SEGURIDAD EN LA CONSTRUCCION

Seguridad en la Construcción
Normas de Prevención en las Distintas Etapas de Obra


TRABAJOS DE DEMOLICION

Antes de iniciar una demolición se debe obligatoriamente:

- Afianzar las partes inestables de la construcción.
- Examinar, previa y periódicamente, las construcciones que pudieran verse afectadas por los trabajos.
- Se debe interrumpir el suministro de los servicios de energía eléctrica , agua, gas, vapor, etc. De ser necesarios algunos de estos suministros para las tareas, los mismos deben efectuarse adoptando las medidas de prevención necesarias de acuerdo a los riesgos emergentes.
- Se deben establecer las condiciones, zonas de exclusión y restantes precauciones a adoptar de acuerdo a las características, métodos de trabajo y equipos utilizados.

En los trabajos de demolición se debe adoptar las siguientes precauciones mínimas:

- En caso de demolición por tracción todos los trabajadores debe encontrarse a una distancia de seguridad fijada por el responsable de Higiene y Seguridad.
- En caso de demolición por golpe (peso oscilante o bolsa de derribo o martinete), se debe mantener una zona de seguridad alrededor de los puntos de choque, acorde a la proyección probable de los materiales demolidos y a las oscilaciones de la pesa o martillo.
- Cuando la demolición se efectúa en altura, es obligatorio utilizar andamios, separados de la construcción a de-moler, autoportantes o anclados a estructura resistente.
- Cuando se utilicen equipos tales como palas mecánicas, palas de derribo, cuchara de mandíbula u otras máquinas similares, se debe mantener una zona de seguridad alrededor de las áreas de trabajo.
- El acceso a la zona de seguridad debe estar reservado exclusivamente al personal afectado a las tareas de demolición.
- Se deben realizar los apuntalamientos necesarios para evitar el derrumbe de los muros linderos.

TRABAJOS CON EXPLOSIVOS

En toda obra de construcción en la que se usen, manipulen o almacenen explosivos, se debe cumplimentar con lo exigido en la Ley Nacional de Armas y Explosivos Nº 20.429 y en el Decreto Nº 302, en todo lo concerniente a pólvora y explosivos y sus modificaciones.

 

EXCAVACIONES Y TRABAJOS SUBTERRANEOS

Previo a una excavación, movimiento de suelo o trabajo subterráneo, se debe realizar un reconocimiento del lugar, determinando las medidas de seguridad necesarias a tomar en cada área de trabajo. Además, previo al inicio de cada jornada, se debe verificar las condiciones de seguridad por parte del responsable habilitado.

Se deben adoptar medidas de prevención especialmente en lo que hace al derribo de árboles y al corte de plantas, así como también en lo atinente a la presencia de insectos o animales existentes en el área.

Cuando se proceda a tareas de quemado, éstas se deben realizar bajo la supervisión del responsable de la tarea tomándose todas las precauciones necesarias. Dicha tarea debe ser realizada por personal especializado o adiestrado en control de incendios.

Cuando las tareas demanden la construcción de ataguías o terraplenes, éstos deben ser calculados según la presión máxima probable o el empuje máximo de sólidos o líquidos a que se verán sometidos.

Tanto las zanjas, excavaciones, como los túneles y galerías subterráneas deben ser señalizados por medios apropiados de día y de noche.

Cuando las obras subterráneas están provistas de iluminación artificial, deben ser obligatoria la existencia de iluminación de emergencia, de acuerdo al capítulo correspondiente.

EXCAVACIONES

Todo lugar con riesgo de caída deben ser protegido para evitar la caída de personas y objetos.

Debe tenerse en cuenta la resistencia del suelo en los bordes de la excavación, cuando éstos se utilicen para acomo-dar materiales, desplazar cargas o efectuar cualquier tipo de instalación, debiendo el responsable de Higiene y Segu-ridad, establecer las medidas adecuadas para evitar la caída del material, equipo, herramientas, etc., a la excavación, que se aplicarán bajo la directa supervisión del responsable de la tarea.

Cuando existen riesgo de desprendimiento, las paredes de la excavación deben ser protegidos mediante tablestacas, entibado u otro medio eficaz, teniendo en cuenta que mientras exista personal trabajando, la distancia entre el fondo de la excavación y el borde inferior del encofrado no sobrepase nunca UNO CON VEINTE METROS (1,20m.).

Cuando el terreno se encuentre helado, la entibación o medio utilizado como contención, no debe ser retirado hasta tanto haya desaparecido la anormalidad.

Cuando la profundidad exceda de UN METRO (1m.) se deben instalar escaleras adecuadas.

Las plantas o plataformas dispuestas sobre codales del blindaje se deben afianzar con ménsulas y otros medios apropiados y no deben apoyarse en los mismos.

No se debe permitir la permanencia de trabajadores en el fondo de pozos y zanjas cuando se utilicen para la pro-fundización medios mecánicos de excavación, a menos que éstos se encuentren a una distancia como mínimo igual a DOS (2) veces el largo del brazo de la máquina.

Cuando haya que instalar un equipo de izado, se deben separar por medios eficaces, las escaleras de uso de los trabajadores de los cables del aparato de izado.

TUNELES Y GALERIAS SUBTERRANEAS

Todo el trabajo en construcción de túneles y galerías subterráneas debe ser planificado y programado con la necesa-ria anticipación, incluyendo las normas de procedimientos, requisitos de capacitación relativos a riesgos de accidentes y medidas preventivas que correspondan en cada caso.

Se debe disponer por lo menos DOS (2) sistemas de comunicación independientes que deben conectar el frente de trabajo con el exterior de manera eficaz y permanente.

SUBMURACION

Estos trabajos deben ser adecuadamente programados y su ejecución se debe efectuar por tramos, verificando pre-viamente si afectan a edificios linderos y adoptando las precauciones necesarias para evitar accidentes y proteger a los trabajadores.

Antes de efectuar recalces en los muros, éstos deben ser apuntalados sólidamente. Además, los pilares o tramos de recalce que se ejecuten simultáneamente deben distar entre pies derechos no menos que el espesor del muro a recalzar.

TRABAJOS CON PILOTES Y TABLESTACAS

El responsable de la tarea debe definir el área de seguridad, la que debe ser convenientemente señalizada.

Previo al inicio de los trabajos el responsable de Higiene y Seguridad debe elaborar un programa que contemple los riesgos emergentes y consignará las medidas de prevención en cada una de sus fases.

Antes de utilizar equipos para hincar pilotes y tablestacas el responsable de la tarea debe verificar las protecciones de sus partes móviles, dispositivos de seguridad, la base de sustentación y la superficie donde ésta apoye. También se debe verificar que toda parte móvil esté protegida para evitar accidentes a los trabajadores.

Los conductos de vapor o aire comprimido no deben someterse a presiones mayores a las establecidas por el fabricante.
Los acoplamientos de los mismos debe poseer dispositivos de seguridad que eviten el libre movimiento de las mangueras en caso de desconexión accidental.

Cuando se realicen tareas a nivel de los cabezales de pilotes se deben instalar plataformas de trabajo y escaleras de acceso a las mismas.

Cuando se realicen tareas de hincado o extracción de pilotes o tablestacas al borde del agua o con riesgo de caída a ella, se debe proveer de equipos de protección personal y colectivos para evitar la caída al agua. Para los empalmes de pilotes en el agua se deben utilizar plataformas flotantes con barandas, travesaños y zócalos.

Cuando se trabaje dentro de celdas, cajones, tanques o recintos inmersos en general, se debe instalar medios de escape eficaces, acordes al número de trabajadores afectados, al riesgo y a las condiciones generales de las tareas.

Debe controlarse regularmente la acción del agua sobre la superficie de apoyo o asiento de las tablestacas o pilotes y el estado de los tensores que los activen para evitar posibles desplazamientos imprevistos de éstos.

En todos los casos los trabajadores afectados a estas tareas deben estar adecuadamente adiestrados y capacitados en los riesgos emergentes, además de estar provistos de los elementos de protección personal correspondientes.

TRABAJOS CON HORMIGÓN

Los materiales utilizados en los encofrados deben ser de buena calidad, estar exentos de defectos visibles y tener la resistencia adecuada a los esfuerzos que deban soportar. Asimismo, los apuntalamientos de acero no deben usarse en combinación con apuntalamientos de madera ajustable. No debe usarse madera no estacionada suficientemente.

Se debe verificar en todos los casos, después de montar la estructura básica, que todas y cada una de las partes componentes se encuentren en condiciones de seguridad hasta el momento de su remoción o sustitución por la estructura permanente.

Durante el período constructivo no deben acumularse sobre las estructuras: cargas, materiales, equipos que resulten peligrosos para la estabilidad de aquéllas. La misma disposición tiene validez para las estructuras recientemente desencofradas y descimbradas.

En el caso de utilizar apuntalamientos de madera empalmados, éstos deben estar distribuidos y cada puntal no deben poseer más de un empalme. Los empalmes deben ser reforzados para impedir la deformación.

Durante la soldadura de la armadura, deben prevenirse los riesgos de incendio de los encofrados combustibles.

Previo al ingreso a la obra de aquellas sustancias utilizadas como aditivos, auxiliares o similares, se debe verificar que los envases vengan rotulados con especificación de:
a) Forma de uso.
b) Riesgos derivados de su manipulación.
c) Indicación de primeros auxilios ante situaciones de emergencia.

Los baldes y recipientes en general, que transporten hormigón en forma aérea no deben tener partes salientes donde pueda acumularse el hormigón y caer del mismo. El movimiento de los baldes se deben dirigir por medio de señales previamente convenidas.

Está prohibido trasladar personas en los baldes transportadores de hormigón.

La remoción de apuntalamientos, cimbras, elementos de sostén y equipamiento sólo puede realizarse cuando la Jefa-tura de Obra haya dado las instrucciones necesarias para el comienzo de los trabajos, los que deben ser programados y supervisados por el responsable de la tarea.

Durante las operaciones de pretensado de cables de acero, que se debe efectuar bajo la directa supervisión del res-ponsable de la tarea, se prohíbe la permanencia de trabajadores sobre el equipo de pretensado, debiendo estar pro-tegidos mediante pantallas u otro medio eficaz.

TUBERIAS Y BOMBAS PARA EL TRANSPORTE DE HORMIGON

Los andamios o estructuras que sostengan una tubería para hormigón bombeado deben ser calculados en función del peso de la tubería llena de hormigón y de los trabajadores que puedan encontrarse encima del andamio con un coeficiente de seguridad igual a 4 .

Las tuberías para el transporte de hormigón bombeado deben estar:
a) sólidamente amarradas en sus extremos y codos.
b) provistas de válvulas de escape de aire cerca de su parte superior.
c) firmemente fijadas a la tobera de la bomba mediante un dispositivo eficaz de seguridad.

Cuando se proceda a limpiar tuberías para el transporte de hormigón bombeado, sus elementos componentes no deben ser acoplados ni desmontados mientras dure la purga de la misma, debiendo establecerse una distancia de segu-ridad.

Se debe verificar el estado de los equipos mecánicos e instrumentos de bombeo al comienzo de cada turno de trabajo.

TRABAJOS CON PINTURAS

Previo al ingreso, manipulación, preparación y aplicación de productos constitutivos de pintura, diluyentes, removedo-res, revestimientos, resinas, acelerantes, retardadores, catalizadores, etc., el responsable de Higiene y Seguridad de-be dar las indicaciones específicas, de acuerdo a los riesgos que dichos productos signifiquen para la salud del trabajador.

Solamente pueden intervenir trabajadores con adecuada capacitación en este tipo de tareas y, en particular, sobre contaminación físico-química y riesgo de incendio, provistos de elementos de protección apropiados al riesgo, bajo la directa supervisión del responsable de la tarea.

Los edificios, locales, contenedores, armarios y otros donde se almacenen pinturas, pigmentos y sus diluyentes de-ben:
a) ser de construcción no propagante de llama (resistencia al fuego mínima: F-90).
b) mantenerse bien ventilados de manera tal que las concentraciones de gases y vapores estén por debajo de los máximos permisibles y no presenten riesgos de explosión o incendio.
c) estar protegidos de la radiación solar directa y de fuentes de calor radiante.
d) contar con sistema de extinción de clase adecuada.
e) disponer de instalaciones eléctricas estancas o antiexplosivas, de acuerdo al riesgo.
f) contar con techo flotante o expulsable en caso de existir elevado riesgo de explosión.

 

Comments