera más o menos informal

El noviazgo en la época actual: El noviazgo en su forma actual se caracteriza por una mayor libertad e independencia de criterio, frente a lo que era práctica habitual en otras épocas, a la hora de elegir pareja. A la vez la relación hombre-mujer en el matrimonio se va alejando de los patrones tradicionales. Pero siempre será el tiempo de conocerse recíprocamente en cuanto a carácter, sentimientos, gustos, aficiones, ideales de vida, religiosidad, exigencias para un compromiso conyugal, etc. Puede ser también una excelente escuela de formación de la voluntad, que combate el egoísmo, fomenta la generosidad y el respeto, estimula la reflexión y el sentido de responsabilidad. Es, en definitiva, el tiempo de preparación al matrimonio, tiempo que no debería ser ni demasiado corto (pues no se alcanzaría verdadero conocimiento), ni demasiado largo, que podría constituir una pérdida de tiempo, con perjuicio sobre todo para la mujer, y ocasión de tentaciones. El Magisterio lo presenta como «una preparación a la vida en pareja, que presentando el matrimonio como una relación interpersonal del hombre y de la mujer a desarrollarse continuamente, estimule a profundizar en los problemas de la sexualidad conyugal y de la paternidad responsable, con los conocimientos médico- biológicos que están en conexión con ella, y los encamine a la familiaridad con rectos métodos de educación de los hijos, favoreciendo la adquisición de elementos de base para una ordenada conducción de la familia (trabajo estable, suficiente disponibilidad financiera, sabia administración, nociones de economía doméstica, etc.). En todo caso, «el noviazgo debe ser una ocasión de ahondar en el afecto y en el conocimiento mutuo. Y, como toda escuela de amor, ha de estar inspirada no en el afán de posesión sino por el espíritu de entrega, de comprensión, de respeto, de delicadeza

ETAPAS DEL NOVIASGO

La Primera etapa es la amistad: Amor y Romance precedido por la Amistad dará una firme base para las etapas subsiguientes.  La amistad es el fundamento sólido de toda relación que crece.  Si quieres tener un edificio alto tienes que pensar en cuan fuerte debe ser el suelo que lo soporte.  Esta etapa origina la confianza, respeto, cortesía y aceptación hacia los demás. Significa que cuando lleguen las dificultades en tu vida y la mayoría corre, el amigo quedará a tu lado. Aquí la apariencia personal toma un giro muy importante porque esta en juego “la atracción”.  Este es el juego de la flor con los pétalos:  “Me quiere, no me quiere, me quiere, no me quiere...”  Todo dependerá de cuantos pétalos tiene tu flor.

La Segunda etapa es la de encuentros casuales: Consiste en verse “de vez en cuando” en la cafetería de la escuela, en la iglesia o en una actividad general de la comunidad.  No se hacen citas oficiales con lugares ni horas específicas. Se comparte en grupos o familias. Le dices a tus amigas o amigos que esa “muchacha” o “muchacho” te gusta.

 

La Tercera etapa, amistad especial: Significa compartir actividades tales como banquetes, fiestas elegantes y eventos especiales que requiere ir acompañado de alguien muy especial. Se habla de lo que esta sucediendo alrededor, amigos o familiares.  Se incluyen ver películas en video o mirar la televisión, escuchar conciertos, asistir a eventos deportivos o sencillamente escuchar música.

 

La Cuarta etapa, Noviazgo: Ya la pareja se identifica con atenciones especiales mutuamente y exclusivamente el uno hacia el otro.  Se hacen preguntas personales como gustos, asuntos que desagradan.  Se comienza a conocer la familia tanto de un lado como del otro.  Incluyen juegos, andar en canoa, nadar visitar museos de arte, zoológicos, planear y cocinar juntos una comida, etc.  Estas citas son oficiales y no se debe llegar tarde ni suspenderlas por ningún otra actividad. Estas citas reafirman los sentimientos de autoestima,  ayuda a la pareja a conocerse mutuamente  y crea lazos de responsabilidad mutua.

 

La Quinta etapa, el compromiso privado: Es la etapa existente entre el noviazgo y el compromiso formal.  La pareja habla, entre ellos, en términos de una relación permanente y hace planes tentativos hacia el matrimonio.  Su compromiso es privado y personal y no definitivo ni obligatorio.  No se hace un anuncio formal, ni están en progreso los planes de boda.  Se utiliza  la frase en términos de “algún día, cuando nos casemos”. Aquí se habla de los temores y planes hacia el futuro cercano.

 

La Sexta etapa, Compromiso Formal: Estas seis etapas debieran de cubrirse en un termino de año y medio.  En esta etapa, la conversación gira en torno a temas de mayor privacidad: trato mutuo, uso del dinero, trabajo, relación sexual, cuantos hijos desean tener y en cuanto tiempo.  Recomiendo que las parejas tomen el Curso Prematrimonial.  Personalmente he casado a Jóvenes solamente que han tomado no menos de 10 horas de este curso.  Nota Importante:  Es más fácil romper un compromiso antes de llegar al altar y no un matrimonio o una familia. 

 

La Séptima etapa, Matrimonio: Después del compromiso, lo recomendable seria que la boda se planificara entre seis a siete meses.  Esto dará suficiente tiempo para hacer los preparativos. Para esta última etapa tendremos todo el resto del año para estudiarla y hacer mejoras.  El número siete en la Biblia representa Plenitud. Te aseguro que si pides ayuda a Dios, El esta dispuesto a revelarte las cosas que deseas conocer para tomar la decisión correcta.

 

Conclusión: Toma alrededor de un año relacionarse con alguien en forma regular para que las máscaras comiencen a deslizarse y más tiempo aún para ver a la persona tal como es.  Conozco muchas parejas que pensaban que ya tenían “mucha experiencia” conociendo a su pareja y fracasaron más tarde. Pensaron que el tiempo para “conocerse” no importaba después que se “amaran mutuamente”.  Descubrieron muy tarde que esta decisión es muy seria. 

FINALIDAD DEL TALLER              

Orientar a los estudiantes con respecto  lo que es un noviazgo las etapas o ciclos que lleva.

MATERIALES

-         Creatividad

 

PASOS A SEGUIR

Se orienta al estudiante con respecto a la teoría, luego de esto, se organizan en parejas y cada grupo realiza un socio-drama con cualquiera de las etapas.

 

CONVERSACION EN CLASE

Se pregunta al estudiante cual considera que es la mejor etapa según su criterio, se pregunta si considera que alguna de esas etapas no hace falta, también se debe preguntar si el contexto donde el vive se manejan dichas etapas.

 

 

 

EL CUERPO EN LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN

Durante los últimos diez o quince años, se ha puesto de moda en el mundo intelectual y en la población general la crítica teórica acerca de la influencia de los medios masivos de comunicación en cuanto a su capacidad para interferir, seducir, construir y reformular ideas, valores, visión del mundo y, en
consecuencia, las pautas de comportamientos que son habituales de las personas. Es a partir de ellos que se construyeron nuevos mitos sociales, a la par que se derrumbaron arraigadas tradiciones colectivas y se transformaron hábitos culturales. Pero este no es un fenómeno original: antes de la existencia de los medios masivos de comunicación también ocurrieron episodios semejantes; en todo caso, lo que debe asombrar es la velocidad con que se produjeron tales mutaciones axiológicas. Esto tampoco es de extrañar mayormente, ya que el mundo contemporáneo vive inmerso en la era de la aceleración, y los medios solamente facilitan que los cambios que un siglo antes demoraban años enteros e incluso décadas en ocurrir, hoy se producen en meses, semanas o días.

Este escrito se referirá a sólo un aspecto particular del papel de los medios de comunicación masiva en los sujetos particulares y en los colectivos sociales: el que se refiere a la manipulación del cuerpo en su vertiente estética, y la pretensión de garantizar la plena salud y la recuperación de la juventud perdida, o la posibilidad de vivir en una “eterna juventud” aunque el organismo ya no tenga las capacidades de antaño. Sin duda, los medios de comunicación ofrecen a diario miles de ejemplos de reclamos —desde ellos mismos o desde sus anunciantes— para que las personas modifiquen su apariencia externa en función de la demanda que les proponen los medios, presentando para tal fin figuras gráciles y esbeltas como los modelos de la cultura física.

Vale acotar que en la actualidad tal mecanismo de manipulación apunta a mujeres y hombres, jóvenes y ancianos, sanos y enfermos; todos son potenciales compradores de la imagen de belleza que se vende por los medios a partir de los inmensos intereses económicos puestos en juego desde las empresas que comercializan tales instrumentos, prendas de vestir, ejercicios, medicamentos y demás. El culto del cuerpo, en su manifestación externa desde el punto de vista de la salud o la estética, es una de las expresiones humanas más potentes hoy día. De igual modo, tal veneración es acompañada de una absoluta desinformación o desinterés, por lo que ocurre con la “caja negra” que comanda las operaciones corporales, es decir, con lo que sucede puertas adentro de la cavidad craneana, bien cuidada hacia su exterior en cuanto a pilosidad y tinturas.

Y en esta atención que se presta sólo a lo exterior, a lo físico, de alguna manera se reconoce un parentesco con el biologicismo, que sirvió de basamento a la “filosofía” del nazismo (si es que se puede hablar de filosofía en tan escaso bagaje de ideas) en cuanto a lo que Levinas llamaba la reinstauración de la “existencia natural”, de lo que surge la renegación de la renovación y autonomía del espíritu. La filosofía del nazismo es, para este autor, la más elemental forma de ligazón del hombre con su estructura biológica, la que lo determina de un modo tal que termina por orientar su actuar en el tiempo en una suerte de “desapego del alma”, que lo conduce a atender únicamente a la conciencia concreta que se expresa a través de lo corpóreo. El nazismo fomentó una sujeción pasiva a las determinaciones de lo dado biológicamente —la raza—, que es lo que se puede observar exteriormente del hombre, y es así como el culto del cuerpo se convierte en el objeto de ser del individuo. De este modo, notenemos un cuerpo sino que somos el cuerpo. Al reducir la identidad del Yo a la del cuerpo —lo biológico—, con todo lo que comporta de fatalidad, se vuelve algo más que un objeto de la vida espiritual: el núcleo mismo.

Simultáneamente a ese cúmulo de ideas ramplonas que transmitía el nazismo, coexistió un conjunto de filósofos e ideólogos que actualizaron el valor de lo espiritual sobre lo meramente material, de la inteligencia sobre el cuerpo. Mas cuando las luchas dejaron de ser ideológicas debido a que en el mundo se impuso un pensamiento único, entonces se dejó de prestar atención al valor de las ideas, a lo espiritual, para hacer una vuelta de campana —en lenguaje náutico— con el retorno a lo material, testimoniado por la apariencia externa.

La decadencia o miserabilidad de las ideas es un fenómeno posterior a la aparición en la escena del mundo contemporáneo del posmodernismo, y así como Fukuyama habló sin ambages del fin de las ideologías, del mismo modo hay una debilidad casi total de las ideas que elevan al pensamiento a una categoría socialmente valorada. El acto de pensar resulta ser un paso de enlace entre el pasado y el futuro; pero en la época de lo “post”, el pasado fue y el futuro no interesa; solamente el presente es valioso y se ha convertido en algo indispensable.

Ello no significa que cuerpo y mente sean dos elementos disociados dentro de la persona. En la antigua Grecia, y también en el Imperio Romano, se tuvo en cuenta que solamente se podía tener un cuerpo sano dentro de una mente sana, es decir, el cuerpo será esbelto y saludable cuando esté acompañado de un cerebro que “piense” y que no sea un mero reservorio de ideas prestadas. Cuerpo y mente no son dos elementos contradictorios dialécticamente, sino que son partes complementarias de un todo indivisible, el cual se complementa e integra en el Otro, con él y los otros.

Erich Fromm se planteaba una requisitoria: “¿Qué tipo de hombre […] requiere nuestra sociedad para poder funcionar bien, sin roces?”. A tal requisitoria él mismo respondía:

Necesita hombres con los que se pueda cooperar fácilmente en grupos grandes, que quieran consumir cada vez más y que tengan gustos normalizados. Necesita hombres que se crean libres e independientes, no sometidos a ninguna autoridad, ni principio, ni moral, pero que estén dispuestos a recibir órdenes, que hagan lo que se espera de ellos y que encajen sin estridencias en la maquinaria social; hombres gobernables sin el empleo de la fuerza, obedientes sin jefes y empujados sin más meta que la de seguir en marcha, funcionar, continuar.

Volveremos más adelante a los análisis y conclusiones de tan insigne pensador.

Es ineludible en este punto recordar a Goffman, quien hablaba de que la persona se presenta y hace su entrada en la vida cotidiana a través de su cuerpo. En otra obra, advierte que existen cuerpos estigmatizados, es decir, cuerpos que por sí mismos advierten de las falencias o virtudes de su portador
frente al que se hace la representación. No es menos cierto que, por una suerte de contactocategórico, los cuerpos agradables a los sentidos —oportunamente moldeados por la cultura— serán más rápidamente aceptados y reconocidos por el interlocutorde turno.


La ilusión adquirida

Volviendo al tema central, ha de señalarse que los medios masivos de comunicación sirven de intermediarios para invitar solícitamente a las personas a que traten de alcanzar un ideal de belleza corporal afín con los intereses de los anunciantes. Y todo eso lo realizan a partir de la publicidad (el brazo derecho de los mass media), la cual utiliza a personajes conocidos por el gran público como “modelos publicitarios” —ya sea a través de los desfiles de modas o del exhibicionismo de ídolos deportivos, actores, políticos y demás, de lo que comúnmente se conoce como la “gente linda”, o, como se la conoce en el ambiente, la gente fashion—, para que el público se haga cargo de la oferta propuesta en sus pasarelas (fiestas, notas periodísticas en revistas de actualidad, etc.) como ideal de vida a imitar o seguir, siempre de manera acrítica, confundido entre la masa y como uno más, sin identidad propia, salvo la que le ofrece el hecho de consumir una camisa, un refresco, una marca de cigarrillos “que marque su nivel”; nivel que, en última instancia, es el nivel de todos los que lo consumen, es decir, un nivel igualado por el rasero multitudinario de la nada. De alguna manera, estos mecanismos permiten retrotraernos al ideal oligárquico imaginado en 1901 por Gabriel Tarde, para el cual se conjugan en la multitud la unanimidad y el anonimato que, al igual que en el coro de la tragedia griega, la voz de los cantantes es la de todos y ninguno.

De este modo, la exhibición sostenida en las pantallas de televisión y en los anuncios gráficos de imágenes con cuerpos que ejemplifican la vitalidad y la jovialidad, a la vez que anuncian técnicas y métodos de remodelación anatómica —aun en los jóvenes que no lo necesitan—, sirve para movilizar a las multitudes con promesas extraordinarias y múltiples ejemplos del éxito que lograron quienes siguieron a pies juntillas los tratamientos promovidos por el anunciante. Normalmente, lo que se ofrece es la prolongación o la recuperación de la juventud, el retorno al vigor corporal —inclusive a una actividad sexual que nunca antes se tuvo— y, como no podía ser de otra forma, a la satisfacción de placeres hedonistas inmediatos que los potenciales consumidores llevan impresos en sus conciencias como faltantes que deben ser llenados. Es decir, se está vendiendo una ilusión de algo que no se podría conseguir de otra forma.

Disfrazados sin carnaval

La propaganda comercial tiene por objetivo intentar convencer a cada uno de los consumidores del producto objeto de sus anuncios que solamente él es el responsable de su apariencia física y de la posibilidad de gestarse para sí una mejor traza exterior, lo que logrará siempre y cuando siga las indicaciones del vendedor, lo que significa que debe comprarlo y continuar consumiendo el producto ofrecido como la gran panacea. Los mass media no respetan las características del cuerpo con que cada uno de nosotros hemos sido dotados; si queremos estar insertos en el mundo y ser exitosos, es preciso que estemos provistos y sigamos meticulosamente los cánones que la moda crea y recrea para imponerla diariamente. Si no lo hacemos así, entonces no estaremos en el mundo, pareceremos marcianos o, como dicen los versos del poeta argentino E.S. Discépolo, “disfrazados sin carnaval”, lo que, sin duda, a nadie le ha de resultar agradable. Los instrumentos mediáticos ofrecen los recursos a partir de los cuales es posible aproximarse a los modelos de vida ofrecidos. El intento aparece como sencillo para el que lo quiera poner en práctica. Simplemente hay que adoptar las normas de vida propuestas, las cuales se mediatizan a partir del consumo permanente y carente de toda crítica de los productos promovidos, como vestimentas de las marcas “que marcan” el estar a tono con lo que se reclama desde la moda, las que, por otra parte, llevan un logotipo de manera bien visible; el uso de cosméticos que resal tarán los rasgos más favorables y que simultáneamente ocultarán aquellos nos son propios1; la utilización durante las comidas de alimentos “naturales” o dietéticos (light), como una forma más de mantener la línea de la esbeltez pretendida; tener hábitos de vida que se desarrollen al aire libre, y, a no olvidar, el ejercicio constante de prácticas deportivas2. Asimismo —y para no ofrecer algún flanco débil a una complicación física o de salud—, es indispensable seguir las recomendaciones médicas que proponen los profesionales de la medicina por los mas media, a la par que es prudente que, si usted tiene más de cuarenta años, vaya pensando en una cirugía plástica que le borre las arrugas que le ha dejado el paso de los años y que son el fiel testimonio de sus alegrías y tristezas. Esto último también suele ser aconsejado por médicos que se presentan ante la pantalla de televisión acompañados de vedettes para mostrar cuántas maravillas se pueden hacer en la cara y en el resto del cuerpo.

Todos estos hábitos y prácticas, que se deben incorporar aun con grandes sacrificios físicos, psicológicos y económicos, son imprescindibles para gozar de un supuesto bienestar que le ha sido sugerido para lograr la ansiada felicidad, alcanzar la anhelada realización personal y llegar al status social pretendido. ¿Y todo esto para qué? Pues para lograr el placer de vivir, para sentir que estar vivo es una gracia que se ha comprado con diferentes proveedores que le han hecho el “favor” de pensar en usted y que trabajan para eso. Y en cuanto a los “favores” recibidos de manos de los profesionales médicos, estos, por una módica suma de dinero, le facilitan la posibilidad de adquirir lo que, siendo un verdadero instrumental de torturas —aunque recetado por ellos—, se ha convertido en una placentera maquinaria para bajar de peso y lograr así lucir una silueta elegante y acorde a la delgadez que impone la normativa actual, es decir, el canon de la belleza física. Este artilugio no solamente se ofrece a través de los medios; también se puede obtener en las librerías, siempre bajo el amparo científico de un sello editorial, aunque no sea de renombre. Para el caso, nada mejor que ejemplificar lo anterior con el texto El ayuno terapéutico. El método Buchinger para la salud del cuerpo y del espíritu (1998), el cual le propone al lector aprender a privarse de alimentos con solamente desembolsar dieciocho dólares.

Mens sana in corpore sano

De las múltiples contradicciones que ofrece la publicidad comercial sólo hablaremos un poco. El objetivo que se nos propone es que llevemos una vida saludable, aunque seamos infelices. Pese a este argumento sanitarista, los medios de comunicación se abarrotan de publicidad de cigarrillos y diferentes clases de alcoholes. Sin duda, ambos productos son tóxicos y no hacen precisamente un bien a la salud física, pero el negocio es ofrecerlos. Usted será el que corra todos los días tres kilómetros en una pista de atletismo y luego se fume tres pitillos y se tome un buen vaso de whisky escocés (sin agua, para no oxidarse). Listo, ya ha cumplido con la obligación deportiva, eso sí, siempre enfundado en un traje de corredor de una costosa marca comercial; los cigarrillos y la bebida también los vio en algún aviso comercial como productos que consumen los “machos” exitosos en cuanto se trata de hacer dinero fácil, así como los personajes famosos del espectáculo o del deporte. La contradicción observable es absoluta y flagrante, pero ella se plantea en los múltiples términos en que se expresa la banalidad. Para estas formas de concebir la actividad económica, realizar alguna práctica deportiva no significa un placer en sí mismo, ya que debe ser hecha bajo un estricto control de esfuerzos y tiempos, con lo cual el “placer” de correr detrás de una pelota del juego que sea se pierde por el control obsesivo que debe lograr gracias al aparato que mide sus pulsaciones cardiacas, presión arterial, nivel de estrógenos, glucosa y hasta eyaculaciones precoces y lentas, el cual también ha adquirido gracias a los mass media.

Simultáneamente, se nos dice que “debemos” buscar y hallar el placer de vivir, pero se nos castra ese objetivo. Si usted está jugando un partido de tenis y se encuentra en el tercer set igualado en seis, deberá suspenderlo debido a que ya se le cumplieron los cincuenta minutos que el médico le indicó que debía jugar. El retirarse de la cancha no le producirá ninguna satisfacción psicológica, pero esas son las reglas que impone tener una “buena” salud física, como si tal fuera el fin último de estar en una cancha de tenis. Aquella sentencia latina de Juvenal que decía mens sana in corpore sano solamente sirve en la actualidad para colocarla como un adorno en los frontispicios de las instituciones deportivas.

Compita usted contra usted

De todo lo dicho hasta este punto, es posible observar que los medios han terminado por convertirse en un fin en sí mismos. Un cuerpo rebosante de salud no es más que el recurso para gozar de la vida de una manera plena y abarcadora de todas sus facetas: emocional, intelectual, social, espiritual y hasta físicamente. Pero el fin no puede estar instalado solamente en el último de los lugares mencionados; si así lo hace, entonces se ha desvirtuado el objeto de la satisfacción de vivir la vida de una manera auténtica y plena. En el marco de las condiciones descritas arriba, la exigencia para desarrollar las aptitudes físicas y la belleza corpórea se va convirtiendo para el sujeto —sujetado a estas disposiciones— en una suerte de competencia interminable consigo mismo. Y todo para lograr un mejor récord individual o una mayor admiración por parte de aquellos que se quedan atónitos frente a un cuerpo escultural o una belleza despampanante. En síntesis, puede afirmarse que la belleza corporal es egoísta y que se adquiere para mostrarla a los otros; el placer por el empeño puesto en realizar los ejercicios físicos no empieza y termina en el interior del individuo que los ejecuta, sino que sólo se logra cuando se ha podido sacar una exclamación de admiración en aquellos que observan. Y en este ideal físico tan frívolo, la competencia consigo mismo nunca finaliza, sino que se reinstala a partir de cada logro obtenido satisfactoriamente. En otras palabras, en todo este “juego” —al cual el lector podrá añadir sus propias experiencias— existe una suerte de mezcla perversa, confusa y difusa de narcisismo y de exhibicionismo.

Pero, quiérase o no, el cuerpo humano es una máquina —como lo afirman los fisiólogos— que, como toda maquinaria conocida, sufre irremediablemente de lo que la ingeniería denomina “desgaste de materiales”. Por más que se le cuide, por más atenciones que se le preste, el organismo está llamado ineluctablemente a desgastarse en sus articulaciones, en sus órganos, en la composición de sus células epidérmicas e internas. Es así que cuando sobreviene la inevitable vejez, que se percibe por el decaimiento orgánico consecuente, la competencia comenzada a instancias de los mass media se termina viviendo como una derrota ante lo que los otros pueden hacer o lucir y lo que ya no podemos hacer ni exhibir. De ahí a los sentimientos de frustración y desazón hay un pequeño y corto paso; lo peor es que no se tienen en ese momento los instrumentos o mecanismos emocionales e intelectuales que puedan ayudar a superar la situación de depresión y abatimiento con la que se tropieza, a la par que las personas son ya incapaces de buscar los sucedáneos óptimos que reemplacen la frivolidad juvenil con la serenidad emocional e intelectual que supone trae consigo la madurez y la vejez. A partir de ese reconocimiento, es que aparece la senectud como algo ominoso y execrable.

La edad dorada

En verdad, la vejez sobreviene con un acompañamiento de achaques de diferente naturaleza, pero también es cierto que t iene muchos aspectos que pueden ser aprovechados. Obviamente, todos preferiríamos mantenernos jóvenes y esbeltos, pero no hay que ser muy despierto de entendederas como para no saber que, si no se tiene el tino de morirse antes, la ancianidad ha de llegarnos a todos por igual. Al respecto, aquel sabio pensador argentino que fuera José Ingenieros decía que “no se nace joven: hay que adquirir la juventud. Y sin un Ideal, no se adquiere”; sin duda, cuando el Joven Maestro hablaba de Ideal (así, con mayúscula), no se trataba de un ideal que pudiera lograrse merced a la belleza física, sino que en todo caso apuntaba sus cañones a la belleza del espíritu. Si bien ésta no se encuentra en contradicción directa con la belleza física —y al efecto hay que recordar las enseñanzas de Platón—, es posible sin embargo observar de modo empírico que en la medida en que mayor esfuerzo se pone en atender los aspectos corporales, menor es la intensidad del esfuerzo que se aplica al cultivo del intelecto. Y viceversa. Quizá esto obedezca, por aquello del decir aristotélico, a que es muy difícil transitar sobre los estrechos andariveles del justo medio.

Por otra parte, tampoco debe olvidarse lo que ya señalara Michel Foucault acerca de que, en la historia de la humanidad, el cuerpo ha sido el espacio sobre el cual se infligieron los mayores castigos a las personas; esto ha sido —y continúa siendo— la forma de establecer y profundizar la sujeción, la dominación, la obediencia y la humillación del ser humano por parte de quienes obtienen placer en la aplicación de tales tormentos. En la contemporaneidad, la modernización de la tecnología ha conducido a que no se castigue más en forma directa a alguien mediante un agente externo al propio cuerpo; ahora se auto-castiga el propio sujeto rechazándose a sí mismo si no llegase a cumplir con todos y cada uno de los patrones o cánones establecidos acerca de la belleza estética y física que han sido puestos en vigencia por los mandamases de las modas y del consumo, los que sacralizaron al mercado. La mejor forma de venerar a éste es practicando el consumo de lo que se ofrece en las marquesinas, pobladas de diferentes productos que terminan satisfaciendo una misma necesidad.

Es por ello que los hombres y mujeres que han entrado en el nuevo milenio viven en una mezcla de satisfacción versus insatisfacción permanente. Ello se debe en buena parte a que nunca se ha de terminar la tarea de elaborar y reelaborar la apariencia exterior para los dispositivos de performance del cuerpo.

“Ser o no ser”

No quepa duda de que esto mismo ocurre con la tarea siempre inacabada de “llenar” los contenidos del cerebro; mas en este caso nadie cree que pueda ser capaz de cumplir con la tarea de un imposible de tal naturaleza, y esa es,
paradójicamente, la certeza de los intelectuales. En cambio, las demandas que le son impuestas al organismo en su estructura corpórea se presentan originalmente como limitadas, aunque luego, y con el correr del tiempo, aparezca la satisfacción/frustración como fenómeno individual y social en forma constante. El resultado de todo lo descrito es múltiple y variado tanto en la aparición de psicopatologías (la anorexia y la bulimia son las dos formas de hacer su presentación que tiene el síntoma histérico por estos días), como en el espacio de las relaciones interpersonales cotidianas.

Es así que los asaltos, robos y hurtos han hecho presencia de modo inusual en la historia de la criminología porque debe robarse a los demás la ropa que utilizan o las zapatillas que calzan, toda vez que tales artículos están de moda y que el protagonista de tales actos carece del dinero suficiente para adquirirlos. En esta concepción tan particular, solamente se es (se existe, se está en el mundo) si se utiliza lo que es avant-garde en el vasto mercado del consumo, en las ofertas de todo tipo que inundan las góndolas de los comercios y las marquesinas de colores, cuya publicidad determina quién “existe” o no. Como ocurre en el monólogo shakespeariano —aunque salvando el contenido con que el dramaturgo le dio profundidad ontológica—, “ser o no ser” es la consigna de los tiempos, y solamente se alcanza el ser cuando se posee una apariencia exterior envidiable.

Fromm concluye sus pensamientos sobre el tema advirtiendo: En esta nueva sociedad de la segunda revolución industrial el individuo desaparece. Queda completamente enajenado. Está programado por los principios de la máxima producción, el máximo consumo y el mínimo roce. Y trata de aliviar su aburrimiento con toda clase de consumo, comprendido el consumo de sexualidad y estupefacientes. Y de esto ha servido la tentativa de dar un buen funcionamiento al hombre, como parte de la megamáquina, junto con la posibilidad de utilizar la neurología y la fisiología para hacerle cambiar de sentimientos, además de manipular su pensamiento mediante las técnicas de sugestión.

La bioética contemporánea

Unos párrafos finales, asociados con la profunda reflexión de Fromm, merece el tema de la bioética, tan puesta hoy de moda, la misma que se ocupa y preocupa por buscar y poner límites al conocimiento humano, pero que nada dice acerca de la ignorancia —y de la necesidad de sustraernos de ella— de aquellos que todavía continúan creyendo en aquellas formas de superchería mágica que he venido describiendo.

Europa, para quien según una amplia gama de tratadistas es la cuna de la civilización, se rasga las vestiduras por los avances científicos que están en camino de posibilitar que la biología molecular y la ingeniería genética, entre otras tecnologías, puedan manipular el devenir de la vida y de la muerte. Para ello, para expresar su preocupación, celebraron con bombos y platillos en 1998, desde la cúspide del Consejo Europeo, una Convención acerca de los Derechos Humanos sobre Biomedicina. Obviamente, sus resultados fueron que hay que poner algún tipo de límites éticos a los desarrollos biotecnológicos. Sinceramente, debo confesar que la idea sostenida por los talentosos científicos que participaron en ese conciliábulo me parece por lo menos descabellada, propia de la ideología que animó al Tribunal de la Santa Inquisición durante la Alta Edad Media y que perduró durante los siglos posteriores, durante los cuales montó espectacularmente la quema de muchísimas personas.

También esos “santos” inquisidores se propusieron poner límites al conocimiento científico; al respecto, recuérdese solamente el caso de Giordano Bruno, quien fuera quemado vivo en 1600 en la católica y pontificia Roma por haber cometido la herejía de expresar sus pensamientos acerca de la ciencia; o también los casos de Galileo Galilei y Nicolás Copérnico, que se salvaron de la incineración porque el primero abdicó públicamente de sus ideas acerca del movimiento de los cuerpos celestes, mientras que el segundo las presentó de tal manera que dejaron satisfechos a los sacros cardenales de entonces. Los inquisidores de antaño realizaron sus prácticas perversas bajo el amparo de la santa fe católica, apostólica y romana. A diferencia de aquellos, los inquisidores contemporáneos lo hacen bajo el amparo de la moral que sustentan y del futuro de la humanidad a la que dicen que quieren proteger. Es cierto, siempre existen buenos y saludables argumentos para encubrir los propósitos que nos animan, aunque estos no sean más que muestras inacabadas de impotencia frente al avance de la verdad y el conocimiento. Sin embargo, poco y nada efectivo hacen aquellos beneméritos personajes con temporáneos en función del tan loable proyecto de proteger el futuro de la especie humana. En realidad, nada hacen con respecto a limitar la destrucción ecológica del planeta por parte de los poderosos o, mejor aún, para poner un límite a la falta de ideas directrices (o de “ideas fuerza”) que hagan posible trascender el estado de imbecilidad colectiva por el que transitamos.

A estos inquisidores de la contemporaneidad poco les importa el cuerpo como soporte de las veleidades frívolas por las que es demandado desde un exterior meramente comercial, el que acaba por convertirnos en personajes dirigidos “desde afuera”, como dice Riesman. Poco les preocupa la carencia de pensamientos fuertes que lleven a la población a pensar en algo más que en la mera sensualidad hedonista para el cultivo de lo físico-corpóreo. Verdaderamente, espero que quienes se hallen al frente de tales cruzadas moralizadoras de la ciencia y la tecnología empiecen a pensar que no solamente es posible manipular genes o embriones, sino que también se manipulan personas adultas en aras de intereses bastardos y hasta prostituidos por el trasfondo comercial en que se sustentan. El día en que se pueda escapar al monopolio de la atención sobre el llamado “pensamiento único” como estructura anquilosada de mover las células grises, estimo que no van a ser necesarias las convenciones internacionales para evitar la destrucción de la humanidad, pues cada uno será capaz de cuidarla y protegerla desde la ética de la responsabilidad que le cabe en el lugar que ocupa en el mundo, más allá de su esbeltez, belleza o fealdad física corporal.

FINALIDAD DEL TALLER

El taller tiene como objetivo dignificar a la  persona, puesto que los medios de comunicación han tergiversado el concepto de hombre, para transformarlo en comercio.

 

MATERIALES

-         Cartulina

-         Marcadores

-         Periódicos o revistas

 

PASOS A SEGUIR

Después de la reflexión teórica los estudiantes deben agruparse de a cuatro personas, posteriormente deben diseñar una campaña publicitaria a favor de la sexualidad positiva o sana, deben explorar su imaginación hasta mas no poder, luego las campañas publicitarias serán expuestas para todos los estudiantes.

 

CONVERSACION EN CLASE

Se debe preguntar ¿que tipo de comerciales creen que son mas influyentes?,  ¿crees que cuando hay una mujer o un hombre atractivo, la publicidad vende mas? ¿Porque?

 

 

 

PREVENCION DEL ABUSO SEXUAL

 

Galdós (1999) señala que es toda acción sexual que una persona adulta, hombre o mujer, impone, sea con engaños, chantajes o fuerza a un niño que no tiene la madurez para saber de lo que se trata, agrega que el abuso sexual incestuoso es cualquier interacción sexual entre un niño o niña y un adulto con el que se tiene una relación familiar”.

Guerrero (1998) afirma al respecto que se llama así a las conductas sexuales impuestas a los niños y niñas, por una persona adulta o mayor que busca sentir placer a costa de ellos/as.

Perrone y Nannini (1997) denominan al abuso sexual como una relación de “hechizo” la misma que incluye situaciones en las que un individuo ejerce una influencia exagerada y abusiva sobre otro, sin que éste sea conciente de ello.


CARACTERÍSTICAS

a.   El abuso sexual siempre constituye una forma de violencia física o mental, por la cual el adulto se aprovecha tanto de la confianza del niño como de su superioridad, teniendo como consecuencia que el niño/a no comprenda la gravedad del hecho debido a su inmadurez psicosexual, por lo cual no está en disposición de dar consentimiento o negarse libremente.

b.   El abuso sexual no se limita necesariamente a la relación entre hombre y niña, sino que puede extenderse hacia los niños, aunque el primero es el más frecuente.

c.   En la mayor parte de los casos, el autor proviene del entorno social del menor y no es un extraño.

d.   El abuso sexual generalmente no se produce de manera aislada sino que se prolonga durante años.

e.   Los niños perciben de manera instintiva dónde empieza la explotación de su cuerpo.

f.   El abuso sexual se produce cuando el adulto se sirve de su autoridad para aprovecharse de la relación de dependencia del niño.

FASES.

Según afirma Galdós (1999) es posible detectar 3 fases principales en el desarrollo del abuso sexual infantil, a saber:

a.  Fase de Inicio o “enganche”: Cuando el abusador logra establecer con su víctima un nivel de acercamiento y se asegura que éste no contará a nadie el contacto establecido. En esta fase el niño, dependiendo de la edad que tenga, se encuentra confundido y por lo general no entiende lo que ocurre.

b.  Fase de Continuidad: Una vez asegurado el silencio e la víctima, el abusador buscará sinnúmero de ocasiones para estar juntos, aumentando el abuso sexual, pudiendo llegar hasta la penetración. En esta fase dependiendo de la edad del niño es posible que trate de evitar la presencia del abusador, lo cual puede tomarse como un indicador del abuso.

c.  Evidencia o Confirmación: Se produce de manera abrupta, y es cuando el abusador es sorprendido o porque la víctima cuenta lo que ha ocurrido. Es la fase de mayor tensión en la familia de la víctima, generalmente reaccionan de manera violenta contra el abusador, pero también es muy frecuente que interroguen de manera incisiva al niño/a, situación que lo/a confunde más acentuándose los sentimientos de culpa.

TIPOS

Es necesario señalar algunas submodalidades del abuso infantil con la finalidad de discriminarlas del abuso sexual en general. Según Saller (1987; cit. por Besten, 1997) es posible discriminar manifestaciones claras y equívocas:

·   Relaciones sexuales genitales - orales (cunilinguismo, felación).

·   Penetración en el ano del niño con el dedo(s), pene u objetos extraños.

·   Penetración en la vagina de la niña con dedo(s), pene u objetos extraños.

 

Abusos considerados “de menor gravedad” por algunos adultos, pero que asimismo, constituyen una “utilización” del cuerpo infantil para satisfacción de los adultos:

·   Tocamiento o manipulación de los genitales del niño.

·   Obligar al niño a tocar los genitales del adulto o manipularlos, a menudo bajo la apariencia de “juego”.

·   Masturbación en presencia del niño.

·   Obligar al niño a masturbarse en presencia del adulto.

·   Frotamiento del pene contra el cuerpo del niño.

·   Mostrar ilustraciones pornográficas al niño.

·   Hacer fotografías pornográficas o películas del/con el niño.

 

Por último, los siguientes comportamientos se consideran abusos sexuales incipientes:

·   El adulto se muestra desnudo delante del niño.

·   El adulto le muestra sus genitales al niño.

·   El adulto quiere “dar el visto bueno” al cuerpo del niño.

·   El adulto observa al niño al desvestirse, bañarse, lavarse, en el aseo; en algunos casos puede ofrecerle su ayuda para ello.

·   El adulto besa al niño de forma muy íntima (“beso con lengua”).

INDICADORES

Es posible descubrir que un niño ha sido abusado sexualmente, en especial si es menor de 7 años, cuando su comportamiento no corresponde a su edad ni a las costumbres de la casa, sea porque muestran curiosidad en extremo o porque hacen preguntas o comentarios sobre sexo (no esperables a su edad).

·    A nivel Físico: Embarazo, enfermedades de transmisión sexual, irritaciones o malestar en los genitales, aseo constante de los genitales o se niega a hacerlo; dolor al orinar, infecciones genitales frecuentes.

·    A nivel Psicológico: Se detecta depresión, pérdida del apetito, disminución del rendimiento escolar, rabia u hostilidad o comportamiento sexual inadecuado a la edad.

·   A nivel Comportamental: Puede huir de la casa, presentar conductas regresivas, es decir, comportarse en un nivel de desarrollo anterior al actual.

Cuando se trata de víctimas adolescentes es posible detectar:

·    Miedo a estar sola.

·    Incapacidad de sostener la mirada.

·    Frecuentes peleas y disgustos con miembros de la familia.

·    Problemas de memoria.

·    Cambios frecuentes y drásticos de humor.

·    Preocupación por temas sexuales o actividades sexuales.

·    Gestos e intentos de suicidio.

·    Desconfianza.

·    Abuso de alcohol o drogas

 

FINALIDAD DEL TALLER

Orientar a los estudiantes acerca de lo que es y lo que implica el abuso sexual en el ser humano. También se tiene como objetivo informar acerca de las diversas formas en que los adolescentes pueden ser abusados.

 

MATERIALES

-         Hojas de block

-         Lápiz

 

PASOS A SEGUIR

Después de la explicación teórica se pide a los estudiantes que saquen una hoja de block y un lápiz y realicen una dibuja humana (el docente no debe dar indicaciones acerca de cómo debe ser el dibujo, el estudiante debe explorar su creatividad).

CONVERSACION EN CLASE

Después de la actividad se procederá a que cada estudiante comente alguna historia de abuso sexual que haya sabido en la comunidad donde vive o sus alrededores.

 

 

¿ME SIENTO PREPARADO PARA SER PADRE O MADRE?

¿POR QUE TANTAS ADOLESCENTES EMBARAZADAS?

El embarazo es quizás uno de los placeres más grande que pueda sentir una mujer en su vida, es una maravillosa experiencia ver por primera vez al ser que haz llevado dentro de tu vientre por varios meses. Al que luego debes cuidar, proteger, mimar y darle mucho amor y cariño en compañía de tu pareja y familiares. Pero, cómo es este sentimiento cuando se trata de un embarazo no deseado o más bien no esperado. Tal es el caso de muchas jóvenes adolescentes de nuestro país, aquí es cuando el cuadro cambia por completo ya que a éstas les toca enfrentar nuevos y distintos roles en su vida cotidiana, ahora se encuentran en la necesidad de cumplir con la responsabilidad que conlleva el crecimiento del bebé que llevan en sus vientres. Una adolescente embarazada sufre una metamorfosis total, ya que cambia su cuerpo, su mente (en muchas ocasiones existen sentimientos de culpa y de vergüenza) y sus preocupaciones se transforman, ya no son las mismas.  Además ya no se va a preocupar por el vestido que llevará puesto para ir a una fiesta con sus compañeros de clases, sino en cómo contarles a sus amigos y familiares lo que le está pasando.

SOLA
No puede comunicarles esto a sus padres. No puede depositar su confianza ni en sus hermanas o hermanos, temerosa de que la delaten. Quizás pueda contarle su terrible secreto a una buena amiga. Pero y si su amiga, se lo cuenta a alguien más. Ahora se da cuenta de que se encuentra sola y con la angustia que le genera su secreto. Inocente amor de niña-mujer, su novio y ahora futuro padre de la criatura, Piensa, “de seguro que él me entenderá y me ayudará a cargar este pesado secreto”. En ocasiones este joven se arma de valor y se enfrenta al problema para buscar la forma de comunicarse con las familias y comenzar la fundación de una nueva familia.Sin embargo, la situación se torna peor cuando le cuenta a su cómplice, su confidente, su amigo secreto en este juego de la vida y al que supone una persona responsable, y éste toma una actitud totalmente negativa y se lava las manos como el romano Poncio Pilatos y dice “ese muerto no lo cargo yo”. Por la mente de esta joven pueden pasar un montón de ideas distintas, unas buenas otras malas, lo que sí es cierto es que resulta difícil, pero no imposible de ordenarlas. Alguna vez se han preguntado: ¿Por qué se embarazan las adolescentes? Las respuestas pueden ser muchas, según estudios realizados tenemos algunas características psicosociales importantes como lo son:

 

Los hogares desintegrados

El desconocimiento de los diferentes métodos anticonceptivos.

El mal uso de los métodos anticonceptivos (continuación incorrecta).

Problemas económicos o familiares.

Bajos niveles de escolaridad.

En el peor de los casos tenemos las violaciones entre otros.

Esta gama de características no debe ser un pretexto para que cada adolescente que  las padezca tenga un embarazo precoz.

Como miembros de esta sociedad y padres es importante asesorar a los jóvenes, con mucho respeto y tolerancia, estos temas lo podemos abordar y evitarles que pasen por esta experiencia que trae un resultado significativo para sus vidas, ya que muchos desconocen las consecuencias de la actividad sexual.
Es de gran beneficio saber sus conocimientos y las opiniones que tengan acerca de estos temas como lo son el uso de métodos anticonceptivos y de las enfermedades de transmisión sexual entre otros. La doctora Laura es una excelente profesional que hoy día nos cuenta lo difícil pero, no imposible que fue para ella salir adelante luego de haberse enterado que estaba embarazada cuando apenas estaba cursando el último año de su escuela secundaria, para ella fue muy duro explicar lo sucedido a sus familiares y amigos, que en muchas ocasiones recurrieron a ella cuando tenían algún problema y no sabían cómo resolverlos. Pueden imaginarse la incomodidad de mirar a todas aquellas personas que esperaban tanto de Laura. Al principio recibió el rechazo de algunos familiares pero, luego al ver cómo, valientemente, enfrentó todos los retos con mucho optimismo, logró superarse y continuar una vida normal con un maravilloso hijo y por cierto muy aplicado al cual ha brindado todo su amor y dedicado sus logros. Muchos le han confesado su admiración hacia ella. Nos cuenta Laura que es una lástima que no todas las madres adolescentes cuenten con el apoyo de sus familiares ni vean las cosas con tanto optimismo.

PREVENCIONES FAMILIARES Y SOCIALES

Inculcar los valores de respeto hacia ellas mismas. Conocer a las amistades de nuestras hijas y averiguar cuáles son sus pensamientos y opiniones para aclararlos entre todos. Conversar de padres a hijos sin perder el control y buscar la ayuda espiritual que tanto ayuda en estos casos. Como sociedad debemos concienciar a las jóvenes de la responsabilidad que conlleva criar un hijo.

Resaltar la importancia de la educación sexual en todos los jóvenes del país.
Mostrar las estadísticas cada cierto tiempo del aumento que hay en los embarazos de adolescentes, de la deserción escolar de las adolescentes embarazadas y de las enfermedades de transmisión sexual, para explicarlas de forma clara y sencilla de entender. De manera que estas jóvenes puedan tomar las medidas necesarias para evitar estas situaciones que cambian la vida de ellas, de su familia y sobre todo que trae al mundo un ser que tendrá desde el inicio menos oportunidades de éxito que los nacidos en otras circunstancias. El embarazo durante la adolescencia presenta normalmente una crisis para la niña que está en estado y para su familia. Las reacciones más comunes incluyen la ira, la culpabilidad y el negarse a admitir el problema. Si el padre es joven también y se involucra, es posible que las mismas reacciones ocurran con su familia. Las adolescentes que están embarazadas pueden privarse de asistencia médica durante su embarazo, lo que resulta en un riesgo mayor de tener complicaciones médicas. Estas adolescentes necesitan comprensión especial, atención médica e instrucción—especialmente acerca de la nutrición, las infecciones, el abuso de substancias y las complicaciones del embarazo. También necesitan aprender que fumar, tomar bebidas alcohólicas y usar drogas pueden hacerle daño al feto que se está desarrollando. Todas las adolescentes embarazadas deben de recibir atención médica durante la primera etapa del embarazo.

Las adolescentes embarazadas pueden tener diferentes tipos de reacciones emocionales:

Puede que algunas no quieran tener el bebé.

Lo pueden querer de manera confusa e idealizada.

Otras adolescentes pueden ver la creación de otra vida como un logro extraordinario, pero sin darse cuenta de las responsabilidades que esto conlleva.

Algunas pueden querer quedarse con el bebé para complacer a otro miembro de la familia.

Algunas pueden querer al bebé por tener alguien a quien amar, pero no se dan cuenta de la cantidad de atención que requiere la criatura.

Muchas no pueden anticipar que ese bebé tan adorable puede hacer demandas constantes o ser muy irritante.

Algunas se sienten abrumadas por la culpabilidad, la ansiedad y el miedo al futuro.

La depresión es muy común entre las adolescentes embarazadas.

Puede haber momentos en los que las reacciones emocionales y el estado mental requieran que se refiera a un profesional de la salud cualificado.

Los bebés nacidos a adolescentes corren el riesgo de ser abandonados y abusados porque las madres jóvenes no saben cómo criarlos y están muy frustradas por las demandas constantes del cuidado de los pequeños. Los padres de adolescentes pueden prevenir los embarazos de sus hijas mediante una comunicación abierta y si les dan consejos acerca de la sexualidad, anticoncepción y de los riesgos y las responsabilidades que conllevan las relaciones sexuales y el embarazo. Algunas adolescentes tienen que dejar de ir a la escuela para tener al bebé y luego no regresan. Así, la adolescente embarazada pierde la oportunidad de aprender las destrezas necesarias para obtener empleo y para sobrevivir en el mundo de los adultos. Las clases en la escuela acerca de la vida en familia y la educación sexual, así como las clínicas que ofrecen información a los jóvenes acerca de la reproducción y el control de la natalidad, pueden también ayudar a prevenir el embarazo no deseado.
Si la adolescente queda embarazada, es imperativo que tanto ella como su familia reciban consejería sincera y sensitiva acerca de las opciones disponibles, desde el aborto hasta dar en adopción al bebé. Deben existir sistemas de apoyo especiales, incluyendo consultas a un siquiatra de niños y adolescentes cuando sea necesario, que ayuden a la joven durante el embarazo, en el momento de dar a luz y en el de tomar la decisión de quedarse con el bebé o darlo en adopción.
Como padres, luchamos para que nuestros hijos tengan un mejor futuro, una buena educación, trabajo y desde luego, felicidad. En este país, ese futuro se ve afectado por un alarmante índice de embarazos juveniles. Más de 3 cada 5 jóvenes hispanas quedan embarazadas, por lo menos una vez, antes de los 20 años. Es un tema delicado pero, ¿quién mejor que nosotros, sus primeros maestros, para orientarles en este momento tan importante de sus vidas? Ellos mismos dicen que prefieren que sus padres les hablen sobre este tema.
Esperamos que los siguientes consejos le ayuden a guiar a sus hijos a tomar buenas decisiones en sus vidas y también, a evitar el embarazo juvenil.

Tratemos de dejar atrás las ideas anticuadas que nos impiden comunicarnos honestamente con nuestros hijos: hablemos con ellos --niñas y niños--abiertamente sobre el amor, las relaciones y la sexualidad.
Si usted cree que no es fácil hablarle, no está solo; hay muchos padres en su misma situación. Si su adolescente se hace el "sabelotodo", no se desanime. Lo que ocurre es que a él/ella se le hace tan difícil tocar este tema como a usted. La realidad es que sus hijos quieren que usted sea la persona que les hable. Después de todo, los padres son los primeros maestros de sus hijos y por lo tanto, los hijos confían en los padres.

Comencemos a hablar sobre la sexualidad desde temprana edad y con frecuencia.
Desde pequeño, el niño tiene curiosidad por su físico. Si comienza a explicarle paso a paso los cambios que ocurren en su cuerpo, cuando llegue el momento de entrar en detalles será menos incómodo para los dos. También puede aprovechar para hablarle de sus sentimientos, ya que el niño está desarrollándose también en el aspecto emocional y social: él/ella está conociéndose a sí mismo y aprendiendo a comportarse en el mundo que le rodea. No espere a que su hijo sea grande para tener una sola conversación. Piense que la vida es una escuela y que usted, como padre, es el mejor maestro.

Supervisemos las actividades de los hijos sin dejar de entender que ya no son niños, sino jóvenes adultos que necesitan cierta independencia.
A esta edad sus hijos pasan de ser niños a ser adultos. Habrá momentos en que se comporten como chiquillos, durmiendo con un muñeco favorito o coleccionando tarjetas de deportes, y habrá otros en que se rebelen cuando usted comienza a limitar sus salidas y horarios. Dése cuenta que ésta es la etapa más sociable de los chicos y propóngase a conocer a sus amigos (recuerde que ellos tienen gran influencia.) Si usted trata a su hijo de manera justa y calmada, puede que él/ella comprenda que su solo interés es el de protegerle.

Los padres tenemos derecho a saber con quién salen nuestros hijos.
Cuando un hijo entra en la adolescencia, a los padres nos toca supervisar su vida social. Para ello nos vemos obligados a poner ciertas medidas. A los adolescentes más jóvenes debemos aconsejarles que salgan con amigos, en grupo. Y cuando les llegue el momento de salir en pareja, entonces nos queda recomendarles que traten de hacerlo con chicos(as) de su misma edad. Podemos explicarles, por ejemplo, que las chicas que salen con jóvenes de mucha más edad se exponen a una presión mayor y se arriesgan a situaciones peligrosas, como un contacto sexual no deseado.

Es bueno que estemos al tanto de lo que nuestros hijos ven, leen y escuchan.
En la televisión, las revistas y la radio abundan mensajes que pueden confundir y hasta perjudicar a los jóvenes. Esté al día con la información que recibe su hijo y aproveche para aclararle esos mensajes. A veces un simple comentario puede servir para iniciar una conversación importante y productiva.

Ayudemos a los adolescentes a fijar metas y a explorar opciones para el futuro.
Pregúntele a sus hijos cuáles son sus intereses, qué quieren ser, qué quieren lograr. Ayúdeles a comprender las consecuencias que pueden tener las cosas positivas --o negativas-- en su futuro. Explíqueles que --especialmente en este país--una educación o un oficio y un poco de independencia económica son importantes si ellos quieren alcanzar sus metas. Explíqueles también cómo un embarazo prematuro podría tener efectos negativos, ya que ellos serían los responsables de atender y proveer para el bebé. Si usted ayuda a sus hijos a entender las consecuencias de sus actos, es más probable ellos que tomen buenas decisiones ahora.

Tengamos en cuenta que la labor de un padre nunca termina.
No importa cuál sea su edad; de una manera u otra, los hijos siempre necesitarán de sus padres. Cultive una buena relación con ellos, tratándoles con amor, paciencia y respeto a través de sus vidas. Recuerde que cuando los padres y los hijos se llevan bien, comparten no solamente el cariño sino también una buena comunicación.

FINALIDAD DEL TALLER

Formar a los estudiantes con respecto a la responsabilidad sexual que cada uno tiene. Que lleguen a la realidad y se den cuenta lo que implica tener un hijo.

 

MATERIALES

-         Huevo

-         Hojas

-         Lapicero

 

PASOS A SEGUIR

Después de la explicación teórica que el docente hace, se lleva a cabo el proceso de adopción de los huevos por parte de los estudiantes, posteriormente se da una reflexión que los invita a ser responsables con el nuevo miembro que hace parte de sus vidas. Seguido de esto en la próxima clase se invita a los estudiantes a que comenten acerca de la actividad experimentada y después a que en una hoja escriban que creen que les hizo falta a sus padres para que ello fueran realmente felices. Al finalizar la actividad cada estudiante debe llevar un diario acerca de cómo le fue con la adopción del huevo.

 

CONVERSACION EN CLASE

Se motiva a los estudiantes a resolver las siguientes preguntas:

¿Estoy preparado para ser padre?

¿Me siento conforme con la educación que me dieron mis padres?

¿Qué cambiaria de la forma como mis padres me educaron?

 

 

  

EL ABORTO

Es la interrupción dolosa del proceso fisiológico del embarazo causando la muerte del producto de la concepción o feto dentro o fuera del claustro materno, viable o no.

Principales Consideraciones

La expresión aborto deriva de la expresión latina Abortus: Ab=mal, Ortus=nacimiento, es decir parto anticipado, privación de nacimiento, nacimiento antes del tiempo. Nuestro ordenamiento legal en el capítulo de aborto, tutela la vida humana dependiente, es decir de aquella vida humana que no tiene la calidad de persona, es un ser concebido pero no nacido, una esperanza de vida intra uterina. El feto no es todavía una persona humana, pero tampoco es una cosa.
El feto solo deviene en persona con el nacimiento, por lo que su aniquilamiento no constituye delito de homicidio. Se entiende por delito de aborto, aquel cometido de manera intencional, y que provoca la interrupción del embarazo, causando la muerte del embrión o feto en el claustro de la madre o logrando su expulsión.

Para la ejecución del delito se requiere:

- que la mujer esté embarazada

- que el embrión o feto esté vivo

En caso que no se dieran los presupuestos señalados, estaríamos ante un delito imposible por la absoluta impropiedad del objeto.

Nuestro código penal, considera al aborto terapéutico como único caso no punible.
Contempla así mismo nuestro ordenamiento dos condiciones para el aborto:
- Ética, cuando la mujer resulta embarazada como consecuencia de una violación.
- Eugenésica, cuando existe la probabilidad que el niño nazca con graves taras físicas o psíquicas.

 

 

CARTA DE UN BEBE A SU MAMA

Hola mami, ¿cómo estás? Yo, muy bien, gracias a Dios hace apenas unos días me concebiste en tu pancita. La verdad no te puedo explicar lo contento que estoy de saber que tú vas a ser mi mamá, otra cosa que también me llena de orgullo es el ver con el amor con el que fui concebido...

Todo parece indicar que voy a ser el niño más feliz del mundo!
Mami, ha pasado ya un mes desde mi concepción, y ya empiezo a ver como mi cuerpecito se empieza a formar, digo, no estoy tan bonito como tú, pero dame una oportunidad. Estoy MUY feliz! Pero hay algo que me tiene un poco preocupado...

Últimamente me he dado cuenta de que hay algo en tu cabecita que no me deja dormir, pero bueno, ya se te pasará, no te apures.
> >>Mami, ya pasaron dos meses y medio y la verdad estoy feliz con mis nuevas manitos y de veras que tengo ganas de utilizarlas para jugar. >>>Mamita dime que te pasa, por que lloras tanto todas las noches?
Por qué cuando papi y tú se ven se gritan tanto?
Ya no me quieren, o qué? Voy a hacer lo posible para que me quieran..

Han pasado ya 3 meses, mami, te noto muy deprimida, no entiendo que pasa, estoy muy confundido. Hoy en la mañana fuimos con el doctor y te hizo una cita para mañana.
No entiendo, yo me siento muy bien...acaso te sientes mal, mamita?
Mami, ya es de día, ¿a donde vamos?
Qué pasa, mami ¿por qué lloras? No llores, si no va a pasar nada...
Oye mami, no te acuestes, apenas son las 2 de la tarde, es muy temprano para irse a la cama aparte, no tengo nada de sueño, quiero seguir jugando con mis manitas.

¡Ay, ah! ¿Qué hace ese tubito en mi casita?
¿A poco es un juguete nuevo? ¡Oigan!
¿Por qué están succionando mi casa?
MAMI! ¡Esperen! Esa es mi manito!


Señor, por qué me la arrancan? ¿Que no ve que me duele? ah! Mami defiéndeme!
Mama...ayúdame! ¿Que no ves que todavía estoy muy chiquito y no me puedo defender?
Mami, mi piernita, me la están arrancando! Por favor diles que ya no sigan, te lo juro que ya me voy a portar bien ya no te vuelvo a patear. ¿Cómo es posible que un ser humano me pueda hacer esto? Va a ver cuando sea grande y fuer...ah...te.Mami, ya no puedo más, me ay...mami...mami...ayúdame...

-Mami, han pasado ya 17 años desde aquel día, y yo desde aquí observo como todavía te duele esa decisión que tomaste.
Por favor, ya no llores, acuérdate que te quiero mucho y aquí te estoy esperando con muchos abrazos y besos.
Te quiere mucho,
Tu bebé.

 

 

 

 

 

CONCLUSIONES

 

 

 

La forma en que se ha vivenciado la sexualidad en nuestro medio, no ha posibilitado el crecimiento personal, familiar ni social en la medida en que se espera. Se ha demostrado que la educación sexual deficiente, no planeada y la discordancia entre el hogar, la escuela y el medio social, se asocian a múltiples problemas como la represión sexual, la intolerancia, la violencia intrafamiliar, la desinformación y la carencia de servicios de salud para grupos específicos.

 

Se considera que una de las mejores herramientas para subsanar y superar esta situación es la educación sexual integral, científicamente fundamentada y que promueva el mejoramiento de la calidad de vida en hombres y mujeres en todas las etapas del ciclo vital.

 

Existen situaciones sociales que pueden intervenirse en forma integral dentro de los procesos de educación sexual como son diseñar y ejecutar acciones efectivas que logren "acabar" o disminuir la inequidad en que se vivencian las diferencias de género y la debilidad en los referentes de identidad.

 

Contribuir  en el fortalecimiento de  la autoestima, una inteligente toma de decisiones, una práctica de valores que permita la convivencia pacífica; en fin, el desarrollo de habilidades sociales. Esto a su vez contribuiría considerablemente en la prevención de embarazos precoces, el nacimiento de hijos no deseados, las altas tasas de morbimortalidad y el incremento del VIH / SIDA y otras enfermedades de transmisión sexual

 

 

 

 

 

 

 

Comments