Educando sobre la Independencia y la Libertad


© Copyright 1996; Dr. Ramón López-Alemán

(Catedrático de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras)

He aquí una lista de las preguntas más frecuentes que los puertorriqueños se hacen sobre la posibilidad de que Puerto Rico se convierta en una nación independiente. Están basadas en discusiones en que este servidor ha participado en el grupo de noticias de Usenet soc.culture.puerto-rico.

Estas y las contestaciones que aquí incluyo son responsabilidad única del autor. Aunque milité en el Partido Independentista Puertorriqueño, y fuí miembro de su Comité Central y candidato a Representante, estas opiniones no representan la postura oficial del PIP, la cual tiene que hacerse a través de sus organismos directivos.

-----

Las ansiadas respuestas

1. ¿Cómo funcionará la economía de Puerto Rico si éste llegara a ser independiente?

De manera bastante resumida, aqui está el modelo económico que el PIP (Partido Independentista Puertorriqueño) propuso ante el Congreso de los EEUU para el fallido proceso plebiscitario de 1989-90. Este se recoje en el Proyecto del Senado 712 del 1989 que contiene las definiciones de las tres fórmulas. De las tres definiciones de status que se acordaron en el P.S. 712 - que no fue aprobado, pero si bien discutido - sólo la Independencia se presento idéntica en el plebiscito del 1993. Tanto el ELA como la Estadidad presentaron en la papeleta del '93 fantasías grandemente alteradas con respecto a la versión que discutieron en Washington en el 1989.

El modelo económico de la Independencia se basa en los siguientes principios:

1. Un modelo de atracción de capital e inversión similar a lo que era en sus mejores tiempos la 936, con las siguientes ventajas adicionales:

a. Con los EEUU sería a través de la Sección 901, que trata de dar créditos por contribuciones pagadas en el extranjero y no está en peligro de desaparecer como ya le pasó a la Sección 936.

b. Después de cobradas las contribuciones en PR, el gobierno le devolvería una parte sustancial a las corporaciones como créditos por salario o diversos subsidios. Eso le dá al gobierno de PR mayor control sobre el tipo de corporaciones y actividades desea estimular sin depender del Congreso.

c. Tratados similares de "tax-sparing" se pueden hacer con naciones de Asia y Europa cuya política es dar trato preferencial a naciones en desarrollo y han mostrado interés en PR.

2. Arreglo para ayuda y subsidios provenientes de EEUU por un periodo de 10 años, (y con buenas posibilidades de ser renovable luego), por una cantidad equivalente a la que se reciba actualmente bajo el ELA. EEUU tiene programas de ayuda exterior a esos niveles con varias otras naciones independientes cuyos ciudadanos no son ciudadanos de los EEUU, (como serían los boricuas). La ayuda sería en bloque y el gobierno de PR puede redigirla de apoyar vagos y mantener subsistencia marginal a actividades como desarrollo de infraestructura, atracción de inversiones, modernización y tecnologización social, etc.

3. Se mantendría el uso del dólar, y los que quieran podrán seguir siendo ciudadanos americanos con libertad de viajar entre PR y EEUU.

4. Programa agresivo de sustitución de importaciones en áreas especializadas que se quieren proteger temporeramente mediante tarifas arancelarias, en discusión con los miembros de los mercados a que nos integremos. Esto es una práctica común para naciones en desarrollo y muy bien aceptada por EEUU, Japón y Europa.

5. Integración a tratados de libre comercio regionales e internacionales en donde discutiremos y negociaremos la extensión y condiciones de nuestra participación.

6. Una relación comercial extensa y continuada con los EEUU, de los cuales somos su mercado más importante en Latino América.

7. Nuevas relaciones con otros países de Europa, Asia y Latino América. Al diversificar nuestra economía podremos ganar mucho más progreso y estamos en condiciones de convertirnos en uno de los países mas importantes del hemisferio en áreas como telecomunicaciones, microelectrónica, productos farmaceúticos, banca y finanzas de todo el hemisferio, superados sólo por los EEUU. Con introducirnos y capturar una pequeña fracción de esos crecientes mercados en Latino América tendremos ganancias por exportación que sobrepasan la imaginación.

Hay más, pero esto es suficiente. Conste que esto se ha discutido extensamente con varios congresistas influyentes, y tanto estos como su staff y el C.B.O. (Congressional Budget Office) han expresado su satisfacción y apreciación de este modelo. Tenemos videos con gente como Chris Dodd, J. Bennett Johnston, Bill Bradley, Pat Moynihan, y varios técnicos del CBO, Harvard y Yale comentando sobre el modelo de la Independencia en terminos extremadamente favorables.

Tengo varias referencias, las principales son varios articulos periodísticos en Caribbean Business, El Nuevo Día y Diálogo de gente como el Dr. Francisco Catalá, Erick Negrón y Manuel Rodriguez Orellana. Asi como libros y artículos de Fernando Martín y Rubén Berríos Martinez, particularmente los libros "INDEPENDENCIA: RAZON Y LUCHA" (1978) y "PUERTO RICO: NACIONALIDAD Y PLEBISCITO" (1993).

Nótese que todo esto es perfectamente compatible con la seccion del "soberanía separada" del proyecto H.R.856 (Proyecto Young), recientemente aprobado en la Cámara de Representantes de los EEUU.


2. Puerto Rico es muy chiquito, está sobrepoblado y no tiene muchos recursos naturales. ¿Cómo podrá sobrevivir sin ayuda externa?

Ante estas comunes observaciones uno tiene que presentar ejemplos de la vida real que desmienten las conclusiones que aquí se quieren presentar. Singapur, Irlanda, Corea del Sur, Costa Rica, Luxemburgo, Bahamas y otros. Todos países independientes, todos relativamente "sobrepoblados", todos chiquititos, todos sin muchos "recursos naturales".

¿Se están muriendo de hambre?

NO.

¿Necesitan ayuda de otras naciones para progresar?

NO.

¿Son económicamente imposibles?

NO.

¿La mayoría de la gente vive en condiciones deprimentes?

NO.

La argumentación queda demostrada como falaz. Estamos en los albores del Siglo 21. La economía y el progreso provienen de la competitividad e interdependencia de los mercados de naciones independientes. ¿Ven tratados de comercio como el TLC, la Comunidad Europea, o la region asiática en donde participen activamente colonias pobres, subsidiadas a nivel de subsistencia y con el crimen como modus vivendi? NO. Son naciones pequeñas capaces de adaptarse rápidamente a la tecnología y los nuevos mercados las que mejor estan saliendo. Ser chiquito y poblado de gente preparada es una ventaja en los 90s

Puerto Rico no se va a hacer enemigo de los EEUU al llegar la Independencia. Es más, le estaría haciendo un favor a la economía estadounidense a largo plazo. En todas las instancias que alguien en el Congreso o la Rama Ejecutiva habla de la Independencia hacen claro que habrá ayudas económicas considerables. ¿Y porqué no habrían de hacerlo? Ellos mandan ayuda a todos los paises del hemisferio y tendrían varios intereses comerciales y manufactureros en PR, por lo que esperamos ayudas comparables a las transferencias actuales en cualquier periodo de transición a la República. Es lo justo y lo mejor tanto para EEUU como para PR.

Por lo que en el peor de los casos, Puerto Rico tendría un presupuesto combinado de 6 MIL MILLONES DE DOLARES anuales. Y áreas como aduanas, parques, carreteras e investigación se pagan solas con recaudos en peajes, "docking fees", arbitrios, emisión de bonos, cobros por servicios, etc. Es lo que hacen en Costa Rica, Irlanda, Francia, Suiza, o en Bahamas, etc. Hay muchísimos paises independientes pequeños que proveen servicios decentes en esas areas, y no tuvieron el "head start" que un Puerto Rico independiente tendría.

Si eres inteligente y aprovechas las oportunidades que presenta la nueva economía globalizada, puedes atraer más industrias (tanto americanas como asiáticas y europeas). Puedes reforzar industrias nativas en sectores bien definidos por medio de tarifas de importación. Estas y otras medidas ya explicadas aumentan los empleos y por tanto la base contributiva. Reducen las batatas y el inflado presupuesto del gobierno, destinando más recursos para servicios a los ciudadanos.


3Creo que hay que aceptar que Puerto Rico ha progresado más que los demás países hispanos y como la diferencia económica entre nosotros y ellos es nuestra asociación a los EEUU, ¿no es verdad que sin las ayudas americanas Puerto Rico estaría como los demás países hispanos?

El resto de las repúblicas vecinas no tienen la misma historia que Puerto Rico. La situacion económica y política de estos países cuando se hicieron independientes no era la misma del Puerto Rico actual. El status del mundo y la economía global en el tiempo en que se hicieron independientes no era la misma del Puerto Rico actual. ¿Porqué entonces se dice que el futuro de un Puerto Rico que se haga independiente en, digamos, el año 2006 tiene por necesidad que ser igual al de esos paises latinoamericanos? ¿Qué es lo que esta lógica tiene como premisa no expresada: que todos los que hablan español y son de raza hispana son iguales? ¿Que somos de alguna manera inferiores a los demás?

Ningun otro país ha probado ni puede probar el potencial de un Puerto Rico independiente, porque eso es único y depende de la condicion económica cuando se empieza a ser independiente, de sus relacionales comerciales con otros países, de su nivel de tecnología e infraestructura, de su educación, y de múltiples otros factores que no incluyen el idioma hablado, la musica bailada, o la cultura adquirida. Si nos vamos a comparar con países que se parezcan a nosotros en los factores que sí importan para determinar si una economía es capaz de tener éxito tenemos que compararnos con Singapur, Luxemburgo, Taiwan, Corea del Sur, Bahamas, Costa Rica, y otros.

Por ejemplo, en lo económico y social Italia no se parece a Yugoslavia. Ambos son vecinos y europeos. Japón no se parece a las Filipinas. Ambos son vecinos y asiáticos. Nicaragua no se parece a Costa Rica. Ambos son vecinos e hispanos. Africa del Sur no se parece a Etiopía. Ambos son vecinos y africanos. Singapur, Irlanda y Taiwan, que tienen caracteristicas económicas similares, (como tamaño, población, nivel de industrialización, infraestructura, acceso a fuentes de financiamiento, programas de inversiones extranjeras, acceso a mercados importantes, educación y otros), son los se deben comparar con un Puerto Rico independiente, no países como República Dominicana, Cuba y Haití.

Insistir en que Puerto Rico sin las "ayudas" americanas va a ser como los demás países hispanos es decir en palabras mondas y lirondas que los hispanos son todos iguales y su destino económico es inferior. Que no importa su historia ni su condición económica actual el hecho de ser hispanos es lo que determina el futuro de la economía. Es imputar que por pertenecer a una raza no se debe buscar mandarse uno mismo porque te va a pasar lo que a la mayoria de esa raza.

Amén de que "la diferencia económica entre nosotros y ellos" es mucho más que los EEUU. Deben leer libros como "Las Venas Abiertas de America Latina" o "Memorias del Fuego". Ahi se detalla el papel que las intervenciones extranjeras han tenido en la historia y desarrollo social de los países latinoamericanos. Puerto Rico tambien fue un pais pobre y similar a los otros países latinos bajo los americanos desde 1900- 1950. Por lo tanto, no fué la relación con los americanos lo que creó la "prosperidad" que siguio, ni fué el ELA. Fueron las necesidades políticas, comerciales y militares de los EEUU las que le indicaron que le era conveniente trastear con el status político-económico de su colonia caribeña. La oportunidad para el cambio vino porque era conveniente a los EEUU, pero el resultado de nuestra posición económica es fruto del trabajo, esfuerzo y sufrimiento de muchos puertorriqueños. (Sin contar que no se puede asumir que las "ayudas" americanas van a continuar eternamente, ya que esto es extremadamente dudoso).


4. ¿Cómo proponen ustedes establecer la transición cuando el sistema de gobierno cambie?

De acuerdo a lo que propusimos ante el Congreso en 1989, (y que recibió muy buena acogida) nosotros proponemos una transición pacífica y ordenada tanto en lo político como en lo económico. Todos los poderes de soberanía (aduanas, parques, capacidad de entrar en tratados y negociar, etc) se le transferirían a Puerto Rico. Habría protecciones y garantías para toda industria y propiedades de extranjeros en la Isla. Se redactaría una Constitución que será ratificada por el pueblo y que incluirá una Carta de Derechos igual o mejor a la de la Constitución de los EEUU. Se creará una Ciudadanía Puertorriqueña, con todos los derechos y privilegios de la americana, y se le extenderá automáticamente a todos los nacidos en la isla o que lleven un periodo de X años (la cantidad exacta sería decidida luego) residiendo en PR.

En términos económicos, hemos solicitado un periodo de ayudas económicas de los EEUU de 10 años en que se transferirían al gobierno de PR una cantidad en bloque del orden de lo que se recibe en transferencias actuales al ELA. La respuesta a la inclusión de este pedido ha sido favorable por todo el que la ha examinado en los EEUU por ser altamente razonable y de acuerdo a su política de ayuda económica, máxime cuando somos ciudadanos americanos. Se estimaría cuanto dinero hay pagado al Seguro Social Federal por parte de los puertorriqueños (y sus ganancias estimadas) y se transferirían a un Seguro Social a crearse en PR. Se mantendría la exención contributiva en varios de los bonos y instrumentos de financiamiento puertorriqueños en los mercados de EEUU.

No pedimos beneficencia. Pedimos fondos en bloque para (a) una transición económica estable y realista (b) evitar fuga de capitales y descalabros financieros innecesarios (c) como indemnización por el uso de tierras y como parte del proceso pacífico de transferencia de éstas. La idea es redirigirlos de mantengo y beneficencia a inversiones estatales productivas sin penalizar a los que por causas históricas y sociales ahora dependen de esto para vivir.

Nuestro proposito siempre ha sido una transición pacífica, estable, sólida económicamente, racional, y que permita un desarrollo para el pueblo de Puerto Rico muy por encima del estanque colonial en que estamos sumidos.


5. ¿Cómo proponen ustedes lograr que las industrias americanas no se vayan al declararse la República, y qué incentivos (como las 936) habría para éstas continuar estableciéndose en la isla?

La industria americana figura prominentemente en los planes de desarrollo de una República de PR. Hemos propuesto el usar la Sección 901 del Codigo de Rentas Internas de EEUU que provee para que se le exima del pago de contribuciones federales a industrias por lo que hayan pagado de contribuciones a la República de PR. Se puede extender el incentivo a los niveles que estime necesario el gobierno de PR pues se hacen contratos con las industrias para devolverle parte de las contribuciones pagadas en PR como servicios, subsidios, parte de los salarios, etc. Dicha forma de incentivar la industria y el capital externo funciona exitosamente en países como Taiwan, Irlanda, Singapur, etc. Ademas de atraer industrias americanas se puede diversificar para atraer compañías japonesas, inglesas, españolas, francesas, etc. que ahora no pueden venir a PR, y que han expresado su interés, y así lo han evidenciado en su práctica en otras naciones en desarrollo del nivel tecnológico y competitivo de PR.

Ahora mismo hasta los Populares están considerando seriamente esta propuesta del PIP pues es la única que puede reproducir y mejorar los incentivos industriales de la difunta 936. Todos los analistas y economistas tanto del Congreso como de otras ramas de la academia y el gobierno federal estadounidense han expresado su admiración y visto bueno a esta estrategia económica del PIP.


6. ¿Como se afectaría el comercio externo, las importaciones, la moneda etc.?

El comercio externo esperamos que se mantenga más o menos igual con los EEUU (de los cuales somos uno de sus mercados proporcionalmente más grandes en todo el hemisferio), y se incremente al poder entrar a pactar con otros gobiernos como MERCOSUR, El Mercado Andino, la Comunidad Económica Europea, CARICOM, etc.

Otro de los planes de desarrollo para la República es usar la capacidad de imponer tarifas arancelarias para identificar nichos comerciales prominentes en PR (atún, pollo, equipos y componentes electronicos, equipos y servicios de salud, banca e instrumentos financieros, telecomunicaciones, etc.), y en acuerdo con los mercados a que nos integremos, empujar para el desarrollo de industrias nativas claves que nos ayuden a sustituir el nivel de importaciones en áreas en que podemos hacerlo y transferirlo a otras áreas en donde otros socios comerciales tengan ventaja.

En el área de la moneda nuestra propuesta para los primeros años es continuar el uso del dólar como moneda en PR. Nunca se ha descartado la emisión de moneda puertorriqueña, pero con otros ejemplos de países soberanos que han hecho estos arreglos, con la realidad de que gran parte de nuestro comercio sería en dolares y con los EEUU de todas maneras, y con las tendencias de libre comercio globales y regionales que se estan dando actualmente no vemos gran problema ni subordinación política ninguna con usar el dólar como moneda en PR.


7. ¿Esperarían ustedes mantener relaciones políticas con los Estados Unidos y hasta qué punto?

Mantendremos excelentes relaciones con los EEUU. Se ha hablado de libertad de viajar entre ambos países sin requerimiento de visas por periodos del orden de 20 años por la particular situación en la que estamos ahora. La relación mejoraría, pues estará basada en el respeto y en verdaderos pactos bilaterales hechos por una nación capaz de pactar, y no basados en el coloniaje y la subordinación como al presente.


8. La lucha pro-independencia es análoga a nadar en contra de la corriente. ¿Por qué los independentistas actúan como si la independencia estuviera a la vuelta de la esquina?

Porque estamos convencidos de que a mediano y largo plazo solo la independencia quedará como la única opción viable para que los EEUU puedan resolver el problema colonial de PR. El ELA ya está agonizando públicamente y dejó hace tiempo de ser útil para los EEUU. La estadidad bajo las condiciones actuales es sencillamente imposible. Mientras más se discuta el asunto del status de Puerto Rico en Washington, más patente se hará el hecho de que esto es así.

Los que se aferran a la idea de la estadidad parecen querer ignorar toda lógica. Creo que habrá que esperar a que actualmente le nieguen la estadidad o impongan condiciones imposibles de satisfacer para que acepten la realidad. Yo estoy absolutamente seguro que esto sucederá pronto. Los estadistas no pueden rebatir casi ningun argumento en contra de la estadidad, y prefieren ignorarlos o pretender que no existen. Esa gente tendrá que recapacitar tarde o temprano cuando se den de frente con la realidad. Si examinaran la situación objetivamente, entenderían que sólo si Puerto Rico adviniera a su independencia y mejorara bastante económicamente es que tendrían un "chance" de que una petición de estadidad futura fuera considerada en el Congreso.

Los populares ya están viendo que se les esta acabando el guiso, y aunque siguen en publico tratando de minimizar sus divisiones y falta de proyecto político luego de la debacle del ELA en el Congreso, de encuestas y el ambiente en PR uno nota que un sector grande esta dando el paso a aceptar la nacionalidad y las consecuencias de una verdadera "libre asociación" (al crudo termino "independencia" todavía le tienen demasiado terror).

En fin, la independencia vendrá tarde o temprano porque es la única opción viable en el futuro previsible. Los EEUU tienen que hacer la transición de manera sútil para evitar un éxodo masivo, pues el miedo a la independencia es prevaleciente entre la población. Pero cualquiera con una mente abierta y objetiva se dará cuenta que eso es precisamente lo que están haciendo.

El problema no es fácil y es bastante espinoso tanto para los EEUU como para nosotros los independentistas, debido a la poca fuerza que ostentamos. Es cuestión de tiempo y de hacer las cosas con calma. Quizás tome 15 o 20 años, pero de que sucederá, sucederá....


9. ¿Y que pasará con la ciudadanía americana que ahora tienen los puertorriqueños?

La República que propugnamos no es con "ciudadanía de otro pais", es con ciudadanía puertorriqueña. Aceptaríamos por mutuo acuerdo entre las partes que los ciudadanos puertorriqueños que asi lo deseen puedan tener una ciudadanía dual si el Congreso de los EEUU decidiera que eso es de su interés. A nosotros personalmente ni nos vá ni nos viene que otras personas decidan buscar una falsa seguridad siendo ciudadanos de 2 países a la vez ya que estimamos que la República de Puerto Rico garantizará a sus ciudadanos tanto o más de lo que garantiza la Constitución de los EEUU. El propósito de esta propuesta es beneficiar a los EEUU y no a PR, pues el miedo a un éxodo masivo de ciudadanos es lo que tiene al Congreso aguantado de actuar en el issue colonial de PR.


10. ¿Perderemos lo que hemos pagado al Seguro Social?

La Seguridad Social sería de la República, no de otro país. Lo que pedimos es que se transfiera a Puerto Rico lo pagado en Seguro Social por los puertorriqueños y las ganancias de esos fondos para establecer un sistema análogo en la República de PR.


11. Si la posibilidad de la República es tan atractiva, ¿porqué los independentistas obtienen tan pocos votos en Puerto Rico? ¿Porqué la gente los rechaza?

Hay varias razones, casi todas basadas en el trato desigual y la persecución a que fueron sometidos los independentistas por décadas. Algunas de las más importantes son :

(a) Falta de fondos y militantes activos. Los demás partidos políticos en Puerto Rico controlan grandes cantidades de "voluntarios" (casi todos empleados estatales o municipales), y pueden recaudar millones de dólares de corporaciones y comercios. Los independentistas estamos en desventaja pues la mayoría de la gente que trabaja con nosotros no cobra (y arriesgan sus familias y empleos mucha veces) y nuestras campañas apenas pueden despegar por la falta de recursos.

(b) El Síndrome del Tercer Partido. Como los otros dos partidos principales en Puerto Rico son enormes y están casi parejos en número de seguidores, tienden a alternarse en el poder (con todo el dinero, empleos y otras formas de influenciar a los votantes que esto significa). La mayoría de la gente odia a uno o ambos partidos (y lo expresan abiertamente), pero sienten que votar por un tercer partido pequeño sería desperdiciar el voto y contribuir a que el "otro" partido gane las elecciones.

(c) Miedo irracional a la Independencia. Se ha inculcado por decenas de años las ideas de que todos los países hispanos están condenados por el destino a ser pobres y/o presos de dictaduras militares como piensan que pasa en Cuba o la República Dominicana, (amén de que los conocimientos de política y geografía de la mayoría de los votantes en PR no vá más lejos que el noreste de los EEUU y el Mar Caribe). Se piensa que los Estados Unidos nos castigará si somos desleales y decidimos tomar control de nuestras vidas. Se cree que el gobierno y la industria le negarán trabajo, oportunidades y servicios a todo aquel asociado con la funesta etiqueta de "independentista". Se dice que somos muy pequeños y poco civilizados como para sobrevivir por nuestra cuenta. Hemos rebatido todo esto en las preguntas anteriores pero se nos hace sumamente difícil llevar estas ideas al pueblo, por la naturaleza emocional y no intelectual de estos miedos que han sido propagados por tantos años.

(d) Dependencia Crónica en Transferencias Federales. Sobre un 60% de las personas en PR vive bajo el nivel de pobreza, el desempleo real pasa del 20%, y una fracción enorme de los que sí trabajan lo hacen en el gobierno, corporaciones estadounidenses, o industrias que dependen críticamente de las dos anteriores para mantenerse a flote. No es de extrañarse que la gran mayoría no considere la independencia como una opción todavía. Aún cuando ésta sea la alternativa más lógica para hacer prosperar nuestra economía y superar el estancamiento en que la colonia nos ha tenido por casi 20 años. Realmente es un milagro el que aún queden sobre 100,000 puertorriqueños que quieran la libertad y la soberanía para su patria.