IKASKETA KOOPERATIBOA/APRENDIZAJE COOPERATIVO Jesus Prieto Mendaza

La escuela refleja con cierta precisión la situación de la sociedad a la que pertenece, así como sus rasgos y sus principales problemas. Y, como sabemos, uno de los principales rasgos de la actual sociedad occidental, postindustrial y postmoderna, consiste justamente en su carácter individualista, competitivo y multiétnico (¿ realmente intercultural?) En consecuencia, también la escuela de hoy, y probablemente aún más la de los próximos años, deberá trabajar para contrarrestar los déficits de ciudadanía que la competitividad genera. Es evidente que existen dificultades para conseguir una satisfactoria cohesión grupal en el aula, con las implicaciones que ello tiene tanto para el trabajo escolar como incluso para el fracaso escolar.
Pues bien, en este espacio se pretende mostrar  las técnicas de aprendizaje cooperativo como una vía interesante para prevenir con eficacia a la vez la xenofobia y los problemas de desintegración social, y para alcanzar una alta cohesión grupal en el aula, tan necesaria para un buen trabajo escolar. Estas técnicas de aprendizaje cooperativo se basan en la participación de todos los estudiantes, pero para que tal participación sea realmente eficaz, los estudiantes deberán estar situados en una posición dialógica, esto es de igualdad, en el grupo.