El mejor lugar del mundo para hacer publicidad

Los imanes de la nevera son sin lugar a dudas el mejor lugar del mundo para hacer publicidad, son cientos de veces los que se abre la puerta del frigorífico cada día. Tener visible tu publicidad en un lugar tan visitado cada día es una gran posibilidad de conseguir reconocimiento de tu marca.
Es un producto publicitario barato de producir y con un alto impacto, muchas marcas optan por hacer sus imanes personalizados y repartirlos gratis entre sus usuarios para que su marca permanezca en la mente del cliente de manera permanente.
Existen multitud de sitios en los que te hacen este tipo de imanes para el frigorífico , pero yo me quedo con www.imangram.es, una pequeña empresa a la que hemos encargado varias tiradas de imanes que hemos ido repartiendo poco a poco entre nuestros clientes.

imanes-personalizados.jpg

El volumen de clientes fidelizados se ha incrementado enormemente, la gente se queda muy satisfecha cuando les regalas algo y muchos lo pegan en su nevera de forma permanente.
El diseño del imán nos costo algo más, había que hacer un imán que realmente fuera bonito y a la gente le agradara tenerlo en su nevera. para ésto contratamos a un diseñador gráfico que nos ayudó bastante en darnos diferentes ideas que fueran más allá de poner un simple logo con un número de teléfono.
Es importante crear un imán que tenga un valor añadido, que nos proporcione algo de información o que nos deje un espacio para escribir notas... o algo similar; algo más de valor añadido que sea útil para el usuario final.
Los imanes son un producto mágico que encanta a toda la familia, niños y mayores siempre se quedan fascinado con el poder magnético de los imanes, llama mucho la atención la fuerza con la que se agarran a cualquier superficie metálica.

Los imanes personalizados son un regalo estupendo, comuniones, bodas, bautizos... ya muchos de estos eventos familiares se celebran repartiendo imanes personalizados como recordatorio del evento. No hay un regalo para tu abuelita más satisfactorio que tener a sus nietos presentes en la puerta del frigorífico de su casa. Es un regalos que siempre te hará quedar bien, gastándote muy poco dinero.